FOCUS PRESS 238

 

ARTICLES DESTACATS

(1) Obituari de Donald RUMSFELD per George PACKER a The Atlantic (1-07-21): How Rumsfeld Deserves to Be Remembered

(2) Article de Jean-Pierre CABESTAN a Política Exterior (30-06-21): El PCCh, 100 años de adaptación

(3) Article d’Enrique FEÁS a vozpópuli (2-07-21):  Brexit: cinco años, cinco lecciones

(4) Article de Martino MAZZONIS a il Mulino (30-06-21): Godere delle disgrazie altrui non è mai una buona idea

(5) Article de Silja HÄUSERMANN, Herbert KITSCHELT i Tarik ABOU-CHADI, a Agenda Pública (5-07-21): El mito del trasvase del voto hacia la derecha radical

(6) Article d’Oriol BARTOMEUS a Agenda Pública (6-07-21): La caída del PSOE no es por los indultos, es por Madrid 

(7) Article de José Antonio HERCE/Miguel Ángel HERCE a Revista de Libros (7-07-21): Todos somos baby boomers    

(8) Article d’Esther PALOMERA a elDiario.es (3-07-21): La ‘vía Rubalcaba’ marca a Sánchez el camino de la negociación sobre Catalunya

(9) Paper de Lucía MEDINA/María FREIXANET: Quan el procés es trobà amb la pandèmia. Informe d’explotació de resultats del Sondeig d’Opinió Catalunya 2020 de l’ICPS. ICPS. Barcelona, 2021

(10) Article d’Ángel MUNÁRRIZ a infoLibre (3-07-21): La victoria de “los moas”: el revisionismo alcanza la cúspide de la derecha española

(11) Article de Raimon OBIOLS a política&prosa nº 34-35 (juliol-agost 2021): Hirschman, Colorni, Lluch i les petites idees

(12) Article de Ramón GONZÁLEZ FÉRRIZ a El Confidencial (8-07-21): Estas son las cuatro ideologías que pugnan por el poder en EEUU (y ya están en España) 

*****

EL CORONAVIRUS TORNA A SER UNA DE LES PREOCUPACIONS PRINCIPALS MALGRAT EL BON RITME DEL PROCÉS DE VACUNACIÓ

Crònica de Josep CORBELLA a La Vanguardia (7-07-21): Vacunar al 70% de la población en agosto no bastará para tener inmunidad de grupo La contagiosidad de la variante Delta retrasa la recuperación de la normalidad … La estimación del 70% se basaba en el virus original de Wuhan; la variante actual es 2,5 veces más transmisible

Article de Magda CAMPINS a El País (7-07-21): La variante delta y la protección vacunal No se dispone aún de datos sólidos sobre su gravedad, pero estudios realizados sugieren que el riesgo de hospitalización en personas infectadas es aproximadamente el doble que en los infectados por la alpha 

Article de Josep OLIVER a El Periódico (6-07-21): Tropezar … ¿cuántas veces? … “Es hora de efectuar un balance del porqué estamos aquí y cuáles son sus consecuencias. Retengan los puntos siguientes. Primero. Las autoridades conocían de la mayor capacidad infecciosa de la variante delta: la experiencia británica, un mes por delante de la nuestra, así lo mostraba. Pero las señales que han emitido han ido en el sentido opuesto: apertura de bares, restaurantes y salas de fiesta, relajamiento con la mascarilla y euforia con el avance de la vacunación. Todo está bien en el mejor de los mundos. Segundo. Ello refleja las presiones de los sectores económicos más afectados por el covid. Totalmente legítimos, aunque claramente erróneos: las decisiones de apertura de estas últimas semanas no han sido las acertadas para sus intereses. Tercero. La presión de los jóvenes ha sido determinante, directamente con su comportamiento o, indirectamente, a partir del empuje de los que extraen réditos de su actividad recreativa. Y así hemos asistido a un insólito espectáculo mediático según el cual el colectivo menor de 30 años es el que más ha sufrido. Sonroja la exaltación de la necesidad del esparcimiento juvenil y el buenismo con el que se han tolerado botellones u actos parecidos. Sumen la verbena de Sant Joan y tienen el resultado: un descontrol de la situación que da miedo. Cuarto. Esa postración ante el sufrimiento de los jóvenes, que no niego, acompaña al desprecio hacia el de los mayores. Comparen el de los primeros con el de aquellos en residencias, donde murieron más de 20.000, u otros miles que se enfrentaron a la muerte solos o en hospitales. A más de un comunicador o tertuliano debería caérsele la cara de vergüenza. Quinto. La dicotomía economía-sanidad es falsa. La sanidad de todos no se ha tenido en cuenta o, simplemente, no se ha podido atender: vean las listas de espera, las reducciones en diagnósticos de cáncer u otras enfermedades o las dificultades para acceder a los CAP, por citar solo unos ejemplos. La dicotomía efectiva ha sido entre economía y hospitalización: los poderes públicos solo se han preocupado de la sanidad cuando el colapso hospitalario amenazaba. Por cierto, dineros haberlos los había: solo teníamos que pedirlos al MEDE de Bruselas. Pero nuestras autoridades no quisieron …”

MÉS SOBRE LA FISCALITAT GLOBAL

Article de Joseph STIGLITZ a Project Syndicate (6-07-21): The Global Tax Devil Is in the Details Under existing tax rules, multinational firms can escape paying their fair share of taxes by booking their income in low-tax jurisdictions, or by moving some parts of their business to these jurisdictions. Will proposed reforms deliver on their promise to boost government revenues, especially in developing countries?  … “The leaders of the G20 will do well to agree on a global minimum tax of at least 15%. Regardless of the final rate that sets the floor for the 139 countries currently negotiating this reform, it would be better if at least a few countries introduced a higher rate, unilaterally or as a group. The US, for example, is planning on a 21% rate. It is crucial to address the host of detailed issues required for a global tax agreement, and it is especially important to engage with developing countries and emerging markets, whose voice has not always been heard as clearly as it should be. Above all, it will be essential to revisit the issue in five years, not seven, as currently proposed. If tax revenues do not increase, as promised, and if the developing and emerging markets fail to garner a greater share of those revenues, the minimum tax will have to be raised and the formulae for allocating ‘tax rights’ readjusted”.

