FOCUS PRESS 250

ARTICLES DESTACATS

(1) Article de Xavier VIVES a Project Syndicate (17-11-21): Was COP26 Cheap Talk?

(2) Article de Kiko LLANERAS a El País (13-11-21): Los datos del clima dicen que hemos avanzado, solo que no lo suficiente

(3) Article de Josep BORRELL a Project Syndicate (12-11-21): Una brújula estratégica para Europa

(4) Article d’Andrés ORTEGA al blog del Real Instituto Elcano (16-11-21): Pierde más que otros: Europa ante los desabastecimientos

(5) Article de Nicolás SARTORIUS a elDiario.es (13-11-21): Comunistas

(6) Article de Joan COSCUBIELA a elDiario.es (17-11-21): Reforma laboral: beneficios y costes del acuerdo, riesgos del desacuerdo

(7) Article de Josep OLIVER a La Vanguardia (12-11-21): De suports i cicatrius

(8) Article d’Enrique FANJUL al blog del Real Instituto Elcano (18-11-21): Las ciudades globales ante los retos de la pospandemia

(9) Article d’Esteban HERNÁNDEZ a El Confidencial (15-11-21): La guerra de las clases altas españolas contra los intelectuales

(10) Article de Matt BAILEY a Letras Libres (12-11-21): A qué se refiere en verdad Mark Zuckerberg cuando habla de ‘metaverso’

(11) Article de Manuel ARIAS MALDONADO a Revista de Libros (17-11-21): Cancelando que es gerundio

(12) Article de Ramón GONZÁLEZ FÉRRIZ a El Confidencial (18-11-21): La digitalización y la transición energética provocarán inmensas brechas sociales

*****

COP26 I TRANSICIÓ ENERGÈTICA

Escepticisme de l’opinió pública sobre les possibilitats de compliment dels acors de la COP26 a la vista de poca credibilitat generada pels incompliments d’anteriors compromisos per part dels Estats … Però,  malgrat aquest escepticisme, tampoc pot ignorar-se que s’han produït avenços en les polítiques per mitigar el canvi climàtic:

Article de Xavier VIVES a Project Syndicate (17-11-21): Was COP26 Cheap Talk?  [1] It is easy to see why climate activists would dismiss international negotiations like the recent COP26 climate summit as mere jawboning. But in a world of geopolitical rivalries and significant coordination challenges, compromise – and the disappointment that can come with it – is a fact of life … “True, the final agreement produced at COP26 appears weak, considering that the goal of keeping global warming below 1.5º Celsius is now barely alive. Instead of “unabated coal power” being phased out, now it will be “phased down,” a crucial change inserted at India’s insistence (and with China’s acquiescence). While “inefficient fossil-fuels subsidies” will still be “phased out,” the implication is that “efficient” fossil-fuel subsidies remain an option.  But, remember, talk is cheap. Given India’s high dependence on coal, it is perhaps better that it has set its net-zero emissions target for 2070 rather than proclaiming a “mid-century” commitment that is has no intention of upholding.  More broadly, there are two main obstacles to attaining the world’s stated climate goals. The first is geopolitical, exemplified by Russia’s use of natural gas as a strategic tool to divide Europe between those using nuclear power as an energy-transition technology (France) and those using gas (Germany). Even more important are major rivalries like the one between the United States and China. Here, there is some good news: COP26 seems to have induced the world’s two leading polluters to declare that they will work together to combat climate change. (We will know if this is more “blah, blah, blah” if and when bilateral military tensions increase.). The second big obstacle is disagreement over how to compensate less-developed countries for forgoing or abandoning carbon-intensive technologies. The question is not only who foots the bill but also how financing should be delivered. The history of development aid is not particularly encouraging. And although it is well established that a global price for carbon is necessary to deal with the negative externality that greenhouse-gas emissions represent, implementing such a regime is difficult. Carbon markets remain mostly underdeveloped …”

Article de Kiko LLANERAS a El País (13-11-21): Los datos del clima dicen que hemos avanzado, solo que no lo suficiente  [2]  En palabras del expresidente Obama: “París mostró al mundo que el progreso es posible. La mala noticia es que no estamos ni cerca de donde necesitamos estar” … “… hemos frenado las emisiones de gases invernadero. Ahora el calentamiento esperado para 2100 no es de cuatro o cinco grados centígrados, sino que se quedaría en tres grados. Si además los países cumplen las promesas que han hecho, las emisiones podrían empezar a descender ya, como muestra la curva de color claro, aunque la temperatura global todavía subiría 2,4 grados. Un factor que ha ayudado a frenar las emisiones ha sido el tremendo abaratamiento de las energías renovables. El coste de instalar y producir un megavatio-hora se ha dividido entre tres para la tecnología eólica y entre 10 para la solar, según Our World in Data. En 2009 eran fuentes de energía más caras que el gas y el carbón, pero ahora ya no. Problema: no estamos ni cerca de donde deberíamos… Este progreso es real y bienvenido, pero cuidado. Este no es un caso de ver el vaso medio vacío o medio lleno: el vaso está muy vacío. No estamos ni cerca de donde los científicos quieren. Ya hemos calentado la atmósfera 1,1 grados, según el último informe del IPCC,(el grupo de expertos sobre cambio climático vinculado a la ONU), y eso tiene consecuencias palpables: desde 1950 el clima se ha extremado, las olas de calor son más intensas, las lluvias torrenciales son más frecuentes y las sequías son peores. ¿Sabéis los picos de calor asfixiante que han sufrido países como Canadá en los últimos años? El informe, contundente, dice que sin la influencia humana “habrían sido extremadamente improbables”. El reto por delante es decidir cuánto (más) vamos a calentar el planeta. ¿Vamos a detener las emisiones para quedarnos en 1,5 grados? ¿O nos iremos a tres grados? Desde los Acuerdos de París de 2015, el objetivo es que el calentamiento no pase de 1,5 o 2 grados. Pero eso exige: (1) acabar con las emisiones, y (2) hacerlo deprisa. Para que el calentamiento no pase de 1,5 grados, las emisiones tienen que parar ya. Tendrían que ser la mitad que ahora en apenas 10 años, que es un margen diminuto. Las medidas actuales no son suficientes, y aunque se cumpliese todo lo prometido, eso tampoco bastaría, porque la temperatura todavía subiría unos 2,4 grados. Un grado o dos tienen grandes consecuencias… Un calentamiento de 1,5 grados no parece tan distinto de uno de 3 grados, pero sus efectos sí son diferentes. Cuanto más suba la temperatura, más frecuentes y más intensos serán los eventos extremos, como las lluvias torrenciales o las sequías agrícolas …”

Article de Mariano MARZO a La Vanguardia (13-11-21): Qüestió de credibilitat   De què serveixen els acords sobre el clima si després els països no els compleixen? … “… d’una mostra de trenta-set, més el conjunt de la UE, examinats pel CAT, set tenen unes polítiques i compromisos climàtics qualificables com a “críticament insuficients”, reflectint una actuació mínima o nul·la en matèria climàtica. Aquest grup inclou l’ Iran, Rússia i l’ Aràbia Saudita, tres grans productors de petroli i gas natural (així com Singapur, Tailàndia, Turquia i el Vietnam). A aquest primer grup de suspesos s’hi afegirien uns altres catorze països, entre els quals figuren alguns de tan significatius com Austràlia, el Brasil, el Canadà, la Xina i l’ Índia (a més de l’Argentina, Colòmbia, Corea del Sud, Indonèsia, Kazakhstan, Mèxic, Nova Zelanda, els Emirats Àrabs i Ucraïna), tots amb unes polítiques climàtiques qualificables de “molt insuficients”, no només pel fet de ser incompatibles amb l’objectiu d’ 1,5ºC de l’Acord de París, sinó perquè fins i tot podrien conduir a un augment de les emissions. I a tots aquests, caldria afegir-hi nou casos més, entre els quals sobresurten els EUA, el Japó, Alemanya i els del conjunt de la UE ( amb Xile, Noruega, el Perú, Sud-àfrica i Suïssa) que tenen polítiques climàtiques “insuficients” i requereixen millores substancials per deixar encarrilat l’objectiu d’ 1,5ºC. Des d’una perspectiva una mica més positiva, però encara en un apartat catalogat com de “gairebé suficients”, se situen set països més (Costa Rica, Etiòpia, Kènia, el Marroc, Nepal, Nigèria i el Regne Unit) amb polítiques climàtiques que serien compatibles amb l’objectiu del 2ºC (no de l’ 1,5ºC) de l’Acord de París. De fet, de la mostra analitzada, el CAT només comptabilitza un cas de política climàtica compatible amb l’objectiu de l’ 1,5ºC: el de Gàmbia. Aquest país, tot i que encara no ha establert una política per complir els seus compromisos, està augmentant la producció amb renovables i, amb l’ajuda internacional, el 2025 podria haver reduït les seves emissions entorn del 55%, respecte a un escenari de business as usual . Unes dades que expliquen l’escepticisme amb què una part significativa de l’opinió pública està rebent els anuncis provinents de Glasgow. És una qüestió de credibilitat: de què serveixen els acords si després no es compleixen?”

Article d’Adriana RODRÍGUEZ RIVERA a Agenda Pública (16-11-21):
Paz climática entre EEUU y China sin la ambición requerida  “Según la IEA, para poder limitar el calentamiento global a 1,5ºC se requiere eliminar las centrales de carbón antes de 2030. Y eso genera problemas a las dos superpotencias. China se encuentra en un momento en su desarrollo económico en el que se arriesga a quedar atrapada en la ‘trampa de la renta media’, con un PIB per capita de sólo 10.500 dólares en 2020. No aumentar la calidad de vida de su población podría deslegitimar y desestabilizar el poder político del Partido Comunista. Fomentar el crecimiento económico es esencial para China, pero su industria depende excesivamente de los combustibles fósiles. En 2019, el carbón representaba el 57,7% de su consumo energético. Estados Unidos se enfrenta a una alta polarización respecto al cambio climático, con un Partido Republicano en contra de una acción contundente con el apoyo de un alto porcentaje de sus votantes.”

Article de Morgane BERTRAND i Sébastian BILLARD a L’Obs (18- 11-21): Comment le lobby du nucléaire a gagné la bataille des idées  Depuis l’accident de Fukushima en 2011 et les déboires de l’EPR de Flamanville, la filière nucléaire semblait à l’agonie. Mais depuis quelques années, de puissants réseaux d’influence ont su s’emparer de la crise climatique pour lui permettre de faire un étonnant retour … Alors que la crise écologique devrait nous inciter à tendre vers plus de sobriété, le nucléaire entretient, comme les fossiles, l’illusion d’un monde d’abondance énergétique, où il n’existerait aucune limite

ECONOMIA GLOBAL
A voltes sobre com reaccionar davant la crisi de desproveïment global i la inflació de costos associada:

Article de José Carlos DÍEZ a El País (12-11-21): Cadena global rota   Tras la crisis de la pandemia y el atasco en el comercio mundial, el problema es que la deuda mundial es muy superior a la de 2008 … “La economía de mercado tiene sus estabilizadores automáticos y los precios son el principal. La subida de precios y la escasez de suministros, principalmente microchips, ha forzado a reducir la producción industrial de varias fábricas en todos los países, pero especialmente en China. En el dragón asiático además hay que sumar la crisis de Evergrande, que ha frenado la construcción de viviendas y tiene un efecto arrastre muy intenso sobre la industria. En el último mes, cuando los problemas de suministros han generado alarma social en los países, paradójicamente los precios de las materias primas caen o han dejado de subir. Desde mediados de octubre los precios del aluminio han caído un 20%, pero siguen un 50% por encima de hace un año. El índice de fletes del Báltico se ha desplomado un 50% en los últimos diez días, pero sigue más del doble que hace un año. Los precios del transporte de contenedores en los puertos con más atasco, por ejemplo Los Ángeles, también han caído. Pero en media los precios siguen por las nubes. Se estima que el 10% de los contenedores del mundo tienen retrasos en los puertos y eso da poder de fijación de precio a las navieras, que es un mercado muy concentrado. El fenómeno no es transitorio, pero no debería ser eterno. Una crisis similar no se recuerda desde 1973 tras la guerra del Yom Kippur. El problema en los años setenta fue intentar resolver una crisis de oferta con políticas expansivas de demanda, lo que acabó provocando una estanflación. La tasa de paro en EE UU se dobló hasta el 10% y no volvió a bajar al 5% hasta 1989, 16 años después. Los bancos centrales ya han empezado a virar y desmontar su política monetaria ultraexpansiva. La deuda mundial es muy superior a la de 2008 y el peligro es provocar otra crisis financiera global. En esta ocasión la mayor vulnerabilidad es financiar los elevados déficits públicos que ha provocado la pandemia y forzar ajustes fiscales bruscos. En España, el Banco Central Europeo mantiene un discurso gradualista y la deuda pública sigue a tipos próximos al 0%. Los tipos subirán, pero la clave es garantizar las emisiones de deuda mes a mes. Eso exige contención salarial y fijar una senda de ajuste fiscal gradual pero creíble, algo que los españoles no hemos conseguido desde 2014″.

