FOCUS PRESS 275

ARTICLES DESTACATS

(1) Entrevista a Olivier KEMPF a La Vanguardia (17-05-22): “Al principi vam sobrevalorar l’exèrcit rus, ara no el subestimem”

(2) Article de Jesús A.NÚÑEZ VILLAVERDE a El País (15-05-22): Finlandia y Suecia, a la OTAN vía Moscú

(3) Article d’Ángel UBIDE a “Negocios” de El País (15-05-22): El fin de la divina coincidencia

(4) Article de Guido FORMIGONI a il Mulino (11-05-22): Che significa oggi vincere o perdere una guerra? 

(5) Article de Marta REBÓN a La Vanguardia (19-05-22): Europa, Europa

(6) Entrevista a Olivier ROY a il Mulino (9-05-22): Europa religiosa, Europa politica

(7) Article d’Elie COHEN i Gérard GRUNBERG a Telos (17-05-22): Le retour de l’intellectuel de gauche

(8) Article de José María MORALES ARROYO a Agenda Pública (10-12-22): La olvidada cuestión de confianza

(9) Article de Cristina MONGE a infoLibre (15-05-22): ¿Hartos de crispación y falta de acuerdos? 

(10) Article de Manuel ARIAS MALDONADO a Revista de Libros (18-05-22): Arcanos y mentiras en la democracia constitucional

(11) Article d’Ignacio VARELA a El Confidencial (18-05-22): Majestad, no haga más olas, por favor

(12) Article de Josep Vicent BOIRA a La Vanguardia (14-05-22): Euroregió, Maragall, Feijóo

(13) Article de Daniel INNERARITY a El País (13-05-22): Igualdad algorítmica

(14) Article de Jonathan HAIDT a El Español (8-05-22): Por qué los últimos diez años en EE.UU. han sido singularmente estúpidos 

*****

GUERRA A UCRAÏNA

El curs de la guerra

Article de Félix ARTEAGA al Real Instituto Elcano (12-05-22): Lecciones aprendidas sobre la (in)capacidad de las fuerzas armadas rusas en Ucrania  En contra de lo esperado, las primeras lecciones aprendidas muestran que las fuerzas armadas rusas no están preparadas para llevar a cabo operaciones convencionales a gran escala  “La Federación Rusa desplegó en las fronteras de Ucrania una concentración numerosa de fuerzas militares de alta disponibilidad, dotadas de equipamiento moderno, con experiencia de combate y respaldadas por sólidas doctrinas operativas. A la formidable maquinaria militar convencional se añadía su superioridad en los dominios informativo, espacial y cibernético. Dos meses después de la invasión, y contra todo pronóstico, el presunto poder militar ruso se ha visto incapaz de arrollar a las fuerzas ucranianas que se han defendido con determinación y aprovechado la asistencia militar que han recibido. En lo que ahora se prevé que va a ser un conflicto de larga duración, las primeras lecciones muestran que en Occidente se había sobreestimado la capacidad militar de Rusia, que sus debilidades exceden a sus virtudes y que sólo las armas nucleares sustentan su capacidad de disuasión” (…)

Entrevista a Bertrand BADIE a La Vanguardia (14-05-22): “Des del 1945, les guerres ja no es guanyen”  Raons de fons: “Occident va alimentarla humiliació russa, però això no exculpa Vladímir Putin” (…) “Putin ha fet una guerra clàssica, jo diria que la guerra d’una altra època. Els occidentals intenten contenir-lo no tant per la via militar com per l’amenaça de l’exclusió del món. És una cosa totalment nova en la història de les relacions internacionals. És una exclusió econòmica i comercial, mediàtica, cultural, turística i esportiva. Per a un dictador, ser exclòs de les competicions esportives és una cosa molt dolorosa. Així doncs, ens allunyem del model de Carl von Clausewitz, en què les armes ho decidien tot. En aquesta guerra estranya, les armes no són gaire decisives, com no ho van ser a l’ Afganistan, al Vietnam o a les guerres de descolonització. Tampoc no ho són al Sahel” (…)

Entrevista a Olivier KEMPF a La Vanguardia (17-05-22): “Al principi vam sobrevalorar l’exèrcit rus, ara no el subestimem”   [1] El general i geoestratega francès ha intervingut en missions de l’OTAN, col·labora amb el prestigiós IRIS i és autor de diversos llibres sobre geoestrategia … “Putin aposta perquè l’opinió pública internacional perdrà interès per la guerra”  … Quin balanç en fa, d’aquests 80 dies? La guerra ha tingut dues fases. La primera, de quatre a cinc setmanes, en què els russos s’han precipitat a tot arreu, especialment a Kíiv, creient que seria fàcil. De cop, van decidir canviar d’estratègia per concentrar-se al front est, on han canviat de tàctica i han mantingut la seva presència al sud. Els objectius són tots tres oblasts –regions-, les dues del Donbass ( Luhansk i Donetsk) i Kherson. El front del Donbass és molt actiu, amb molta artilleria i una mena de batalla logística perquè la guerra serà llarga.
Setmanes, mesos, anys? És probable que l’estratègia russa és que duri mesos, però que després, tornant a la qüestió logística, les coses s’alentiran i el front s’estabilitzarà. Hi haurà intercanvis d’artilleria però hi ha el risc que la guerra es converteixi en el que anomenem un “conflicte congelat”, hi haurà igualment ferits i morts, però molts menys que ara i també menys destrucció. Un conflicte que retindrà menys l’interès de l’opinió pública internacional. Aquesta és una de les coses sobre les quals Vladímir Putin aposta, amb una consegüent laxitud i un cansament, que permetrà a Rússia guanyar posi¬cions, però encara no estem en aquesta fase. Seguim en una fase de combats molt actius perquè tant els russos com els ucraïnesos creuen que poden guanyar.  El sorprèn la resistència de l’exèrcit ucraïnès? D’entrada, els russos van tenir una molt mala tàctica en la primera fase. Van creure que seria fàcil i no van imaginar que els ucraïnesos resistirien. Van arribar amb una flor al fusell. I es van trobar amb gent que no els estimava. Tampoc no van fer atenció a la logística. Els russos van subestimar els ucraïnesos i nosaltres, els observadors occidentals, hem sobreestimat els russos, la qual cosa explica aquesta primera fase avantat¬josa per als ucraïnesos. Les coses han canviat. Al principi, vam sobrevalorar els russos, i ara no s’han de subestimar. A més, s’han reagrupat, són més seriosos tàcticament, prenen menys riscos i més precau-cions. El que s’observa és que militarment les coses són avui més equilibrades respecte a la primera fase. És difícil dir qui guanyarà” (…)

Article de Carme COLOMINA a esglobal (18-05-22): Guerra digital en Ucrania  El conflicto en Ucrania también cuenta con frentes digitales (…)”Si esta es, como afirma el centenario filósofo francés, Edgar Morin, “la primera ciberguerra en la historia de la humanidad”, Ucrania puede convertirse en el primer frente bélico donde miden sus fuerzas las dos grandes tendencias globales de digitalización: el tecnoautoritarismo y el modelo estadounidense de Silicon Valley, donde las corporaciones privadas despliegan el llamado “capitalismo de vigilancia” que denuncia Shoshana Zuboff” (…)

Els Estats Units i la guerra: el paper de la CIA

Article de Vincent JAUVERT a L’Obs (13-05-22): Guerre en Ukraine : le stupéfiant retour en grâce de la CIA  Il y a vingt ans, en raison notamment de la guerre en Irak, l’agence de renseignement américaine était l’incarnation du mensonge d’Etat et du mépris des droits humains. Depuis le début de l’invasion russe en Ukraine, elle est devenue la pythie de l’Occident.    (…)Dès le début de la guerre, la CIA a également joué un rôle décisif dans la défense du pouvoir démocratique à Kiev. Selon le « Wall Street Journal », Bill Burns serait venu en secret à Kiev à la mi-janvier pour informer le président Volodymyr Zelensky des détails d’une opération russe visant à le renverser. Il s’agissait de reproduire l’action qui a conduit à la prise très rapide de la Crimée en 2014. Des forces russes s’emparent nuitamment et subrepticement de l’aéroport Antonov, situé près de la capitale ukrainienne. Puis plusieurs avions militaires russes y atterrissent avec à leur bord des forces spéciales, qui se rendent extrêmement rapidement à Kiev pour enlever ou tuer le chef de l’Etat. Mais, le jour J, l’armée ukrainienne, prévenue par Burns, attendait les forces russes de pied ferme et a ainsi déjoué le plan de Poutine. Grâce donc aux informations extrêmement précises de la CIA. Ce retour en grâce et en réussite des espions américains est peut-être le pire échec de Vladimir Poutine. L’ancien lieuteneant-colonel du KGB, qui est entouré d’une camarilla d’ex-espions, voue un culte aux « tchékistes » (du nom du premier service de renseignement de l’URSS, la Tchéka). Or, dans la guerre en Ukraine, ces derniers sont, à l’évidence, largement surpassés par leurs homologues de la CIA et des autres services américains, et cela dans tous les domaines : les interceptions, l’imagerie satellitaire et même le renseignement humain, pourtant domaine d’excellence traditionnel des Russes. On ne voit pas comment le maître du Kremlin pourrait se relever de ce fiasco-là”.

Conseqüències geopolítiques: l’ampliació de l’OTAN

Article de Jesús A.NÚÑEZ VILLAVERDE a El País (15-05-22): Finlandia y Suecia, a la OTAN vía Moscú    [2] Vladímir Putin, con su aventurerismo militarista, se ha convertido en el mejor reclutador de países para la Alianza Atlántica.    Para Helsinki y Estocolmo este paso es una respuesta a su principal amenaza de seguridad: Moscú. Protegiéndose bajo la cobertura aliada calculan que mejoran sustancialmente su seguridad, conscientes, por un lado, del riesgo de sufrir lo que le ha sucedido a Ucrania y, por otro, de que sus propias fuerzas no son suficientes para protegerse adecuadamente. Romper con su histórico no alineamiento es la prueba más clara del temor que inspira una Rusia que no ha logrado atraer amistosamente a su órbita a ningún vecino desde el final de la Guerra Fría.

Para Rusia es un desastre sin paliativos. Vladímir Putin, con su aventurerismo militarista, se ha convertido en el mejor reclutador de países para la OTAN. Basta con recordar que tanto Estados Unidos como la OTAN —en respuesta al ultimátum ruso del pasado 17 de diciembre, en el que reclamaba negociar un nuevo orden de seguridad en el continente— aceptaron la conveniencia de discutir esa cuestión, asumiendo implícitamente que la ampliación de la Alianza y algunas decisiones estadounidenses (retirada del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) y despliegue del escudo antimisiles en su vecindad) habían creado un desequilibrio que despertaba lógicos temores en Moscú. Pero ha sido Putin el que, desbaratando también de paso una cumbre ya convocada con Joe Biden, ha cerrado la puerta a dicha posibilidad. Y hoy se encuentra con que la frontera directa entre Rusia y la Alianza se va a duplicar.

Para la OTAN es agua bendita. Diagnosticada de “muerte cerebral” por Macron, debilitada por sus divergencias internas entre europeístas y atlantistas, y deprimida tras la amarga experiencia en Afganistán, se encuentra sorpresivamente reconvertida en protagonista principal de una dinámica de tensión con el viejo adversario. En términos estratégicos, la ampliación supone un claro reforzamiento del flanco norte, dificultando aún más las pretensiones rusas no solo en el Báltico sino también en el Ártico, gracias a las aportaciones de quienes cabe considerar como contribuyentes netos a la seguridad aliada. Se trata no solo de dos miembros de la Asociación para la Paz y de la Iniciativa de Interoperabilidad de la Asociación- es decir, de dos ejércitos que llevan más de veinte años adiestrándose con procedimientos OTAN y participando en maniobras aliadas y en operaciones internacionales en los Balcanes y en Oriente Medio-, sino también con presupuestos de defensa rondando el 2% del PIB, una industria de defensa competitiva, unos efectivos humanos muy cualificados, así como con unos medios que incluyen capacidades cibernéticas, artilleras (Patriot) y aéreas (F-18 y F-35) nada desdeñables.

Para la Unión Europea, por contra, quizás no sea esta la mejor noticia. A fin de cuentas, en el caso de Finlandia, parece claro que el paraguas que ofrece Bruselas (artículo 42.7 del tratado de la UE) no le resulta muy atractivo o creíble, en comparación con el que ofrece la OTAN en su artículo 5. Para una Unión que aspira desde 2016 a la autonomía estratégica, y por mucha complementariedad que se quiera trasmitir entre ambas organizaciones, parece inmediato entender que el reforzamiento de una supone automáticamente un freno para la otra. Y, entretanto, crece el riesgo de escalada y se desequilibra aún más el orden de seguridad del continente”.

Article de Natividad FERNÁNDEZ SOLA a Agenda Pública (17-05-22): ¿Una OTAN más amplia es más segura?  No es que los países no sean soberanos para querer ingresar en una organización defensiva o para aceptar que otros lo hagan, se trata de conveniencia estratégica y de optar por la salida que más favorece la paz (…) “no es que los países no sean soberanos para querer ingresar en una Organización defensiva o para aceptar que otros lo hagan, se trata de conveniencia estratégica y de, soberanamente, optar por la salida que más favorece la paz. No conviene olvidar que los Estados que forman parte de la OTAN se han comprometido a no utilizar la amenaza o el uso de la fuerza, de conformidad con la Carta de la ONU. La entrada de nuevos miembros en la OTAN rodeando a Rusia es fácil entenderla como una amenaza de uso de la fuerza. Basta con pensar cómo reaccionaríamos si Finlandia, Ucrania, Moldavia e incluso otros países antaño del Pacto de Varsovia, hubieran decidido sumarse a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva” (…)

Article d’Enric JULIANA a La Vanguardia (14-05-22): La OTAN toma el Ártico   El ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN no sólo tendría consecuencias en el Báltico.  (…)  “Con el ingreso de Finlandia y Suecia,siete de los ocho países que integran el denominado Consejo Ártico pasarían a ser miembros de la Alianza del Tratado del Atlántico Norte. El Consejo Ártico es el foro que reúne a los países con intereses más directos en el Ártico, una extensión de 13 millones de metros de kilómetros cuadrados formada por grandes masas de hielo y aguas navegables durante algunos meses del año. Forman parte del Consejo Ártico: Rusia, Estados Unidos, Canadá, Dinamarca (país bajo cuya soberanía se halla Groenlandia), Islandia, Noruega, Suecia y Finlandia” (…)

Article de María RAMÍREZ a elDiario.es (13-05-22): El espejo de Finlandia  Para muchos, entrar en la OTAN es la garantía de que Rusia no se atreverá con ellos. Y la realidad es que así ha sido en el Este de Europa.  

Article de Xosé M.NÚÑEZ SEIXAS a El País (13-05-22): ¿La historia rima? Lecciones de la Guerra de Invierno de 1939   La invasión de Ucrania por parte de Putin recuerda los enfrentamientos del Ejército Rojo con las fuerzas finlandesas en el siglo pasado, en los que Helsinki no cedió al autoritarismo de Stalin y logró preservar su soberanía pese a perder el 10% de su territorio.   La invasión rusa de Ucrania muestra una vez más que la memoria puede convertirse en un arma de guerra. El recuerdo mitificado de la II Guerra Mundial por parte de la Rusia de Vladímir Putin sirve de justificación a su agresión: se trataría de librar a sus hermanos eslavos de un Gobierno títere de la OTAN y en manos de neonazis, que predica el revisionismo histórico y niega el inmenso sacrificio soviético de 1941-45, exaltando de paso a unos miles de colaboracionistas profascistas. Este mensaje encaja muy bien con la visión de la Gran Guerra Patriótica que se propaga en la esfera pública rusa desde hace dos décadas: una guerra justa, protagonizada por el pueblo ruso/soviético contra un agresor externo, con inicio el 22 de junio de 1941. Es una narrativa con sombras y olvidos interesados. Entre ellos, que la URSS también fue un poder agresor entre septiembre de 1939 y el 21 de junio de 1941, al amparo del pacto germano-soviético. Stalin ocupó primero Polonia oriental, que entonces comprendía territorios hoy pertenecientes a Bielorrusia y Ucrania occidental. Entre julio y agosto de 1940 ocupó las tres repúblicas bálticas, tras imponerles un ultimátum. Los presidentes autoritarios de Estonia y Letonia fallecieron en cautiverio soviético, uno en un manicomio y otro deportado en Turkmenistán. Pero si la ocupación soviética de Polonia oriental costó pocas bajas al Ejército Rojo, y ninguna las de los países bálticos, la historia en Finlandia fue muy distinta” (…)

Conseqüències econòmiques

Article d’Ángel UBIDE a “Negocios” de El País (15-05-22): El fin de la divina coincidencia   [3] Las autoridades tienen ahora escaso control a corto plazo sobre las variables económicas y la incertidumbre es enorme   (…) “Durante décadas, se ha afirmado que la interdependencia económica era la mejor manera de garantizar la estabilidad política mundial. Por ejemplo, Thomas Friedman aventuró, en 1996, la “teoría de prevención de conflictos de los arcos dorados”: dos países donde estuviera establecido McDonalds no entrarían en conflicto armado. Con el tiempo, el concepto de asegurar la paz mundial a través de la interdependencia económica se afianzó, y uno de los mejores ejemplos ha sido la estrategia alemana de intensas relaciones económicas con Rusia: Alemania se aseguraba así un suministro muy barato de energía que le permitía aumentar la competitividad de su industria. Era la divina coincidencia aplicada a la geoeconomía: la globalización mejoraba la eficiencia económica y, a la vez, aseguraba la paz mundial. Pero la realidad es que las relaciones económicas se entablaron primero, y las implicaciones políticas se racionalizaron después para justificar la estrategia económica. Tras la Segunda Guerra Mundial, EE UU tenía un superávit de cereales, y Rusia superávit de materias primas, y era de interés económico para ambos países entablar relaciones comerciales. De la misma manera, la apertura china al comercio internacional generó toda una serie de intercambios económicos mutuamente beneficiosos para las partes. Las empresas pioneras presionaban a los gobiernos, que al final liberalizaban el comercio. La divina coincidencia geoeconómica facilitaba la vida a los gobiernos: la relación económica nos interesa, alabemos la relación política.