ESTATS UNITS: OBITUARI DE DONALD RUMSFELD

Obituari de Donald RUMSFELD per George PACKER a The Atlantic (1-07-21): How Rumsfeld Deserves to Be Remembered  [1] America’s worst secretary of defense never expressed a quiver of regret … “In 2006, soon after I returned from my fifth reporting trip to Iraq for The New Yorker, a pair of top aides in the George W. Bush White House invited me to lunch to discuss the war. This was a first; until then, no one close to the president would talk to me, probably because my writing had not been friendly and the administration listened only to what it wanted to hear. But by 2006, even the Bush White House was beginning to grasp that Iraq was closer to all-out civil war than to anything that could be called “freedom.” The two aides wanted to know what had gone wrong. They were particularly interested in my view of the secretary of defense, Donald Rumsfeld, and his role in the debacle. As I gave an assessment, their faces actually seemed to sag toward their salads, and I wondered whether the White House was so isolated from Iraqi reality that top aides never heard such things directly. Lunch ended with no explanation for why they’d invited me. But a few months later, when the Bush administration announced Rumsfeld’s retirement, I suspected that the aides had been gathering a case against him. They had been trying to push him out before it was too late. Rumsfeld was the worst secretary of defense in American history. Being newly dead shouldn’t spare him this distinction. He was worse than the closest contender, Robert McNamara, and that is not a competition to judge lightly. McNamara’s folly was that of a whole generation of Cold Warriors who believed that Indochina was a vital front in the struggle against communism. His growing realization that the Vietnam War was an unwinnable waste made him more insightful than some of his peers; his decision to keep this realization from the American public made him an unforgivable coward. But Rumsfeld was the chief advocate of every disaster in the years after September 11. Wherever the United States government contemplated a wrong turn, Rumsfeld was there first with his hard smile—squinting, mocking the cautious, shoving his country deeper into a hole. His fatal judgment was equaled only by his absolute self-assurance. He lacked the courage to doubt himself. He lacked the wisdom to change his mind. Rumsfeld was working in his office on the morning that a hijacked jet flew into the Pentagon. During the first minutes of terror, he displayed bravery and leadership. But within a few hours, he was already entertaining catastrophic ideas, according to notes taken by an aide: “best info fast. Judge whether good enough [to] hit S.H. [Saddam Hussein] @ same time. Not only UBL [Osama bin Laden].” And later: “Go massive. Sweep it all up. Things related and not.” These fragments convey the whole of Rumsfeld: his decisiveness, his aggression, his faith in hard power, his contempt for procedure. In the end, it didn’t matter what the intelligence said. September 11 was a test of American will and a chance to show it. Rumsfeld started being wrong within hours of the attacks and never stopped. He argued that the attacks proved the need for the missile-defense shield that he’d long advocated. He thought that the American war in Afghanistan meant the end of the Taliban. He thought that the new Afghan government didn’t need the U.S. to stick around for security and support. He thought that the United States should stiff the United Nations, brush off allies, and go it alone. He insisted that al-Qaeda couldn’t operate without a strongman like Saddam. He thought that all the intelligence on Iraqi weapons of mass destruction was wrong, except the dire reports that he’d ordered up himself. He reserved his greatest confidence for intelligence obtained through torture. He thought that the State Department and the CIA were full of timorous, ignorant bureaucrats. He thought that America could win wars with computerized weaponry and awesome displays of force. He believed in regime change but not in nation building, and he thought that a few tens of thousands of troops would be enough to win in Iraq. He thought that the quick overthrow of Saddam’s regime meant mission accomplished. He responded to the looting of Baghdad by saying “Freedom’s untidy,” as if the chaos was just a giddy display of democracy—as if it would not devastate Iraq and become America’s problem, too. He believed that Iraq should be led by a corrupt London banker with a history of deceiving the U.S. government. He faxed pages from a biography of Che Guevara to a U.S. Army officer in the region to prove that the growing Iraqi resistance did not meet the definition of an insurgency. He dismissed the insurgents as “dead-enders” and humiliated a top general who dared to call them by their true name. He insisted on keeping the number of U.S. troops in Iraq so low that much of the country soon fell to the insurgency. He focused his best effort on winning bureaucratic wars in Washington. By the time Rumsfeld was fired, in November 2006, the U.S., instead of securing peace in one country, was losing wars in two, largely because of actions and decisions taken by Rumsfeld himself. As soon as he was gone, the disaster in Iraq began to turn around, at least briefly, with a surge of 30,000 troops, a policy change that Rumsfeld had adamantly opposed. But it was too late. Perhaps it was too late by the early afternoon of September 11. Rumsfeld had intelligence, wit, dash, and endless faith in himself. Unlike McNamara, he never expressed a quiver of regret. He must have died in the secure knowledge that he had been right all along”.

XINA EN EL CENTENARI DEL PARTIT COMUNISTA

Article de Lluís BASSETS a El País (4-07-21): El joven Partido Comunista Chino El rejuvenecimiento maoísta de Xi Jinping entronca con dos tradiciones milenarias: el confucionismo y el mandarinato imperial … El centenario de la fundación del partido que se ha celebrado esta semana debe servir para persuadir al mundo, y antes a los propios chinos, de la proximidad del sorpasso, el momento crucial en que China se convertirá en la primera superpotencia, incluso en el plano militar, y someterá a los países asiáticos a su propia doctrina Monroe —América para los americanos— como la viene aplicando Estados Unidos desde hace dos siglos. La idea de James Monroe, el quinto presidente, tuvo dos consecuencias: dominar a los vecinos y echar a los europeos, hasta prohibirles que interfirieran en los asuntos americanos. Xi Jinping quiere seguir su camino: anexionarse Taiwan, echar a Estados Unidos de los mares circundantes, contener a Japón y vencer a India, la única potencia vecina que puede hacerle sombra por su demografía, su economía y su arma nuclear. La tradición inventada por el comunismo chino se remonta más allá de aquel mes de julio de hace cien años, cuando dos agentes bolcheviques enviados por Moscú se reunieron en Shanghai con un puñado de inexpertos agitadores chinos, entre los que se encontraba el joven Mao Zedong. El maoísmo entronca con el confucionismo, y su dictadura de partido con el mandarinato imperial, las dos reliquias milenarias que Xi Jinping ha prometido rejuvenecer”.

Article de Jean-Pierre CABESTAN a Política Exterior (30-06-21): El PCCh, 100 años de adaptación  [2] En una sociedad cada vez más plural, el Partido Comunista Chino se mantiene opaco, monolítico y autoritario. Pero hoy y en el futuro previsible seguirá siendo el poder incuestionable en China … «La ambición de Mao de crear un ‘hombre nuevo’ llevó al PCCh a provocar desastres como el Gran Salto Adelante o la Revolución Cultural» … El pasado jueves el Partido Comunista chino (PCCh) celebró en Pekín su centenario con un acto multitudinario, en el que Xi Jinping dio un discurso en el que vinculaba la unidad y la prosperidad de China con la continuidad en el poder del Partido Comunista. Esta visión determinista y monolítica del Partido puede ser buena como propaganda política, pero, como explica en este artículo en Política Exterior el politólogo Jean-Pierre Cabestan, buena parte del éxito del PCCh se debe a la capacidad de adaptación y cambio que ha tenido desde su nacimiento como fuerza política. Los inicios. Nacido como un partido marxista-leninista tradicional y urbano en Shanghai, el PCCh tomó una deriva bajo el liderazgo de Mao que lo llevaría a situar a los campesinos (la mayoría de la población china) como sujeto revolucionario. Eso le permitió una mayor implantación e influencia en el país, que lo llevó al poder en 1949. Con Mao en el poder, el Partido adoptó un modelo de gobierno estalinista, aunque eso no le impidió tener una fuerte posición de recelo respecto de la Unión Soviética. El giro. El gran ejemplo de la capacidad de adaptación del PCCh fue la reforma y apertura de Deng Xiaoping, que transformó una economía cerrada y centralizada en una donde las fuerzas del mercado tienen el rol principal. El PCCh adoptó este modelo como el más adecuado para sobrevivir en un mundo en el que el comunismo de estilo soviético estaba en declive. El futuro. En este artículo, Cabestan asegura que el PCCh tiene el apoyo de la mayoría de la población china y su posición en el poder está fuertemente consolidada. Sin embargo, también considera que un Partido con los niveles de secretismo actuales y tan pocas mujeres en altos cargos, además de una población urbana y joven con más expectativas, puede tener más problemas de cara al futuro a medio y largo plazo.