XINA

Una crònica sobre el procés de concentració de poder polític en el líder del Partit Comunista Xi Jinping:

Crònica de Pablo M.DÍEZ a ABC (12-11-21): Xi Jinping se eleva al nivel de Mao y Deng para perpetuarse en el poder.  En el Sexto Pleno de su Comité Central, el Partido Comunista aprueba una resolución «histórica» sobre los «logros» de sus cien años y encumbra aún más a Xi antes del Congreso del próximo otoño … “Cuatro décadas después de que Deng Xiaoping abandonara el maoísmo, que tanta miseria había traído, Xi Jinping marca el rumbo del opulento ‘capicomunismo’ chino del siglo XXI y sigue cimentando tanto su liderazgo indiscutible como su culto a la personalidad. Con una propaganda cada vez más a la norcoreana, el tono laudatorio y rimbombante del comunicado del Pleno no deja lugar a dudas: «El camarada Xi, a través de meticulosas valoraciones y profundas reflexiones sobre numerosas cuestiones teóricas y prácticas sobre la causa del partido y el país en la nueva era, ha establecido una serie de nuevas ideas, pensamientos y estrategias sobre la gobernanza nacional que giran alrededor de las principales cuestiones de nuestros tiempos: qué tipo de socialismo con características chinas deberíamos defender, qué clase de gran y moderno país socialista deberíamos construir y qué tipo de gobernanza marxista deberíamos desarrollar». Como fundador del ‘Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Características Chinas para una Nueva Era’, la declaración proclama que «este es el marxismo de la China contemporánea y del siglo XXI». Y, como ‘núcleo’ del Comité Central, asegura que Xi «ha demostrado una gran iniciativa histórica, tremendo coraje político y un poderoso sentido de su misión», proporcionando «un liderazgo unificado para avanzar hacia nuestra gran lucha, gran proyecto, gran causa y gran sueño».

RÚSSIA

En els  problemes que s’acumulen a la frontera est de la Unió Europea s’endevina la mà de la Rússia de Putin que, al mateix temps, influeix ideològicament en els nacionalpopulismes il·liberals de Polònia i Hongria:

Article de Máriam MARTÍNEZ-BASCUÑÁN a El País (14-11-21): Putin, ideólogo de la derecha europea.  La dignidad humana no es un mero valor cultural ni un arma geopolítica: nos pertenece a todos y es inaceptable que se vulnere … “La idea de Occidente se desliza por una incómoda pendiente que oscila entre el declive y la resistencia titubeante. Y ahí está Europa. La era del mundo hobbesiano es también la era de la guerra híbrida, concepto que por lo visto sirve para denominar a los inmigrantes hacinados en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, transportados allí por Lukashenko mientras Rusia lo jalea para generar divisiones en Europa. Es la tormenta geopolítica perfecta: gas, fronteras, migrantes… un gran cóctel para las próximas elecciones francesas. Pero “guerra híbrida” es también el discurso pronunciado por Putin en Sochi en octubre, identificando Occidente y liberalismo político para explicar nuestra decadencia. Describió un mundo donde “a los niños se les enseña desde una edad temprana que pueden fácilmente convertirse en niñas, y viceversa”; un universo carcomido por “la cultura de la cancelación”, “zombificado” por la idea de los derechos humanos. “Cobardes”, “egoístas”, “incapaces de sacrificarse por su patria”, hemos olvidado nuestros orígenes. Palabra de Putin, aunque ya nos lo advirtió Macron: es el viejo juego ruso de promover el relativismo de valores y principios para volver a situarnos en el “diálogo de civilizaciones”. Redefinir valores universales como la dignidad o la vida humanas es la pólvora de esta guerra híbrida, de este juego siniestro al que se suma la extrema derecha con Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco, a la cabeza. Mientras sufre en su propia frontera la instrumentalización de las vidas de quien nada tiene, quizás entienda ahora cuánto necesita a esa Europa que desdeña, en qué lugar deja esta crisis su anhelo de soberanía. Tal vez entienda que la OTAN no sirve para estas guerras del siglo XXI y por qué la UE necesita desarrollar con urgencia su autonomía estratégica. Por ejemplo, para cortar los vuelos de migrantes lanzados desde terceros países, o para llevar allí una fuerza policial de emergencia. Eso lo puede hacer la UE, no la OTAN. Morawiecki no quiere al alto tribunal europeo, pero tampoco estar a merced de Rusia y necesita esa autonomía estratégica para proteger sus fronteras. La era de las amenazas híbridas es la de las alianzas transnacionales y, aunque “la protección territorial de Europa es exclusiva de la OTAN”, como dijo Borrell, necesitamos esa brújula estratégica para hacer frente a quienes buscan desestabilizarnos. Pero, ¡ojo! Esta guerra se da también en el campo de las ideas: a Rusia le incomoda el marco liberal y lo ataca buscando émulos internos. Y Hungría y Polonia escuchan. Y aunque el mundo sea más hobbesiano que kantiano, debemos conjugarlo con los intangibles que definen nuestra fortaleza. Porque la dignidad humana no es un mero valor cultural ni un arma geopolítica: nos pertenece a todos y es inaceptable que se vulnere”.

Article de Lluís BASSETS a El País (18-11-21): Negociar con la mafia  No se sabe muy bien si Lukashenko es un mero percance o el peón que le sirve a Putin para avisar a los europeos. Su mensaje es claro: hay que sentarse con el Kremlin … “Pero el gánster bielorruso no es el jefe supremo. Putin ya ha aclarado que Rusia mantiene el suministroy cumple sus contratos. Hay que leer con cuidado sus declaraciones. Solo significan que el grifo está en sus manos, no en las del impetuoso Lukashenko. A estas horas no se sabe muy bien si el dictador de Minsk es solo un mero percance o el peón que le sirve a Putin para avisar a los europeos sobre lo que se avecina si no actúan conforme a sus designios. Su mensaje es claro: hay que sentarse a negociar directamente con el Kremlin”.

UNIÓ EUROPEA
S’acumulen els problemes exteriors de la Unió Europea, amb relacions difícils amb els seus veïns de l’Est, de la Mediterrània … i per acabar-ho de complicar amb un Regne Unit que juga amb l’amenaça d’incomplir els acords del Brexit.  D’altra banda, la crisi de desproveïments global afecta especialment la Unió Europea pel seu elevat grau de dependència de les importacions. En aquest context d’incertesa, Josep Borrell ha presentat una guia estratègica per a la Unió:
 

Article de Nacho ALARCÓN a El Confidencial (13-11-21): Aquí no hay quien viva: ¿por qué la UE tiene tantos problemas con sus vecinos?  La Unión Europea tiene problemas en prácticamente todos los frentes. En el norte de África, en el este con Moscú moviendo los hilos, con Turquía en el sureste y ahora también con el Reino Unido … ¿Por qué? La pregunta es ¿por qué? No hay una única razón, pero una de las más potentes es que el mundo ha cambiado mucho en los últimos años y eso lleva de manera casi inevitable a una relación difícil con vecinos que tienen cierta fuerza. “No es una coincidencia que la Unión Europea y sus países miembros tengan una relación difícil con muchos de sus vecinos, como Turquía, Bielorrusia o Argelia. Hoy vivimos en un mundo multipolar, donde muchos países comparten el poder, en comparación con la década de 1990, cuando Estados Unidos tenía la sartén por el mango”, explica Samuel Doveri, director ejecutivo de European Neighbourhood Council, un ‘think tank’ centrado en la política europea de vecindad.  A diferencia de un mundo más o menos sencillo en el que había dos grandes potencias y poco después solamente una, el mundo actual está lleno de “pesos medios” entre los distintos pesos pesados que quieren jugar sus cartas y sacar tajada. Turquía, por ejemplo, juega a dos bandas entre su alianza histórica con Europa y Estados Unidos y lo que le pueden ofrecer otras potencias como Rusia o China.  Pero la Unión Europea también ha cambiado con el mundo. Y la UE de hoy no es la de hace unos años. Ese es un segundo motivo para ese nivel de conflictividad con los vecinos. De forma lenta, el club va avanzando en algunos campos como en materia de seguridad y defensa, con una acción más coordinada y más destacada. Ha pasado de ser un simple bloque comercial a ser un actor que, todavía con mucha torpeza y lentitud, trata de actuar en el plano global. En otras palabras: para sus vecinos, la UE es un actor más relevante ahora en todos los aspectos y eso, en ocasiones, también se traduce en un mayor nivel de conflicto. Para el Reino Unido, por ejemplo, por encima de ser un socio, en estos momentos el bloque comunitario es un competidor, y lo trata en consecuencia. Precisamente como parte de ese proceso de construcción de la Unión como un actor global, se produce otro hecho que podemos considerar un tercer factor: lo que antes eran crisis locales que se consideraba que afectaban únicamente a un país, como, por ejemplo, podría ser en este momento la situación en Poloniase consideran, sin embargo, ahora una cuestión y un problema común. Cuando tienes 27 Estados miembros, con una geografía tan compleja y vecinos tan diversos, los roces están garantizados.  El cuarto factor tiene que ver también con los anteriores. La Unión está tratando de tener una política exterior común europea y, cuando hay tantos países con intereses tan diversos y alianzas históricas tan distintas, la única brújula común que puede encontrar la UE para guiar su acción exterior es la de los valores, como el respeto a los derechos humanos, la promoción de la democracia y el Estado de derecho. Se basa también, según señala Doveri, en una sociedad civil menos tolerante con la corrupción, el autoritarismo y la violencia” … ¿Solución? ¿Cuál es la solución? Aparentemente, aprender a vivir con ello. La Unión tendrá que ir poco a poco aprendiendo a responder a estas crisis, construyendo los mecanismos necesarios para reaccionar a ellas y gestionarlas mejor. De manera progresiva, endureciendo la piel al roce con los vecinos y tratando de sacar lecciones. Doveri señala que un buen paso sería reducir las dependencias. Y con los vecinos hay dos dependencias que han demostrado ser puntos débiles: la migración, ya que cualquier posible crisis genera pánico en algunas capitales por sus consecuencias políticas y una amenaza con algunos miles de migrantes logra su objetivo, que es desestabilizar a la Unión Europea, y la cuestión energética.  “No hay mucho que hacer”, admite Doveri, que, sin embargo, propone que la UE ofrezca “incentivos económicos y de seguridad mucho más interesantes a los principales actores como Turquía, ya que la adhesión a la UE está fracasando, mientras que otros países como China y Rusia están ofreciendo alternativas a Ankara”. “La UE y Turquía se necesitan mutuamente y son estratégicamente inseparables, a pesar de tener grandes tensiones hoy”, explica el experto.  La Unión tendrá que aprender a vivir con un nivel de conflicto alto con algunos vecinos, pero no puede hacerlo con todos. Debe buscar la manera de tener un vecindario más o menos estable que le sea leal y que se beneficie también de su relación con la Unión Europea, especialmente en un mundo que camina, según creen en Washington y en muchos despachos del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea (SEAE), de vuelta a dos bloques, con China a un lado y EEUU al otro, en el que tener que estar apagando fuegos continuamente en su cinturón más cercano consumirá todas sus energías y le arrastrará hacia la irrelevancia”.

 Article de Josep BORRELL a Project Syndicate (12-11-21): Una brújula estratégica para Europa  [3]  “Nuestro análisis global de las amenazas muestra claramente que Europa está en peligro. La UE se arriesga a lo que he llamado un “encogimiento estratégico”. Esto se percibe desde tres puntos de vista. En primer lugar, nuestro alcance económico está cada vez más circunscrito. Hace treinta años, la UE representaba una cuarta parte de la riqueza mundial; dentro de 20 años, representará poco más del 10%. Nuestra contracción demográfica se desarrolla de forma similar: a finales de este siglo, Europa representará menos del 5% de la población mundial.  Y lo que es más importante, algunos de nuestros competidores económicos tienen valores muy diferentes a los nuestros, lo que supone una amenaza para nuestro poder normativo. La UE debe integrar este hecho en su formulación de políticas, reconociendo que la competencia por los estándares mundiales ya se está desarrollando en la carrera por el dominio de la inteligencia artificial, la computación en la nube, los semiconductores y la biotecnología.   En segundo lugar, el entorno estratégico de la UE está cada vez más disputado, debido a los desafíos de nuevos actores ambiciosos, a las demostraciones de fuerza militar y a las estrategias de desestabilización que incluyen la guerra cibernética y la desinformación. Han quedado atrás los días en que la paz y la guerra constituían dos estados claramente diferenciados. Nos enfrentamos y nos enfrentaremos cada vez más a situaciones híbridas que requieren una amplia gama de medios defensivos.  Por último, la esfera política de la UE se está reduciendo y nuestros valores liberales son cada vez más cuestionados. En la “batalla de las narrativas”, la idea de que los valores universales son en realidad sólo construcciones occidentales ha ido ganando adeptos. La vieja suposición de que la prosperidad económica llevaría siempre al desarrollo democrático ha sido refutada” …  ” Los intentos anteriores de desplegar rápidamente fuerzas de la UE sólo han tenido un éxito limitado. Pero el Compás Estratégico pretende que estos despliegues sean más operativos y eficaces de tres maneras. En primer lugar, seguiría un enfoque modular, siendo su composición definida por escenarios concretos y reforzada por entrenamientos conjuntos, en lugar de estar predispuesta como una fuerza permanente.  En segundo lugar, a través de unas directrices claras que establecerían que es la misión la que determina el tipo y tamaño de la fuerza, y no al revés. Y, en tercer lugar, podríamos redoblar nuestros esfuerzos para superar las diversas deficiencias que han obstaculizado durante mucho tiempo nuestras capacidades operativas, con acciones claras que deberían recibir prioridad.   Todo esto requerirá legitimidad y flexibilidad. ¿Quién decidirá y cómo deberán aplicarse las decisiones? Sin poner en tela de juicio el principio de unanimidad, es posible actuar de forma creativa activando algunas disposiciones como la abstención constructiva o el artículo 44 del Tratado de la UE que permite la creación de coaliciones aprobadas por el Consejo. Por encima de todo, necesitamos voluntad política (sin la cual nada es posible) y eficacia operativa (sin la cual todo es inútil).  Obviamente, la UE no debe limitar sus acciones al despliegue de fuerzas militares. El Compás Estratégico también se centra en la seguridad cibernética, marítima y espacial. Para anticiparse a las amenazas, propone potenciar las capacidades de inteligencia y ampliar el conjunto de herramientas para contrarrestar los ataques híbridos y cibernéticos, así como la desinformación y la injerencia extranjeras. También establece objetivos de inversión para dotar a nuestras fuerzas armadas de las capacidades necesarias y de tecnologías innovadoras, para colmar las lagunas estratégicas y para reducir las dependencias tecnológicas e industriales.  Por último, quiero subrayar que este esfuerzo no contradice en absoluto el compromiso de Europa con la OTAN, que sigue siendo el núcleo de nuestra defensa territorial. Este compromiso no debe impedirnos desarrollar nuestras propias capacidades y llevar a cabo operaciones independientes en nuestra vecindad y fuera de ella, especialmente en un momento en el que la atención de los responsables políticos de EEUU puede estar centrada en otros lugares (sobre todo, en el Indo-Pacífico). La responsabilidad estratégica europea es la mejor manera de reforzar la solidaridad transatlántica. Este concepto está en el centro del nuevo diálogo sobre seguridad y defensa entre EEUU y la UE.  Los europeos deben entender que el Compás Estratégico no es una varita mágica. Corresponde a los Estados miembros de la UE determinar si los cambios geopolíticos de hoy serán otra llamada de atención desatendida, y el renovado debate sobre la defensa europea otra salida en falso. El Compás Estratégico es una oportunidad para cumplir con las responsabilidades de seguridad de Europa directamente, ante nuestros ciudadanos y el resto del mundo”.