Hasta que la divina coincidencia geopolítica dejó de cumplirse. La apertura económica china (o rusa) no derivó en su democratización, como se había esperado. De manera sutil, las fricciones entre EE UU, Europa y China aumentaron, y se afianzó la idea del desacoplamiento de las economías occidentales de la economía china. De ahí surgió el concepto de “producir en China para China, fuera de China para el resto del mundo”. Y el proceso se ha acelerado con la invasión rusa de Ucrania y las sanciones derivadas de la misma. La teoría del McDonalds ya no se cumple. De repente, la independencia energética es tan valiosa como la disciplina fiscal. De repente, la globalización tiene límites y por eso Alemania, tan dependiente económicamente de la divina coincidencia geopolítica, se resiste tanto a esta nueva realidad que rompe su modelo económico mercantilista y deteriora su competitividad.

La secretaria del tesoro americano, Janet Yellen, propuso recientemente que las cadenas de suministro se reorienten hacia los “países aliados” (friend-shoring). La idea de un comercio internacional definido por relaciones geoestratégicas y valores políticos es muy distante de la globalización como estrategia de aumento de la eficiencia económica. Y, ¿qué significa “países aliados”? Los países que se abstuvieron en la reciente votación de condena de Rusia en las Naciones Unidas representan más de la mitad de la población mundial. Ni el Comité Monetario y Financiero del FMI ni el G20 pudieron acordar un comunicado en su reciente reunión, lo cual revela la gran brecha geopolítica entre la coalición de países desarrollados y el resto —sobre todo ahora que las sanciones y los aranceles son instrumentos geopolíticos y las reservas en dólares ya no se pueden considerar activos sin riesgo—.

El fin de la divina coincidencia, tanto económica como geopolítica, reduce la eficiencia económica, introduce altísima incertidumbre, y dificulta enormemente el diseño de la política económica. Las disyuntivas a las que se enfrentan los gobernantes —crecimiento frente a inflación, eficiencia o resiliencia— no solo no se van a resolver en el corto plazo, sino que se amplifican de manera recíproca. Por suerte, estos shocks han llegado en un momento de crecimiento económico elevado, apuntalado por un mercado laboral muy sólido: la tasa de desempleo media de los países del G7 es la más baja de las últimas décadas. La divina coincidencia volverá, una vez que el impacto de estos shocks de oferta desaparezca y se construya un nuevo modelo geopolítico. Pero la probabilidad de error en el diseño de las políticas durante el periodo de transición es enorme”.

Article de Paul KRUGMAN a “Negocios” de El País (15-05-22: Los alimentos, los fertilizantes y el futuro  A medida que el mundo se vuelve más peligroso, las cosas que damos por supuestas pueden ser mucho más frágiles.  (…)En cualquier caso, incluso antes de la invasión de Ucrania, cada vez hay más razones para preguntarse por el futuro de la globalización. A menudo se nos dice que el comercio fomenta la paz, lo cual puede que sea verdad o no. Ahora bien, lo que es seguro es que la paz fomenta el comercio. Y a medida que el mundo se vuelve un lugar más peligroso, las cosas que damos por supuestas, como el comercio de alimentos a gran escala, pueden ser mucho más frágiles de lo que nadie se imaginaba”.

Article d’Andrea RIZZI a El País (15-05-22): La guerra en Ucrania precipita una crisis alimentaria global  El conflicto en Ucrania exacerba la escalada de precios de los alimentos, que amenaza con provocar una crisis de desnutrición, turbulencias político-sociales, nuevos flujos migratorios y tensiones geopolíticas

Article de Máximo TORERO CULLEN a El País (15-05-22): Una perspectiva de crisis abrumadora  Lejos de Ucrania, los misiles caen sobre los pobres del mundo en forma de aumento del precio de los alimentos. Es necesario conceder créditos asequibles a países de bajos ingresos

Crònica de Manuel V.GÓMEZ a El País (17-05-22): Bruselas ensombrece su previsión econòmica por la guerra de Ucrania Bruselas rebaja en 1,6 puntos la previsión de crecimiento de España hasta el 4% en 2022 … La guerra ensombrece las proyecciones económicas de la Comisión Europea, que reduce la actividad de la eurozona al 2,7% este año, 1,3 puntos menos que el pronóstico anterior

Debats

Article d’Andrés ORTEGA a elDiario.es (13-05-22): Ucrania, como guerra civil  La guerra de Ucrania tiene elementos de guerra civil, que incluyen el ensañamiento de las tropas rusas y el uso de la historia como arma, como han hecho Putin en su discurso de este 9 de mayo

Article de Guido FORMIGONI a il Mulino (11-05-22): Che significa oggi vincere o perdere una guerra?    [4] Il tema della vittoria è sempre più al centro delle retoriche pubbliche attorno alla guerra. Ma ascoltare questi slogan lascia perplessi. Che cosa significa infatti precisamente «vincere» o «»perdere» una guerra come quella in corso? … La guerra è stata via via sempre più “totale”, scontro militare senza possibili mediazioni, senza limiti politici: uno scontro con caratteri sempre più estesi e profondi … Il caso russo-ucraino può forse essere catalogato sotto una situazione tipica da “guerra totale”, che chiederebbe quindi una vittoria coerente? (…) ” Il caso russo-ucraino può essere catalogato sotto una situazione tipica da “guerra totale”, che chiederebbe quindi una vittoria coerente? Mi pare impossibile sostenerlo. La Russia ha lanciato un’offensiva sconsiderata e ambiziosissima, che sembrava quasi preludere alla volontà di occupare ampiamente il territorio della repubblica confinante, per “denazificarlo” (cambiare il governo e forse il regime istituzionale) e assieme “proteggere la popolazione russofona” (che voleva dire potenzialmente correggere i confini oltre la situazione de facto, creatasi nel 2014, della secessione delle due Repubbliche del Donbass). Ha ottenuto risultati militari coerenti? Direi proprio di no, tanto che ha dovuto correggere la prospettiva della guerra, concentrandola a quanto pare nelle ultime settimane nella regione sudorientale del Paese.
L’Ucraina ha saputo resistere alla prima offensiva, cosa non scontata, grazie anche all’aiuto internazionale. Ma per Kyiv cosa significa “vincere”? Ha una possibilità remota di scacciare tutte le truppe straniere dal proprio territorio e invertire l’offensiva fino a provocare un crollo militare e anche politico del regime di Putin? Difficile ipotizzarlo, allo stato delle conoscenze.
Se allora la vittoria non sembra poter essere per nessuno dei due antagonisti una vittoria totale, non dovrebbe essere logico che la “comunità internazionale” nel suo insieme – e primi entro di essa i paesi occidentali, sostenitori dei valori del diritto, della convivenza pacifica, della cooperazione multilaterale – premesse sui protagonisti per trovare un modo di fermare la guerra? Il presidente Mattarella ha parlato di ritorno allo “spirito di Helsinki”, che mi pare un ottimo riferimento. La Conferenza per la sicurezza e la cooperazione europea approvò nel 1975 un atto finale, accettato dalle due parti contrapposte del continente, pur divise profondamente da ideologie rivali. Dove si affermava l’inviolabilità (non l’immodificabilità) dei confini e si accettava il principio comune dei diritti umani almeno formalmente come comune sfondo dei due sistemi. L’idea di molti protagonisti di quelle trattative, forse non di tutti, era che questi elementi (la cooperazione, il negoziato, il mutuo riconoscimento) potessero ammorbidire col tempo anche la rigidità della “cortina di ferro”. E il 1989 avrebbe dimostrato qualche effetto positivo di quell’approccio. Oggi siamo meno impacciati di allora da orizzonti ideologici rigidi. Non dovrebbe essere impossibile immaginare un’azione convergente per premere sui contendenti (necessariamente soprattutto sull’aggressore russo) per costruire un processo di conclusione delle ostilità e recuperare un livello di convivenza minimale per tutti gli attori in gioco. In questo compromesso, magari criticabile e senz’altro contingente, ci potranno essere forme diverse di soddisfazione di ciascuno. Senza sconfitte né vittorie totali. Occorre uscire definitivamente dall’ombra lunga dell’età primo-novecentesca della catastrofe”.

Entrevista a José V.CASANOVA a La Vanguardia (15-05-22): “La guerra amb l’OTAN és una de les tres que Putin fa a Ucraïna” L’acadèmic de la Universitat de Georgetown explica l’aliança de Putin amb el Patriarcat contra Occident … Guerra cultural: “L’Església russa busca una aliança contra la UE,el secularisme, el feminisme i la decadència d’Occident” … Objectiu del Kremlin: “Rússia vol ser un imperi dins Europa per destruirla Unió Europea, i sense Ucraïna no és un imperi” … Paper de l’Església catòlica: “El papa Francesc ha acceptat el xantatge de Moscou i no parla amb l’Església ortodoxa ucraïnesa”

Article de Marc ESPAÑOL a esglobal (5-05-22): ¿Qué puede hacer el movimiento contra la guerra europeo frente a la invasión de Ucrania?   Un repaso a los dilemas y a las posibles opciones a corto y largo plazo que plantean aquellos que están en contra del envío de armas a Ucrania y que alertan de los peligros. (…) A largo plazo, son numerosas las voces que llevan años llamando a que Europa y Estados Unidos accedan a negociar con Moscú para definir un nuevo orden de seguridad europeo, que incluya el papel que Rusia debe tener en él y que sea aceptable para todas las partes. La oposición a una respuesta militar frente a la ocupación rusa de Ucrania no solo está siendo a menudo interpretada como una entrega de las llaves del país a Putin, sino incluso como la entrega de las llaves de Europa. Pero esta lectura implica considerar que hay que gestionar una Rusia en expansión en lugar de gestionar una Rusia en declive, algo que la propia ocupación de Ucrania está exhibiendo y que exige una actitud diferente. En 2015, Jeremy Shapiro, investigador  entoncesdel think tank Brookings, resaltó la importancia de esta negociación precisamente porque “el declive de Rusia significa que poco importa si [su] plan a largo plazo es reconquistar toda Europa del Este [porque] no tendrá la capacidad para hacerlo. Por lo tanto, no debemos preocuparnos por la fuerza rusa, sino por lo que hará cuando comience a percibir que es débil”. Llegado el momento, Shapiro recordaba que Rusia contará con armas nucleares y la percepción de amenaza, por lo que llamaba a “darnos el lujo de acomodar a Rusia a corto plazo y trabajar hacia una mejor relación entre este país y Occidente que facilitará la gestión del declive ruso”. Shapiro también señaló a los escépticos con la fiabilidad de Putin para mantener acuerdos que, precisamente porque no podemos confiar en él, “debemos encontrar un acuerdo que crea que es lo mejor para [sus intereses]” como única garantía. En este proceso, numerosas voces han apuntado a la necesidad de afrontar también cuestiones incómodas para Europa como su responsabilidad en el desorden global que ha llevado hasta el escenario actual, sobre todo por lo que respecta al rol de la OTAN y de forma más general a la lógica de bloques, alianzas militares y esferas de influencia. Paralelamente, se ha reivindicado que el movimiento contra la guerra debe luchar por un orden internacional consistente basado en reglas compartidas, diplomacia y cooperación, notando que el incumplimiento de las normas por parte de grandes potencias, ya sea en Ucrania, en Siria o en Palestina, ha allanado el camino hasta el escenario actual. “Nuestra única esperanza reside en un movimiento mundial contra el militarismo”, ha señalado la ucraniana Polina Godz, directora de arte del medio Tribune. “El caso es más difícil de plantear en momentos como este, cuando cada sentimiento de tu cuerpo quiere ver a Putin derrotado militarmente. Pero también es ahora cuando es más importante”

Article de Marta REBÓN a La Vanguardia (19-05-22): Europa, Europa   [5] De la “otra Europa” nos llegan voces claras como alternativa a la retórica de la ‘grandeur’ de los imperios (…)  “al leer títulos recientes sobre los derroteros de la Unión Soviética antes de su disolución, como en el de Vladislav Zubok (Collapse: The fall of the Soviet Union), donde encontré una réplica de Alexánder Yákovlev a George Bush: reunidos en la Casa Blanca para debatir sobre una Ucrania independiente tras el referéndum de 1991, el primero, uno de los impulsores de la glasnost , le dijo al presidente estadounidense que en Rusia había, “por desgracia, mil interpretaciones distintas para la palabra independencia ”.
Tanto el libro de Zubok como el de Mary E. Sarotte (Not one inch) o Kristina Spohr (Post Wall, Post Square) se abstienen de reducir la causa de la Europa post-Crimea a la supuesta promesa incumplida de no ampliar la OTAN hacia el Este, cuando no está recogida en ningún acuerdo y se hizo en circunstancias que al cabo de poco cambiaron radicalmente. ¿Fue temeraria la ampliación de la OTAN? Depende de a quién se le pregunte.
En un diálogo con Alexéi Navalni publicado en formato libro, Opposing forces, Adam Michnik recuerda que Mijaíl Gorbachov le dijo al presidente polaco que la pertenencia de su país a la OTAN era un error. Acto seguido, Alexander Kwasniewski le preguntó cuál era su opinión de Yeltsin. Gorbachov se refirió a su sucesor como un “tonto y borracho”. Cómo no entrar en la OTAN, le espetó Kwasniewski, si todo un arsenal nuclear estaba en manos de un presidente así. Si Rusia fuera una auténtica democracia, añadió Michnik, no se sentiría amenazada. Con Yeltsin, además, apunta Spohr, “la democracia nació muerta”, pues “la corrupción se desbordó y el Estado de derecho nunca arraigó”.
Aquello fue una tormenta perfecta con capitanes al mando improvisando decisiones a oscuras. Las cuestiones sobre Rusia, tan renuente a ceder un ápice de su soberanía y celosa con su identidad y estatus, no se habrían resuel¬to “ni con la diplomacia más delicada”. ¿Contentar a Rusia o devolver la dignidad a sus rehenes, esa zona gris llamada Europa del Este? Para algunos, el dilema per¬siste.
¿De qué hablamos cuando hablamos de Europa? De nuevo esa pregunta con tantas respuestas como interlocutores. Ojalá fuera tan fácil como trazar un signo igual en matemáticas. Respuestas, además, fugaces, pues no tardan en dejar de ser válidas. Europa como rompecabezas maldito, como proyección bienintencionada, abismo y paraíso en un mismo espacio, solución y problema, modelo y contra¬ejemplo. “Europa era el refugio de nuestro infierno doméstico”, le contó Michnik al hoy encarcelado Navalni, la alternativa a la censura, la represión y el fraude que viven hoy Bielorrusia o Kazajistán, los “buenos vecinos” de Rusia. ¿De qué hablamos cuando hablamos de Europa del Este? Todavía de una terra incognita, tres décadas después de descorrer el telón de acero. En lugar de escucharla y (re)conocerla entonces, lo que sedujo de ella a Occidente, como apunta Iván de la Nuez en su reciente La larga marca, fue su experiencia convertida, de manera superficial y exótica, en estética nostálgica.
El zarpazo de Moscú ha provocado, entre otras cosas, que de la “otra Europa” nos lleguen hoy voces claras y seguras como alternativa a la retórica de la grandeur de los viejos imperios que solo se reconocen entre sí. A la determinación de Kaja Kallas o Kiril Petkov se han unido Sanna Marin y Magdalena Andersson. “Nos conocemos a nosotros mismos en la medida en que nos ponen a prueba”, dicen unos versos de Wisława Szymborska. Allá donde vayas (escribo esto desde Cracovia) consulta a sus poetas, me dijo otro profesor”.