LES DIFÍCILS RELACIONS ENTRE LA UNIÓ EUROPEA I RÚSSIA

Article de Riccardo PERISSICH a Telos (2-07-21): Contacts avec Poutine: le flop franco-allemand  “En Amérique, et pas seulement, il y a toujours eu le soupçon d’un penchant allemand un peu trop marqué envers les Russes. Il suffit de peu de choses pour réveiller les souvenirs bismarckiens ou les accords secrets passés avec l’URSS pour contourner les limites que le traité de Versailles avait imposées à la nouvelle armée allemande. Tout comme on peut se souvenir des soupçons qui ont surgi lorsque Willy Brandt a lancé son Ostpolitik. Avec Merkel, ces soupçons sont largement injustifiés. Il est vrai qu’il y a eu une mauvaise gestion du problème de Nordstream 2. Cette négligence a conduit à en faire le symbole de la dépendance énergétique de l’UE à l’égard de la Russie, alors qu’en réalité, cette dernière a autant besoin d’exporter du gaz vers l’Europe que nous d’en importer ; une dépendance d’ailleurs destinée à diminuer si le Green Deal donne vraiment des résultats. Le problème est, et a toujours été, celui de la protection des intérêts de la Pologne et de l’Ukraine ; une question qui ne semble arriver que maintenant au centre de la réflexion allemande. Mais il s’agissait plus d’une erreur de gestion politique que d’une entorse à la solidarité occidentale. Pour le reste, la politique de Mme Merkel à l’égard de la Russie a été impeccable jusqu’à présent. Elle est notoirement connue pour être le seul dirigeant européen que Poutine prend au sérieux ; dans le dialogue qu’elle a toujours entretenu avec lui, elle s’est toujours montrée exigeante. Sans son leadership, l’UE aurait difficilement pu trouver une unité autour des sanctions et des accords de Minsk. Tout cela rend d’autant plus difficile la compréhension de cette impasse. Parfois la conscience de ne pas avoir beaucoup de temps à sa disposition peut conduire à des accélérations contre-productives. La pire perspective aujourd’hui serait celle d’une initiative unilatérale française ou allemande, ou les deux. Quoi qu’il en soit, quelqu’un devra désormais « recoller les morceaux ». Il est difficile d’imaginer que que ce seront deux gouvernements désormais engagés dans une campagne électorale. C’est certainement une tâche pour la Commission. Il n’est pas exclu qu’un rôle revienne également à l’Italie, renforcée par son euro-atlantisme retrouvé”.

Article de Melvyn B. KRAUSS a Project Syndicate (6-07-21): Joe Biden’s Nixon Strategy Notwithstanding the predictable howls of protest from some Europeans, US President Joe Biden, French President Emmanuel Macron, and German Chancellor Angela Merkel are right to seek a thawing of ties with Russian President Vladimir Putin. If the main global threat is China, Putin has several compelling reasons to play ball … “Just as Nixon’s brokering of relations with Mao was never intended to transform China into a bastion of human rights and democracy, nor is the Biden/Macron/Merkel strategy meant to turn Putin’s Russia into a free society overnight. Western leaders are not harboring any illusions. Despite everything he has to gain from better relations with the West, Putin will not shift away from China if doing so poses any threat to his power or personal safety. The Putin regime is far too brittle and reliant on outright authoritarianism to take any serious risks. If the West wants Russia to distance itself from China, it will have to accept Putin as he is – warts and all. Though he won’t improve his record on human rights, he could at least be convinced to recognize internationally agreed norms in cyberspace, and to stop openly threatening his neighbors. That sort of bargain is more than possible, and it just might be enough to alert a stubborn Xi to the strategic dangers of his own regional and international bullying”. 

CINC ANYS DEL BREXIT

Article d’Enrique FEÁS a vozpópuli (2-07-21):  Brexit: cinco años, cinco lecciones  [3] … “Quizás es un buen momento para sacar algunas lecciones. La primera es el peligro de convocar un referéndum sobre cuestiones que dividen profundamente a la población y cuyas implicaciones son enormemente complejas, especialmente en un mundo en el que la mentira tiene cada vez menos en términos políticos … La segunda es que, tras cuatro décadas de matrimonio, no hay divorcio limpio ni acuerdo fácil de cumplir. Tanto el Acuerdo de Retirada (que establece el Brexit político y la salvaguarda irlandesa) como el de Comercio y Cooperación (que establece el Brexit económico) –ambos vigentes– tienen elementos muy complicados políticamente, como nos recuerdan Escocia e Irlanda del Norte … La tercera es evitar el error de pensar que al final lo del Brexit “no era para tanto”. Como hemos dicho siempre, los efectos negativos del Brexit se manifestarán, fundamentalmente, a largo plazo. Eso no quiere decir que los efectos a corto no sean graves, y de hecho, son dramáticos para un gran número de Pymes británicas, muchas de las cuales han dejado de comerciar con la UE al comprobar que las ventajas del mercado único no eran meramente arancelarias, sino de simplicidad operativa. Pero la UE y el Reino Unido son como dos pesados buques que navegaban en paralelo hasta que uno movió el timón: sólo con el tiempo se apreciarán las distancias y los costes estructurales … La cuarta lección es que, en el mundo multipolar actual, no se puede ganar independencia sin perder influencia. El poder geopolítico de Reino Unido era mucho mayor como miembro clave de la UE que ahora, con un peso específico muy inferior al de sus interlocutores mundiales … A estas cuatro lecciones habría que añadir una quinta, pero para la Unión Europea: el peligro de confiarse y pensar que ha salido bien parada del Brexit. Es cierto que, en términos de unidad interna, la UE reaccionó ante el Brexit mucho mejor de lo esperado, y también que la aprobación del Next Generation EU habría sido seguramente mucho más difícil de seguir el Reino Unido sentado en el Consejo. No era cierta, sin embargo, la película que nos vendieron sobre la vacunación, en cuyo argumento faltaba el dato esencial de que el Reino Unido no exportaba vacunas y la Unión Europea nunca dejó de hacerlo (hoy pocos consideran que la vacunación europea, tras los errores iniciales, esté siendo un problema, sino más bien todo lo contrario). Pero no hay mayor peligro que la complacencia injustificada. Siguiendo con el símil del barco, el Reino Unido ha dejado de ir a remolque de la Unión Europea, pero la decisión de soltar amarras podría terminar convirtiéndose en un acierto si el buque europeo termina encallando o –peor aún– naufragando …”

L’HONGRIA D’ORBAN I UNA OPOSICIÓ QUE S’ORGANITZA

Crònica de Guillermo ABRIL a El País (4-07-21): La bandera arcoíris se levanta contra la Hungría de Orbán Después de 11 años en el poder y de sus continuos golpes a los derechos civiles, la ley homófoba del primer ministro recién aprobada ha sido la gota que colma el vaso. La comunidad LGTBI ha dicho basta y se suma a un frente civil y político que aspira a vencer al gobernante populista en las elecciones de 2022