Article d’Andrés ORTEGA al blog del Real Instituto Elcano (16-11-21): Pierde más que otros: Europa ante los desabastecimientos   [4] “Empecemos por algunos datos significativos sobre estas escaseces y dependencias europeas. Según la Comisión Europea, hay 137 productos en los ecosistemas más sensibles de cuyas importaciones de países terceros la UE es altamente dependiente. De 34, la UE es sumamente vulnerable, dadas las dificultades de diversificación y su sustitución dentro de la Unión. Sobre todo, en ordenadores y componentes electrónicos (lo que incluye los microprocesadores), productos químicos y farmacéuticos, metales básicos, equipo eléctrico, minería, papel, maquinaria, plásticos, textiles, vehículos a motor, papel y actividades ligadas al petróleo. En un 52%, en valor, esta dependencia de productos es de China, seguida de Vietnam (11%), Brasil (5%), Singapur (4%), Corea del Sur (3%), EEUU (3%) y el Reino Unido (3%). Tema para la reflexión es que, ante la falta de previsión de esta fase de la crisis derivada de la pandemia, ha habido un fallo de análisis político y económico, y también de la automatización de procesos que había crecido la década anterior, y aún más con el COVID-19, y de los propios gestores industriales. Pocos vieron venir estos desabastecimientos. La pandemia ha llevado a interrumpir cadenas de fabricación, a no poder formar a nuevos trabajadores en algunos campos (por ejemplo, camioneros), a encarecer los fletes marítimos –el 80% del transporte de mercancías se hace por mar– aunque desde principios de octubre estos precios están bajando, según el Baltic Exchange Dry Index de referencia, y la falta y encarecimiento de los contenedores. Según el ingeniero y consultor Fernando Rodríguez, los precios de las materias primas están cayendo desde que caen los fletes, como subieron cuando los fletes lo hicieron. Según su punto de vista, no se trata, por tanto, de escasez de materias primas sino de escasez de barcos, y, detrás, de escasez de tripulaciones. Lo que tiene que ver con el problema general del rechazo a los trabajos duros y mal pagados que muchos que perdieron sus empleos con la crisis derivada de la pandemia ahora rechazan, otro tema de interés falto de suficiente explicación académica”

POLÒNIA

El cas de Polònia amenaça amb complicar-se per la política migratòria que pretén aplicar:

Article de Cyrille BRET i Florent PARMENTIER a Telos (12-11-21): Pologne: construire un nouveau mur à l’est?  “… construire ce mur ruine les efforts de la Pologne indépendante puis européenne pour se doter du statut de défenseur des droits de l’homme et de l’État de droit mais aussi des valeurs catholiques. Longtemps pays d’émigration (on dit que Chicago est le première ou la deuxième ville polonaise du monde), société multiculturelle au cours de l’entre-deux-guerres, la Pologne est aujourd’hui confrontée à la question migratoire, comme les sociétés ouest-européennes. Jean-Paul II avait inspiré ses compatriotes jusqu’à la chute du régime. Les autorités polonaises se reconnaîtraient-elles aujourd’hui dans les paroles du Pape, prononcées en janvier 1996 dans la chapelle Sixtine : « La réalité des migrations ne peut être perçue comme une menace pour la sécurité et le bien-être mais comme le signe d’une civilisation appelée à unir l’identité et l’universalité, la différence et l’égalité » ? Aujourd’hui, la Pologne a perdu en crédibilité dans le domaine des principes et des valeurs. En érigeant un mur contre les migrants, elle se prive du statut de champion de la lutte pour les sociétés civiles et les droits de l’homme, et contre les régimes autoritaires post-soviétiques, qu’elle avait su revendiquer avec succès après 1991”.

ENQUESTES ESPANYA

Es confirmen les tendències observades en anteriors enquestes, però amb la novetat d’un repunt de Unidas Podemos que es vol atribuir a la notorietat adquirida en les últimes setmanes per Yolanda Díaz:

Baròmetre de novembre del CIS … Unidas Podemos y Vox crecen a costa de PP y PSOE, según el CIS … Los socialistas se mantienen en cabeza con un 27,6% y aventajan en 6,7 puntos a la formación de Pablo Casado … El CIS vuelve a dar la victoria al PSOE y mejora las expectativas de Vox y Unidas Podemos … El PP repetiría casi los mismos resultados que en las últimas elecciones con un 20,9% en estimación de voto … Díaz araña un punto al PSOE y el PP frena la escalada en plena crisis con Ayuso … Mientras que Sánchez mostraba en octubre un apoyo del 28,5%, ahora baja casi un punto frente a Unidas Podemos, ahora liderado no oficialmente por Díaz, y obtiene un 27,6%

Comentari de José Pablo FERRÁNDIZ a El Periódico de España (18-11-21): Las tendencias del CIS  “Consolidación de la proyección de Yolanda Díaz. Es el quinto mes consecutivo (desde junio, cuando sustituyó a Pablo Iglesias en la vicepresidencia) que la ministra de Trabajo logra ser la líder nacional mejor evaluada por los españoles. En todos los tramos de edad, menos en el de mayores de 64 años donde Pedro Sánchez todavía se sitúa por delante. La buena imagen de Díaz tira de la marca Unidas Podemos: en solo un mes mejora en 9 puntos el porcentaje de fidelidad de voto del partido (hasta el 68% el mejor registro de este 2021). Y no solo eso, por primera vez en todo el año el saldo de transferencias con los socialistas es positivo para la formación morada. Díaz retiene y atrae. Dos condiciones básicas para crecer electoralmente. Y al 16% de los españoles le gustaría que Díaz fuera presidenta del Gobierno en estos momentos, otro dato importante porque para serlo, también hay, antes, que parecerlo. Solo Sánchez se sitúa por delante de ella con el 21% de menciones. Es decir, que entre el conjunto de los españoles Díaz recibe más menciones que Pablo Casado (11%). Ojo, eso sí: hay un 20% de españoles que no quiere a ninguno de los que ahora tiene aspiraciones. Consolidación del débil liderazgo de Casado. Un mes más, solo Santiago Abascal obtiene peor puntuación media entre el conjunto de los españoles que el candidato popular. Y sigue sin generar confianza a la mayoría de sus propios votantes. No es una situación nueva. Casado la viene arrastrando prácticamente desde que llegó a la presidencia del partido y, desde luego, no parece ayudar el proceso de “izquierdización” en el que parece estar metido el PP en los últimos meses: la tendencia persistente a tener y exhibir enfrentamientos políticos internos. Una división a la que nos tienen más acostumbrados los partidos de izquierda que los de derecha. Otras tendencias. Sigue siendo mayoritario el porcentaje de españoles que califica negativamente la situación política, pero es el dato más bajo de todo el 2021 (67%). Al mismo tiempo, se mantiene estable el nivel de satisfacción con la situación económica en el ámbito personal (62%). Una situación que, sin duda, no es idónea, pero que podría ser peor si los datos estuvieran intercambiados: si la situación económica nacional se percibiera claramente mejor que la personal , los ciudadanos podrían llegar a interpretar que la recuperación económica los estaría volviendo a dejar a tras. Como sucedió tras la Gran Recesión …”.

Article de Carles CASTRO a La Vanguardia (14-11-21): ¿Cuántos votos mueve la reforma laboral?  Más de tres millones de electores señalan la calidad del empleo como uno de sus tres principales problemas personales … La derogación de la reforma no parece inquietar al electorado, según el CIS, pero algunos sondeos cifran su rechazo en el 58% … La precariedad laboral preocupa mucho más al votante de Podemos que al del PSOE, y muy poco al del centro o la derecha … La franja de edad entre 25 y 44 años aparece como la más sensible a las reglas contractuales del trabajo asalariado

Article d’Enric JULIANA a La Vanguardia (17-11-21): Un país de cigarras  Un 66% de la población tiene miedo al futuro y se ha impuesto una consigna: ahorrar … “El último Pulso de Metroscopia, de esta misma semana, nos dice que los españoles no se atreven a gastar pese a la evidente mejora de la situación sanitaria. El 92% se declara preocupado por la evolución de los precios. Un 81% no cree que el Gobierno tenga un plan claro al respecto. Un 66% considera que lo mejor que puede hacer ahora es ahorrar, aunque ello signifique vivir un poco peor. Los jóvenes tienen un plan: gastar menos. El 78% de las personas de entre 18 y 34 años milita en estos momentos en el Partido del Ahorro, tendencia que se reduce al 61% entre los mayores de 65 años. El ahorro tiene muchos adeptos, pero el 56% cree que conseguía ejercer mejor de cigarra hace medio año. Se acerca la Navidad y no hay ganas de tirar la casa por la ventana. He aquí una clave para entender por qué la economía española crece menos que en los otros países europeos. Hay miedo. Y hay ruido, mucho ruido”.

PERSPECTIVES DE LA SEGONA PART DE LA LEGISLATURA A ESPANYA

Les turbulències econòmiques globals alteren les perspectives d’una recuperació econòmica vigorosa i, per tant, els càlculs polítics del Govern, que, d’altra banda, haurà de fer equilibris per complir amb els compromisos adquirits amb la Unió Europea i acontentar l’electorat progressista:

Article d’Enric JULIANA a La Vanguardia (13-11-21): Luz de gas  Después de una campaña de vacunación ejemplar, España redescubre su debilidad ante la nueva marejada económica internacional … Luz intermitente de Bruselas. La ayuda material de la Unión Europa es un hecho real –esta es la gran novedad de esta crisis, a diferencia del cataclismo financiero del 2008-, pero también es un hecho real que el puente de mando europeo ha puesto sobre la mesa algunas condiciones: reducir la drástica escisión del mercado de trabajo (trabajadores fijos y precarios) y apuntalar el sistema de pensiones con cambios en el mismo, entre ellos, una revisión del cómputo de los años trabajados necesarios para cobrar la pensión. No es un ‘diktat’ como el de hace diez años, no es una intervención de los ‘hombres de negro’, pero el requerimiento existe. Y el Gobierno deberá abordarlo. No será fácil. No lo está siendo.  Luz de gas. La angustia sanitaria ha sido reemplazada, sin apenas un minuto de descanso, por una acentuación de la ansiedad ecológica. En cuestión de semanas, la geopolítica de la energía ha pasado al primer plano. Luz de gas natural. Rusia ha dedicado al otoño a recordar al mundo que las calefacciones de buena parte de la Europa Occidental dependen de su suministro de combustible. Bielorrusia, país espectral que regresa al patriarcado de Moscú, ha pasado a la acción empujando a miles de emigrantes y refugiados de Oriente Medio (previamente atraídos con la falsa promesa de poder alcanzar el confort europeo) hacia la frontera con Polonia. “Guerra híbrida’, dicen en el cuartel general de la OTAN. No podemos pasar por alto que una de las grandes conducciones que transporta el gas ruso a Europa, el gasoducto Yamal-Europa, atraviesa Bielorrusia y Polonia, antes de llegar a Alemania. Más luz de gas natural. Argelia también ha aprovechado el otoño para cortar el gas a Marruecos y recordar a España, con palabras amables, que la mitad del gas que se consume más debajo de los Pirineos sale de los yacimientos argelinos de Hassi R’Mel y ahora llega a España por un único conducto, cuya llave de paso está en Argel. Luz de uranio. Va quedando claro que la transición energética no va a ser un cuento de hadas. Francia acaba de revitalizar su plan nuclear y Alemania se ha enfadadoHistórica luz de gas. España es un país con muchas realidades positivas –la capacidad de aguante de la sociedad durante la epidemia y la campaña de vacunación son dos buenos ejemplos de ello- pero también con debilidades estructurales: un país de empresas pequeñas, sin hidrocarburos y sin otros grandes recursos minerales. Un país solar (suelo y sol) que depende en buena medida del turismo y de la bonanza de la economía internacional. Es estructuralmente así desde el plan de Estabilización del 1959. Cuando se tensa el sistema-mundo, España sufre de inmediato. Después de vacunar a casi todo el país, la economía se está complicando. No era ese el guión a finales del verano. La pálida luz de las encuestas. Con un clima político fuertemente deteriorado por el exceso de polarización, no hay en estos momentos mayorías claras en las encuestas solventes. Podemos tomar como referencia un reciente sondeo de la empresa Metroscopia que intenta medir la opinión de los españoles en el ecuador de la legislatura: PSOE (a la baja) y PP (al alza) estarían prácticamente empatados, con fuerte ascenso de Vox y descenso de Unidas Podemos (coalición que se halla ahora en obras). El bloque de derechas no alcanzaría la mayoría absoluta por poco y el PSOE tendría enormes dificultades para coser una mayoría parlamentaria estable, necesitada de muchos brazos. Se detecta una mayor desmovilización entre el electorado de izquierda, circunstancia perfectamente comprensible si tenemos en cuenta los datos anteriormente expuestos y la ausencia de elecciones en el horizonte. En el lado izquierdo existen dos liderazgos perfilados: Pedro Sánchez y Yolanda Díaz. Esos dos liderazgos se entrecruzarán este fin de semana en Valencia. Por el lado derecho, flojean los dos líderes nominales, Pablo Casado y Santiago Abascal, mientras Isabel Díaz Ayuso rompe esquemas. Luz de gas. La situación de fondo española seguirá oscilando hasta que no se resuelvan las incertidumbres y los cuellos de botella de la economía internacional. ¿Ocurrirá eso en 2022? Nadie lo sabe a ciencia cierta”.