ECONOMIA GLOBAL

La bombolla de les criptomonedes

Article de Pierluigi M.SANDRI a La Vanguardia (15-05-22): Los criptoactivos entran en su invierno   El desplome de las criptomonedas abre interrogantes sobre su futuro; la regulación se perfila como una necesidad para proteger al inversor … La caída de las monedas vinculadas al dólar demuestra todavía la fragilidad del sistema … La especulación es una cosa, y la tecnología que sostiene los activos, otra … El cambio de ciclo con tipos al alza aumenta los riesgos, y el bitcoin se percibe como una inversión arriesgada … Los defensores de esta tecnología afirman que la corrección es normal y en cierta manera previsible

Article de Roger SENSERRICH a voz pópuli (15-05-22): Estadios, burbujas y criptos  Muchos de los actores, empresas, chiringuitos y vividores en el sector recuerdan demasiadas historias de burbujas pasadas, y que quizás es un buen momento para echar a correr … Crypto.com fue una de las múltiples empresas dedicadas a las criptomonedas que se gastaron auténticas millonadas en anuncios en la Superbowl … Y eso es antes de ponernos a hablar del concepto de criptomoneda en sí, una ficción contable sin respaldo alguno que requiere un consumo de electricidad equivalente a varios países enteros

AMÈRICA LLATINA

Eleccions presidencials a Colòmbia

Article de Jerónimo RÍOS SIERRA a esglobal (13-05-22): Qué futuro le espera al nuevo presidente de Colombia  El nuevo líder colombiano heredará un país más violento que hace cuatro años, con mayor nivel de descontento social y peor imagen internacional (…) “en conclusión, vista la herencia que ha de recibir el próximo presidente de Colombia, lo que se juega en las próximas elecciones del próximo 29 de mayo parece gravitar entre el continuismo y la ruptura. El continuismo de Federico Gutiérrez, alineado con la desregulación del mercado, el Estado de mínimos, la política securitaria más tradicional y la proximidad geopolítica con Estados Unidos. La ruptura de Gustavo Petro, favorable a recuperar la senda del Acuerdo de Paz, fortalecer la dimensión territorial e institucional del Estado, y promover una política pública que apueste por mayor cohesión social y mayor gasto público. En unas semanas saldremos de dudas”.

UNIÓ EUROPEA

El futur de la Unió

Article d’Andrea RIZZI a El País (14-05-22): La invencible primera persona del plural  La UE puede ser, en clave federal interna y en clave confederal externa, motor de una reformulación del nosotros occidental.   (…) “Entre la clave federal interna y la confederal externa, y con la sensación de una importante convergencia política en las principales capitales, parecemos dirigirnos hacia cambios importantes. En ellos habrá que mantener un sano realismo acerca de la situación global y una nítida conciencia del valor de ese nosotros.
Realismo con respecto a que, más allá de las potencias antagónicas, Occidente afronta un sentimiento de desconfianza muy extendido en el mundo, en parte por graves errores históricos; ha habido y hay divisiones internas, y falta de voluntad o capacidad para enderezar serios problemas. Pero conviene no olvidar la conciencia de la naturaleza auténticamente formidable de lo construido en estas décadas. La UE es una admirable fuente de paz, derecho y prosperidad fundada en una asombrosa confluencia de naciones sin parangón en la historia. La OTAN es una alianza defensiva que aglutina más de un 40% del PIB mundial y más de la mitad del gasto militar global. Junto con socios muy estrechos como Japón, Australia o Corea del Sur se configura un nosotros de rasgos impresionantes.
Se puede ser muy felices solos en la vida. Pero las uniones bien perfiladas y basadas en valores compartidos y el respeto de derechos y libertades tienen un inigualado potencial para ser manantiales de fuerza y progreso. No es un caso que ni China ni Rusia dispongan de alianzas ni siquiera remotamente comparables. Los valores son el colágeno diferencial. Vivimos un tiempo de cambios profundos y rápidos. Toca reconfigurar nuestra primera persona del plural para adaptarla a este tiempo, fieles a esos valores. Desde la co nciencia de sus fallos, y de sus asombrosos logros y fortalezas”.

Article d’Antonio BAR CENDÓN a Agenda Pública (16-05-22): La Conferencia sobre el Futuro de Europa, ¿una nueva frustración? (…)  “una vez leído con detalle el largo documento de conclusiones de la Conferencia, uno no puede evitar sentir una incómoda sensación de frustración. Creo que, una vez más, la UE ha perdido la oportunidad de afrontar de una manera seria, razonable y profunda el reto de su reforma sustantiva: reformar su periclitada estructura institucional; modificar su lento, complejo e ineficiente proceso decisorio, y –sobre todo en vista del actual conflicto en Ucrania– modificar, profundizado en ella, su política exterior y crear una verdadera política de defensa de la Unión, hoy en día inexistente, a pesar de que se utilice esa denominación en el discurso político cotidiano.
Muy al contrario, las conclusiones de la Conferencia concentran sus propuestas en tres dimensiones: por un lado, el desarrollo acentuado de políticas que ya están en los Tratados (por ejemplo, clima y medio ambiente, agricultura, economía, competitividad, salud, justicia social, empleo, migración, educación, cultura, juventud y deporte) y que, por lo tanto, no necesitaban para nada la convocatoria de una conferencia de este carácter para su aplicación y desarrollo, bastando simplemente con la decisión política de los gobernantes –europeos y nacionales– para hacer esas políticas verdaderamente efectivas y satisfactorias para los ciudadanos.
En segundo lugar, en las conclusiones de la Conferencia se insiste con reiteración en la necesidad de la participación ciudadana en todos los niveles y ámbitos posibles de la acción de la UE; al lado de la exigencia, también general, de mayor transparencia. Participación –se detalla– de ciudadanos en general, de los jóvenes, de las mujeres, pero también de los actores sociales, de organizaciones no gubernamentales, y de los diferentes niveles de gobierno, nacional, regional y local.
Y, en fin, en tercer lugar, las conclusiones de la Conferencia, una vez más –como ya ocurriera con anteriores reformas de la Unión– basan la profundización en el carácter democrático de la Unión en el fortalecimiento de la participación de otros sujetos en su proceso decisorio y en su estructura institucional, produciendo con ello, paradójicamente, un resultado absolutamente contrario al que se dice buscar. Es decir, no se fortalece la Unión y sus instituciones, sino que se debilitan, fomentando en cambio el inter-gubernamentalismo al reforzar el papel de las instituciones de los estados –ya sean nacionales, regionales, o locales– en la estructura institucional de la UE y en su proceso decisorio. Y, por otro lado, lejos de agilizar y hacer más eficiente el proceso decisorio de la UE, se hace más lento y complejo, al introducir nuevos trámites –más costosos– y nuevos sujetos –y con mayores competencias– en el mismo” (…)

Article de Bernardo de MIGUEL a El País (15-05-22): La ofensiva de Putin fuerza a la UE a emprender una profunda reforma para proteger a Ucrania  La cumbre europea de junio se anticipa como el pistoletazo de salida para una posible revisión de los Tratados y la concesión

Article de Wolfgang MÜNCHAU a El País (16-05-22): Cuando los británicos te explican la UE  Los medios y centros de estudios del Reino Unido siguen dominando el debate sobre la futura integración europea. No siempre va a ser así  (…) “Si uno sigue diciéndose a sí mismo que la UE funciona bien tal como está, con el Consejo Europeo en el centro, rodeado de un Parlamento Europeo con poderes limitados y una Comisión Europea tecnocrática, es posible que llegue a la conclusión de que la UE no necesita ningún cambio de tratado. Puede que se considere un realista. Los realistas están obsesionados con la política del poder, con quién está arriba y quién está abajo. Pero los realistas no se centran en los problemas reales, como una unión monetaria disfuncional que se tambalea con cada crisis, o los flujos migratorios a través de las fronteras abiertas en el espacio Schengen. Si usted cree, como yo, que la UE debe convertirse en una unión política democrática, no va a encontrar mucho apoyo en los autores cuyas instituciones tienen su sede en Londres.
Entonces, ¿qué hacemos? La única respuesta es: empezar a leer otras cosas. Si uno no habla francés, alemán, español o italiano, es posible que le cueste encontrar fuentes de información alternativas que no estén en inglés” (…)

Sobre la identitat europea

Entrevista a Olivier ROY a il Mulino (9-05-22): Europa religiosa, Europa politica    [6] «Parlare di identità europea è diventato possibile perché non abbiamo più una definizione di Europa in termini valoriali: quando non si condividono più dei valori, si ricomincia dall’identità» (…) Quale Unione bisogna pensare per il futuro?  Tutto passa dalla questione culturale, ossia condividere qualcosa su questo piano, che sia l’arte, la letteratura… C’è già una comunità culturale europea. Per esempio i romanzi sono tradotti e lo sono anche le scienze umane, la filosofia… Ma le università rimangono ancora profondamente nazionali. Iniziative come l’Erasmus sono fondamentali. Bisogna puntare sui giovani e sulla circolazione, anche linguistica: il multilinguismo è una risorsa, per cui non ci si deve accontentare di passare a un inglese semplificato per facilitare la comunicazione. Bisogna puntare sulla cultura e sugli scambi. L’Europa non deve essere un’efficiente burocrazia, ma qualcosa di desiderabile. Ciò che paradossalmente ci riporta a un immaginario europeo è la guerra in Ucraina, vale a dire il fatto di essere solidali. Perché questa solidarietà? Il motivo va rintracciato nel fatto che abbiamo qualcosa in comune. Percepiamo l’Ucraina come un Paese democratico, liberale, dove c’è libertà religiosa. Se la Russia avesse attaccato un Paese totalitario non ci sarebbe importato così tanto. Ma in una crisi ci accorgiamo di avere qualcosa in comune, quindi qualcosa da difendere”.

Els partits polítics europeus

Article de Nacho ALARCÓN a El Confidencial (14-05-22): La guerra en Ucrania cambia la agenda de la “remontada” de la socialdemocracia europea  Los socialdemócratas europeos han logrado frenar la sangría, pero la supuesta “remontada” afronta muchos retos. Este domingo Scholz se juega el optimismo en Renania del Norte-Westfalia

Article de Sarah ENGLER a Agenda Pública (14-05-22): La democracia en Europa del Este frente a la ‘gran desconfianza’ (…) La mayoría de los partidos centristas antisistema no logran sobrevivir más que unas cuantas elecciones. La lucha contra la corrupción no es una tarea fácil y, cuando los ciudadanos desconfían de los políticos, los escándalos, de por sí pequeños, pueden provocar grandes protestas. Además, aunque la ideología no es importante para criticar al establishment como  outsider , una vez que se es insider  la falta de ideología puede ser contraproducente. De esta debilidad no se benefician los partidos mayoritarios, sino los nuevos  que prometen hacerlo mejor. ¿Qué ocurre con la democracia cuando nuevos partidos con poca oferta ideológica dominan la política durante muchos años? ¿Las elecciones en estas circunstancias siguen traduciendo los intereses de los ciudadanos en programas políticos coherentes? ¿O se convierten en una herramienta sin sentido que sólo permite castigar a los políticos  a posteriori, pero no escoger la dirección del cambio? ¿En qué momento los votantes se cansan de los nuevos competidores y empiezan a cuestionar el sistema político como tal? Hasta ahora, los votantes siguen apoyando a los nuevos partidos con la esperanza de un cambio. Es demasiado pronto para decir por cuánto tiempo seguirán haciéndolo” (…)

França

Article de Riccardo BRIZZI a il Mulino (9-05-22): Parigi e l’Europa, da Schuman a Macron  L’Ue così come la conosciamo nasce per iniziativa di Parigi. Ma oggi l’opinione pubblica francese è la più euroscettica. Macron dovrà convincerla che i destini francesi sono inevitabilmente legati a quelli europei. Saprà farlo? … Da quando e per quali ragioni i francesi hanno preso le distanze da un progetto nato proprio a Parigi, con l’appello fondatore lanciato da Robert Schuman alle 16 del 9 maggio 1950, nel Salone dell’Orologio del Quai d’Orsay? … L’Ue ha perso la propria carica ideale così come alcuni dei principali parametri di legittimazione che avevano accompagnato la sua nascita e il suo sviluppo … Anche il primo mandato di Macron ha in buona misura deluso chi confidava nell’europeismo dichiarato del leader di En Marche! per un rilancio del ruolo francese nell’Ue (…) “All’indomani dell’investitura per il secondo mandato Macron si trova di fronte a un contesto estremamente delicato ma più favorevole rispetto a cinque anni fa. Nel 2017 l’Europa era traumatizzata da tre crisi recenti – quella dell’Eurozona, dei migranti (2015), il referendum sulla Brexit (2016) – che l’avevano indebolita e divisa. Cinque anni dopo il quadro appare differente. Il terremoto economico generato dalla pandemia e l’aggressione russa all’Ucraina hanno favorito la consapevolezza della necessità di una maggiore integrazione e sovranità europea, favorendo un’accelerazione su due direzioni fortemente volute da Parigi: il superamento dei vincoli del patto di stabilità e la sicurezza europea. Parigi è stata recentemente all’origine di numerose iniziative comuni – dal Fondo europeo di difesa al Recovery Plan – e la sua agenda europea è ormai in posizione di forza. L’uscita di scena di Angela Merkel, le divisioni della coalizione tedesca, il rilancio delle relazioni con vari partner (tra cui l’Italia, con il trattato del Quirinale), la rottura del fronte di Visegrad e l’isolamento di Orbán hanno inevitabilmente portato a identificare in Macron il nuovo leader di un’Ue ricompattata dalla minaccia russa alle proprie porte. La finestra di opportunità è senza precedenti e Macron dovrà approfittarne per rilanciare il progetto comune e, al contempo, convincere i francesi di come i loro destini siano inevitabilmente legati a quelli di un’Europa nuovamente insidiata da venti di guerra. Saprà farlo?”.

Article de Baptiste LEGRAND a L’Obs (16-05-22): Elisabeth Borne Première ministre : la consécration d’un « moine-soldat au féminin »…  A 61 ans, Elisabeth Borne devient la deuxième femme sous la Ve République à devenir Première ministre. Elle avait le profil presque idéal aux yeux d’Emmanuel Macron. Portrait

Article d’Elie COHEN i Gérard GRUNBERG a Telos (17-05-22): Le retour de l’intellectuel de gauche    [7] (…) “Comment des divisions qui existent pour la plupart depuis plusieurs décennies voire davantage pourraient disparaître subitement par de simples échanges ? En outre, ces divisions recoupent assez largement la distinction entre une gauche de gouvernement qui, après s’être heurtée au réel, a appris à écouter les experts, et une gauche radicale qui s’en tient à l’idéologie. L’intellectuel de gauche prophétique interroge peu les impasses de cette gauche radicale. Il n’aime guère s’encombrer d’évaluations savantes et contradictoires, notamment en matière économique et financière. Il adhère sans recul ni évaluation à des programmes économiques et sociaux ambitieux, pour ne pas dire aventureux, au nom des valeurs de l’égalité, de la solidarité et de la redistribution” (…) “L’appel des intellectuels de gauche constitue bien une immense régression : tout ce qui avait été gagné par la réflexion sur l’expérience totalitaire en matière géopolitique, l’ancrage européen, le gradualisme en matière de réforme économique, et qui constituait au total une pratique de gouvernement réformiste, est jeté par dessus bord par les amis de Luc Boltanski.
On pourra dire la même chose à propos des institutions. Le PS a accepté la proposition suivante : « La fin de la monarchie présidentielle avec la VIe République et le référendum d’initiative citoyenne », c’est-à-dire la position de Mélenchon alors que jusqu’ici le PS avait refusé ces deux propositions capitales. Les auteurs eux-mêmes limitent la portée de l’accord dans ce domaine, estimant qu’il ne s’agit là que d’un accord « sur la nécessité de sortir urgemment de l’hyper-présidentialisation d’une Ve République à bout de souffle et de mettre en place des modes de fonctionnement démocratique renouvelés ». Cette interprétation pourrait convenir aux deux partis car elle est beaucoup plus vague que le texte de l’accord lui-même.
A aucun moment, les auteurs ne se demandent ce que vaut un accord signé sous un rapport de forces aussi déséquilibré et dont l’objectif principal était en réalité non pas l’élaboration en commun d’un programme de gouvernement, mais la soumission idéologique du PS à LFI, en échange de quelques circonscriptions.
Les auteurs y voient la fin de la fragmentation des « trois blocs de gauche : une gauche sociale-démocrate, une écologie politique et une gauche radicale ». Nous y voyons plutôt la fin du PS, le début de la fin d’EELV et la domination de LFI sur une gauche amputée de toute sa culture de gouvernement, et avec elle d’une partie de son électorat.
Il ne s’agit plus en réalité d’union de la gauche mais de la constitution d’un pôle unique d’extrême-gauche dirigé par Jean-Luc Mélenchon. Mais alors, la question que ne se posent pas les auteurs, mais qu’ils devraient pourtant se poser, est de savoir si un tel programme, porté par un tel personnage, pourrait être majoritaire en France. Or, cette gauche, malgré l’« immense convergence » qu’ils croient voir se dessiner, ne semble pas pouvoir dépasser actuellement un tiers des suffrages, concentrés sur un nombre limité de circonscription. La question de l’application d’un tel programme risque donc de ne pas se poser de sitôt. La vérification de « l’immense convergence » des co-contractants diagnostiquée par nos intellectuels de gauche n’aura donc probablement pas lieu”,

Alemanya

Article de Francesco PALERMO i Jens WOELK a il Mulino (8-05-22): La Germania al bivio  Anche dopo la fine della lunga stagione di Angela Merkel, il ruolo della Germania resta fondamentale per il futuro dell’Unione e dei suoi rapporti con il mondo. Ma dove sta andando Berlino? … In campo europeo la scelta integrazionista della Germania è un dato di sistema, ma questa scelta si è progressivamente scontrata con le condizioni poste dal Tribunale costituzionale federale … Il debito pubblico supererà in Germania i 200 miliardi di euro nel 2022, la metà dei quali dovuta al fondo speciale per aumentare la spesa per la difesa

Article de Guillermo ÍÑIGUEZ a política&prosa nº 44 (maig 2022): Repensar Merkel després de la guerra d’Ucraïna  Potser les accions i omissions del govern alemany serviran per desemmascarar, d’una vegada per totes, l’‘Europapolitik’ alemanya … La seva manera de fer política, de fet, li va valer el neologisme ‘merkeln’, un verb referit a la «indecisió crònica» de la cancellera … Ningú no va abraçar la lògica del ‘Wandel durch Handel’ millor que Merkel, ni va fer més per estrènyer els vincles econòmics entre Rússia i Alemanya que la cancellera.