Entrevista a Gergely KARÁCSONY a El País (4-07-21): “Con la nueva legislación anti-LGTBI Orbán pretende dividir el país” El alcalde de Budapest, el verde Gergely Karácsony, se postula como el rival más firme contra el primer ministro húngaro de cara a las elecciones de 2022

EL FINAL DEL M5E DE BEPPE GRILLO I LES SEVES CONSEQÜÈNCIES

Article de Martino MAZZONIS a il Mulino (30-06-21): Godere delle disgrazie altrui non è mai una buona idea  [4] Tutti in questa legislatura hanno dovuto fare i conti con i 5 Stelle, che tra l’altro saranno determinanti per eleggere il prossimo Capo dello Stato. Chi plaude alla loro deflagrazione ignora, o finge di ignorare, la realtà … Il problema per l’Italia, e per quel che ci ostiniamo a chiamare centrosinistra pur non sapendo più bene cosa esso sia, è che l’esito della deriva del battello ubriaco a 5 Stelle avrà conseguenze politiche … Ridere del cadavere dei 5 Stelle significa non temere uno sbarco della destra al governo con equilibri diversi dal passato (quando a comandare era Berlusconi, non Meloni e Salvini). E non capire che, magari rimanendo determinante a causa di una legge elettorale pessima, il centro non drenerà quei voti

Article de Daniel VERDÚ a El País (6-07-21): Los días tristes del payaso Grillo El cómico genovés, fundador del Movimiento 5 Estrellas y una de las personas más influyentes de la última década política en Italia, sume a su partido en el caos … “El politólogo Giovanni Orsina cree que “es un caso extraordinario”. “Tardaremos años en saber qué es exactamente esta criatura. La rebelión contra las instituciones ha tomado en muchos países una forma que podía reconducirse a una lógica política: Podemos, Ciudadanos, Boris Johnson, Le Pen… Todo ello respondía a esquemas políticos. Pero el grillismo fue una pura rebelión, ese `a tomar por culo´ todo lo que supusiera una forma de control. Pero la sustancia del mensaje era solo esa. No tenían ni idea de qué iban a hacer luego. Y cuando la rebelión se transformó en propuestas, muchos se descolgaron”. El M5S ha perdido 101 parlamentarios en solo tres años de legislatura (el 30% de los que logró en 2018) …”

DESMUNTANT EL MITE DEL TRASVASSAMENT ELECTORAL DE LES ESQUERRES AL POPULISME DE DRETES

Article de Silja HÄUSERMANN, Herbert KITSCHELT i Tarik ABOU-CHADI, a Agenda Pública (5-07-21): El mito del trasvase del voto hacia la derecha radical [5] Desde hace casi dos décadas se observa el declive de los partidos socialdemócratas europeos. El descenso de su caudal electoral es notable. Muchos han señalado que lo que ocurre es un trasvase desde las izquierdas hacia las opciones de extrema derecha, pero Silja Häusermann, Herbert Kitschelt y Tarik Abou-Chadi analizan los datos y rechazan estas conclusiones … “Los datos mostrados en este informe político no pueden demostrar ni refutar una explicación concreta de la pérdida de votantes socialdemócratas. Sin embargo, sí corroboran que la idea de los flujos masivos de estos electores a los partidos populistas de derecha o de derecha radical es un mito, incluso si tenemos en cuenta eventuales periodos largos de transición. Los partidos socialdemócratas sólo han perdido marginalmente frente a los partidos de extrema derecha, y los votantes actuales de esta última no son antiguos partidarios de la socialdemocracia. Los datos muestran sistemáticamente que los flujos de salida pasados y (futuros) se producen sobre todo hacia los partidos verdes y los liberales de izquierda, seguidos de los partidos de la derecha dominante”.

EL GOVERN D’ESPANYA MIRA MÉS ENLLÀ DELS INDULTS: AGENDA LEGISLATIVA, PLA DE RECUPERACIÓ, REFORMES … I UNA REMODELACIÓ A LA VISTA

Article de Mariano GUINDAL a La Vanguardia (4-07-21): Pedro Sánchez y la compra de voluntades El presidente tiene recursos financieros suficientes para garantizarse fidelidad y apoyo hasta el final de la legislatura … Con la cifra de gasto más alta, habrá dinero para todos …  La financiación autonómica se puede resolver gracias a la generosidad de los fondos europeos y de la flexibilidad del BCE …

Article d’Enric JULIANA a La Vanguardia (3-07-21): El Gobierno ama los charcos El futuro político del país depende más de las pensiones que de Catalunya … “El futuro político de España dependerá más de la gestión de los grandes temas materiales que de la evolución del problema catalán, siendo este muy importante. La urgencia más perentoria de la sociedad catalana es hoy sobreponerse a la crisis sanitaria, recuperar el pulso de Barcelona y su área metropolitana y contar con una Generalitat (200.000 empleados públicos a su cargo) que gestione eficazmente sus importantes competencias. Esa es hoy la clave del pulso catalán, sin desdeñar la sólida pervivencia de sentimientos independentistas en un amplio sector de la población. La cuestión de Catalunya sigue siendo telúrica en la medida que la derecha cree que Pedro Sánchez puede morir abrasado en el interior de ese volcán, hoy medio dormido. Probablemente ese volcán no decidirá las próximas elecciones generales. Más importantes serán las pensiones, el precio de la energía y las condiciones de trabajo y vivienda de los jóvenes.. La sociedad sale de la crisis sanitaria asustada y con el miedo en el cuerpo. La existencia de un posible horizonte catastrófico se ha instalado en la narración del mundo. Miedo a nuevas epidemias. Miedo creciente a los efectos del cambio climático. Miedo a los robots y a un posible desarrollo descontrolado de la inteligencia artificial. Miedo al futuro, en definitiva. Ante tal perspectiva, un Gobierno puede convertirse fácilmente en un cascarón a la deriva. Concepto clave: fiabilidad”.

Entrevista a Yolanda DÍAZ a El País (4-07-21): “El Gobierno no puede parecer más cerca de la élite que de la gente” “Me voy a dejar la piel para ensanchar nuestro espacio político”, afirma en una entrevista la líder de Unidas Podemos en el Ejecutivo de coalición

CANVI DE LES TENDÈNCIES DEMOSCÒPIQUES FAVORABLE AL PARTIT POPULAR: MADRID O ELS INDULTS?

Article d’Oriol BARTOMEUS a Agenda Pública (6-07-21): La caída del PSOE no es por los indultos, es por Madrid   [6] … “El 4-M madrileño sí habría movido el tablero. Ha ratificado el estado terminal de Cs, lo que favorece el resultado del PP en la arena general (casi uno de cada tres votantes naranjas de 2019 ahora se irían a los populares, según el CIS de junio). Además, ha dado una razón a los votantes del PP para volver a creer en su partido (750.000 de sus apoyos de 2019 que en abril se mostraban apáticos, ahora volverían a votarlo). En el PSOE ha ocurrido lo contrario. Las autonómicas de Madrid no han servido para dar motivos a sus votantes desencantados para volver al partido, de manera que se quedan en la media distancia del no sabe. Algunos han picado en la trampa Ayuso, pero la mayoría se mantiene a la espera. Esto, combinado con la movilización del voto popular, es lo que ha debilitado la estimación socialista desde mayo. El 4-M ha reforzado el dominio del PP en el voto de centro y derecha, mientras que ha hecho reaparecer a Más País en el radar de más de un votante de la izquierda, lo que le ha convertido (por el momento) en un actor a tener en cuenta en el escenario general. Éste ha sido el gran cambio. Madrid ha servido de banderín de enganche al voto dubitativo del PP y al éxodo de Cs. Los indultos no han modificado ese escenario, ni para bien de unos ni para mal de otros. Nada. Tanto revuelo, tanta exhibición de orgullo patrio herido en sede parlamentaria, aparentemente sólo habrá servido para reforzar a los ya convencidos de la derecha. O no sólo eso. También ha dejado un rastro de ceniza y lodo en nuestras ya maltrechas instituciones, como aquel cuento ‘lleno de ruido y de furia, que al final no significa nada’”.