Article de Carlos SÁNCHEZ a El Confidencial (14-11-21): La gran coartada: Europa desnuda al Gobierno de coalición   Europa, como en el cuento de Monterroso, está siempre ahí. Es lo que sucede cuando se cede soberanía a cambio de dinero. Algo que no debía haber olvidado la coalición … Resguardarse bajo la lona no es gratis. La factura siempre se paga, como bien saben todos los presidentes del Gobierno desde 1986 … Si se acepta ceder soberanía, como ha hecho libremente España, lo obvio es que se estreche el margen de maniobra para hacer política … Unidas Podemos puede reinventarse tantas veces como quiera, pero los tratados de la UE seguirán ahí, como el célebre dinosaurio de Monterroso … “La distribución de los fondos Next Generation, como no podía ser de otra manera, ya que supone entregar miles de millones a fondo perdido, ha reforzado ese control y hoy no hay ninguna duda de que la política económica de España está sometida a una estrecha vigilancia por parte de la Comisión Europea, que en este caso actúa como garante del cumplimiento de los tratados.  No es, desde luego, ninguna novedad. Lo sorprendente es que miembros del Gobierno reclamen legítimamente autonomía respecto de Bruselas, pero, al mismo tiempo, acepten fondos que necesariamente están cargados de condicionalidad porque, de otra manera, no hubieran llegado. Es lo que siempre sucede cuando se mutualizan las deudas y se dan los primeros pasos para la creación de un Tesoro europeo, que es el núcleo que identifica a los Estados-nación. Había pocas dudas de que la UE impediría derogar las reformas laborales de 2011 —que algún día reclamaron los sindicatos— y de 2012, como tampoco había razones para pensar que dejaría pasar de largo un endurecimiento de las condiciones de acceso a las pensiones, porque es lo que viene reclamando desde hace años con reformas paramétricas (prolongación de la edad de jubilación o número de años cotizados para tener acceso al 100% de la pensión). A pesar de eso, el programa de la coalición decía lo contrario, y es ahora cuando el Gobierno —desde luego la parte de Unidas Podemos— se ha dado de bruces con la realidad. Como se dio en su día Zapatero cuando Merkel le obligó a reformar por vía exprés el artículo 135 de la Constitución.  Lo paradójico, como ha hecho el responsable de economía de Podemos, Nacho Álvarez, es que se diga que la ampliación del periodo de cálculo no es una medida recogida en el Pacto de Toledo ni está en el Acuerdo de Coalición ni forma parte del diálogo social. Como si un asunto central como es el sistema de pensiones, por su impacto sobre el déficit público y la sostenibilidad de la deuda, fuera irrelevante para Europa, que es quien pone los fondos, ya sea a través de ayudas directas o comprando la deuda pública que permite, precisamente, mantener el actual nivel de prestaciones en un sistema deficitario como es el español”.

“OTRAS POLÍTICAS”

La construcció del lideratge de Yolanda Díaz com a referent de l’espai a l’esquerra del PSOE  passa per recuperar  la capacitat de reagruparment que havia perdut el Podemos inicial:

Article de Cristina MONGE a infoLibre (16-11-21): Otras políticas  “¿Qué evidencian? En primer lugar, su constatación de que el fenómeno Podemos ha dejado de cotizar al alza. Toca reinventarse, por tercera vez. Por otro lado, que los partidos, actores clave en nuestros sistemas políticos, tienen mucho camino por recorrer para encontrar estructuras y dinámicas de funcionamiento que respondan a los criterios de democracia interna, pluralismo, conexión con la sociedad, transparencia y participación. Podemos lo intentó con la creación de los “círculos” que emulaban las asambleas del 15M, pero enseguida se puso de manifiesto que la lógica institucional no es la de los movimientos sociales. Hay que seguir explorando. Una consideración final (de momento): Las alabanzas de los entornos socialistas a esta posibilidad dejan ver el interés de Moncloa y Ferraz porque su izquierda concurra a las elecciones con una sola marca aglutinando voto con objeto de poder llegar a acuerdos que sumen mayorías, lo que supone reconocer que hay una parte del electorado progresista al que el PSOE sabe que tiene muy difícil llegar. Si en el análisis se incluye el factor generacional, más todavía. Llegado el caso, la campaña electoral respondería al “dilema del erizo”: suficientemente cerca para darse calor, pero suficientemente alejados para no pincharse unos a otros”.

Article de Josep RAMONEDA a El País (18-11-21): Prohibido desfallecer   A la izquierda le corresponde ahora hacer emerger la realidad en un mundo que naufraga en medio de ficciones cada vez más insostenibles, con las que se pretende aplacar los efectos de unas brechas económicas, sociales y culturales que nadie quiere afrontar … “La izquierda que se articuló en torno a Podemos afronta la segunda mitad del mandato del primer gobierno de coalición: Y ahora, ¿qué? ¿Volver al rincón como querrían los que se consideran propietarios del sistema constitucional? ¿Regresar al papel decorativo de Izquierda Unida, simbólico reducto que la gente de orden le tenía reservado?” … “La foto de Valencia es una llamada a una confederación de izquierdas ibéricas que desde la diversidad territorial sea capaz de superar las eternas ―y suicidas― pequeñas diferencias para seguir ampliando base y aportar unas maneras de hacer política algo distintas de las rígidas pautas de los partidos de siempre. Es decir, ir más allá de Unidas Podemos, sin perder apoyos por el camino, y consolidando las alianzas entre organizaciones periféricas que les han dado sus mejores días”.

EL PARTIT POPULAR

El Partit Popular no troba la tecla per fer una oposició que li serveixi per erigir-se com una alternativa sòlida de govern, en estar massa pendent de la competència amb Vox:

Article de José Antonio ZARZALEJOS a El Confidencial (16-11-21): Una derecha para ‘hooligans’  Da la entera impresión de que la gestión del PP está conducida por un pequeño grupo de dirigentes reunidos en torno a una mesa-camilla en la que se urden maniobras de escaso recorrido … La sustitución progresiva de ciudadanos por ‘hooligans’ es simétrica a la postergación de las razones frente a las emociones … “El PP carece de estrategia y solo se desenvuelve en la táctica, es decir, en el cortoplacismo, en la improvisación y en la ocurrencia. Actúan sus dirigentes como si la política española fuese un plató en el que vence el que lanza la mejor consigna. Da la entera impresión de que la gestión del PP está conducida por un pequeño grupo de dirigentes reunidos en torno a una mesa-camilla en la que se urden maniobras de escaso recorrido y vuelo raso. Y así no se ganan elecciones, ni se ofrece al país una alternativa, ni se adquiere el respeto de los medios de comunicación serios ni se sirve a los requerimientos de un electorado liberal-conservador sensato que quiere ideaciones y planteamientos a la altura de los desafíos de la situación de nuestro país.

Article d’Esteban HERNÁNDEZ a El Confidencial (16-11-21): Casado y la pinza: por qué Ayuso juega en una liga política diferente  Las tensiones entre la dirección del PP y la presidenta de la Comunidad de Madrid van más allá de los deseos de controlar la capital, y apuntan hacia nuevas visiones políticas … A Rajoy se le acusaba de blando y de no tener el perfil para ganar unas generales; a Casado se le formulan reproches similares … Afirman que en el PP no hay tensiones ideológicas, pero Ayuso está jugando en otra liga política y más les vale que se den cuenta pronto … Cuanto más recorrido tenga Vox, más débil será, de cara a los suyos, el liderazgo de Casado … “Casado cree que, en la reunión de las diferentes derechas (la de perfil institucional, la cultural o religiosa y la liberal económica) a partir de concesiones a cada una de ellas, se encuentra el camino de la victoria en las próximas generales. Veremos qué ocurre en el PP y cómo evoluciona la vida política española hasta que esos comicios se celebren. Queda un mundo, sean meses o un par de años, hasta que eso ocurra, y veremos quién tiene la razón del éxito. Pero la indefinición sobre el futuro no esconde el hecho de que en el PP hay una lucha por el poder en que la ideología tiene una presencia muy evidente. Y aquí reside también un problema adicional para Casado: el lugar de Meloni y de la derecha latinoamericana en la política española le corresponde a Vox, no a Ayuso. Eso explica que desde la formación de Abascal crean que el éxito de la presidenta de Madrid les “riega el campo”: Vox recoge en España lo que Ayuso siembra en Madrid. Pero también puede entenderse al revés: cuanto más recorrido tenga Vox, más débil será, de cara a los suyos, el liderazgo de Casado. Esa coincidencia de intereses entre la formación de Abascal y Díaz Ayuso puede conformar una pinza complicada de resistir. Quizá por ello Casado insiste en jugar la baza de la dureza ‘hooligan’, como bien explica hoy José Antonio Zarzalejos, para tapar brechas. Pero, hasta ahora, esa apuesta no le está funcionando ni dentro ni fuera, porque Ayuso juega a otra cosa”.

CENTENARI DEL PARTIT COMUNISTA D’ESPANYA

Queden poques forces polítiques que tinguin una llarga trajectòria com la del Partit Comunista d’Espanya. En el seu centenari es destaca el seu paper en la lluita antifranquista i en la Transició democràtica, sense obviar el pòsit deixat per la seva etapa estalinista:

Article de Nicolás SARTORIUS a elDiario.es (13-11-21): Comunistas.   [5] El PCE fue el primero en comprender la necesidad de superar las consecuencia de la Guerra Civil y, con visión de futuro, planteó la política de “Reconciliación Nacional”, que situaba el problema de España no entre monarquía o república- que era volver al pasado- sino entre dictadura o democracia

Article d’Antonio ELORZA a El País (14-11-21): Estalinismo y democracia  La historia del PCE es rica, desde su nacimiento el 14 de noviembre de 1921. El último quiebro: parecía abocado a desaparecer, pero resurge al tiempo que Podemos palidece … Comunistas, anarquistas y muchos socialistas cometieron crímenes que se deben incluir en la memoria histórica … “El PCE asumió ser “el Partido”, capaz además al morir Franco de exhibir su responsabilidad controlando la protesta por el asesinato de los laboralistas de Atocha. Y de impulsar tanto el proceso constituyente como la dolorosa salvación de la economía por los Pactos de La Moncloa. Es el cénit del comunismo democrático en España, del “eurocomunismo”. Solo que el PSOE en las urnas le arrebató la hegemonía, mientras la crisis bloqueaba toda reforma económica y Carrillo, discípulo de Stalin, se mostraba incapaz de encauzar la conflictividad interna, haciendo que “el partido aparezca eurocomunista por fuera y lo contrario por dentro”. Marcelino Camacho dixit. Culminará la “cultura de la poda” de que habló Vázquez Montalbán. La autodestrucción fue inevitable, limitándose el PCE a sobrevivir bajo la máscara de Izquierda Unida. Hubo una recuperación transitoria bajo Julio Anguita, hábil sembrador de expectativas al decaer el PSOE en los noventa, pero eludiendo la realidad (“las dos orillas”) e imponiendo una visión dualista, nueva clase contra clase, heredada luego por el fundador de Podemos y por el actual líder de IU, ambos fieles al legado de Lenin y de la Revolución de Octubre. Visión difícilmente compatible con la democracia. Toca ahora a Yolanda Díaz seguir o eludir ese ‘único camino’”.