Article de Throsten FAAS i Simon RICHTER a Agenda Pública (17-05-22): Qué explica Renanaia del Norte-Westfalia sobre la política alemana  (…) “El juego de la negociación el día después de una jornada electoral es cada vez más importante, puesto que el pensamiento clásico ya no produce opciones viables de coalición viables. Durante décadas, la idea de que el panorama de los partidos alemanes estaba dividido en un bando conservador/liberal y otro de izquierda/verde explicaba la mayoría de los gobiernos de coalición a nivel nacional y estatal. Esto ya no es así: las elecciones de Renania del Norte-Westfalia son otro ejemplo de ello. Aunque podemos observar que los partidos se están volviendo más flexibles en sus negociaciones, esto también provoca más presiones cruzadas para sus estrategas. Por ejemplo, los Verdes de Renania del Norte-Westfalia son ahora pretendidos por la CDU, mientras que técnicamente pueden también formar otra coalición semáforo con el SPD y el FDP”.

Hongria

Article d’Stefano BOTTONI a il Mulino (5-05-22): L’Ungheria che divide l’Europa  L’Ungheria si trova nel vortice di una guerra i cui sviluppi sono pericolosi anche per un mago della sopravvivenza politica come Viktor Orbán. E continua a spaccare l’Unione europea … Mentre l’opposizione chiedeva il sostegno militare a Kyiv, Orbán iniziava una campagna elettorale e si presentava come unico garante della pace e della stabilità economica … Orbán è riuscito a depotenziare il sentimento storicamente antirusso della destra ungherese, trasformandolo anzi in pulsione antioccidentale e antiucraina

Polònia

 Article de Fabio TURCO a il Mulino (6-05-22): La Polonia dinanzi alla guerra  L’aggressione russa all’Ucraina sembra aver riunificato un Paese politicamente diviso e che in anni recenti si era addirittura allontanato da Washington. Ma quanto è solida questa «Varsavia ritrovata»? … I due Paesi vedono l’uno nell’altro quello che avrebbero potuto essere e non sono stati. I discrimini principali, anche se di certo non gli unici, l’ingresso della Polonia nella Nato nel 1997, e nell’Unione europea nel 2004 … Un effetto collaterale dell’aggressione russa è stato quello di aver dato a Diritto e giustizia la possibilità di rivendicare la bontà della linea politica perseguita nei confronti di Mosca negli ultimi anni

El Brexit de mai acabar

Article de Nacho ALARCÓN a El Confidencial (17-05-22): El Brexit de nunca acabar:  la UE usará “todas las medidas a su alcance” si UK rompe el Protocolo de Irlanda  La Comisión Europea ha advertido al Gobierno británico de que usará “todas las medidas a su alcance” si Londres cumple con su promesa de romper el Protocolo de Irlanda

ESPANYA

El futur de la legislatura

Article de José María MORALES ARROYO a Agenda Pública (10-12-22): La olvidada cuestión de confianza  [8]  (…) “En el contexto actual, ¿cómo puede mejorar la situación la cuestión de confianza?
Tras lo visto en la sesión parlamentaria del 28 de abril con el procedimiento de convalidación del Decreto-Ley 6/2022 y lo acaecido en la Legislatura en curso, varias son las conclusiones que se pueden extraer y sirven como respuesta de esa pregunta.
Queda ya bastante lejos la validación del programa de gobierno salido de la investidura del 15 de enero de 2020. La obsolescencia del mismo quedó temporalmente en evidencia durante todo el periodo de vigencia de los estados de alarma y del régimen de tutela sanitaria posterior a los mismos. Pero se ha convertido en prácticamente inejecutable desde el 24 de febrero de 2022 y la situación de excepcionalidad social y económica derivada de la invasión militar de Ucrania.
Ante el cambio de las circunstancias que provoca una mutación práctica del programa de gobierno y una carencia de aval parlamentario para las medidas que se vayan tomando más allá del mismo, el Gobierno ha preferido, como sabemos, recurrir al precedente de Rodríguez-Zapatero y encomendarse al decreto-ley. La consecuencia de ello, ante la inoperancia de los mecanismos de exigencia de responsabilidad política en un contexto de parlamentarismo políticamente fragmentado, ha sido que toda votación en el Congreso de los Diputados termina convirtiéndose en una votación sobre la continuidad del Gobierno. Ya ocurrió con la votación de las prórrogas de los estados de alarma. Pero ha sido evidente en las votaciones de convalidación de tres decretos-leyes claves: 36/2020 (sistema de reparto de los fondos de la UE), 32/2021(reforma laboral) y el reciente 6/2022 (medidas económicas urgentes). En las tres ocasiones las mayorías han sido exiguas, se han alcanzado tras un tortuoso proceso y, en cualquier parlamentarismo democrático, un fracaso habría tenido consecuencias impensables para la estabilidad y el futuro gubernamental.
En ellas ha flaqueado el apoyo de fuerzas políticas que invistieron con su voto al presidente del Gobierno. En la actual situación, una cuestión de confianza, como le ocurriera a Adolfo Suárez, permitiría conocer hasta dónde están esas fuerzas dispuestas a llegar, pues se encontrarían de una manera evidente, y con voto público por llamamiento, en situación de decidir si mantienen la confianza de la investidura o si han decidido dejar caer al Gobierno con todas sus consecuencias, al tiempo que la opinión pública conoce las medidas que, bajo las nuevas circunstancias, conformarán el renovado programa de gobierno y, quizás con fortuna, las propuestas alternativas de una hermética oposición. Los riesgos no requieren mucha explicación y resulta difícil que recurra a ello un Gobierno que elude hasta los debates parlamentarios sobre temas espinosos. Pero recurrir a la práctica republicana italiana ha salvado la continuidad de bastantes gobiernos, atornillando la mayoría parlamentaria hasta la inevitable siguiente crisis”.

Article de Cristina MONGE a infoLibre (15-05-22): ¿Hartos de crispación y falta de acuerdos?   [9] Es indudable que la salud democrática de un país requiere de un debate público sereno, informado y cualificado, y cuanto más nos acerquemos a este ideal, más avanzaremos en calidad democrática  (…) “si los partidos crispan tanto el ambiente y son los responsables de la falta de acuerdos, ¿por qué se les sigue votando? La participación electoral en los últimos años se mantiene en niveles muy similares a las últimas décadas –con algunas excepciones puntuales–, y a juzgar por la evolución del voto de quienes ocupan el ranking de los descalificativos y las declaraciones escandalosas, no parece que esto les penalice. Al contrario de lo que empezó a ocurrir en Cataluña en los momentos más duros del , las posiciones más histriónicas no son castigadas en las urnas. Es más, en algunos casos son premiadas. Quizá por esto Feijóo, pese a tener otro tono, tampoco está cambiando el fondo de la crítica al Gobierno y se mantiene en la línea argumental de pedir todos los días la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones. Más allá de los mantras que se van instalando en la esfera pública, deberíamos considerar cuál es el principal problema: ¿la desafección generada por la falta de respuestas percibida como tal, o el espectáculo de la bronca continua y la supuesta falta de acuerdos entre los grandes partidos? La complejidad del momento social y político que vivimos exige hilar fino en el análisis. Como muestra este estudio dirigido por Sandra León, la polarización política, y en ella de forma especial la bronca permanente escenificada por algunos líderes políticos, se refleja en la calle en desafección, en falta de confianza en la política, lo que redunda en un desprestigio de esta y en el apoyo a quienes son percibidos como voto de castigo.  Esto no tiene tanto que ver con la bronca en sí misma –lo cual no quiere decir que no sea criticable– como con la percepción de la incapacidad para resolver los problemas reales, que no necesariamente coinciden con los proyectados por la burbuja político-mediática. Cuando el mismo CIS pregunta por los temas más importantes sobre los que se deberían alcanzar los acuerdos, el que aparece en primer lugar es el precio de la energía; y el penúltimo entre los preguntados, la renovación del CGPJ, que lleva años haciendo correr ríos de tinta y esperando un momento perfecto que no llega, como si fuese el gran acuerdo de Estado del que depende todo lo demás. Es indudable que la salud democrática de un país requiere de un debate público sereno, informado y cualificado, y cuanto más nos acerquemos a este ideal, más avanzaremos en calidad democrática. Sin embargo, ante el supuesto hartazgo mayoritario frente a la bronca política, conviene preguntarse: ¿Realmente es esto lo peor que la política actual proyecta sobre la ciudadanía y el causante del malestar democrático, o estamos ante un espejismo más de los que desde la burbuja político-mediática acostumbramos a crear?”.

Article de José Antonio ZARZALEJOS a El Confidencial (17-05-22): España, sumida en la “crisis de la verdad”  “La crisis de la verdad se extiende cuando la sociedad se desintegra en agrupaciones o tribus entre las cuales ya no es posible ningún entendimiento, ninguna designación vinculante de las cosas” (…) “La gran cuestión política es que Pedro Sánchez ha entrado en una situación similar a la de Rodríguez Zapatero en la legislatura 2008-2011. Así lo explicó el sociólogo José Luis Álvarez en su libro ‘ Los presidentes españoles ‘ (editorial Cid):
Autodestrucción, aunque en menor medida que la del presidente Aznar, fue también la de Rodríguez Zapatero, cuando tras una acumulación sistemática de poder dentro del PSOE en su primera legislatura como presidente, relativamente mayor incluso que la de González, fue incapaz de percibir que la crisis económica era un problema de gravedad muy superior a los retos que hasta entonces tan bien había solventado con su espléndida agilidad táctica’ (página 167)”.

Article d’Esteban HERNÁNDEZ a El Confidencial (13-05-22): La ayuda europea que puede venir en ayuda de Sánchez  La Unión Europea, con el nuevo aliento de Macron, ha anunciado su intención de cambiar parte de sus estructuras. Y también pondrá en marcha nuevas iniciativas en el plano estratégico que pueden beneficiar a España … Los cambios en el escenario internacional están por asentarse, pero no todos van a ser negativos. También pueden reforzar al Gobierno … En sus previsiones, está la existencia de un nuevo fondo europeo que refuerce áreas estratégicas, en especial defensa y energía. (…)  “La suma de factores, con el crecimiento de las derechas, el desgaste del Gobierno, la debilidad de sus alianzas y la previsible crisis económica que se acerca a causa de la inflación, lleva a pensar a sus rivales políticos que es el momento de asentar la tendencia y cobrarse la pieza política. Por más que las elecciones generales sean dentro de mucho tiempo (en esta época, en pocos meses, la situación cambia sustancialmente), parece el momento de situar a Sánchez en una posición parecida al Zapatero de su etapa final.
Eso es mucho decir, sin embargo. No solo por la capacidad de Sánchez de resurgir y resistir, que tiene escaso parangón en la política reciente, sino porque los cambios en el escenario internacional están por asentarse, y también pueden generar efectos que refuercen a Sánchez” (…) “Europa está moviéndose hacia un nuevo escenario. En ese giro, no solo son previsibles malas noticias económicas, también es posible que exista un impulso necesario para reactivar áreas estratégicas esenciales, en las que España puede adquirir un nuevo peso.  La llegada de nuevos fondos y nuevas inversiones es probable y, además, Europa necesita que países como Italia y España, por su influencia en las cuentas europeas, no se vean excesivamente presionados. De ese ambiente puede obtener partido España, pero también su presidente“.

Article d’Anabel DÍEZ a El País (16-05-22): Feijóo no tiene alicientes para pactar con Sánchez  El Gobierno da por seguro que el PP sigue en el mismo camino de Casado | La Moncloa quiere renovar el Poder Judicial antes de abordar negociaciones

Crònica d’Elsa GARCÍA DE BLAS i José MARCOS a El País (18-06-22): El PP se atraganta con su nuevo discurso territorial  Malestar en sectores del PP con el nuevo discurso territorial de Génova  … Feijóo trata de sofocar el incendio corrigiendo a Bendodo: “España no es un Estado plurinacional, eso es una obviedad

Article de Fernando VARELA a infoLibre (16-05-22): Comunicación, planificación y control: las reglas del núcleo estratégico de Feijóo  El líder del PP deja a su sucesor en la Xunta sin ninguno de sus más estrechos colaboradores, desplazados a Génova para diseñar el camino hacia La Moncloa … Un mes después del congreso extraordinario de Sevilla y a sólo cinco semanas de las elecciones andaluzas, Feijóo sigue sin completar su equipo de dirección

Crònica de Pedro VALLÍN a La Vanguardia (15-05-22): Las venas abiertas de Unidas Podemos  Andalucía hace estallar la tensión acumulada entre los aliados de Yolanda Díaz y los herederos de Pablo Iglesias … La pugna para refundar el espacio político se está envenenando por el peso de cuestiones de sentimentalidad herida … Mientras Iglesias enardece a las bases de Podemos, Belarra, líder del partido, guarda silencio … Las urnas de Castilla y León y la divergencia sobre el envío de armas sancionan la pérdida de fuerza de Podemos … Entre los socialistas y los cargos de Podemos crece la inquietud ante el rumbo de colisión del espacio … Voces críticas piden abandonar el lenguaje épico de “leales y traidores” y hablar de desacuerdos políticos

Article de Fernando VALLESPÍN a El País (15-05-22): Desconcierto ideológico  Mejor le iría a cierta izquierda si de una vez por todas asociara sus tomas de partido a algo diferente de la pesada losa del periclitado modelo soviético y sus epígonos.  (…) “Sigo siendo de esos románticos que piensan que las ideas deberían jugar un papel central en la discusión pública o en las estrategias de colaboración entre partidos, pero me voy resignando a contemplarlo cada vez más como algo del pasado. Importan más los juegos del poder o el conseguir afianzar los prejuicios, o lo que más pueda impactar en los medios. Y como aquella dimensión está cada vez más subordinada a estas otras estrategias, el criterio ideológico diferencial se traza con brocha gorda. O se nos escapan incongruencias manifiestas. Un buen ejemplo de esto último puede ser la actitud de UP ante la guerra de Putin. Estando el otro día en la Facultad de Políticas de la Complutense, el gran templo expresivo de Podemos, una colega me hizo observar cómo entre la allí siempre tremenda proliferación de carteles no había ninguno sobre la guerra de Ucrania. Los que aparecieron al principio iban de “ni guerra ni OTAN”, eso que hemos oído a algunas de sus ministras, pero ahora ya ni eso. Silencio. No les digo lo que hubiera ocurrido si el agresor hubiera sido algún país distinto de Rusia: empapelamiento masivo y manifestaciones cotidianas. Puede que entre tanta confusión contemporánea yo haya perdido ya ciertas coordenadas básicas, pero siempre he tenido para mí que si hay una causa de izquierdas es la lucha contra la injusticia, la dictadura y la cleptocracia, el respeto estricto del Estado de derecho y cuestiones similares; el negativo exacto del régimen de Putin. O que los crímenes de guerra y las violaciones ―¿para cuándo una manifestación feminista en contra de las que se producen en Ucrania?― están entre las mayores abominaciones de las que son capaces los seres humanos. Aquí también, ¡silencio!, casi como si hubiera una consigna. Se lo decía al principio, las tomas de partido ya no se ajustan a discursos más o menos coherentes, son identitarias, y mejor le iría a cierta izquierda si de una vez por todas asociaran las suyas a algo diferente de la pesada losa del periclitado modelo soviético y sus epígonos. Pero para eso hay que tomarse las ideas en serio, claro, e innovar más allá de los cómodos tics populistas”.