L’AGENDA ECONÒMICA, AMB LA REFORMA DE LES PENSIONS EN PRIMER PLA

Article de Luis AYALA y Olga CANTÓ a “Negocios” de El País (4-07-21): España 2050: los costes de la inacción Nuestro sistema fiscal recauda y redistribuye peor la renta y la riqueza que el de otros países europeos … “Siendo abundantes las vías de reforma, las más apremiantes son dos. La primera es aumentar la capacidad recaudatoria y redistributiva de nuestro sistema fiscal, que recauda y redistribuye peor la renta y la riqueza que el de otros países europeos. La vía más eficaz es ampliar las bases de los impuestos mediante la revisión de algunos de los beneficios fiscales actuales y del tratamiento que reciben algunas rentas. En línea con los debates recientes en la fiscalidad internacional, resulta urgente también racionalizar la fiscalidad corporativa para evitar que sean las pequeñas empresas y los sectores tradicionales los que soporten mayor gravamen. Dado el citado cambio tecnológico sesgado a favor del capital, es imprescindible, además, ajustar el sistema tributario para gravar con mayor intensidad los rendimientos de aquel. En segundo lugar, esa mayor dotación de recursos presupuestarios debería financiar la ampliación de las prestaciones sociales y su adaptación a las nuevas realidades laborales y demográficas. Su efecto redistributivo actual es menor en España que en la mayoría de los países europeos. El objetivo es transitar hacia un modelo de Estado de bienestar más centrado en las necesidades de las personas que en su vida laboral, mediante la extensión de la cobertura y la cuantía de las prestaciones no contributivas, siendo clave la reforma de las prestaciones familiares. Será difícil, sin duda, alcanzar acuerdos sobre reformas tan importantes, pero sin ellas no solo estaremos hipotecando nuestro futuro y el de próximas generaciones, sino también nuestro presente, dada la asociación entre niveles de equidad bajos e inestabilidad financiera, desincentivo de la innovación, barreras para la mejora de las competencias de la fuerza laboral, menor participación política y menor confianza en las instituciones. Los costes de la inacción pueden ser mayores que los de las inversiones sociales que nuestro país necesita”.

Article de Raymond TORRES a “Negocios” de El País (4-07-21): La aparente levedad de la deuda El BCE ha comprado el 87% de todas las emisiones realizadas por el Estado en la pandemia, pero el programa tiene fecha de caducidad … “Pero la levedad de la deuda tiene fecha de caducidad. Uno, porque el BCE iniciará, a partir de marzo de 2022, en principio, la desescalada de su programa de compra de deuda por razones de pandemia. Se desconoce a qué ritmo: los halcones pretenden interrumpir la compra neta, por lo que el BCE solo procedería a reinversiones de títulos que vencen; mientras que para otros países como el nuestro abogan por una evolución más suave. Pero con casi toda seguridad la financiación del Estado tendrá que descansar en mayor medida en los mercados. Y estos podrían mostrarse menos benévolos que el banco central, presionando las primas de riesgo de los países que presentan síntomas de insostenibilidad. El otro frente se abrirá cuando Bruselas reactive las reglas fiscales, algo que debería ocurrir a partir de 2023. Claramente, nuestra economía no soportaría recortes como en la época de la austeridad que tan malos recuerdos nos traen, ni incrementos abruptos de impuestos. Una mayor gradualidad en la aplicación de los límites de déficit y de deuda sería por tanto deseable desde el punto de vista de la sostenibilidad de la expansión. Ahora bien, el peso específico de España para modificar las reglas existentes depende de su credibilidad. Y esto se consigue anunciando, a la mayor brevedad, una senda realista de corrección de los desequilibrios. Este es un buen momento porque la recuperación está en marcha, e incluso podría mostrarse más vigorosa de lo previsto. Sin amenazas inmediatas de Europa ni desde los mercados, ahora es cuando disponemos todavía de múltiples opciones abiertas al diálogo social y político, así como de la posibilidad de establecer un calendario razonable. Porque, como recuerda el Banco Internacional de Pagos en su último informe anual, no hay un único recetario para equilibrar objetivos económicos y sociales. Finalmente, la llegada de los fondos europeos aporta un balón de oxígeno para una economía necesitada de inversiones y de reformas como la nuestra. Un plan presupuestario a medio plazo apuntalaría los beneficios que se esperan de los fondos, y aportaría coherencia. El caso de pensiones es paradigmático: la reforma anunciada desplaza el déficit de una administración (la Seguridad Social) a otra (el Estado) sin esclarecer el equilibrio de conjunto del sistema, ni contar con suficientes incentivos para adaptarlo al cambio demográfico. Es el momento de encarar esos retos con una estrategia presupuestaria a medio plazo, para mantener un espacio de soberanía económica y no verse abocado a soluciones traumáticas dictadas por presiones externas o de los mercados”.

Entrevista a  José Luis ESCRIVÁ a La Vanguardia (4-07-21): “Todo el esfuerzo no puede recaer sobre los hijos de los ‘baby boomers’” El ministro de Inclusión y Seguridad Social se felicita por el pacto para la reforma del sistema de pensiones … Sin reemplazo: “En el 2025 habrá tantas jubilaciones que pedirán a los de 60 que no se vayan” … “El número de nuevos pensionistas crecerá cuando lleguen a la edad de jubilación los nacidos entre 1959-60 y 1975. Estos son los baby boomers. Es un problema temporal, asociado a la transición demográfica que supone tener una generación muy numerosa con una generación mucho más pequeña detrás de ella. Este desajuste se empezará a corregir en el 2048, cuando el gasto se empieza a moderar porque volverán a llegar a la jubilación generaciones menos pobladas. Nuestros hijos están dejando una generación muy parecida a la suya, y eso reequilibrará el sistema. Por ello, nuestras medidas han de estar orientadas a abordar el reto de los próximos 25 años. Por este mismo motivo, el factor de sostenibilidad del 2013 tampoco está bien diseñado, porque vincula el ajuste del sistema a la esperanza de vida, y el reto del sistema es distinto. El aumen­to de la esperanza de vida lo estamos abordando con la jubilación hacia los 67 años, con incentivos a demorar la jubilación, para que la gente que pueda permanezca en el mercado de trabajo si así lo desea … Lo que necesitamos es dotar al sistema de herramientas para afrontar el reto temporal, acotado, de la llegada de una generación muy numerosa a la edad de jubilación. No deberíamos consentir que sean sus hijos sobre los que recaiga todo el esfuerzo, sino que deben contribuir a este incremento temporal del gasto. Hay un párrafo entero en el nuevo acuerdo, se reconoce que hay que sustituir el factor de sostenibilidad, que va a tener unas determinadas características. Y nos damos de plazo hasta el 15 de noviembre para lograr un acuerdo en el diálogo social … El objetivo del factor de equidad intergeneracional es proteger a los jóvenes, que no son los causantes de este reto demográfico y que han tenido que incorporarse a un mercado laboral particularmente complejo, con dos crisis casi consecutivas. La forma de ese pequeño esfuerzo adicional a la generación del baby boom está por definir, pero su magnitud será en todo caso pequeña y dependerá de la evolución de los ingresos y los gastos del sistema …”