RENOVACIÓ DELS ORGANISMES CONSTITUCIONALS

Els sistemes d’elecció dels membres del Tribunal Constitucional o del Consell General del Poder Judicial poden ser canviats, però de res servirà si no canvia l’ús pervers que en puguin fer els partits polítics majoritaris:

Article de Fernando VALLESPÍN a El País (14-11-21): Cuidar las instituciones es cultivar la democracia  La planta concreta de algún partido podrá seguir floreciendo, pero perdemos el jardín … “Los supuestos defensores de la Constitución del 78 ya han pasado antes por esta experiencia ―recordemos el 15-M―, pero ahora parecen perseverar en lo mismo. Y el resultado de la renovación del TC es el último hito, la representación más conspicua de que no han aprendido nada. Y no lo digo solo por el caso que ha atraído más las miradas, el de Enrique Arnaldo, el gran escándalo; también está esa selección de candidatos de perfiles claramente políticos, como si temieran que pudieran reproducirse decisiones de algunos magistrados que no han sentenciado siguiendo el interés del partido que los promocionó. ¿Será por eso que no eligen a catedráticos de verdadero prestigio o a jueces del Supremo? ¿Por qué esta deriva que se manifiesta en la negación del PP a renovar el CGPJ o en el pasteleo del TC? Como me dijo un amigo, situaciones como estas son las que nos permiten ver las costuras del sistema. Un sistema que en su día se quiso vertebrar a partir de partidos sólidos y cohesionados, algo natural en momentos en los que prácticamente hubo que inventarlos, devino después en víctima de su avidez por acaparar el Estado. Pero cuando se enfrentaban a lo serio, como la renovación del TC, al menos se atenían al espíritu de la Constitución. La posible proximidad de algunos de los candidatos se compensaba por el prestigio de los nombres. Ya no hace falta disimular siquiera. Porque a las prácticas partitocráticas se ha superpuesto ahora uno de los principales efectos de la polarización: que todo queda impune, que no hay por qué preocuparse por la pérdida de votos hacia el bando contrario. Al menos en teoría, ya vimos como el 15-M, de nuevo, puso esto en entredicho. La moraleja es, sin embargo, descorazonadora, porque eso significa que los intereses de los partidos están por encima de la salud del propio sistema democrático. Si cada uno de ellos va a su bola, si su única motivación es autorreferente ―el éxito electoral o el acopio de cargos―, no solo sufre la gobernabilidad, sino que se desbarata el invento; ese invento, la democracia, que ahora muestra su lado más frágil mientras preferimos mirar para otro lado. La planta concreta de algún partido podrá seguir floreciendo, pero perdemos el jardín”.

Article d’Ignacio SÁNCHEZ-CUENCA a El País (16-11-21): Las reglas y la práctica  Solo la exigencia del electorado progresista puede acabar con la perversión del sistema de elección de magistrados del Tribunal Constitucional degradado por PP y PSOE a lo largo de años al margen del Parlamento … “Un procedimiento razonable de selección de miembros del Tribunal Constitucional queda, pues, viciado por una mala práctica de los dos grandes partidos, PSOE y PP, a la que en esta ocasión se ha sumado Unidas Podemos. Inmersos en sus juegos de poder, los partidos no reparan en la imagen que transmiten. Según los datos de Eurobarómetro, la encuesta que realiza la Comisión Europea en todos los Estados miembros, en febrero de 2021 el porcentaje de gente que confía en los partidos políticos en España está en el 7%. Es el porcentaje más bajo de Europa occidental y, en el conjunto de la Unión Europea, estamos empatados con Eslovenia y Letonia. Alguien debería tomar nota. Una democracia no puede funcionar si prácticamente nadie confía en los partidos. Me temo que las inercias partidistas solo se pueden romper desde la sociedad civil y la opinión pública. La derecha se siente cómoda con el statu quo. Bloquea cuando le conviene y propone a candidatos inadecuados. A su electorado y sus medios afines parece no importarle demasiado. La única esperanza es que el electorado progresista haga sentir su hartazgo y obligue a los partidos de la izquierda a plantarse ante los trágalas del Partido Popular”.

Article d’Enrique GIL CALVO a El País (16-11-21): Sin control   No se debe confundir la independencia judicial con su falta de límites y de control, entendido este no como dependencia política sino como rendición de cuentas y exigencia de responsabilidades … “El Poder Ejecutivo está controlado por el Legislativo (a quien rinde cuentas y de cuya mayoría depende para gobernar) y por el Judicial (por el Tribunal Supremo, dado su aforamiento); el Poder Legislativo está controlado por el Judicial (control del constitucionalidad de las leyes) y por la soberanía popular (accountability electoral); y el Poder Judicial ha de estar controlado bien por el Ejecutivo (si tiene la potestad de nombrar a sus miembros), bien por el Legislativo (si tiene la potestad de nombrarlos o de recursarlos) o bien en última instancia por la soberanía popular (como ocurre con ciertas judicaturas en EE UU). Pero lo que no puede ser es que el Poder Judicial actúe sin más control que el corporativo y autorreferente de sus pares nacionales o europeos (TEDH o Tribunal de Estrasburgo). Lo que equivaldría al inaceptable gobierno de los jueces, que ocurre cuando los demás poderes están controlados por el Judicial pero este, sin embargo, queda fuera de todo control. Algo cuya posible amenaza futura hemos podido vislumbrar estos días cuando la cúpula actual de la magistratura, sabiéndose caducada, optó por enmendar la plana al Congreso tanto en el caso del exdiputado Rodríguez como en sus veredictos de inconstitucionalidad de los estados de alarma por la pandemia. La moraleja es simple: no se debe confundir la independencia judicial con su falta de límites y de control, entendido este no como dependencia política sino como rendición de cuentas y exigencia de responsabilidades, sin lo que una magistratura incontrolada pasa a ser un poder discrecional ajeno a la soberanía popular”.

REFORMA DE LES PENSIONS

L’acord assolit entre el Govern i els sindicats, sense la patronal, per incrementar les cotitzacions per tal de nodrir el fons de reserva de les pensions resulta controvertit, amb interpretacions divergents sobre si realment contribueix a la solidaritat intergeneracional:

Article de Laura OLÍAS i Ana ORDAZ a elDiario.es (16-11-21): Dos euros menos de salario frente a 300 euros de recorte en la jubilación: así es el mecanismo de equidad de las pensiones  Ponemos cifras a qué supone el aumento de cotización pactado por el Gobierno y sindicatos en el mecanismo de equidad de las pensiones y cuál era la merma en las pensiones futuras que provocaba el factor de sostenibilidad del PP, que deroga el Ejecutivo … “El nuevo mecanismo tiene dos apellidos, “equidad intergeneracional”, pero son discutidos. Se supone que buscar repartir el esfuerzo del ajuste para pagar las pensiones del baby boom (mediante un aumento de ingresos) entre distintas generaciones. En el Gobierno y los sindicatos destacan que la medida pactada avanza en este sentido frente a lo que provocaba el “factor de sostenibilidad”, algo que niegan sus defensores, como el PP y algunos economistas que participaron en su elaboración.  El factor de sostenibilidad produciría una merma en la pensión creciente a lo largo de los años, en los que se espera que se alargue la esperanza de vida. Su lógica era la siguiente: si la persona va a vivir (y cobrar la pensión) más años, debe cobrar una pensión más baja.  En el inicio de su despliegue –que se esperaba para 2023 de no haber sido derogado–, el factor de sostenibilidad supondría un recorte en la pensión de alrededor del 2%, según los cálculos del Ministerio de la Seguridad Social y de CCOO. Para los más jóvenes, este estaría situado cerca del 20%. Por lo tanto, el factor de sostenibilidad carga el ajuste (reducción del gasto en pensiones) en las generaciones más jóvenes.  Si sale adelante en el Parlamento según lo pactado, el mecanismo de equidad intergeneracional se aplicará a los trabajadores de todas las edades de la próxima década. Además de suponer una merma monetaria inferior para las personas alcanzadas por la medida, el ministro Escrivá y los sindicatos comparten que es más “equilibrado”, al incidir igual en un empleado joven que en otro a mitad o al final de su carrera profesional.  Las patronales disienten al considerar, entre otras cuestiones, que la medida será “insuficiente” y requerirá desplegar más ajustes en el futuro. El ministro de la Seguridad Social ha confiado este martes en que el dinero recaudado, espera que unos “50.000 millones de euros”, sean una cantidad suficiente. Si al final estos fondos no fuera necesarios, se contemplan algunas medidas de devolución. Si el dinero se quedara corto ante una desviación del gasto en el futuro, el mecanismo contempla que el gobierno de turno negocie con los agentes sociales y el Pacto de Toledo más medidas”.

Article de Xavier VIDAL-FOLCH a El País (16-11-21): La gente se jubilaba después de morirse   A todos complacen los acuerdos sociales, pero esa querencia no debe generar excesos de confianza a los agentes económico-sociales … Los sindicatos claman al cielo si se alude a ampliar el periodo de cotización de las pensiones futuras. Calculan, con razones, que podría menoscabar su cuantía a las generaciones que ya han sufrido dos crisis brutales. Pero se niegan incluso a sentarse para debatir el imperativo categórico de elevar la edad de jubilación real, único verdadero remedio a la crisis financiera de la Seguridad Social: ineluctable si no se ataca a tiempo y de raíz. ¿Por qué? Hasta el siglo XIX, no había pensiones de jubilación, y la esperanza de vida era de 31 años. Cuando en 1889 el canciller Bismarck las crea para segar la hierba bajo los pies socialdemócratas, las fija primero a los 65 años, luego a los 70. La esperanza de vida rondaba entonces los 40, así que la media de los trabajadores solo se jubilaba después de morir. Cuando en 1942 las reinventa en el Reino Unido Lord Beveridge, también a los 65 años, la esperanza de vida de los varones era de 63: la media tampoco llegaba a cobrarlas nunca, residía ya en el cementerio. Los fondos de las pensiones tendían así al superávit. En España se instituyeron oficialmente en 1919: se vivía una media de 41,15 años. Jubilarse era una lotería. Hoy la esperanza de vida supera los 80. La edad de jubilación oficial en 2021 será de 66 años; y en 2027, de 67, gracias a la reforma socialista de 2011: la real oscila entre los 62 y los 64 años. No hay coraje para readaptar y ampliar esa senda. Una lástima, porque cualquier otra medida podrá aliviar. Pero será solo un parche Sor Virginia”.

Article de Mariano GUINDAL a La Vanguardia (17-11-21): Insolidaridad intergeneracional  Lo que hace Escrivá es perjudicar a los jóvenes para comprar el voto de los mayores … “El PSOE tradicionalmente ha defendido la rebaja de las cotizaciones por tratarse de un impuesto al empleo y por eso las bajó en un punto. Incluso Joaquín Almunia cuando era ministro de Trabajo introdujo en el programa socialista la promesa electoral de bajarlas gradualmente en 5 puntos más. Su argumento fue que una empresa con muchos trabajadores y poca facturación tenía una carga fiscal mayor que otra que hubiera sustituido a sus trabajadores por tecnología y facturase más. Escrivá ha tratado de camuflar dicha realidad buscando un nombre grandilocuente como el de mecanismo de equidad intergeneracional, cuando en realidad lo que hace es perjudicar a los jóvenes para comprar el voto de los mayores. De hecho, en las dos crisis y media que hemos vivido en los últimos 15 años los pensionistas apenas han perdido poder adquisitivo. Han sido los jóvenes quienes han sufrido la mayor parte del peso del ajuste”.

Paper d’Enrique DEVESA i Rafael DOMÉNECH a BBVA Research( 15-11-21): Un paso atrás en la equidad y contributividad del sistema de pensiones   “Las reformas emprendidas hasta ahora en lo que se refiere al sistema de pensiones y las nuevas propuestas que vamos conociendo nos alejan, en lugar de acercarnos, de lo que han hecho y están haciendo otros países europeos de manera gradual para asegurar la sostenibilidad de sus sistemas públicos de reparto. Puntos clave: 1. La primera fase de la reforma del sistema de pensiones en España, que actualmente se tramita en el Congreso, optó entre otros aspectos revalorizar las pensiones con el IPC traspasando al Estado el déficit previsto de esta medida (unos 3 puntos del PIB, a los que hay que añadir algo más de 2 por el déficit contributivo actualmente existente). 2. También incluye derogar el Factor de Sostenibilidad que ajustaba las pensiones iniciales al aumento de la esperanza de vida, corregir los coeficientes reductores de la jubilación anticipada, e incentivar la jubilación demorada, con un escaso ahorro potencial. 3. De la segunda fase, se acaba de conocer la propuesta a los agentes sociales del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), que debe sustituir al derogado Factor de Sostenibilidad, cuyo nombre en el informe del comité de expertos que lo propuso se denominaba precisamente Factor de Equidad Intergeneracional. 4. De acuerdo con la última información disponible, la propuesta propone incrementar en 0,6 puntos las cotizaciones sociales a la Seguridad Social durante 10 años, entre 2023 y 2032, con la finalidad de aumentar la dotación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social (popularmente conocido como hucha de las pensiones), que en la actualidad dispone de algo más de 2.000 millones. 5. El nuevo mecanismo no mejora ni la sostenibilidad ni la equidad del sistema de pensiones, y reduce su contributividad, cargando la mayor parte del gasto sobre las generaciones más jóvenes, que probablemente tendrán que soportar tasas de prestación (pensión media sobre salario medio) más bajas y un mayor endeudamiento”.

REFORMA LABORAL

Mentre, està per veure si la patronal també es despenjarà d’un futur acord sobre la reforma laboral:

Article de Marta MARTÍNEZ MATUTE a Agenda Pública (15-11-21): El mercado laboral español y la reforma necesaria  “(…) el alto desempleo en España afecta especialmente a algunos colectivos, como los jóvenes, debido sobre todo al efecto conjunto de dos factores: (1) Las altas tasas de temporalidad, que generan un mercado altamente segmentado entre contratos temporales e indefinidos, con una barrera muy grande entre ellos en términos de protección al empleo. Mientras que los contratos indefinidos continúan teniendo costes de despido altos con respecto a los países de la OCDE, en los temporales siguen siendo prácticamente nulos. (2) La gran sensiblidad del desempleo a los cambios cíclicos de la economía española. Una de sus causas es precisamente esa alta segmentación entre temporales e indefinidos. Ello supone que durante las épocas expansivas se cree mucho empleo que luego, durante los periodos recesivos, también se destruye.” … “… es importante recordar que las últimas reformas laborales han modificado aspectos sustanciales de la regulación, relacionados con incentivos a la contratación, negociación colectiva, costes de despido y políticas activas. Sin embargo, este hecho contrasta con la persistencia de los problemas estructurales y la escasa evidencia empírica todavía a día de hoy. Las reformas han de sustentarse en el análisis riguroso de los datos con técnicas depuradas para poder conocer en detalle los efectos causales que han supuesto esas medidas. Apenas existen trabajos que evalúan algunas de las últimas reformas laborales (por ejemplo, aquíaquí o aquí, entre otros), y en su mayor parte mostrando resultados ambiguos. Es primordial incluir el diseño y planteamiento de una evaluación de políticas públicas tanto ex ante como ex post, y dotar de acceso a datos abiertos que permitan replicar las investigaciones, para poder abordar más cambios que mejoren en el futuro el funcionamiento actual del mercado de trabajo en España”.