L’afer Pegasus

Reportatge d’Ignacio OROVIO i Gemma SAURA a La Vanguardia (14-05-22): Els 18 espiats pel CNI  L’espionatge espanyol buscava els vincles entre diferents sectorsde l’independentisme i en l’entorn de Carles Puigdemont

Reportatge de Gemma SAURA i Ignacio OROVIO a La Vanguardia (15-05-22): El CNI va investigar la formació de govern a Barcelona després de la victòria d’ERC  A l’espionatge espanyol li preocupava que la formació republicana aconseguís l’alcaldia … El Marroc podria estar interessat en els lligams entre el Rif, amb ànsies d’autogovern, i Catalunya, diu el CNI … Al CNI li interessa especialment descobrir el que puguin oferir les negociacions

Editorial de La Vanguardia (16-05-22): Pegasus a l’Ajuntament Espiar una negociació política no és justificable, tampoc les acusacions sense fonament (…) “Resulta difícil trobar justificacions per les quals un magistrat pot avalar l’espionatge, mitjançant la intervenció de les comunicacions, de representants de partits democràtics que es reuneixen per buscar majories de govern.
Aquesta intrusió en l’àmbit de la política és excepcional i difícilment es pot emmarcar en la necessitat de buscar informació per les vies que fos sobre les activitats dels líders o del moviment independentista. En el cas que ens ocupa no ens trobem en aquest estadi, que seria també discutible, sinó que és la violació dels drets de representants de partits democràtics en l’exercici de la seva feina.
Per això aquest espionatge per part del CNI demana urgentment la màxima transparència i tots els aclariments possibles com a resposta a unes actuacions difícils d’assumir i d’entendre. Algú ha d’explicar per què es va autoritzar que s’espiés una negociació per formar una majoria municipal a Barcelona.
Però de la mateixa manera que no són tolerables aquestes actuacions, tampoc no ho són algunes de les respostes que han originat. Ernest Maragall va parlar ahir d’“eleccions intervingudes”, va afirmar que es tractava d’una operació d’ Estat, que “per mantenir el poder tot s’hi val, fins i tot l’ajuda del CNI”, i que Colau estava al corrent de tot. Acusacions que han fet que els comuns sortissin en bloc per exigir-li una rectificació, parlant de “calúmnia gra¬víssima”.
Les sospites que van portar a la punxada del CNI semblen tan fora de lloc com les acusacions que Maragall va llançar ahir sense proves. Tot això només contribueix a augmentar el descrèdit de la política i de les institucions. Per això és tan important i urgent que s’aclareixin els fets i les circumstàncies en què es van produir”.

Entrevista a Manuel VALLS a La Vanguardia (18-06-22): “L’estratègia era clara, no hi ha cap fraternitat secreta”  “No volia un alcalde independentista; actuo lliurement, ningú no em diu què he de fer”

Article de Josep MARTÍ BLANCH a El Confidencial (17-05-22): Espionaje político, ese es el nombre  Cuesta determinar qué motivos de seguridad nacional pueden justificar el espionaje de las conversaciones para formar Gobierno en el Consistorio barcelonés  (…) El debate político expulsa los matices y obliga a posicionamientos extremos a favor y en contra de cualquier tema de actualidad. Pegasus no ha sido la excepción. Puede que no sea posible articular la conversación pública de otra manera. Pero eso no evita que el demonio siga viviendo en los detalles. Y estos son importantes para determinar los límites con los que debe conformarse el espionaje doméstico en un país democrático, particularmente en el de carácter político. En temas tan serios, la brocha gorda no es aceptable. Es una lástima que todos andemos con una entre las manos”.

Entrevista a Ronald DEIBERT a El País (15-05-22): “Los gobiernos usan Pegasus por su apetito de espiar”  El director del informe que denuncia el ciberespionaje a 65 líderes independentistas defiende el rigor de su investigación frente a las sospechas de parcialidad … “Es absolutamente falso que el informe CatalanGate haya sido encargado por partidos y entornos de ERC o Junts Per Catalunya” … “El espionaje a políticos catalanes proviene de una o varias agencias del Estado español”

Article de Fernando ÓNEGA a La Vanguardia (13-05-22): El error de Sánchez  (…) La gestión de la crisis se caracterizó por estrategias bisoñas y maniobras que parecían pretender engañar a la sociedad. La más notable ha sido la difusión de la intrusión en los teléfonos del presidente y la ministra de Defensa, descubierta, oh prodigio, el día anterior, como si una revelación divina hubiera acudido en auxilio del desvalido Gobierno. No hubo tal milagro. Hubo un intento burdo de fabricar una excusa para cesar a la directora del CNI. Lo acabó confirmando el propio presidente: se produjo un fallo de seguridad en las comunicaciones oficiales.
Esto justificaba el cese, pero abría otras grietas: a Paz Esteban no se le podía relevar por las escuchas a independentistas, aunque uno de los espiados fuese Pere Aragonès. Es muy difícil que esto se reconozca en gran parte de Catalunya, pero no se puede despedir a quien cumple la legalidad, y la señora Esteban la cumplió desde el momento en que solicitó y consiguió el aval judicial. Por lo tanto, si se la destituye (“sustituye”) por los fallos que dijo el presidente, sigue sin satisfacerse la exigencia catalana de cabezas. Pere Aragonès fue rotundo: “Nadie debe dar por resuelta la crisis”.
La torpeza fue más invasiva. Se equivocó quien filtró al diario amigo que los espiados fueron 18, con lo cual machacó la información de Paz Esteban en el Congreso. Se transmitió imagen de descontrol absoluto, hasta el punto de ignorar de quién depende la seguridad de los teléfonos del poder. Quedó al descubierto la indefensión del Gobierno y del Estado. Se deterioró la imagen del CNI. Pareció, en efecto, que se gobierna bajo presión de quienes no buscan la solidez del Estado. El primer resultado es la encuesta de Metroscopia que envía a casa a los dos ministros implicados: Robles, la más valorada del Gabinete, y Bolaños, que es el valor emergente. El segundo se verá cuando se pregunte directamente por Pedro Sánchez. De momento se refugia en una defensa basada en el ataque, mal indicio, y está a punto de dar la razón a Feijóo al encomendarse a lo que salga de la reunión con Pere Aragonès¬”.

Article d’Antoni PUIGVERD a La Vanguardia (18-06-22): ‘Ferrum reubigo consumit’ Fort a Europa, dèbil a casa, Sánchez comet molts errors i es radicalitza (…) ” Des de l’embolic de l’espionatge, Pedro Sánchez ha comès dos errors consecutius, que em costa no qualificar de definitius.
D’una banda, ha volgut negar un fet (l’espionatge als seus aliats) amb tinta de calamar: fent saber que ell també ha estat espiat. La tinta de calamar serveix per imprimir portades de diari, però no per reparar la falta de lleialtat amb els independentistes catalans: ara saben que, mentre dialogaven amb Sánchez, estaven sent espiats per una institució que depèn dels jutges, sí, però sobretot del Govern que aquest presideix. D’altra banda, llançant tinta de calamar per emmascarar un fet (l’espionatge) del qual el govern de Sánchez és directament o indirecta responsable, Sánchez ha posat en evidència els serveis secrets.
El segon error va ser sacrificar la directora d’aquests serveis amb l’excusa que no va impedir l’espionatge al president, malgrat que el mateix Sánchez va relacionar tot seguit el cessament amb la voluntat de reconstruir el pont amb ERC. Un error tremend, no tant per la presumpta injustícia amb la directora cessada (molt més despòtic va ser el cessament de la ministra González Laya), sinó per l’obscenitat de la jugada. En democràcia, com en la vida, les formes revelen el fons” (…)

Article d’Enrique GIL CALVO a El País (17-05-22): ¿Espías o escuchas?    El caso Pegasus podría desatar una crisis existencial, sin que haya en La Moncloa ningún estratega capaz de marcar agenda definiendo su propia visión de la realidad   (…)Para defenderse de la acusación de espionaje no se le ocurrió nada mejor, como si un clavo sacase otro clavo, que anunciar otro espionaje todavía más grave sufrido por el Gobierno a manos de una potencia exterior, cayendo así en la trampa del espía espiado. Sin darse cuenta de que, al asociar ambos espionajes por activa y pasiva, convalidaba sin querer la regla de tres esgrimida por el secesionismo: el Estado español espía a Cataluña   del mismo modo que un Estado extranjero espía a España. ¿Qué más podría desear el independentismo que verse tratado como un poder externo al que espiar? Pero por mucho que se quejen, no hay tal. No es espionaje, propio de las relaciones internacionales, sino escuchas judiciales: derecho penal, imperio de la ley. Pues quienes sostienen que  “ho tornarem a fer”  son los mismos que ahora exigen garantías de que el “espionaje” no vuelva a ocurrir, reclamando patente de impunidad. Ergo, no investigarles con escuchas preventivas sería incurrir en suicida imprudencia temeraria” (…)

Article de Juan-José LÓPEZ BURNIOL a La Vanguardia (14-05-22): Les paraules més temperades (…) “La destitució de la directora del CNI manca de causa. És tàctica: pura mala política. Persegueix acontentar ERC, recompondre la relació amb aquest partit i prolongar així, mentre es pugui, la legislatura. N’hi haurà prou amb aquest gest ? Potser durant algun temps, però només mentre li convingui a Esquerra. No es pot acontentar els que no es volen acontentar” (…)

Entrevista a Jorge DEZCALLAR a elDiario.es (14-05-22): “El Gobierno ha cedido ante los independentistas como lo ha hecho en el Sáhara ante Marruecos”  El diplomático, que ha dirigido los servicios de inteligencia españoles y que ha sido embajador en Marruecos y EEUU, defiende la actuación del CNI y cree que el Ejecutivo ha cedido a las presiones “rompiendo con el eslabón más débil, que era la directora del centro”

Article de Soledad GALLEGO-DÍAZ a El País (15-05-22): La crisis del espionaje: ¿y ahora qué?  Solo parece haber un país en el mundo al que le podrían interesar esos cuatro móviles del Gobierno: Marruecos (…) “Sea como sea, se reconoce que se ha producido un fallo de seguridad en las comunicaciones del Gobierno tan importante que justifica un cambio en la cúpula del servicio de inteligencia. La crisis no queda, pues, ni cerrada ni aclarada, porque es necesario saber si ese fallo ha puesto, o pone, en peligro la seguridad nacional, qué país extranjero fue el responsable de la manipulación de las comunicaciones, y qué medidas se van a tomar para mejorar los procedimientos de comunicación no solo de los miembros del Gobierno, sino también de las altas administraciones del Estado, que no parecen gozar tampoco de una gran protección. De hecho, las embajadas de España en todo el mundo se comunican hoy día con su ministerio a través de simples wasaps e-mails, al alcance, casi, de cualquier informático aficionado. Según el CNI, los móviles infectados y hackeados han sido los del presidente del Gobierno, la ministra de Defensa, el ministro del Interior… y el ministro de Agricultura. Es difícil imaginar muchos países para los que el Ministerio de Agricultura español sea una fuente tan importante de información como para arriesgarse a manipular el móvil del titular. De hecho, solo parece haber uno en todo el mundo al que podrían interesar esos cuatro móviles en particular: Marruecos. Más aún sabiendo que el titular de Agricultura, Luis Planas, fue embajador de España en Rabat de 2004 a 2010, que mantiene excelentes contactos con el país magrebí y que el espionaje se produjo, según el CNI, en mayo y junio de 2021, en plena crisis diplomática con Marruecos. No sería el primer caso en que un país amigo espía las comunicaciones de sus socios. Hace relativamente poco se produjo un escándalo cuando se supo que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) había espiado a varios políticos europeos, entre otros, a la canciller alemana. Angela Merkel llamó al entonces presidente Barack Obama para expresarle su queja y declaró públicamente que consideraba ese espionaje “inaceptable”. Su reacción fue tan firme que Obama se vio obligado a responder formalmente que Estados Unidos “no está monitorizando ni monitorizará sus comunicaciones”. Es decir, no reconoció ni pidió disculpas formales por el espionaje pasado, pero se comprometió a evitar algo semejante en el futuro. Lo mismo ocurrió con otros políticos cuyas comunicaciones fueron presuntamente controladas. François Hollande, presidente de Francia, llamó a consultas al embajador norteamericano, y hasta el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo públicamente que Exteriores había convocado al embajador de turno, James Costos, para expresarle su inquietud. El problema es, pues, cómo actuar a partir de este momento. Por ejemplo, cómo hacer que Rabat excluya públicamente cualquier episodio semejante para el futuro. Cómo ofrecer una imagen de seguridad, seriedad y control tal que permita a España aspirar a tener una política exterior razonablemente relevante, por sí misma y como socio de dos importantes organizaciones internacionales, la Unión Europea y la OTAN (la Alianza Atlántica celebrará en Madrid una decisiva cumbre los próximos días 29 y 30 de junio). Cómo garantizar que las comisiones encargadas de controlar los servicios de inteligencia actúan con eficacia y discreción, sin que los diputados terminen por denunciarse ante el juzgado de guardia. Garantías de que este país cree en el imperio de la ley (y no en el imperio de los tribunales). Porque, si no, un día nos van a declarar la guerra y algunos de nuestros diputados van a presentar una denuncia en el juzgado de guardia”.

Article de Juan Luis CEBRIÁN a El País (16-05-22): Las cloacas del Estado y otras cloacas  Pedro Sánchez tiene que aclarar si fue informado o no de las escuchas a los independentistas catalanes. Es preciso saber cuándo y quién se lo notificó si así hubiera sucedido, o si nadie lo hizo y por qué, y si eludió una responsabilidad que la ley le adjudica

Article de Manuel ARIAS MALDONADO a Revista de Libros (18-05-22): Arcanos y mentiras en la democracia constitucional   [10](…) “Sucede que las decisiones del Estado no las toma el Estado, sino las personas que ocupan los cargos correspondientes en el interior de su estructura orgánica. En el margen de discrecionalidad que las leyes no tienen más remedio que contemplar, empero, esas personas hacen elecciones que no están prefijadas de antemano. Pudiera ocurrir, por ejemplo, que no exista consenso entre las autoridades acerca de la seriedad de una amenaza; igual que podría decidirse que actuar contra ella es susceptible de causar males mayores y resulta por ello preferible no hacer nada. Siendo benévolos, las decisiones adoptadas por el presidente del gobierno desde que accedió al cargo en relación con el separatismo catalán pueden entenderse así: de los indultos a los condenados por sedición a la reducción de la cuantía en que se sustancia la responsabilidad patrimonial de estos últimos, pasando por el cambio de actitud de la Fiscalía o la Abogacía del Estado. A nadie puede escapársele sin embargo —otra cosa es que se mire para otro lado— que las decisiones del gobierno como defensor del Estado se encuentran irremediablemente condicionadas por el interés personal y partidista del presidente del gobierno en cultivar relaciones amistosas con los líderes soberanistas: ha sido merced a sucesivos acuerdos con ellos como ha llegado al poder y se ha mantenido en él. En este caso, la competición por el poder dificulta la autodefensa del Estado: el líder de uno de los partidos en liza entiende que sus opciones de ser investido nuevamente tras las siguientes elecciones depende de la buena disposición de las fuerzas separatistas. Mientras actúe dentro de sus competencias y haga uso del margen discrecional que le confiere la ley, solo podrán hacérsele reproches políticos, a los que él mismo responderá diciendo que sus decisiones son las más responsables y adecuadas a la situación. Y dirá esto, claro, sea o no cierto” (…) “Mal que nos pese, hay que descartar que las democracias liberales puedan jamás convertirse en estructuras transparentes donde ninguna información sea hurtada a los ciudadanos y donde todas las decisiones se adopten con la máxima publicidad. El mantenimiento de una zona de sombra inaccesible a los ciudadanos —al menos a los contemporáneos de los acontecimientos— parece ser la excepción a la regla formulada por el sociólogo Georg Simmel, quien observó que «a medida que la civilización se especializa, los asuntos colectivos se hacen públicos y los individuales secretos». De lo que se trata, así las cosas, es de perfeccionar los mecanismos de control —funcionariales, parlamentarios, jurisdiccionales, mediáticos— y de reducir los supuestos en los que puede invocarse el poder discrecional del gobierno para rehuir ese mismo control (por ejemplo, clasificando como secreto de Estado cualquier información solicitada en aplicación de las leyes de transparencia). Cuando el problema consiste en que un partidos político pone sus intereses por delante de los del Estado o la democracia, en cambio, poco se puede hacer: tendrán que ser los ciudadanos los que expresen su rechazo en las urnas o resignarse a asumir las consecuencias de no hacerlo”.

Anades i vingudes del Rei emèrit

Article d’Ignacio VARELA a El Confidencial (18-05-22): Majestad, no haga más olas, por favor   [11] (…) “El Rey emérito ha provocado varias crisis institucionales: las que afectan a la arquitectura constitucional, a la reputación de la Corona, al principio de igualdad ante la ley y, sobre todo, al actual jefe del Estado, primera y principal víctima de sus excesos. También otras de naturaleza familiar. Las segundas no son de nuestra incumbencia, que se manejen en el espacio doméstico como mejor les parezca. Pero las primeras sí, y lo menos que se le debe exigir ahora que regresa a España es que no empeore las cosas aún más.  Por supuesto, el ciudadano Juan Carlos de Borbón tiene derecho a habitar donde se le antoje, entrar y salir de España cuando quiera, rodearse de quien más le divierta y moverse tanto como su edad y su salud se lo permitan. Pero su condición institucional y su historial reciente deberían señalarle unas cuantas limitaciones: entre otras, las que no reconoció cuando más obligado estaba a hacerlo. La palabra clave, en su circunstancia actual, es discreción. Ya que la Constitución y la generosidad de su sucesor le han permitido salir con bien del quilombo en el que se metió y metió a la monarquía, que se lo pague a ambos exhibiéndose lo menos posible. Las cosas han llegado a un punto tal de deterioro que las noticias o imágenes en las que aparece o simplemente se le menciona, sea por el motivo que sea, resultan tóxicas: repercuten negativamente para el Rey, alimentan el descrédito de la institución y aprovechan a los Echeniques de turno en su tarea de demolición. Si quiere contribuir a que su nieta Leonor sea algún día reina de España —lo que no está ni medio claro, en buena parte por su culpa—, aún puede hacerlo por un procedimiento muy sencillo: vivir en paz el tiempo que le quede en un lugar respetable (los palacios del sátrapa de Abu Dabi no son un lugar respetable), dejar trabajar al jefe del Estado sin crearle más problemas con sus andanzas y huir de las cámaras como de la peste. Cualquier otra cosa sería trabajar (aún más) para el enemigo, y él lo sabe aunque no parezca importarle” (…)

Article d’Ignacio ESCOLAR a elDiario.es (18-05-22): Blanquear al rey emérito   Solo aquellos que prefieren vivir en la ignorancia pueden hoy olvidar que España tuvo durante décadas como jefe del Estado a un defraudador fiscal que cobraba comisiones millonarias de dictaduras  (…) ” En las monarquías no se puede desligar a la persona de la institución. Es metafísicamente imposible porque su naturaleza se basa, precisamente, en el derecho especial de una familia en concreto sobre el resto de los ciudadanos. Esto es algo que los monárquicos saben. Por eso les preocupa la enorme mancha que Juan Carlos de Borbón ha dejado en la institución monárquica: porque ambas cosas van unidas. Ha sido el propio rey emérito con sus actos –no ningún republicano– quien más daño ha hecho a la monarquía española. Por eso ahora quieren blanquearlo”.