Entrevista a J.Ignacio CONDE-RUIZ a El Economista (29-06-21): “En el año de más ahorro de la historia de España, los trabajadores no podrán ahorrar para la jubilación” … “Alcanzar un acuerdo para garantizar el poder adquisitivo de las pensiones en la mesa de diálogo social es fácil. Todos estamos de acuerdo. Pero cuando haces eso el déficit estructural del sistema va a aumentar entre tres y cinco puntos de PIB cada año hasta 2050, según los distintos estudios. Es decir, el acuerdo va a garantizar la suficiencia, pero, haciendo más difícil la sostenibilidad. Lo difícil, es conseguir un acuerdo con medidas compensatorias para hacer compatible la suficiencia (o actualización con el IPC) y la sostenibilidad. Pero claro, estas medidas serían impopulares, por lo que se han pospuesto para una segunda fase de la negociación. Pero, en esta segunda fase ¿qué vas a ofrecer? Yo hubiera hecho un paquete más equilibrado desde el primer momento” … “Como decía, al final no se puede garantizar la suficiencia si no tienes garantizada la sostenibilidad. Es una cuestión puramente de aritmética demográfica. No puedes escapar, tienes que adaptar el sistema de pensiones a la realidad demográfica. Es aritmética pura, de cara al futuro o trabajamos más o las pensiones son menores. La reforma se acabará haciendo con total seguridad, todos los países la han hecho. Lo que nos estamos jugando ahora es si lo hacemos ahora de forma más justa para los trabajadores o lo hacemos más tarde de forma más injusta. El déficit estructural significa que las generaciones de ahora no estamos pagando lo que nos gastamos. Y no es problema técnico, es un problema político que necesita un gran pacto nacional por las pensiones. Se acerca el momento de que los políticos miren a los ciudadanos a la cara, nos digan la verdad y se pongan manos a la obra …”

Article de Carlos SÁNCHEZ a El Confidencial (4-07-21): ¿Qué fue de los ‘baby boomers’? Lo que esconde la guerra entre generaciones La guerra está servida. El ministro Escrivá ha destapado la caja de los truenos tras avanzar que los ‘baby boomers’ asumirán los ajustes de la Seguridad Social. Una guerra sin sentido … Hay quien ha teorizado sobre la existencia de una fantasmagórica ‘generación tapón’, que es la lucha de clases llevada a la biología … No se trata de un problema generacional, sino que tiene que ver con decisiones de política económica y con un problema demográfico … El 70% de las pensiones de la Seguridad Social son inferiores a 1.200 euros. Muchos pensionistas seguirán recibiendo prestaciones muy bajas 

Article de Javier G.JORRÍN a El Confidencial (8-07-21): ¿Dónde está el dinero de las pensiones de los ‘baby boomers’ tras 40 años cotizando? Ahora que llega el momento de la jubilación de la generación del ‘baby boom’, la Seguridad Social no tiene ahorros y los jóvenes son una generación poco numerosa y muy precaria … “Durante los años de superávit en la Seguridad Social, se utilizaron estos fondos para financiar los gastos del Estado sin necesidad de endurecer la presión fiscal. Por ejemplo, cuando empezaron a entrar en el mercado laboral los jóvenes de la generación del ‘baby boom’, coincidiendo con el periodo de la Transición, la presión fiscal que soportaban los españoles se situaba en el entorno del 20% del PIB. Esto es, al menos 13 puntos inferior a la presión fiscal actual. El excedente que generaban las cuotas a la Seguridad Social se utilizaba entonces para incrementar el gasto público sin elevar esta presión fiscal, lo que, en definitiva, supone elevar la renta disponible de los hogares. Por ejemplo, el IVA fue introducido en el año 1986, con la entrada de España en la UE, y el tipo máximo que se aplicaba era del 12%, apenas la mitad del actual, que es del 21%. En cuanto al IRPF, el tipo mínimo se situaba en el 8%, muy por debajo del 20% actual (varía levemente en función de las comunidades autónomas). La presión fiscal media de España durante los ochenta fue del 26% del PIB, seis puntos por debajo del nivel actual. Hasta finales de los noventa, no se alcanzaron las cotas actuales, lo que implica que una buena parte de la carrera laboral de la generación del ‘baby boom’, en torno a la mitad, la hicieron con una presión fiscal más baja que la actual. En términos de renta disponible neta de los hogares, se trata de una importante mejora respecto a las generaciones actuales. Por el contrario, el gasto público superó durante los años ochenta el 40% del PIB, niveles ya similares a los actuales que se sostuvieron con deuda y también con las cotizaciones sociales. Esto explica por qué ya no queda nada de todo lo que han cotizado las generaciones del ‘baby boom’. Se lo gastaron todo cuando la pirámide poblacional era muy favorable y ahora, cuando el envejecimiento empieza a ser un problema, no queda dinero y hay que buscar otras vías para financiar las pensiones. El 34% de presión fiscal actual ya se ha quedado corto, porque es insuficiente para reducir el déficit estructural de las administraciones públicas. De hecho, solo para financiar los 22.000 millones que transferirá el año que viene el Estado a la Seguridad Social, será necesario un punto y medio de recaudación adicional. Y este balance se seguirá deteriorando en los próximos años, cuando la generación del ‘baby boom’ empiece a jubilarse. El resultado será que los trabajadores actuales soportarán una carga impositiva superior a la que soportaron los de la generación del ‘baby boom’ para poder pagar las pensiones y revalorizarlas con el IPC. Si no hay dinero ahorrado y las pensiones son intocables, entonces no queda otra alternativa que incrementar los ingresos, restando renta disponible a las familias. Porque los ‘más de 40 años cotizados’ generaron un dinero que se gastó para mantener el estado de bienestar con una presión impositiva muy inferior a la actual”.