Article de Joan COSCUBIELA a elDiario.es (17-11-21): Reforma laboral: beneficios y costes del acuerdo, riesgos del desacuerdo.   [6]  En el equilibrio reside la sabiduría, todo en exceso, incluso la bondad, es perjudicial. Si piensan que esta afirmación es exagerada les sugiero que piensen en una de esas personas que, de tan buenas que son, generan sentimiento de culpa a su alrededor. Seguro que conocen a alguna … “Este dilema entre implicarse, mojarse, comprometerse y condicionar de una parte o salirse, desentenderse y denunciar el resultado final de otra, es un viejo conocido del sindicalismo desde sus orígenes. Y está en el origen de algunos de los conflictos vividos por los sindicatos.   En España, el sindicalismo lo ha podido comprobar en las negociaciones de seguridad social que se han producido desde 1995. Cuando se han comprometido, pactando el resultado final, los resultados han sido mejoras en pensiones o en las garantías del sistema público. Incluso en los casos en que se han producido ajustes o recortes en los derechos, la implicación sindical ha conseguido modularlos y compensarlos con otras mejoras.  En sentido contrario, cuando el sindicalismo no se ha implicado o bien el gobierno de turno no ha querido concertar y ha impuesto unilateralmente las normas -como en la reforma de pensiones del PP de 2013- el resultado ha sido muy negativo para los intereses de trabajadores y pensionistas” …  “El acuerdo no puede ser un fin en sí mismo, desvinculado de su contenido. Y saber encontrar el punto de sal no es fácil. Sobre todo en un proceso de concertación social a tres bandas, en el que los intereses en juego no tienen la misma lógica, ni tan siquiera en el interno de cada una de las partes. En este caso, especialmente en el seno del Gobierno de coalición.  Los acuerdos también tienen costes, comenzando por los dos más evidentes. En un pacto nunca se consigue todo lo que una parte pretende y además hay que explicar las renuncias.  Hay otro coste menos evidente y por ello más peligroso. Que en el acuerdo una parte se lleve a casa la victoria en los símbolos, las banderas, las consignas y la otra se lleve en el zurrón el contenido de lo acordado. Eso es lo que en mi opinión ha sucedido con la negociación entre los socios del gobierno del Proyecto de Ley de Vivienda.  En la reforma laboral las implicaciones son distintas porque, a diferencia de la Ley de Vivienda, en la negociación intervienen los interlocutores sociales, sindicatos y organizaciones empresariales. Pero el riesgo de obsesionarse con las banderas y los símbolos y olvidarse de los contenidos también existe. Un acuerdo en la regulación de las relaciones laborales puede ser beneficioso para todas las partes y el conjunto de la sociedad. No comparto la idea, hasta hace poco hegemónica en el mundo de los economistas, de que eficiencia económica y cohesión social son incompatibles y que hay que optar por dar prioridad a uno de los vectores. Cada vez hay más evidencias de que la cohesión social contribuye a un crecimiento económico sano y estable.  Hoy, en España, acabar con la precarización del empleo, mejorar su estabilidad, enterrar un modelo de competitividad basado solo en salarios bajos y empleo precario debiera interesar a todas las partes. Además, es el único camino para aprovechar el impulso que pueden suponer los fondos Next Generation. Regar con recursos europeos la economía española no va a servir de nada si el terreno que se riega es el del empleo precario y los salarios bajos. No acompañar los fondos NG-UE con una reforma laboral que desande, aunque sea parcialmente, el camino adoptado por el Decretazo de Rajoy del 2012 supondría malgastar estos recursos públicos.  Además, un acuerdo en la reforma laboral aportaría algunos intangibles. Comenzando por ofrecer cierto grado de certidumbre en una sociedad convulsionada por tanto desconcierto y miedo al futuro, también estabilidad a las empresas. El win win es posible en las negociaciones de la reforma laboral, aunque no sea fácil encontrar el equilibrio.  Desde la perspectiva de las personas trabajadoras y sus sindicatos un acuerdo permitiría recuperar derechos individuales y colectivos. Además de garantizar, en principio, que una posible llegada al gobierno de las derechas no comporta otro proceso de desregulación de las relaciones laborales y precarización del empleo.”.

ECONOMIA ESPANYOLA

La rebaixa de les previsions de creixement de l’economia espanyola refreda les expectatives sobre la rapidesa i la intensitat de la recuperació:

Article de Josep OLIVER a La Vanguardia (12-11-21): De suports i cicatrius [7] Per poc que la situació es normalitzi, caldrà començar a pagar els crèdits i deutes … “Primer, on som. Hem caminat una bona tirada, però no com per llançar les campanes al vol: el tercer trimestre del 2021, i en relació amb el tercer del 2019, encara vam estar un -6,2% per sota en PIB, un -8,0% en consum, i un -8,2% en inversió en actius fixos. I encara que en exportacions de merca­deries ja vam superar, tot i que només lleugerament, les de fa dos anys, l’acumulat anual fins al tercer trimestre d’aquest any en serveis turístics (uns 12.000 milions d’euros) està gairebé un -80% per sota dels 60.000 de fa dos exercicis. Finalment, en ocupació, i malgrat que l’afiliació ha superat els ­registres previs a la pandèmia, la persistència d’ ERTO i altres flexibilitza­cions apunta que les hores realment treballades són l’indicador apropiat de l’ocupació; i aquestes ofereixen una visió menys favorable, encara un -3,2% inferiors a les del tercer trimestre del 2019. En resum: una recuperació clara, a la qual li falta camí per fer i que se situa a la cua de les de França, Itàlia i Alemanya, que ja han superat els nivells del 2019. Segon, el paper dels suports. Després de l’insòlit col·lapse del 2020, la recuperació reflecteix una extraordinària, i difícilment repetible, triple injecció de recursos: la del Govern espanyol (dè­ficit i deute estratosfèrics), la de la ­Comissió (suport a l’atur i Next Generation) i, en particular, la del BCE. En aquest àmbit, i entre desembre del 2019 i juny del 2021, el balanç del Banc d’Espanya en actuacions de política monetària (crèdits a llarg termini a la banca i compra d’actius) ha crescut en 350.000 milions d’euros, passant del 37% al 72% del PIB espanyol. En suma, un tsunami de recursos que ens ha mantingut a la superfície. I, finalment, el futur dels suports. En el pròxim horitzó, les aigües haurien de tornar al seu curs: el 2022 s’ha d’acordar el nou pacte per l’ estabilitat, el BCE finalitzarà la seva intervenció antipandèmia i el dèficit públic espanyol començarà la seva penosa reducció. Després de les tempestes pandèmiques i de liquiditat, la calma. Una vegada superada la covid, tornarem al 2019, si bé amb una diferència substancial: les cicatrius en finances públiques, en la insòlita intervenció de la Comissió i en l’espectacular augment del balanç del BCE, estan presents. Per poc que la situació es normalitzi, com tots desitgem, no esperin nous miracles d’excepcional injecció de fons. Al contrari: caldrà començar a pagar els crèdits, i els deutes, contrets per superar l’epidèmia”.

Article de Manel PÉREZ a La Vanguardia (14-11-21): ¿Qué diablos le pasa a la economía española?.  Ahora es el más lento en la recuperación y será el último entre los grandes en recobrar el nivel … El Gobierno español fue el que menos estímulos y ayudas aportó durante la pandemia … “… el consenso era que habiendo sido la que más cayó cuando llegó la pandemia y con ella los confinamientos, se esperaba que fuera de las que registrara un rebote más intenso. No ha sido así y las sucesivas revisiones de las previsiones han ido rebajando el empuje previsto y aplazando la llegada del momento de la recuperación total. La Comisión Europea ha sido la última institución que ha dado a conocer sus análisis: un magro 4,9% de crecimiento este año y recuperación definitiva en el 2023. Antes, el INE ya había enfriado las expectativas dejando en un pobre 2% el crecimiento del tercer trimestre. De todas las grandes economías de la eurozona, es la que marca un peor registro, no solo absoluto, también relativo. Francia e Italia crecerán más. Alemania, lo hace porcentualmente menos, pero en proporción a su caída anterior, durante la pandemia, es un bólido comparado con la tortuga española y el año que viene ya estará varios puntos por encima del nivel precrisis. Y se trata de una economía muy vinculada la comercio exterior, uno de los sectores más castigados por la ruptura de las cadenas mundiales de producción y suministro. Si se preguntara a cualquier ministro de Economía del continente qué combinación preferiría, una con mayor crecimiento, menos paro y más recaudación fiscal, pero más deuda acumulada, o la de la realidad española, menos crecimiento, más paro, menor recaudación, pero menos deuda, no es difícil imaginar qué opción ganaría de manera abrumadora. Máxime, si se toma en consideración que las campanas del ajuste –eufemísticamente llamado consolidación fiscal– comienzan a repicar en Berlín, donde la prensa sensacionalista como el Bild presenta a Lagarde como madame inflación, Una tosca campaña contra la política monetaria del BCE que refleja la inquietud de las clases medias alemanas por la pérdida de valor de sus ahorros. Para España el riesgo reside en quedarse con lo peor de los dos mundos. No haber ayudado suficiente a su tejido productivo durante la crisis y no recoger los frutos de esa falsa virtud, en forma de crecimiento y fortaleza una vez la pandemia quedó atrás. Y con los aires de ajuste soplando con fuerza desde el centro de Europa”.

Article de Raymond TORRES a “Negocios” de El País (14-11-21): La economía española ante el espejo exterior   El superávit externo que se mantiene en condiciones excepcionalmente adversas es un activo descuidado y que podría potenciarse … “En suma, la competitividad aguanta las reverberaciones de la pandemia y el shock de suministros y de costes energéticos. La confianza internacional también se confirma, de modo que el principal déficit reside en las expectativas internas. Si estas se afianzaran, su efecto dinamizador sería a la vez inmediato y potente. Nuestra economía podría pasar a ocupar un puesto destacado en el ranking  de crecimiento europeo, después del traspié de este año vaticinado por Bruselas. De ahí la importancia de lograr un consenso social en torno a reformas clave, así como traducir el mensaje político en hechos palpables. Y agilizar la puesta en marcha del Plan de recuperación, priorizando los proyectos con más capacidad de reducción de los cuellos de botella que constriñen la actividad y lo seguirán haciendo todo el tiempo que dure la transición energética”.

PRESSUPOST DE LA GENERALITAT

El pressupost de la Generalitat no té assegurada una majoria parlamentària congruent amb la majoria de la investidura. Una situació que, més enllà de les peculiaritats de la CUP,  denota les febleses dels partits de la coalició governamental:

Article de Francesc-Marc ÁLVARO a La Vanguardia (15-11-21): La CUP i la quarta paret  “El problema no és que els anticapitalistes siguin els amos de l’escena. El problema és que ERC i Junts són incapaços de fer fora de l’escenari el soci més petit, el que permet afirmar que l’independentisme té a la Cambra el 52%. Amb el pas al costat d’Artur Mas a instàncies dels cupaires es va obrir una dinàmica que encara no s’ha tancat, i que perdurarà mentre ERC i Junts no siguin capaços d’explicar dues coses en públic, que són molt evidents però que fa por verbalitzar. Primera: que les tres formacions no estan d’acord en el punt substancial que dona sentit al bloc, que és com es repensa i s’aplica una estratègia per assolir l’autodeterminació. Segona: que, en la defensa dels interessos generals i l’impuls de les polítiques bàsiques, no es pot fer res sense comptar amb la participació del PSC. Si Junqueras i Puigdemont sortissin a proclamar aquestes realitats, no trencarien la quarta paret, farien una cosa millor: punxarien el globus de la ficció processista. El paper de la CUP com a sancionador sagrat de les polítiques i dels comptes del Govern de Catalunya durarà el que duri la faula que serveix per tapar el que hi ha: que no tots els independentistes volen el mateix ni de la mateixa manera”.