Eleccions a Andalusia

Crònica de Carlos MÁRMOL a La Vanguardia (17-05-22): Batalla regional, guerra estatal  La cursa electoral converteix els comicis andalusos en un plebiscit sobre Sánchez … Andalusia és la prioritat a l’agenda dels líders polítics, que es juguen el seu futur immediat

Article d’Endika NÚÑEZ a infoLibre (14-05-22): Las dificultades de la izquierda andaluza: voto, pérdida de hegemonía y el sistema electoral  El bloque de la izquierda, configurada por el Partido Socialista, Por Andalucía y Adelante, sumaría hoy el 40% de los votos, cinco puntos por debajo de las últimas elecciones autonómicas … Por el contrario, el bloque de la derecha —PP, Vox y Cs— goza de un buen momento electoral, tanto a nivel estatal como autonómico

Article de Sandra LEÓN a El País (16-05-22): La política soy yo  El presidente andaluz busca la reelección como solista relegando las siglas del PP. Tal vez la apuesta de Moreno Bonilla sea acertada, pero no eleva en nada la imagen de los partidos (…) “Si Moreno Bonilla cree que muchos le votarían a él, pero no al PP, quizás deba preguntarse qué explica ese desajuste entre la confianza que se arroga entre los votantes andaluces y la que suscita el PP entre esos mismos electores.
Por último, los políticos pueden preferir competir sin partido porque la marca electoral de sus formaciones ya no aporta tanta previsibilidad sobre lo que harán mientras están en el Gobierno. En un contexto político cambiante y con un sistema político más fragmentado, el historial de los partidos es menos útil para inferir lo que harán si llegan al poder. Para los candidatos sirve de poco reivindicar cómo su partido resolvió los dilemas del pasado si éstos tienen poco que ver con los del presente o si el entorno político donde deben resolverlos es completamente distinto.
El candidato que se presenta a las elecciones escondiendo la marca de su formación reivindica la confianza de los electores con el mensaje “la política soy yo”. Jugárselo al atractivo personal del líder puede ser exitoso electoralmente, pero en nada ayuda para elevar la imagen de los partidos. Sin contornos ideológicos definidos, votaremos a estos candidatos sin partido con más esperanza que capacidad de predicción. Esperanza de que la bruma ideológica de la campaña, una vez en el Gobierno, se despeje con políticas que no se alejen demasiado de lo que deseamos”.

Nova llei de l’avortament

Crònica d’Isabel VALDÉS  a El País (17-05-22): Los 24 puntos clave de la reforma de la ley del aborto que hoy aprueba el Consejo de Ministros  El anteproyecto incluye bajas por reglas incapacitantes, permiso preparto desde la semana 39, educación sexual obligatoria en todas las etapas, y distribución de productos para la regla en centros educativos y sociales

Editorial de La Vanguardia (17-05-22): Nou marc per a l’avortament  Sentit comú, despolitització i sintonia amb els usos socials, punts clau (…) “La baixada als 16 anys de l’edat mínima per avortar sense permís patern és, comprensiblement, un dels aspectes que han suscitat més discussió, atès l’impacte emocional i vital de l’avortament en una adolescent. Els que hi donen suport afirmen que les noies en aquest tràngol han de poder obrar lliurement, sense sotmetre’s al designi patern sobre la conveniència de seguir o no amb la gestació. Els que la critiquen afirmen que els pares poden ser, en aquest trànsit, un suport capital, i s’estranyen que, si bé cal haver fet els 16 anys per practicar el sexe consentit, a aquesta edat és fins i tot necessari el permís patern per treballar i no es pot votar, la qual cosa suggereix un grau d’evolució personal incomplet, potser inadequat per decidir sobre l’avortament” (…)

Article de Santi VILA a La Vanguardia (18-06-22): L’arrogància progressista  Les noves generacions han de poder dir-hi la seva, amb arguments morals, en temes com l’avortament (…) “Per totes aquestes raons, crec urgent obrir aquests debats amb moderació i esperit constructiu, plenament conscients de la seva complexitat, i, sobretot, reconeixent que les lleis dels homes finalment sempre seran imperfectes, i per tant legítimament revisables. Massa dècades d’arrogància progressista han desconcertat milions de ciutadans de bona fe, que paguen els seus impostos i compleixen amb les seves obligacions civils, però que en el seu fur intern han sentit violentades les seves conviccions més íntimes. Respecte a la llibertat individual, però també una certa ètica del dubte i compassió davant els qui han de decidir sobre situacions tan difícils poden ajudar-nos a legislar amb encert”.

Article de Beatriz PARERA a El Confidencial (13-05-22): El Constitucional prepara para junio una sentencia favorable a la ley del aborto  El borrador del ponente estará listo a finales de este mes y la intención es deliberar en junio, tras las elecciones andaluzas

Article de Javier PÉREZ ROYO a elDiario.es (17-05-22): El aborto y la renovación del CGPJ y del Constitucional  A pesar de que contra la ley de 2010 se interpuso un recurso de inconstitucionalidad por parlamentarios del PP y a pesar de que, como es sabido, el PP ganó por mayoría absoluta en 2011, la ley de plazos de 2010 sigue en vigor, porque ni el PP la derogó, ni el TC ha resuelto el recurso  (…) “En el mes de junio podemos encontrarnos con un CGPJ con el mandato caducado desde hace más de tres años. Con un Tribunal Constitucional con el mandato parcialmente caducado, que, a pesar de ello, pretende debatir y aprobar una sentencia sobre un recurso que entró en el TC hace más de diez años y sobre una materia, el aborto, sobre la que se va a iniciar en el Congreso de los Diputados un Proyecto de Ley del Gobierno presidido por Pedro Sánchez”.

Evolució de l’economia espanyola

Article de Raymond TORRES a “Negocios” de El País (15-05-22): Inflación: una noticia positiva,  otra procupante  La desescalada de la electricidad está en marcha, pero el IPC subyacente toma el relevo del proceso inflacionista (…) ” Pero lo que preocupa ahora es el despertar de los precios en el sector de servicios —hasta fechas recientes inmune a la embestida de la energía— y su corolario de inflación subyacente. En el pasado ejercicio, el IPC de los servicios se había mantenido casi ajeno al resto de componentes del consumo, con avances muy leves en contraposición con el repunte de los bienes industriales, en primea línea de la crisis energética y de suministros. Pero la tendencia ha cambiado: en abril el IPC de servicios se incrementó un 1%, lo que lleva la inflación acumulada en lo que va de año al 3,3%, lo mismo que los bienes industriales no energéticos. Destacan los incrementos del transporte, hostelería, restauración y seguros. Con todo, los precios de más de la mitad de los productos que componen la cesta de la compra crecen a un ritmo superior al 4% —cuando esa proporción era insignificante hace un año—. Es decir, la inflación de costes energéticos y de suministros se ha repercutido al resto de precios, explicando el repunte de la inflación subyacente” (…)

Article de José Antonio i Miguel Ángel HERCE a Revista de Libros (18-05-22): ¿Por qué mengua la economía española? (…) “En lo que se refiere a España y a los terribles resultados sobre la PTF [Productividad Total de los Factores] que comentábamos en la entrada anterior, es obvio que muchos de los posibles culpables de estos resultados se encuentran entre los comentados anteriormente. Sabemos, por ejemplo, que la reasignación masiva de trabajadores a sectores poco productivos, como la construcción o los servicios básicos (turismo) está detrás de una parte del colapso de la PTF desde 1985. También que, en muchos sectores, las regulaciones son ineficientes a la hora de defender la competencia, lo que seca los recursos para la I+D. O que la escasa agilidad y eficiencia de los procedimientos judiciales acaba por perjudicar a muchas compañías, especialmente las medianas. El elevado grado de endeudamiento de hogares y empresas durante el largo periodo de expansión previo a la crisis financiera tampoco ayudó al aumento de la PTF, sino todo lo contrario. Una explicación habitual, no soportada por los hechos, es que el gran aumento de la PTF que experimentó España en las décadas previas a 1975, cuando se produjo una profunda modernización de la economía, agotó, por así decirlo, el margen existente. Como que ya habíamos tocado techo. No se sostiene esta explicación, que solo se acopla bien a -pero no explica en absoluto- los hechos observados. La prueba contrafactual es que mientras la PTF colapsaba en España en las últimas décadas, países de nuestro entorno, bastante más desarrollados que el nuestro, han seguido abriendo márgenes de crecimiento de su PTF que les han permitido aumentar sin cesar la renta per cápita real de sus ciudadanos y reducir sus tasas de desempleo a niveles de pleno empleo, como veíamos en la entrada anterior del blog. Han debido hacer las cosas, sin duda, bastante mejor que nosotros”.

Article d’Enric JULIANA a La Vanguardia (13-05-22): Espanya depèn una mica menys d’Algèria  Gràcies a les plantes de regasificació, Espanya compra més gas liquat als EUA i Nigèria  (…) “Espanya no estarà en l’epicentre de les dues tempestes (l’energètica i l’alimentària), però no quedarà al marge de l’onatge. Les set plantes de regasificació que hi ha a Espanya tenen en aquests moments un gran valor estratègic. Gràcies a aquestes instal·lacions, les empreses subministradores estan rebaixant les compres de gas a Algèria. Entre el gener i l’abril d’aquest any, Espanya ha multiplicat per quatre les compres de gas liquat als Estats Units i també ha augmentat les importacions des de Nigèria. En aquests moments Espanya compra més gas als Estats Units (35%) que no pas a Algèria (30%). Cap proveïdor no arriba ara al 40%.
Motius?
El tancament del gasoducte Magrib Europa el novembre de l’anys passat: iniciativa d’ Algèria en la la seva lluita amb el Marroc; més oferta de gas nord-americà, i una possible estratègia empresarial de pressió a Algèria mentre es renegocien els contractes a llarg termini amb Sonatrach”.

Article de Manuel PLANELLES i Ignacio FARIZA a El País (15-05-22): Cuando España acarició el sueño de ser 100% renovable  La expansión de la fotovoltaica y eólica permitió que casi toda la demanda peninsular fuera cubierta puntualmente con energías limpias el primer sábado de abril (…) “Lo que hasta ahora parecía una utopía está, cada día, un paso más cerca gracias a la expansión de las energías eólica y solar. El sábado 2 de abril, España fue capaz de generar casi el 100% de la demanda interna de electricidad con energía renovable. Fue por un corto periodo de tiempo y con algunos corchetes mediante: ocurrió solo en el sistema peninsular; las exportaciones estaban en máximos por el parón técnico de las nucleares en Francia; y el consumo de las centrales hidráulicas de bombeo fue cubierto con nuclear, gas natural y carbón. Pero es una imagen fiel de lo que viene. Si California logró el hito hace un par de semanas —también durante unas horas de un sábado—, el sistema eléctrico español viaja en ese mismo tren hacia un futuro libre de emisiones con una generación totalmente renovable” (…)

CATALUNYA

Enquestes

Enquesta d’Ipsos (9-12/05/22) per a La Vanguardia (15-16/05/22): El PSC guanyaria les eleccions catalanes i la majoria independentista perillaria… Un 60% aposta per mantenir el procés de diàleg amb el Govern central … Més d’un 70% considera que la independència no hauria de ser una prioritat per al Govern

ERC resisteix a la baixa, Junts cau quatre punts i Vox i PP milloren a costa de Cs … Esquerra retindria els 33 escons del 2021, però Junts en cediria 7 i la CUP només en guanyaria 1: 68 en total … Junqueras és el líder més ben valorat, però Illa, que empata ambel president, suscita menys desaprovació … Només un de cada tres catalans aprova la gestió del Govern, i un 37% consideren Aragonès un “bon president” … L’oposició aplegaria 67 diputats; el PSC n’afegiria tres, fins a 36, el PP passaria de 3 a 7 i Vox arribaria a 12 … Un 53% no veu justificat l’espionatge, però sols un 34% vol que Sánchez plegui … Només un 16% posaria fi al diàleg i deixaria caure l’Executiu, sobretot votants de Junts, Vox i la CUP … Un terç dels catalans admeten l’espionatge si té permís del jutge, i un altre 9%, encara que no en tingui … Un 49%, i fins a un 80% de l’electorat secessionista, exigeix la sortida de Robles, i un 42% s’hi oposen … Un 51% votaria a favor de la permanència de Catalunya a Espanya en un referèndum legal i acordat … El suport a la secessió es queda per sota d’un 40%, però continua sent amplíssim entre el votant independentista … Els electors d’ERC estan dividits, mentre que els de Junts i la CUP veuen la separació com a objectiu principal

Comentari de José Pablo FERRÁNDIZ i Paco CAMAS a La Vanguardia (15-05-22): El diálogo debe continuar  El marco mental independentista se articula hoy en torno a la gestión pública y los pactos con el Gobierno (…) “Una buena parte del independentismo sufre de hipotensión electoral en estos momentos, especialmente los votantes de Junts. El marco mental independentista se articula hoy en torno a la gestión de los asuntos públicos y a la apuesta por el diálogo con el Gobierno central, más que en votar. Y, aunque es verdad que en momentos valle, cuando no hay elecciones convocadas, y también cuando se está al frente del Gobierno, son los partidos de la oposición quienes más movilizados suelen estar, las formaciones independentistas están sufriendo un significativo desgaste. Retendrían la mayoría absoluta, pero por muy poco. Se quedarían al límite: 68 escaños. Habría que remontarse más de 20 años, a las elecciones de 1999, para ver un resultado similar en términos de bloque (CiU y ERC sumaron entonces esa misma cifra de parlamentarios que hoy tendrían ERC, Junts y la CUP). Además, el PSC reforzaría su posición de principal fuerza parlamentaria. Estos realineamientos electorales pueden obedecer a un cambio de tendencia entre la ciudadanía catalana. Veremos si se consolida o no. En todo caso, esta distensión independentista puede interpretarse quizá como un síntoma más de la relajación y normalización de la relación entre Catalunya y España” (…)