Article de José Antonio HERCE/Miguel Ángel HERCE a Revista de Libros (7-07-21): Todos somos baby boomers    [7] … “Solo hay una medida que nos resistimos a tomar y que logra a la vez la sostenibilidad y la suficiencia de las pensiones (la equidad, en el sentid que se define más abajo, también mejora, por cierto). Esta es la indexación de la edad de jubilación con la esperanza de vida. Solo esa, no crean que la productividad, aunque ayuda, es la panacea. Fuera de la «autosuficiencia financiera» (extreme early retirement) o el no jubilarse nunca (#NeverRetire). Entre la extensión de la vida laboral y el aumento de la productividad se encuentra la madre de todos los remedios. Pero el marco actual es tan estrecho que no hay remedio bueno, bonito ni barato que pueda aplicarse, las discusiones y enfrentamientos son inevitables e interminables, los agravios de quienes trabajan en trabajos onerosos se generalizarían si no entendemos la situación de estos trabajadores y la exigencia populista de que «paguen los ricos» (que también puede implementarse con un poco de sentido común) llenará los titulares. La clamorosa ausencia de comunicación y educación sobre las pensiones va a hacer muy difícil que la sociedad admita que todos hemos contribuido a crear un sistema de una generosidad excesiva y sin fundamentos lógicos, algo que lo está abocando hacia un esquema casi piramidal que pide cada año más trabajadores, vengan de la natalidad o de la inmigración, sin límite. Un sistema «perfecto» con los pies de barro. Dejen de hablar de los baby boomers, por favor, y empiecen a hablar de todos los trabajadores. Los llamados baby boomers vivirán bastante más que sus padres, han recibido mejor educación y sanidad que ellos, sus pensiones mensuales hoy ya son bastante mejores que las que, mutatis mutandis, sus padres cobraban cuando empezaron a jubilarse a finales de los años ochenta del siglo pasado. Sus padres no tuvieron seguro de desempleo digno de tal nombre, vivieron una guerra civil, una pesante dictadura cuyos dirigentes económicos exaltaban, entre otras cosas, la autarquía económica y financiera, empobreciendo a las clases populares y medias durante dos décadas. Al menos hasta los años del desarrollismo, justamente cuando aquellas esforzadas cohortes, convencidas de que sus hijos ya podían tener un futuro mejor, acrecentaron su tasa de reproducción. Lo que sus hijos y nietos no estamos haciendo por multitud de razones, no todas igualmente sólidas. Cuando hablan de equidad entre generaciones, ¿a qué generaciones se refieren, exactamente? Explíquenlo bien, por favor, porque, si se refieren a las que están a punto de jubilarse y posteriores, no lo vemos. El Sr. ministro de la Seguridad Social debería ser más explícito, aunque le cueste el puesto. No ya los baby boomers, sino todos los trabajadores actuales y futuros, van a tener que aceptar recortes sustanciosos de su paga mensual si se niegan a jubilarse más tarde y, si lo aceptan, no se les debería premiar por ello. Estarán haciendo lo que deben hacer. Es, si nos apuran, una obligación moral cuando se vive cada vez más y mejor. La equidad, en sentido amplio, hacia los mal llamados baby boomers está cumplida con creces porque sus padres han trabajado duro para que aquellos tuvieran más y mejor escolarización y sanidad, mejores prestaciones por desempleo y, por ahora, las mejores pensiones en toda la historia de la Seguridad Social española, aunque no las podamos pagar”.

LA REFORMA EDUCATIVA

Entrevista a Isabel CELAÁ a La Vanguardia (4-07-21): “No quiero jóvenes que crean que no valen para nada porque no pueden pasar la ESO” La ministra de Educación y Formación Profesional defiende que sus reformas buscan la excelencia y están basadas en evidencias educativas de organismos internacionales como la OCDE … Exceso de repetición: “En los exámenes de PISA, la mitad de los repetidores españoles aprueban matemáticas

Entrevista a Lucas GORTÁZAR a The Objective (3-07-21): «El conocimiento a base de memorización tiene un recorrido limitado» Hablamos con el experto en educación Lucas Gortázar acerca de la Ley Celaá, las guerras culturales presentes en la escuela, la perspectiva competencial y la necesidad de convertirnos en una nación de lectores  … “Creo que la Ley Celaá mejora sustancialmente la ley anterior en términos pedagógicos: recupera la organización de ciclos (2 años) en primaria, abre la opción al trabajo por ámbitos en secundaria y a una reforma curricular importante, plantea de forma decidida reducir la repetición. También se toma muy en serio la alta segregación escolar en algunas zonas del país, que ha generado mucha controversia en la escuela concertada y los partidos de la oposición: recordemos que la escuela concertada apoyó la ley del PSOE de 2006, la ley de la educación para la ciudadanía, y a la que vuelve la Ley Celaá. Pero la Ley Celaá tiene también carencias importantes relacionadas con aquello por lo que, precisamente, sí apuestan Singapur y Finlandia: aunque dice que lo hará, de momento no se ha dado ningún paso en mejorar la profesión docente (olvidada por todas las leyes en las últimas décadas) ni tampoco en la autonomía y organización de los centros educativos. Esto nos da una idea del limitado recorrido de la ley en cuanto a su potencial transformador: esto no va solo de plantear la organización curricular y de la enseñanza. La gobernanza y gestión del sistema son fundamentales para su calidad y equidad y en esto la nueva ley apenas aporta novedades: es mucho más fácil pasar una ley por 176 votos que cambiar el modelo de selección y formación docente (donde concurren universidades, sindicatos, patronales y otros agentes). Me sorprende que no haya habido críticas por ahí. Y luego, obviamente, está el hecho de que es una ley que carece del consenso político necesario para tener recorrido normativo cuando llegue a las comunidades autónomas. ¿De qué sirve una ley ambiciosa para reducir la segregación escolar si en Madrid, la región con mayor concentración de alumnado pobre en ciertos centros educativos, dice que va a oponerse frontalmente a ella, generando quizás el efecto contrario? …”

LA CARPETA CATALANA: TEMPO I AGENDA DEL DIÀLEG ENTRE GOVERNS … 

Article de Josep MARTÍ BLANCH a El Confidencial (2-07-21): Sánchez quiere reformar España utilizando Cataluña como ariete Escuchen a Iceta. Anunció los indultos hace tres años y ahora dibuja cuál es la rendija por la cual se intentará abordar la salida al conflicto político catalán

Article d’Esther PALOMERA a elDiario.es (3-07-21): La ‘vía Rubalcaba’ marca a Sánchez el camino de la negociación sobre Catalunya  [8] El Gobierno recupera un documento inédito previo a la declaración de Granada, con la que el PSOE sentó las bases para un nuevo pacto territorial en 2013, que el exvicepresidente entregó a Rajoy como solución a la crisis catalana. Sánchez reclama informes en la fase de construcción de la oferta que llevará a la mesa de diálogo … “El ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, está empeñado en reflotar un informe inédito, previo a la célebre Declaración de Granada con la que el PSOE sentó las bases de un nuevo pacto territorial para España, que Alfredo Pérez Rubalcaba entregó a Mariano Rajoy en 2013 y que apuntaba ya algunas soluciones para la crisis catalana. El texto, que explicitaba por primera vez la vía de la reforma constitucional y fue elaborado con aportaciones de José Enrique Serrano, Ramón Jáuregui y el propio Iceta, nunca vio la luz en vida de Rubalcaba. El periodista Antonio Caño lo publicó hace menos de un año en su libro, Un político de verdad (Plaza&Janés), y hay quien defiende que el documento tiene hoy plena vigencia. “El derecho a decidir no es sino un eufemismo del derecho de autodeterminación, inaplicable a todas luces en nuestro marco constitucional. Pero el rechazo a su ejercicio no debe contemplarse como la única respuesta del Estado a una demanda mayoritaria del Parlamento de Catalunya. Este debe ir acompañado de una oferta de diálogo y negociación sobre los problemas que plantea la población catalana en sus relaciones con España”, defendía el exvicepresidente del Gobierno. El Estatut, la financiación y las singularidades. Rubalcaba resumió el conflicto en tres grandes cuestiones: la decepción estatutaria producida en la década 2000-2010 y en particular la derivada de la sentencia del Constitucional después del referéndum del Estatut; el agravio catalán de la financiación autonómica culminado con el rechazo del Gobierno de España al pacto fiscal en 2012 y la creciente sensación en Catalunya de que España no admitía ni aceptaba sus singularidades culturales, lingüísticas, políticas e históricas …”