Article de Lola GARCÍA a La Vanguardia (18-11-21): Els blocs s’esquerden Això no va de pressupostos, va de saltar els murs dels últims anys i de qui “traeix el 52% … “Això no va només d’aprovar uns pressupostos. Això va de canviar o no la dinàmica de blocs assentada els últims anys, articulada entorn de la divisió entre partidaris o no de la independència. Pactar amb algú de l’altre costat del mur continua sent tabú. Mentre fa anys que Junts acusa ERC de lliurar “de franc” els seus vots als socialistes “del 155” i la “repressió”, els republicans recorden sempre que la sociovergència té bona salut a la Diputació de Barcelona. En el fons, a les dues parts s’escampa la impressió que l’aliança amb la CUP està esgotant la seva viabilitat. La qüestió és qui apareix com el traïdor a l’esperit del 52%. Si els cupaires el deixen a l’estacada, Aragonès prefereix als comuns per mantenir certa llibertat de moviments amb el PSOE, però també perquè el situa al centre de l’escena, ja que pot pactar amb els socialistes a Madrid, amb els comuns al Parlament i governar la Generalitat amb Junts. Els de Carles Puigdemont veuen una oportunitat de debilitar Aragonès. Malgrat que en temps de Quim Torra ja es van aprovar uns comptes amb els comuns, ara Junts veta aquesta opció i li recorda al president que va ser ell que va córrer a negociar la seva investidura amb els cupaires, abans fins i tot de parlar amb ells, malgrat que el resultat electoral va ser molt ajustat. Junts recorda vivament la insolència. Així que, en poques paraules, li replica a Aragonès: volies CUP? Doncs dues tasses. Junts insistirà que ERC no és capaç de salvaguardar “la majoria del 52%” perquè no té un pla per a la independència. ­Això no vol dir que Junts surti del Govern si Aragonès aprova els comptes amb el PSC o els ­comuns. De fet, alguns consellers de Junts prefereixen el PSC. No només perquè sigui una opció més propera que les comunes a l’eix esquerra-dreta, sinó perquè ERC ja no podrà retreure més que Junts governi amb els socialistes a la Diputació de Barcelona. I obrir l’espectre al PSC permet a Junts ampliar el seu radi de pactes, molt limitat ara, pensant el dia després de les eleccions municipals, quan calgui teixir aliances per no perdre poder territorial. I enmig d’aquest ball amb canvi de parelles inclòs, sembla que tothom hagi desconnectat dels pressupostos, malgrat que d’aquells comptes en depenen els fons europeus o una inversió més gran en sanitat”.

BARCELONA/CIUTATS

És tot un símptoma de les inseguretats de la Barcelona d’avui les contínues comparacions amb Madrid. Examinats els indicadors amb detall el resultat és molt més matisat que els que anuncien els titulars aparatosos … Però aixecant la mirada s’observa el retrocés tant de Madrid com de Barcelona en els rànquings de les ciutat globals:

Article de Manuel VIEJO i CLara BLANCHAR a El País (14-11-21): Ni Almeida ni Colau: los 53 datos que explican Madrid y Barcelona   La capital de España gana en creación de empresas y seguridad ciudadana, pero tiene más paro; la ciudad condal gana en gasto social, movilidad sostenible y tiene menos desigualdad

Article de Miquel MOLINA a La Vanguardia (14-11-21): Barcelona, Madrid y  Gerard Piqué  El vigor creativo es innegable; lástima que el mercado cultural sea tan débil … “En la parte alta, mientras tanto, el futbolista Gerard Piqué descansa, se entretiene o trabaja en sus actividades paralelas. Aunque sería incorrecto decir que el gran central del Barça es ajeno al mundo de las startup –ha participado en iniciativas de emprendimiento– parece obvio que no conoce o no ve relevantes a escala de ciudad hechos como la bulliciosa actividad creativa del 22@. De lo contrario, tal vez no hubiera sido tan categórico cuando dijo que ‘ya me gustaría que Barcelona estuviera al nivel de Madrid’” … “Ahora bien, hay una queja coincidente en el argumentario de personas como Piqué y en el de los sectores más creativos de Barcelona. En algo están de acuerdo: la ciudad ha perdido pulso económico en los últimos años y no se intuyen ni el momento ni las circunstancias en que esta tendencia pueda revertirse, lo que la sitúa en una posición de debilidad frente a otras ciudades competidoras. No solo Madrid.  Se echan en falta empresas con músculo financiero que tengan su centro de decisión en la ciudad, así como un mercado dispuesto a invertir en la cultura. Como decía esta semana una celebrada artista residente en Barcelona, “demasiadas veces he tenido que escuchar que me decían cosas como ‘no te puedo pagar’ o ‘solo puedo pagarte algo simbólico’”. Con permiso de Paul Éluard: hay muchas barcelonas , pero están en esta. O, como apunta Jordi Valls después de leer este artículo: ‘This must be the place’. Anque suene naive“.

Article de Jordi PUEYO al “Quadern” de El País (14-11-21): Humanisme digital: El renaixement de la Barcelona postpandèmica  Barcelona busca liderar a Europa un moviment que situa la persona al centre de la tecnologia en el renaixement de les ciutats després de la crisi sanitària

Article d’Enrique FANJUL al blog del Real Instituto Elcano (18-11-21): Las ciudades globales ante los retos de la pospandemia   [8] “Condiciones favorables para la atracción de talento, digitalización, resiliencia económica, adaptación al cambio climático y bienestar (individual y de la comunidad): éstos son los cinco retos principales que afrontan las ciudades globales cara al futuro, de acuerdo con el 2021 Global Cities Report que ha publicado recientemente la consultora Kearney. El estudio recoge un retroceso en la valoración de Madrid y Barcelona. Al estudio de Kearney sobre ciudades hay que añadir el Smart City Index 2021 que elaboran la escuela de negocios IMD y Singapore University of Technology and Design, publicado también hace algunas semanas” … ” Para Kearneyuna ciudad global se mide por su capacidad para atraer y retener capital, personas e ideas globales y mantener ese desempeño a largo plazo. Kearney elabora el Global Cities Index, que mide la valoración de 156 ciudades del mundo en cinco dimensiones: actividad empresarial, capital humano, intercambio de información, experiencia cultural y participación política. Elabora al mismo tiempo el Global Cities Outlook, que evalúa el potencial de las ciudades para convertirse en hubs globales en el futuro, en función de sus condiciones y políticas actuales. Para esta proyección hacia el futuro considera cuatro dimensiones: bienestar personal, economía, innovación y gobernanza. Nueva York, Londres, París y Tokio encabezan el ranking de ciudades globales en la edición de 2021 del Global Cities Index. Un dato llamativo es que entre las diez primeras ciudades hay cuatro asiáticas: tres chinas (Pekín, Hong Kong y Shanghái), Tokio y Singapur. En general las ciudades chinas registran notables avances en esta última edición. Por su parte, Londres, París, Múnich, Abu Dhabi y Dublín encabezan el ranking del Global Cities Outlook: son por tanto las ciudades que ofrecen mejores condiciones de desarrollo futuro” … “Un toque de atención para Madrid y Barcelona. En el índice de ciudades globales de Kearney Madrid se sitúa en el puesto 19 y Barcelona en el 28. La evolución de los últimos años es negativa para ambas ciudades, algo que debería ser motivo de reflexión para los responsables de sus administraciones municipales. Desde 2018, en que se situó en el puesto 13, Madrid ha ido retrocediendo año a año en el ranking. Lo mismo sucede con Barcelona, que en 2018 se encontraba en el puesto 23. Por otro lado, en el índice que evalúa las condiciones cara al futuro (el Global Cities Outlook), empeora la valoración de Madrid y Barcelona, que no se encuentran entre las 30 primeras ciudades. Ambas retroceden en la edición de 2021: Madrid pierde seis puestos y Barcelona tres”.

PENSAMENT

Interessants aportacions sobre l’antiintel·lectualisme de part de les elits econòmiques i polítiques espanyoles; la interpretació de la idea de metavers; la configuració d’un món regit per la Intel·ligència Artificial; les batalles culturals importades dels Estats Units; la crítica a la pedagogia imperant; i, finalment, les conseqüències socials de les transicions digital i ecològica:

Article d’Esteban HERNÁNDEZ a El Confidencial (15-11-21): La guerra de las clases altas españolas contra los intelectuales  [9] “Los finos de este país presumen de no comprender las ideas, como si fueran un poco de pobres”, aseguraba el pensador Javier Gomá. Y tiene razón, es así … Estas disciplinas, en cuanto instrumento, pueden ser utilizadas perversamente, pero sería absurdo renunciar a ellas … Creen en una relación íntima del ser humano dedicada al vaciamiento de las ideas y organizan su vida alrededor de la ausencia de pensamiento … Hay épocas en que las ideas son cosa de pobres y de desclasados. Esta es una de ellas … “… las viejas ideas, las de las humanidades y las del pensamiento, esas que hemos ido acumulando durante siglos y siglos, no es que hayan quedado obsoletas; aún peor, son cosas de pobres. Y tienen razón las élites en cierto sentido, porque así nos lo enseña la Historia. No ha sido infrecuente que cada vez que la parte de abajo de la sociedad ascendía algún peldaño en la escala social, sus hijos adquirieran, junto con algunas tierras o algo de capital, demasiadas pretensiones. Después querían seguir ascendiendo, o todavía peor, hacerse filósofos o literatos. Como narraba Marx respecto del siglo XIX francés, o Guglielmo Ferrero respecto de la etapa final de la república romana, había quienes aprendían griego y ya se creían que eran alguien y tenían derecho a la palabra. Estas clases con aspiraciones encontraban un destino esperable, porque pronto aparecía un nuevo corte social y las devolvía al pozo. Es algo muy similar a lo que ocurre en los ciclos económicos: cada vez que las clases pobres conseguían acceso a propiedades o capital y se convertían en clase media, llegaba un ciclo que las desposeía, de modo que los activos regresaban a sus verdaderos dueños, que en eso suelen consistir las crisis. Sin embargo, y a pesar de todo esto, o quizá precisamente por ello, porque los tiempos son muy extraños, las humanidades y las ideas son despreciadas como cosas de pobres. Aunque, estrictamente, no se trata de que las ideas sean rechazadas en sí, porque también las clases dominantes tienen las suyas, aunque sean diferentes. Y caen a menudo en un idealismo iluso. Creen que las grandes aportaciones no vendrán del pensamiento, sino de las mediciones, los gráficos, los porcentajes y el tratamiento continuo de datos, de los algoritmos y de la inteligencia artificial, y están convencidas de que esa abdicación de la razón nos dirigirá hacia un futuro mejor. Creen, además, en una relación del ser humano consigo mismo dedicada al vaciamiento de las ideas y por eso organizan su vida alrededor de la ausencia de pensamiento: entrenan para mantener el cuerpo en forma y la mente desocupada, buscan placeres en comidas sofisticadas, tratan de conseguir un aspecto físico atractivo a través de la pura imagen, y hallan la paz meditando para no tener ideas en la cabeza. Por supuesto, en el ámbito de la gestión, hacen abstracción de todo lo que ha constituido el trabajo, y tratan de crear una atmósfera de buen rollo impostado, en el que la sonrisa, la actitud positiva y el rechazo de toda posición negativa, en un contexto de orientación a los resultados (que es como decir, haz lo que te mandan, no pienses y sonríe), son correctos. Es un idealismo extraño, pero es el que domina la sociedad. Frente a ellas, las viejas ideas, las de las humanidades y las del pensamiento, esas que hemos ido acumulando durante siglos y siglos, no es que hayan quedado obsoletas; aún peor, son cosas de pobres. Y tienen razón las élites en cierto sentido, porque así nos lo enseña la Historia. No ha sido infrecuente que cada vez que la parte de abajo de la sociedad ascendía algún peldaño en la escala social, sus hijos adquirieran, junto con algunas tierras o algo de capital, demasiadas pretensiones. Después querían seguir ascendiendo, o todavía peor, hacerse filósofos o literatos. Como narraba Marx respecto del siglo XIX francés, o Guglielmo Ferrero respecto de la etapa final de la república romana, había quienes aprendían griego y ya se creían que eran alguien y tenían derecho a la palabra. Estas clases con aspiraciones encontraban un destino esperable, porque pronto aparecía un nuevo corte social y las devolvía al pozo. Es algo muy similar a lo que ocurre en los ciclos económicos: cada vez que las clases pobres conseguían acceso a propiedades o capital y se convertían en clase media, llegaba un ciclo que las desposeía, de modo que los activos regresaban a sus verdaderos dueños, que en eso suelen consistir las crisis”.

Article de Matt BAILEY a Letras Libres (12-11-21): A qué se refiere en verdad Mark Zuckerberg cuando habla de ‘metaverso’ [10]Para quienes se preocupan por la justicia social y la libertad de expresión, dejarse llevar por la vorágine del metaverso sería un gran error. No obstante, ignorarlo también lo sería. El problema es que Facebook es una empresa de un billón de dólares que puede permitirse pagarle simultáneamente a los abogados, a los grupos de presión, a los científicos de datos y a los desarrolladores de productos. El “internet personificado” de Facebook no solo representa un gran paso para su ambicioso plan de vigilancia total, sino también un intento de esquivar el debate normativo. Mientras los denunciantes sigan declarando y el debate regulatorio continua su marcha, podemos esperar que Facebook siga “dilatando, denegando, y desviando la atención”. Pero eso es en Washington. En Silicon Valley, la D es de datos“.