L’euroregió, de nou

Article de Josep Vicent BOIRA a La Vanguardia (14-05-22): Euroregió, Maragall, Feijóo   [12] L’euroregió 2.0 hauria de ser una resposta estratègica reactiva i teledirigida, atenta als signes del temps … Amb els potents fons europeus es poden llançar propostes coordinades amb visió de xarxa (…) “Passats vint anys, què queda d’aquella euroregió, a més de la seva pròpia existència legal, reconeguem-ho, afeblida en l’àmbit polític, econòmic i territorial? Seria possible rellançar l’esperit d’aquella idea revestit d’unes altres robes? En un llibre recent sobre l’obra de govern de Maragall, el professor Joan Vicente aconseguia assenyalar l’esperit que sobreviu: buscar la síntesi d’op¬cions, no viure d’exclu¬sions, acceptar una lògica hegeliana d’integració de dispars i una voluntat de superació¬ de dualismes (espais metropolitans/no metropolitans, urbans/no urbans, colors afins/no afins). Una política de base territorial integradora que enllaça amb la que s’ha anat estenent en altres llocs d’ Espanya: com a Galícia, on també s’ha progressat en la idea eurore-gional. Sense anar més lluny, fa menys d’un any, el 28 de juliol del 2021, l’aleshores president de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avui flamant líder del Partit Popular, recordava la seva aposta per una euroregió Galícia- Nord de Portugal. La pàgina web de la Xunta recull tex¬tualment les seves declaracions: “Concluíu apostando por unha Eurorrexión máis ampla, coa agregación de empresarios e universidades ás súas dinámicas; máis global, coa aposta pola lusofonía como vehículo de conexión coa Comunidade de países de Lingua Portuguesa; máis protagonista, transmitindo o papel esencial das rexións na Conferencia sobre o Futuro de Europa e máis extensa”. Espero que els seus correligionaris valencians el llegeixin, senyor Núñez Feijóo. També en el rerefons lingüístic.
Amb tot, vint anys no passen debades. L’euroregió Pirineus Mediterrània s’ha de reinventar. El 2003, Maragall va llançar una idea agosarada: uns territoris a la recerca d’uns processos. Avui la situació és inversa: són els processos els que estan buscant territoris. El canvi és substan¬cial. Quan el llavors candidat del PSC va proposar la constitució de l’euroregió, ho va fer sota el prisma de construir un instrument d’actuació territorial, política i econòmica que millorés les possibilitats d’inserció de Catalunya i de la resta de territoris associats en les dinàmiques productives d’Europa. Hi havia¬ molt de voluntariós en això: territoris explorant una concertació d’actuacions per crear nous contextos eco¬nòmics, urbans, de mobilitat… Avui la situació¬ és inversa. Assistim a la conformació diària de noves realitats i és com si aquestes anessin buscant els territoris on encaixar més bé. Avui aquesta euroregió 2.0 no hauria de ser tant un instrument proactiu i voluntarista com una resposta estratègica reac¬tiva i teledirigida, atenta més que mai als signes del temps: grans inver¬sions industrials de nou encuny, actuacions productives inèdites com a resposta a la crisi de subministraments i a la producció estratègica de components, noves formes de turisme urbà d’abast internacional, més consciència de la necessitat de seguretat energètica amb recursos capaços de proveir a la resta d’Europa, decidides polítiques de mobilitat sostenible urbana i metropolitana, impuls a la pro¬ducció alimentària, nous protagonismes logístics i portuaris, projectes de llarg abast intereuropeu com el corredor mediterrani (una nova Via Augusta)… Són processos a la recerca de territoris: cal tornar a Pirandello.
Vint anys més tard, la idea d’un replantejament euroregional disposa d’unes bases potents que el 2003 eren febles. En primer lloc, el procés d’integració econòmica europea avui està molt més madur: no oblidem que la proposta de Maragall va coincidir amb el naixement d’un euro avui acceptat plenament. En segon lloc, hi ha més cons¬ciència dels problemes associats al canvi climàtic, cosa que afavoreix abordar-ne les conseqüències de manera conjunta i cooperativa. I en tercer lloc, hi ha potents fons econòmics europeus per llançar propostes coordinades d’actuacions amb visió de xarxa. Els pressupostos europeus associats a la xarxa de transport trans-europeu mobilitzen 33.700 milions d’euros per al període 2021-2027, sense oblidar-nos de la ini¬ciativa Next Generation i del Mecanisme de Recuperació i Resiliència.
Cal reconèixer aquest impuls de Maragall i reorientar-lo, amb més flexibilitat, proporcionant benestar als socis, amb actuacions amb repercussions concretes en la vida quotidiana dels seus habitants, en la millora de polítiques públiques i en més eficiència dels recursos gestionats i centrant-se en temes com ara la mobilitat, el transport, la logística, les infraestructures, el teixit empresarial i productiu, l’exportació, el canvi climàtic, la seguretat alimentària i energètica, aliances potents de caràcter sectorial en lloc d’apostes basades en acords genèrics. Aquest redisseny s’ha d’associar al procés de “globalització regionalitzada” que ha sorgit arran de la pandèmia, a la resposta al risc geopolític i a la reorganització de les cadenes de subministraments. I, sens dubte, les àrees metropolitanes han d’exercir un paper essencial, reclamant més protagonisme”.

Ruptura del consens lingüístic

Article de Francesc-Marc ÁLVARO a La Vanguardia (13-05-22): Per no perdre fans  Alguns només tenen una brúixola a l’hora d’actuar i és no ser titllats de “traïdors (…) “En publicar-se la foto de l’acord, els dirigents de Junts van ser corregits des de Waterloo i també els van ploure crítiques ferotges d’algunes entitats que es presenten com els únics portaveus de “la comunitat educativa”, concepte aquest que algun dia caldrà debatre. Avui, quan Junts ja és un artefacte liderat –de facto– per Laura Borràs i Jordi Turull, la por i l’estètica han pesat més que la responsabilitat i la paraula donada. És la por de ser impopulars i de ser qualificats d’enemics de la pàtria. És l’estètica de la gesticulació al servei d’unes bases a les quals mai no es vol contradir.
Seria una bona notícia que ERC, PSC i comuns –que disposen de vots suficients per fer-ho– aprovessin la reforma el més aviat possible”.

Article de Sergi PÀMIES a La Vanguardia (13-05-22): D’un temps i d’un país  L’Estat no ha assumit mai la plurinacionalitat constitucional com a virtut pròpia (…) “Avui, però, quan escoltes els mestres que encara no han abandonat tota esperança, intueixes que, més enllà de la gesticulació política i les diabòliques amenaces judicials, la llengua del pati és, com m’explicava una directora d’escola, “la llengua del mòbil”. Potser sigui una fugida desesperada contra els clixés de la propaganda.
Però en aquest pati d’escola que cadascú imagina en funció dels seus interessos, els contagis col·loquials i les dependències mediàtiques ja no tenen res a veure amb la comunicació presencial dels jocs i les relacions interpersonals. Avui el context imposa abduccions immediates i una docilitat entre els parlants que té molt de renúncia i ganduleria gregària. És una realitat de superpoders digitals interactius. Resultat: si ara mateix un grup d’adolescents catalanoparlants és al pati compartint l’adoració per un vídeo graciós, no diran mai que els fa riure sinó que “fa risa”, que és, a hores d’ara, una de les aberracions col·loquials d’un temps i d’un país”.

Article d’Albert BRANCHADELL a El País (13-05-22): El problema de la educación en Cataluña  El Departamento anunció un plan para revertir el presunto retroceso del catalán en las aulas, pero no actúa para recuperar el interés de los alumnos por la escuela ni para desarrollar metodologías activas que aseguren su participación y su implicación (…) ” El revuelo causado por los datos sociolingüísticos revelados en otoño no ha tenido su réplica con estos preocupantes datos de contexto. Nadie ha lanzado ningún plan para recuperar el interés de los alumnos por la escuela ni para desarrollar metodologías activas que aseguren su participación y su implicación en el proceso educativo. En lugar de estar trabajando en esta línea, el Departamento de Educación y los sindicatos del sector se encuentran enzarzados en algo que ya supera el rifirrafe para alcanzar la categoría de guerra abierta, precipitada por la razonable decisión de iniciar el curso escolar el día 5 de septiembre como tienen previsto hacerlo otras comunidades autónomas. La educación en Cataluña tiene un problema, y este problema no se llama 25%”.

Article de Xavier VIDAL-FOLCH a El País (16-05-22): Indignidad judicial  El auto del Tribunal Superior de Justicia es vergonzoso por su forma: redactado en algo obtuso parecido al catalán, suma en sus 15 páginas más de 130 errores sintácticos y léxicos (…) “No constituyen solo un atentado a la gramática, y por tanto a la cultura. Al pisotear el idioma, viola la letra y el espíritu de la Constitución. Particularmente, la obligación de tratar al patrimonio lingüístico plural de los españoles como “objeto de especial respeto y protección” (artículo 3.3)” (…)

Junts per Catalunya

Article de Joan ESCULIES a La Vanguardia (13-05-22): Junts, la marea  La maquinària dels que són partit s’ha reactivat per aconseguir més poder (…) “En el marc cada vegada més estable del postprocés, la maquinària dels que són partit —representats per Jordi Turull– s’ha reactivat per aconseguir més poder. D’aquí venen les pressions perquè els futurs candidats a les municipals —també a Barcelona— s’obrin a pactar fora de l’independentisme. No hi fa res que al juny el congrés de Junts sigui pacífic, la marea puja i deixarà cada vegada menys espai als inde¬pendents. Hauran d’emmotllar-se a l’estructura com poden fer perfils més tècnics, més pratians, com el de Jaume Giró; abandonar la política o provar sort en una formació de nou encuny”.

Article de Josep MARTÍ BLANCH a El Confidencial (13-05-22): Malhumor en Cataluña: vuelve el torrismo sin Torra  Dos días han bastado para tomar nota de que JxCAT, con Borràs al frente, va a incrementar la belicosidad de sus posicionamientos políticos (…) “Las consecuencias políticas del empoderamiento de Borràs al frente de JxCATson fáciles de advertir. La coalición de gobierno ERC-JxCAT en la Generalitat va a resentirse de inmediato. La relación, ya muy deteriorada entre ambos socios, va a enrarecerse todavía más. Superado el primer año de legislatura del Gobierno de Pere Aragonès, una JxCAT liderada por Laura Borràs supone la puesta en marcha de la cuenta atrás para la implosión futura del Ejecutivo. Vamos a asistir, sin ninguna duda, a un incremento de la presión sobre los republicanos y sobre su estrategia de apaciguamiento y negociación con el Estado. Ayer mismo, a raíz del descuelgue de JxCAT del acuerdo lingüístico, los reproches entre ambas formaciones ya subieron de tono en una escalada que con Borràs tenderá a acentuarse todavía más. A fin de cuentas, ella se cuenta entre las que hubiesen preferido que JxCAT y ERC no hubiesen alcanzado un acuerdo de gobernabilidad.  El ambiente político en Cataluña va a enrarecerse un poco más a partir de ahora. Puigdemont, que presidía JxCAT hasta ahora, no entraba en el día a día y solo hacía valer su ‘auctoritas’ en momentos puntuales. Quien mandaba realmente en la formación era Jordi Sànchez como secretario general, que invertía toda su energía en mantener en pie los equilibrios ente las diversas familias, procurando que prevaleciese un cierto sentir pragmático en la estrategia de la formación. Ahora, con la presidencia ejecutiva y el día a día en manos de Laura Borràs, JxCAT inicia de nuevo el ascenso a la montaña del torrismo. El mal humor está por volver a la política catalana” (…)

Article d’Isabel GARCIA PAGAN a La Vanguardia (14-05-22): S’ha acabat el puigdemontisme?  A la nova executiva de Junts hi ha més d’un pla sobre el futur del partit; i no són compatibles (…) “En dues setmanes s’ha certificat la fi del puigdemontisme original i en dos dies s’ha posat en qüestió la fiabilitat de Junts com a aliat polític. El suposat 50% de Junts que pensa que trencar amb ERC i anar a eleccions –amb Borràs de candidata?– és una oportunitat, ha de llegir atentament l’enquesta que publica demà La Vanguardia … Mentrestant, Aragonès aprofita l’ onada del Catalangate i es reunirà a Brussel·les… amb Puigdemont”.

Article de Jordi AMAT a El País (15-05-22): Laura Borràs o el lírico encanto de la impostura  La presidenta del Parlament ha arrasado para hacerse con el poder en Junts porque, en teoría, es una buena marca y, si la cosa se lía, siempre nos quedará repetir represión (…) “Esta semana Laura Borràs ha conseguido que ella y su núcleo de confianza ocupen las principales parcelas de poder de su partido, siempre en construcción. No solo será presidenta del Parlament, sino también de Junts, el partido cuyo origen remoto era la moderación convergente y hoy torpedea un nuevo consenso lingüístico. A la hora de negociar el acuerdo con otras familias del mismo espacio sobreexcitado, no ha importado que Borràs esté siendo investigada por cuatro delitos de corrupción —malversación, prevaricación, fraude y falsedad documental— tras el fraccionamiento de 18 contratos que suman más de 300.000 euros. Ha arrasado porque, en teoría, es una buena marca y, si la cosa se lía, siempre nos quedará repetir represión. “Reiremos también, y guardaremos el secreto”, escribió Ferrater en otro poema de Da nuces pueris. El secreto que ella encara y que tanto ha condicionado la gobernabilidad en Cataluña durante la última década es la impostura. Lírica, eso sí”.

La trama russa del procés

Article de Jesús GARCÍA a El País (15-05-22): Puigdemont y la tentación rusa en vísperas de la ‘independencia’  El ‘expresident’ reniega de las reuniones con una delegación rusa en octubre de 2017 y de los contactos que su círculo cultivó en Moscú

Article de Lluís BASSETS a El País (16-05-22): Miguel Strogoff en la plaza Sant Jaume  Esperar que Putin ayudara a Cataluña a independizarse es la última, definitiva y más patética ocurrencia que pudiera surgir de una mente política que se pretende democrática  (…) ” Ante la debilidad de la política de alianzas y el fracaso de la internacionalización del conflicto, se abrió paso la ocurrencia genial de tantear alianzas infames, impropias de un país moderno y europeo. Cataluña solo ha avanzado históricamente en el autogobierno cuando ha apostado por la democracia parlamentaria, el Estado de derecho y el multilateralismo, y he aquí que un grupo de amigos y conocidos de Puigdemont imaginaron un futuro catalán a la sombra del orden internacional totalitario basado en el derecho del más fuerte en vez de en la fuerza del derecho. Esperar que el carcelero y verdugo de pueblos que es Vladímir Putin ayudara a Cataluña a separarse de la España democrática y constitucional es la última, definitiva y más patética ocurrencia que pudiera surgir de una mente política que se pretende democrática”.

Article d’Antonio FERNÁNDEZ a El Confidencial (17-05-22): Puigdemont buscó el apoyo de Israel a través del mismo intermediario que con Rusia  Víctor Terradellas, el responsable de relaciones internacionales de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), intentó establecer estrechos vínculos del ‘president’ con el país hebreo a través del agregado político de la embajada

BARCELONA

Article d’Albert GIMENO a La Vanguardia (17-05-22): La lluita dels estils  L’aeroport i el port són clau perquè el progrés impregni més bé Barcelona   (…) “El discurs està entre fomentar el progrés amb el creixement o agafar-se a un futur en què els complexos puguin seccionar l’avenir de la ciutat.
Dos estils, dues maneres d’entendre el món. Hi ha més estils representats al Consistori –per exemple, els que estan més preocupats per Pegasus que per construir una arquitectura municipal eficient i atractiva–, però el moll és aquest: la gestió, les idees, la determinació per engegar els projectes i tenir clar que o s’encoratja o es decreix. Totes les altres coses són elements secundaris. Encara que a alguns els pesi”.

Article de Josep RAMONEDA a El País (17-05-22): Unas municipales para actualizar el mapa político  Sorprende que socialistas y republicanos hayan mantenido las candidaturas del envite anterior, en vez de buscar algún revulsivo que pudiera marcar diferencias (…) “En Barcelona, los comunes plebiscitan a la alcaldesa Ada Colau para aspirar a un tercer mandato. En 2015, su llegada al poder desde la calle, en la estela de la crisis generalizada del bipartidismo, fue un impacto. Y sectores significativos del poder económico y mediático no han sabido disimular el resentimiento de clase que su ascenso les provocó. A pesar de ello, sigue estando ahí, ante una carrera que se dirimirá por corto margen entre les Comunes, Esquerra y el PSC. Sorprende que socialistas y republicanos hayan mantenido las candidaturas del envite anterior, en vez de buscar algún revulsivo que pudiera marcar diferencias. El valor añadido de Esquerra está claro: es la única opción que tiene el independentismo para lograr la alcaldía. Jaume Collboni, dado el carácter marginal de la derecha españolista, ha optado por acercarse a los poderes económicos hostiles al soberanismo y a hacer suyo el discurso de los lobbies del cosmopolitismo provinciano. ¿Bastará con ello para tumbar a los Comunes? La ecuación se anuncia así: gobernará el que sea capaz de sumar por lo menos a uno de los dos competidores a su mayoría. Y Esquerra si quiere estar en el gobierno de la capital tendrá que volver a la alianza con las otras izquierdas”.

PENSAMENT

Joan Fuster

Article d’Enric SÒRIA a El País (14-05-22): La suspicacia metódica  Si, como insinúa Montaigne, la voluntad última de todo escritor es entenderse y expresarse a sí mismo, Joan Fuster, cuyo centenario se cumple este año, lo consiguió a base de centenares de miles de páginas que son su autorretrato (…) “Si el ensayo es literatura de ideas, estas, las ideas, son el propósito del ejercicio, que siempre es una indagación irónicamente recelosa, pero su fundamento es literario. Fuster es un gran escritor, y precisamente eso es lo que lo hace persuasivo. Su estilo es ebullescente, su crapulosa adjetivación es memorable y su excitante fraseo de jazzman inspirado es inimitable: ágil, inquieto, revoltoso, juguetón, extraordinariamente mordaz y muy ameno. Le gustan las metáforas, sobre todo las inesperadas y las degradantes, las frases lapidarias y los exabruptos abrasivos. Como polemista, es rápido y letal. Puede ser deslumbrante y siempre es divertido. Nunca olvida que la primera obligación de un escritor es hacerse leer, y sus textos, breves o muy extensos, siempre cumplen ese objetivo. Es imantador.
Sus temas abarcan el mundo, porque quiere entenderlo. Su estilo nos habla de él, que también quiere entenderse. Si, como insinúa Montaigne, la voluntad última de todo escritor es entenderse y expresarse a sí mismo, Fuster lo consiguió a base de centenares de miles de páginas que son su autorretrato. Alguien que, aparte de amar hasta la obsesión a su país y a su gente, intentó comprenderse a sí mismo y su mundo, sin dar nada por supuesto y sin contemplaciones. Como los viejos humanistas, sobre los que ironizaba, porque no fueron lo bastante suspicaces, y a los que admiraba, porque intentaron serlo, defendió ese territorio asediado de lo razonable y de lo humano, “en toda la plenitud de sus derechos libertades” con armas y dientes.
“Hay quien es abogado, o maestro, o político, u obispo, o poeta, o labrador. Mi profesión, en cambio, es la de ser Joan Fuster”. La lista es significativa. Creo que a Fuster no le hubiera disgustado demasiado ser ninguna de esas cosas (y de hecho fue algunas), pero somos irrepetibles, y él tuvo que resignarse, no sin humor, a ser quien era. De eso escribió y es su originalidad. Es todo un espectáculo”.