Paper de Martin BERAJA, Andrew KAO, David Y.YANG i Noam YUTCHMAN a NBER Working Paper Series nº  29466  (november 2021): AI-tocracy   Abstract. Can frontier innovation be sustained under autocracy? We argue that innovation and autocracy can be mutually reinforcing when: (i) the new technology bolsters the autocrat’s power; and (ii) the autocrat’s demand for the technology stimulates further innovation in applications beyond those benefiting it directly. We test for such a mutually reinforcing relationship in the context of facial recognition AI in China. To do so, we gather comprehensive data on AI firms and government procurement contracts, as well as on social unrest across China during the last decade. We first show that autocrats benefit from AI: local unrest leads to greater government procurement of facial recognition AI, and increased AI procurement suppresses subsequent unrest. We then show that AI innovation benefits from autocrats’ suppression of unrest: the contracted AI firms innovate more both for the government and commercial markets. Taken together, these results suggest the possibility of sustained AI innovation under the Chinese regime: AI innovation entrenches the regime, control stimulates further frontier innovation

Article d’Antoni PUIGVERD a La Vanguardia (17-11-21): Modas inmoderables   Europa importa ideologías que han situado a EE.UU. en un callejón sin salida … “Europa importa las modas ideológicas que han situado la democracia americana en un callejón sin salida: el trumpismo, a la derecha; y, a la izquierda, las teorías raciales y de género que en la universidad ya son dogma. No hace falta definir el trumpismo. Se ha popularizado ad nauseam: un movimiento reactivo que, por oposición a las medidas liberales (lo que aquí llamamos progresistas), acaba favoreciendo sin reparos los valores más salvajes de la tradición americana: la segregación (si es necesario, violenta) de los afroamericanos, el hegemonismo WASP, el fanatismo religioso y anticientífico (terraplanismo, antivacunas), la instrumentalización de jueces y policías, y un regreso a los ideales autárquicos fundacionales fomentado por un odio al cosmopolitismo progre. Componentes de este identitarismo son la apología de la cultura transgénero (que ha provocado un manifiesto desesperado de psiquiatras y educadores en Francia). El culto LGTBI descrito, ya no como derecho o como combate necesario contra la opresión de los homosexuales, sino como estadio superior de la condición humana (Luis Alegre. Elogio de la ­homosexualidad . Ed. Arpa). Y la ideología de género, que se propone borrar las ­fronteras sexuales (en una operación de reeducación antropológica comparable, en radicalidad, a las más atrevidas de la historia). La “cuestión racial” forma parte en Europa de un nuevo identitarismo que va mucho más allá de la necesaria y justa protección de los nuevos ciudadanos procedentes de la inmigración. Me refiero al respeto reverencial a las tradiciones islámicas; a la consideración del colonialismo europeo como una falta irreparable, que implica la cancelación de la cultura occidental, y a la desaparición de la ciudadanía, sustituida por un puzle de identidades colectivas. Cabe añadir, en nuestro caso, la aceptación acrítica de las tesis del nacionalismo catalán y vasco. Para esa izquierda, los individuos desaparecen, reagrupados según lengua, religión, piel y opción sexual”.

Article de Manuel ARIAS MALDONADO a Revista de Libros (17-11-21): Cancelando que es gerundio   [11] “Los activistas de izquierda de los años 60 luchaban por la libertad de palabra y algunos activistas contemporáneos de izquierda luchan por restringirla. En buena parte, es un conflicto generacional: woke contra boomers. De manera que quizá la agresividad de estos movimientos sea un simple efecto de la juventud de quienes los integran. Pero sigue siendo el caso que donde ayer había una defensa de la libertad hay hoy un ataque moralizante contra los usos «desviados» de la misma. Recuérdese que en Reencuentro, película de Lawrence Kasdan en la que un grupo de amigos de la universidad se reúnen para asistir al funeral de uno de ellos, los protagonistas sienten el big chill del que habla el título original cuando comprueban el paso demoledor del tiempo y se percatan de la sideral distancia que media entre sus ideales de juventud (los años 60) y sus muy burguesas formas de vida (principios de los 80). ¡Melancólica constatación! Si extendemos el arco temporal un poco más, nos encontramos a los hijos tardíos de esa generación dando la vuelta al célebre prohibido prohibir del mayo parisino: lo que está prohibido, parece, es disentir. Sin embargo, nadie escarmienta en cabeza ajena y menos aún en la cabeza de sus padres: tengamos un poco de paciencia y ya veremos qué aspecto tiene el más feroz de los censores dentro de diez o veinte años”.

Article de Dani CAPÓ a The Objective (15-11-21): Los padres abandonan la pedagogía moderna  «Las familias optan por la transmisión cultural y de conocimiento que la escuela de hoy abandona» … “Al dar la espalda al conocimiento fuerte –utilizando una expresión cara al sabio Gregorio Luri–, damos la espalda a nuestro futuro. Por dos razones: primero, porque se crea una sociedad a dos velocidades: una anclada en el saber y otra otra en la ignorancia y el revuelo emocional. Segundo, porque ninguna nación dividida puede prosperar, ni afrontar los retos propios de su época. Sin conocimientos fuertes –y sin los hábitos de trabajo que estos implican–, ningún país moderno es capaz de encarar los desafíos que plantea una economía basada en la inteligencia, y cuyos resortes de  productividad y crecimiento dependen abiertamente de un know how cada vez más analítico y abstracto. El futuro no pertenece a las inteligencias múltiples, sino a la inteligencia dura; y no hay inteligencia dura sin disciplina, exigencia y cultura. Por eso, tantos padres han desconectado de los discursos y eslóganes oficiales, hasta el punto de que en los Estados Unidos cada vez resulta más común la práctica de un homeschooling que ampara la utilización de un currículum clásico o de que incluso se ha creado la nueva Universidad de Austin –con un profesorado estelar–, nacida bajo la advocación del rigor intelectual. ¿Importa o no importa? Según cómo se mire, por supuesto. Que cada lector juzgue en conciencia, ahora que el gobierno nos vuelve a vender la enésima poda educativa”.

Article de Ramón GONZÁLEZ FÉRRIZ a El Confidencial (18-11-21): La digitalización y la transición energética provocarán inmensas brechas sociales.    [12]  Se trata de procesos necesarios, pero que van a generar enormes desigualdades entre varios grupos de la sociedad. Y los gobiernos no saben cómo evitarlas … “… si en otras ocasiones las innovaciones tecnológicas y el aumento de la productividad no han implicado necesariamente un incremento del desempleo ni de las desigualdades, esta vez sí parece claro que van a ampliar una brecha: la cognitiva. Al margen de las cuestiones económicas (aunque, implícitamente, estén relacionadas), la digitalización del mundo va a suponer el refuerzo de unas élites cognitivas que manejan con comodidad los códigos del estatus en las redes sociales, dominan los mecanismos de creación e intercambio de información en la red y, básicamente, son mercaderes de información. Es el caso de un número cada vez mayor de profesionales —de economistas a periodistas especializados en ciertas materias, de consultores empresariales a expertos en comunicación— cuya materia prima es el conocimiento y su trabajo la divulgación privada o pública” … ” Otra tendencia es la transición ecológica. En 2018, cuando Emmanuel Macronintentó dar los primeros pasos hacia ella con una medida lógica, el aumento de los impuestos a los carburantes derivados del petróleo, se produjo una reacción que fue al mismo tiempo sorprendente y lógica: se organizaron protestas semanales en contra de la decisión. Los manifestantes, ataviados con los chalecos amarillos que los conductores franceses están obligados a llevar en su vehículo, sostenían que ese impuesto suponía un castigo desproporcionado a la clase trabajadora de las zonas rurales o suburbanas, que dependía del coche para sus desplazamientos cotidianos o su trabajo, y que solía tener vehículos viejos que consumían mucho.  Macron reaccionó con rapidez y no solo dio marcha atrás en la subida fiscal, reconoció que existía una brecha que el impuesto podría haber ampliado: la que separa a quienes pueden vivir en el centro de grandes ciudades, desplazarse en transporte público o bicicleta, comprar un coche eléctrico y, en todo caso, prescindir en gran medida de los combustibles fósiles, de quienes están atados de por vida a su consumo. Es posible que, cuando el proceso de transición energética esté más avanzado, se encuentren maneras de disminuir la distancia entre estos dos mundos de consumo energético. Sin embargo, las protestas de los chalecos amarillos fueron una señal temprana de cuál podría ser la reacción de una parte de la sociedad a medidas bienintencionadas pero desconectadas de la realidad de un sector relevante de la población. Esas son las dos grandes tendencias político-económicas de nuestro tiempo. Pero no son los únicos fenómenos que pueden aumentar las brechas sociales. Es posible que la inflación que experimentamos ahora sea pasajera, pero independientemente de lo que dure, va a perjudicar sobre todo a quienes tienen ingresos más bajos. Llega, además, tras una pandemia en la que, al menos en España, la mayor parte de los empleos destruidos fueron los de peor calidad: los temporales, los de los jóvenes. Cuando finalicen los ERTE, veremos si no han sido también los trabajadores y las empresas que aportan menos valor añadido los que han sobrevivido solo como zombis. Esto no es un llamamiento a parar la digitalización y la transición energética: ambas son necesarias y, si se hacen bien, pueden suponer enormes beneficios medioambientales, laborales, económicos y hasta cívicos. Pero las élites que las están impulsando deberían tener mucho más en cuenta que son procesos con claros perdedores, y que estos se hallan sistemáticamente en lo más bajo de la escala educativa y económica. Es algo que ha pasado en otras ocasiones de la historia y debería poder solventarse. El problema, en este caso, es que parece que los gobiernos no tienen ni idea de cómo compensar debidamente a los damnificados. El ingreso mínimo vital español ha sido un fracaso parcial. Los fondos europeos irán a parar de una manera desproporcionada a las grandes empresas, con la simple esperanza de que estas pongan en marcha un ‘efecto derrame’. Y una parte relevante de la sociedad no está dispuesta a pagar más impuestos para compensar a quienes se vean desplazados a los márgenes del sistema. Las consecuencias políticas de todo ello pueden ser devastadoras“.

LLIBRES

António DAMASIO. Sentir y saber. El camino de la consciencia. Destino. Barcelona, 2021    La consciencia es la capacidad de la mente que ha permitido a la especie humana desarrollar una inteligencia única basada en el razonamiento y la creatividad, ayudándonos a entender el mundo que nos rodea. Pero esta maravilla de la evolución sigue siendo un misterio para científicos y filósofos y un reto mayúsculo para la investigación científica. Con un afán divulgativo admirable a la vez que riguroso, este ensayo analiza la evolución de la consciencia a través de un fascinante viaje desde las primeras bacterias hace cuatro mil millones de años hasta la creación de la inteligencia artificial en la actualidad. – Entrevista a António DAMASIO a El Confidencial (14-11-21): “Nuestra mente evoluciona y se está volviendo más rápida y más precisa”

Jean DANIEL. Réconcilier la France. Une histoire vécu de la nation. Editions de l’Observatoire. Paris, 2021 – Avançament editorial a L’Obs (11-11-21): La France de Jean Daniel   Qu’est-ce que l’identité française ? Et comment relever le défi d’une société multiculturelle ? « Réconcilier la France, une histoire vécue de la nation » rassemble les réflexions du fondateur de « l’Obs », disparu le 19 février 2020. 

Michael IGNATIEFF. On Consolation. Finding Solace in Dark Times. Macmillan. New York, 2021  Timely and profound philosophical meditations on how great figures in history, literature, music, and art searched for solace while facing tragedies and crises, from the internationally renowned historian of ideas and Booker Prize finalist Michael Ignatieff
“When we lose someone we love, when we suffer loss or defeat, when catastrophe strikes—war, famine, pandemic—we go in search of consolation. Once the province of priests and philosophers, the language of consolation has largely vanished from our modern vocabulary, and the places where it was offered, houses of religion, are often empty. Rejecting the solace of ancient religious texts, humanity since the sixteenth century has increasingly placed its faith in science, ideology, and the therapeutic.
How do we console each other and ourselves in an age of unbelief? In a series of lapidary meditations on writers, artists, musicians, and their works—from the books of Job and Psalms to Albert Camus, Anna Akhmatova, and Primo Levi—esteemed writer and historian Michael Ignatieff shows how men and women in extremity have looked to each other across time to recover hope and resilience. Recreating the moments when great figures found the courage to confront their fate and the determination to continue unafraid, On Consolation takes those stories into the present, movingly contending that we can revive these traditions of consolation to meet the anguish and uncertainties of our precarious twenty-first century”.

Keith LOWE. Prisioneros de la historia. Galaxia Gutenberg. Barcelona, 2021 – Article d’Andrea RIZZI a El País (18-11-21): Monumentos en pie de guerra  El historiador Keith Lowe retrata la persistente influencia de la catástrofe en el mundo contemporáneo a través de 25 monumentos conmemorativos

Frédérique MATONTI. Comment sommes-nous devenus réacs?. Fayard. Paris, 2021 – Article de Xavier de la PORTE a L’Obs (14-11-21): Comment nous sommes devenus réacs  En quarante ans, les idées d’extrême droite ont pénétré toutes les sphères du débat public français. Comment y sont-elles parvenues ? La professeure en science politique Frédérique Matonti tente de répondre à cette question tristement actuelle.

Frédéric POTIER. Pierre Mendès France, la foi démocratique. Bouquins. Paris, 2021 – Entrevista a Frédéric POTIER a L’Obs (14-11-21): « La pensée de Pierre Mendès France est encore très moderne »   Dans un essai consacré à la pensée de l’ancien président du Conseil, Frédéric Potier explique que les leçons du pouvoir de Mendès France restent d’une grande actualité … “« le mendésisme, j’en ai beaucoup entendu parler mais je n’ai jamais su ce que c’était ». Pour moi, plus qu’une doctrine, c’est une forme de pratique du pouvoir marquée par l’honnêteté, la recherche de la vérité, le refus de la démagogie. C’est l’homme qui déclare « la gauche ne doit promettre que ce qu’elle pourra tenir » et qui en économie, tout keynésien qu’il était, prône la rigueur après la guerre. Il y avait chez lui une forte volonté décentralisatrice et le souci, en même temps, de la planification. Il offrait un chemin vers une République moderne”.

Pere VILANOVA. Afganistán. Auge, caída y resurgimiento del régimen talibán. Catarata. Madrid, 2021 Avançament editorial a infoLibre (17-11-21) … Vilanova parte de la invasión soviética a finales de los setenta para recoger la evolución del fundamentalismo islámico en Afganistán. La retirada de las tropas estadounidenses de Kabul es el último hecho conocido. Pero la historia del régimen talibán es tan compleja como si de “un cubo de Rubik” se tratara.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.