Algoritmes, xarxes socials, democràcia

Article de Daniel INNERARITY a El País (13-05-22): Igualdad algorítmica   [13] Ningún dispositivo tecnológico puede ahorrarnos el trabajo de discusión democrática en torno a los fines, aunque pueda facilitarnos la tarea de implementar los objetivos que hemos decidido perseguir  (…) “No podemos democratizar la autoridad que se ejerce en el nuevo espacio digital si no sabemos qué tipo de autoridad es. Tenemos que preguntarnos si estamos en un ágora donde la dominación habría sido sustituida por la neutralidad, un mercado que satisface preferencias o una burocracia que administra con eficacia y justicia. ¿Quién es el soberano, el algoritmo, el consumidor o el Estado?

Para dilucidar esta cuestión deberíamos abordar al menos tres cuestiones. La primera de ellas se refiere a la neutralidad algorítmica. De entrada, el espacio digital se presenta como un ámbito horizontal y libre de dominación, donde no habría más que sugerencias, satisfacción de las demandas que expresa nuestro propio rastro digital. La inteligencia artificial y los sistemas de gobernanza algorítmica funcionan con una lógica que se parece mucho al individualismo democrático, pero que lo altera de una manera que es necesario comprender para valorar su legitimidad. Que sean sistemas para la identificación y satisfacción de nuestras preferencias no quiere decir que se plieguen a las características de cada individuo, sino que se adaptan a características o huellas de grupo que unos individuos comparten con otros. En este recorrido suele producirse una alteración que adquiere el carácter de sesgos discriminatorios. Satisfacer al patrón en el que encaja un individuo no es lo mismo que satisfacer a un individuo. Examinar grupos de poblaciones y crear perfiles ofrece amplias posibilidades para la exclusión y la manipulación. Por supuesto que no estamos aquí ante un vigilante manipulador, sino más bien frente a un mecanismo banal de discriminación, que promete neutralidad pero que no puede garantizarla por diversas circunstancias que tienen que ver precisamente con la lógica algorítmica. Los algoritmos tienen una dimensión política en la medida en que intervienen en el orden social y estructuran nuestras decisiones. Cuando decimos que algo tiene una dimensión política solemos indicar dos cosas en apariencia contradictorias: que hay mucha política y muy poca. Que haya mucha política en los algoritmos quiere decir que están ejerciendo un tipo de autoridad que solo corresponde a la política y configurando la realidad social como solo la política está autorizada a hacer. Que haya poca política en ellos quiere decir que deben ser politizados, es decir, sometidos a los procesos de autorización política expresa, que en una democracia tienen unos espacios y procedimientos determinados.

La segunda cuestión nos remite a por qué resulta tan tentador confundir la lógica política con la lógica del mercado y si los procedimientos algorítmicos pueden ser subsumidos en la categoría del consumo. Un primer argumento para no confundir lo uno con lo otro es que la democracia se basa en el principio de no abandonarse a la benevolencia de las autoridades (Przeworski). Si la democracia no es una provisión de servicios, el ciudadano no es un cliente satisfecho. La gobernanza algorítmica es un tipo de gobernanza que trata a los ciudadanos más bien como consumidores que en el mejor de los casos validan la satisfacción puntual de sus preferencias pero a los que no se les ha pedido opinión sobre la sociedad que desean o algún control sobre la clase final de sociedad que resultaría de la agregación de esas preferencias. Los algoritmos así entronizados tienen un efecto despolitizador. La lógica algorítmica despolitiza en la medida en que neutraliza el posible cuestionamiento del automatismo que procura nuestra satisfacción. Sus ventajas en términos de satisfacción de las necesidades individuales podrían ser tan embaucadoras que ni siquiera se plantee una alternativa a ese tipo de gobernanza, a sus fines y procedimientos.

El tercer marco categorial para entender la lógica digital nos lo ofrecen las categorías de la burocracia y la jerarquía. ¿Podría ser la Administración digital un sistema que hiciera superfluos otros modos de autoorganización de la sociedad, concretamente de aquellos que calificamos como propiamente democráticos? ¿Cabría pensar en una gobernanza algorítmica que hiciera innecesarios los debates ideológicos acerca de sus conceptos, principios y valores? En una sociedad democrática la política no se reduce a la racionalidad administrativa. Ningún sofisticado dispositivo para calcular y decidir parece en condiciones de hacer superfluo el momento propiamente político en el que discutimos y decidimos los fines a cuyo servicio ponemos los instrumentos de gestión de que disponemos. La política es inevitable porque, aunque pueda ayudarnos, la inteligencia artificial no es capaz de concebir ni garantizar esa igualdad a la que aspira la democracia. Donde mejor se pone de manifiesto esta limitación es en el hecho de que la tecnología no disuelve las controversias debidas a nuestras diferentes concepciones de la igualdad ni garantiza la satisfacción simultánea de preferencias e intereses diversos. Incluso allá donde hay un amplio acuerdo acerca de la conveniencia de promover la igualdad no necesariamente se comparte la misma idea de igualdad. Hay quien se da por satisfecho con que sean idénticas las condiciones de partida, mientras que otros la entienden como una similitud en los resultados; tenemos además todo el debate entre igualdad formal e igualdad diferenciada. ¿Cómo deben articularse categorías, grupos e individuos para hacer frente a las discriminaciones que proceden de la pertenencia a un determinado grupo y las que se deben a ser agrupado de esa manera? Son asuntos que deben ser objeto de discusión política y no de agregación algorítmica. Si hubiera acuerdo acerca de qué significa igualdad entonces el algoritmo desarrollaría una tarea puramente técnica; se trataría nada más que de encontrar el mejor modo de operacionalizar esa idea de justicia. El problema es que la idea de justicia es un verdadero campo de batalla democrático, un concepto elevadamente controvertido en cualquier sociedad plural. Hay más desacuerdos acerca de los valores en sí mismos que sobre los medios de conseguirlos. Ningún dispositivo tecnológico puede ahorrarnos el trabajo de discusión democrática en torno a los fines, aunque pueda facilitarnos enormemente la tarea de implementación de los objetivos que democráticamente hemos decidido perseguir”.

Article de Jonathan HAIDT a El Español (8-05-22): Por qué los últimos diez años en EE.UU. han sido singularmente estúpidos  [14] Muchas instituciones clave de los Estados Unidos se han vuelto más estúpidas a lo largo de la última década porque las redes sociales han infundido en sus miembros el temor crónico a ser linchados y cancelados … “¿Cómo habría sido vivir en Babel en los tiempos posteriores a su destrucción? En el libro del Génesis se nos cuenta que los descendientes de Noé construyeron una gran ciudad en la tierra del Sinar. Erigieron una torre “con la cúspide en los cielos” para hacerse “famosos”. A Dios le ofendió la hýbris de la humanidad y dijo: “Mirad, son un solo pueblo, y hablan una sola lengua; y esto es sólo el comienzo de lo que harán; nada de lo que se propongan será ahora imposible para ellos. Vayamos, pues, y confundamos su lengua, para que dejen de entenderse unos a otros”.

El texto no dice que Dios destruyera la torre, pero lo hace en muchas representaciones de la parábola, así que quedémonos con esa dramática imagen en la cabeza: gente vagando entre las ruinas, incapaz de comunicarse, condenada a la incomprensión mutua.

La historia de Babel es la mejor metáfora que he encontrado para lo sucedido en los Estados Unidos en la década de 2010 y el fracturado país que habitamos ahora. Algo se torció gravemente, y de manera muy repentina. Estamos desorientados, al ser incapaces de hablar el mismo idioma o de identificar la misma verdad. Estamos aislados unos de otros y del pasado.

Desde hace ya algún tiempo es evidente que la “América roja” (republicana) y la “América azul” (demócrata) parecen cada vez más dos países distintos que reivindican el mismo territorio, con dos versiones diferentes de la Constitución, de la economía y de la historia de Estados Unidos.

Pero la de Babel no es sólo una parábola sobre el tribalismo: es una parábola sobre la fragmentación de todo. Trata sobre el resquebrajamiento de todo lo que parecía sólido, de la dispersión de unas gentes que antes habían sido una comunidad. Es una metáfora de todo lo que está sucediendo, no sólo entre republicanos y demócratas, sino también dentro de la izquierda y de la derecha, así como en universidades, empresas, asociaciones profesionales, museos e incluso familias.

Babel es una metáfora de lo que ha hecho un cierto tipo de redes sociales con casi todos los grupos e instituciones más importantes para el futuro del país y para nosotros como pueblo.

¿Cómo sucedió esto? ¿Y qué augura para la vida estadounidense?

Existe un rumbo en la historia, y es el de la cooperación a escalas cada vez mayores. Vemos esta tendencia en la evolución biológica, en la serie de “grandes transiciones” mediante las cuales surgieron los primeros organismos pluricelulares y después desarrollaron nuevas relaciones simbióticas.

Lo vemos también en la evolución cultural, como explicó en 1999 Robert Wright en su libro Nadie pierde: la teoría de juegos y la lógica del destino humano. Wright enseñó que la historia entraña una serie de transiciones, impulsadas por el aumento de la densidad demográfica y las nuevas tecnologías (la escritura, las carreteras, la imprenta), que crearon nuevas posibilidades de comercio y aprendizaje para el mutuo beneficio de todos.

Era más acertado considerar los conflictos de suma cero (como las guerras religiosas que surgieron a medida que la imprenta permitió difundir ideas heréticas en toda Europa) como reveses temporales y, a veces, incluso una parte integral del progreso. Aquellas guerras religiosas, sostenía Wright, posibilitaron la transición a las naciones Estado modernas con ciudadanos mejor instruidos.

El presidente Bill Clinton elogió Nadie pierde por su retrato optimista de un futuro más cooperativo gracias a los continuos avances tecnológicos.

Los inicios de internet en la década de 1990, con sus canales de chat, sus foros y el correo electrónico, ejemplificaron la tesis de Nadie pierde, al igual que la primera oleada de redes sociales que se lanzaron en torno a 2003. MySpace, Friendster y Facebook facilitaron el contacto con amigos y desconocidos para hablar sobre intereses comunes, y gratis, a una escala jamás imaginada antes.

Llegado 2008, Facebook ya se había convertido en la plataforma dominante, con más de 100 millones de usuarios mensuales, de camino a los aproximadamente 3.000 millones que tiene hoy. En la primera década del nuevo siglo estaba muy extendida la creencia de que las redes sociales serían una bendición para la democracia. ¿Qué dictador podría imponer su voluntad a una ciudadanía interconectada? ¿Qué régimen podría construir un muro para impedirle el paso a internet?

El culmen del optimismo tecnológico-democrático fue probablemente 2011, un año que comenzó con la Primavera Árabe y acabó con el movimiento global Ocuppy Wall Street.

También fue cuando se pudo acceder a Google Translate desde prácticamente todos los smartphones, por lo que se podría decir que 2011 fue el año en el que la humanidad reconstruyó la Torre de Babel.

Estábamos más cerca que nunca de ser “un solo pueblo”, y habíamos logrado superar la maldición de la división idiomática. Para los optimistas tecnológico-democráticos, parecía sólo el comienzo de lo que sería capaz de hacer la humanidad.

En febrero de 2012, cuando se preparaba para la salida a Bolsa de Facebook, Mark Zuckerberg reflexionó sobre aquellos tiempos extraordinarios y expuso sus planes: “Hoy, nuestra sociedad ha llegado a otro punto de inflexión”, escribió en una carta a los inversores. Facebook esperaba “revolucionar el modo en el que las personas difunden y consumen información”. Al darles “el poder de expresarse”, les ayudaría a “transformar una vez más muchas de nuestras principales instituciones e industrias”.

En los diez años transcurridos desde entonces, Zuckerberg ha hecho exactamente lo que dijo que haría. Sí, ha revolucionado el modo en que difundimos y consumimos información. Sí, ha transformado nuestras instituciones, y nos ha llevado más allá del punto de inflexión.

No ha funcionado como él esperaba.

A lo largo de la historia, las civilizaciones se han apoyado en la consanguinidad y en los dioses y enemigos comunes para contrarrestar la tendencia a separarse a medida que crecían. Pero ¿qué es lo que mantiene unidas a grandes y diversas democracias como las de los Estados Unidos y la India, o, ya puestos, las de Reino Unido y la Francia moderna?

Los sociólogos han identificado al menos tres grandes fuerzas que en conjunto logran unir a las democracias: el capital social (grandes redes de contactos sociales con altos niveles de confianza), unas instituciones fuertes e historias comunes.

Las redes sociales digitales han debilitado las tres. Para dilucidar cómo lo han hecho, debemos saber primero cómo han cambiado las redes sociales a lo largo del tiempo, y, en especial, en los años posteriores a 2009″ (…)

PAPERS

Paper de Marta FERRERO, Lucas GORTAZAR i Angel MARTÍNEZ a EsadeEcPol Brief #26 (maig 2022): Jornada escolar continua: Cómo la pandemia está acelerando un modelo social y educativo regresivo

LLIBRES

Luigi FERRAJOLI. Por una Constitución de la Tierra. Trotta. Madrid, 2022 …Article de Barulio GARCÍA JAÉN a El País (15-05-22): El padre de la Constitución global que quiere prohibir la guerra  El filósofo latino del derecho más influyente del último medio siglo propone una Carta Magna mundial

Francis FUKUYAMA. Liberalism and its discontents. Ferrar, Straus and Giroux. New York, 2022 … Ressenya de Víctor LENORE a vozpópuli (15-05-22): Fukuyama contra la deriva autoritaria del liberalismo  “Sigo siendo un defensor de la democracia liberal y me gustan los mercados libres, pero me he movido hacia la izquierda por un par de razones bastante buenas. Creo que en la década del 2000 las dos grandes catástrofes fueron primero la invasión estadounidense de Iraq y luego la crisis financiera, y ambas fueron el subproducto de ideas conservadoras que fueron llevadas al extremo y condujeron a resultados muy malos. Y eso requería un replanteamiento…”

Mark GALEOTTI. Tenemos que hablar de Putin: porque Occidente se equivoca con el presidente Putin. Capitán Swing. Madrid, 2022. Entrevista a Mark GALEOTTI a La Vanguardia (16-05-22): Vladimir Putin ara sembla un vell irritat amb pressa

Oded GALOR. El viaje de la humanidad. Destino. Barcelona, 2022 Entrevista a Oded GALOR a El País (17-05-22): “Las sociedades más prósperas son las que tienen visión de futuro”  El prestigioso académico israelí sostiene que los orígenes de la desigualdad se hallan en rasgos culturales y sociales que empezaron a desarrollarse hace decenas de miles de años … “Si la covid-19 hubiera ocurrido hace 200 años, la humanidad se habría visto atrapada por la pandemia durante décadas buscando una salida”

Sergi PÀMIES. La gran novel·la de Barcelona. Quaderns Crema. Barcelona, 2022.  Entrevista a Sergi PÀMIES a Núvol (13-05-22): “He perdut energia gamberra”  Fa vint-i-cinc anys jo no necessitava la política … Ser valent amb el compromís dels altres, amb els diners dels altres, o amb la vocació dels altres, és gairebé un esport nacional … El que es perdia i el que es trobava no és el mateix avui que fa vint-i-cinc anys

María RAMÍREZ. El periódico. 25 años de auge y catarsis del periodismo en Internet. Debate. Barcelona, 2022 … Los últimos veinticinco años han sido tal vez los más agitados para la historia de los periódicos en lo que se refiere a la revolución de las herramientas y el impacto global de lo que hacemos. En un momento como este, de ebullición de la información y también de confusión sobre qué es el periodismo, tenía especial interés en mirar atrás y contar, a través de mi experiencia personal, la vida de redacciones entre ilusiones, desilusiones y la energía infinita que siempre nos dan las noticias.

Francisco RICO. Una larga lealtad. Acantilado. Barcelona, 2022 Ressenya de Jordi GRACIA a “Babelia” de El País (14-05-22): Un perfecto sentimental  Francisco Rico da luz a textos y artículos perdidos que suponen una ventana a su biografía de extravagante catedrático de Filología y académico … Entrevista a Francisco RICO a “Babelia” de El País (14-05-22): “La RAE es un mito porque el diccionario da poder”

Jordi SEVILLA. La España herida. Deusto. Barcelona, 2022 Ressenya de Justo BARRANCO a La Vanguardia (15-05-22): Cuando España se rompe  Jordi Sevilla analiza las brechas que han llevado al auge del populismo y pide repensar el sistema­ impositivo … En España, la desigualdad supera la media europea y es estructural, con pobreza hereditaria

Laurent de SUTTER. Narcocapitalismo. Reservoir Books. Barcelona, 2022  Entrevista a Laurent de SUTTER a La Vanguardia (17-05-22): “Les nostres vides són com  farmàcies”