… LES PEDRES DEL CAMÍ … 

Article d’Antoni BAYONA a elDiario.es (5-07-21): La cara oculta del Tribunal de Cuentas … “El Tribunal Constitucional dejó muy claro en la sentencia 42/2014 (relativa al derecho a decidir) que defender y promover la independencia debe considerarse como un proyecto político legítimo que no es incompatible con una Constitución que no exige adhesión, sin excluir de esa acción a los poderes públicos. Las instituciones catalanas y sus autoridades han sido depositarias en los últimos años de un mandato democrático que implica promover y defender el proyecto independentista, incluyendo su proyección internacional pues ésta es esencial en una cuestión de esta naturaleza. Esta actuación está amparada por la jurisprudencia constitucional y no hay ninguna norma presupuestaria o contable que la convierta en ilegal. La Generalitat tiene competencias reconocidas estatutariamente sobre la acción exterior y, al mismo tiempo, está legitimada para promover políticamente el proyecto independentista, sin que esta finalidad pueda ser considerada, en sí misma, un mal uso de los caudales públicos. Si hubiera algo que juzgar sería, acaso, el incumplimiento de la legalidad presupuestaria y contable en la acción exterior, no la acción política de promover internacionalmente el procés, como tal. Esto debería estar claro, pero no parece que sea así para muchas personas”.

Crònica de Camilo S.BAQUERO i José María BRUNET a El País (7-07-21): El Gobierno catalán confecciona un ardid para avalar las multas a 34 ex altos cargos El Tribunal de Cuentas mantiene sus reticencias sobre la decisión de la Generalitat de hacer frente a las multas por la acción exterior del ‘procés’ con un fondo de 10 millones … “La iniciativa no ha modificado la opinión muy mayoritaria en la comunidad jurídica, que se expresa en contra de cualquier fórmula que implique el empleo de fondos públicos para resarcir a la propia administración catalana del desvío de sus recursos. Es, por tanto, muy minoritario el criterio que atribuye a la legalidad vigente la posibilidad de asumir esta acción, que no tiene precedentes que se recuerden en el Tribunal de Cuentas …”

… I EL SEU IMPACTE EN L’ESCENARI POLÍTIC CATALÀ

Entrevista a Pere ARAGONÈS a El Periódico (4-07-21): “En este país no hay colonos” “El presidente del Gobierno español sabe perfectamente que el referéndum en Catalunya es inevitable” … ”Hacemos una propuesta que refleja a toda la ciudadanía, un referéndum en el que el no a la independencia puede ganar” … ”Un referéndum sobre el Estatut no es solución, una de las opciones tiene que ser la independencia” … “Nos sorprende que el PSC reclame una mesa de partidos en Catalunya incluyendo a Vox” … “La mayoría para la amnistía existe. Es la mayoría de la investidura” … “El voto de Esquerra a los Presupuestos del 2022 de Sánchez no irá ligado a la mesa de negociación” … “El primer acuerdo debería ser la retirada del recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley que regula los contratos de alquiler” … ”Pensamos que Catalunya tiene capacidad de conseguir más de un Perte, de un proyecto tractor” … ”Lo más importante es que las empresas mantengan los servicios centrales en Catalunya” … “Ernest Maragall tiene todo mi apoyo si da el paso para ser candidato” … “Espero y deseo que Oriol Junqueras y Marta Rovira sigan mucho tiempo al frente del proyecto”

Article de Lola GARCÍA a La Vanguardia (4-07-21): No es el referéndum, són las elecciones El resultado de la pugna entre ERC y Junts en las locales del 2023 marcará el rumbo independentista … “Aunque parezca que falta una eternidad, ERC y Junts empiezan a prepararse para su particular pulso en las municipales de mayo de 2023, con especial atención a Barcelona (también esenciales para el PSC). Los republicanos se han propuesto dejar atrás de una vez por todas a Junts en esa convocatoria. Oriol Junqueras ya dispone de coche para dedicarse a recorrer Catalunya a la búsqueda de la anhelada hegemonía. Esas elecciones serán también un test sobre la capacidad de Aragonès de rentabilizar la presidencia. Y si ERC ya está pensando en las municipales, también en Junts tienen una agenda interna densa. Los de Puigdemont están sentados sobre un polvorín. Buena parte de los cargos del partido maniobran para intentar un relevo en la secretaría general que ocupa Jordi Sànchez. Entre ellos destacan dirigentes procedentes de la antigua Convergència, que cerraron filas con él porque era favorable a un acuerdo de gobierno con ERC frente a Puigdemont, que prefería que Junts se quedara en la oposición. Pero ahora que el pacto ya está hecho, los resquemores han resurgido. A ello hay que sumar la falta de un candidato indiscutido a la presidencia de la Generalitat …”

Article de Josep MARTÍ BLANCH a El Confidencial (6-07-21): El sueño de ERC se llama pujolismo Los republicanos no tienen ningún interés en llevar al límite a Pedro Sánchez. Lo necesitan vivo. Exactamente igual que él a ellos  … “El mensaje que busca ir solidificando ERC es el que sigue: no hemos renunciado a la independencia y ahí está la mesa de negociación que lo acredita, pero tenemos los pies en el suelo y por el camino —a diferencia de los otros independentistas— hacemos política y conseguimos prebendas que mejoran la vida de los catalanes” … “ERC es ahora mismo un pujolismo revisitado, más descarado y mucho más de izquierdas, eso sí. Detrás del ruido, las fotos y las declaraciones a veces contradictorias, es lo que hay. Con una diferencia: el pujolismo podía funcionar a izquierda y derecha. Con ERC, solo funciona a la izquierda. Y a la derecha, en el soberanismo, no hay nadie. Y, aunque lo hubiere, no sería posible ningún tipo de entente con los populares del presente. Así que esta estrategia solo puede funcionar mientras la izquierda gobierne España. Si cambiasen las tornas, todos al monte de nuevo”.

Article d’Enric COMPANY a El País (6-07-21): El reencuentro de Junqueras y Puigdemont Tras cuatro años de cárcel y exilio, los líderes de los dos partidos independentistas se reúnen de nuevo, pero esta vez con la jerarquía cambiada. Ahora, el primer partido de la coalición es ERC … “Ahora les separa una posición distinta sobre un asunto clave en el catalanismo, sea independentista o no: cómo actuar en el escenario político español. El partido de Junqueras forma parte junto a otros de la mayoría parlamentaria progresista gobernante encabezada por el PSOE. El partido de Puigdemont, en cambio, se ha situado enfrente, en la posición de quienes creen que nada cabe esperar del Gobierno de España. Aunque en esta ocasión esto les lleve a coincidir nada menos que con sus adversarios del PP, Ciudadanos y Vox. O sea, son aliados en Cataluña, pero se enfrentan en España. Puigdemont y su partido han negado durante casi dos años toda utilidad a la mesa de diálogo, cuya creación fue una de las condiciones y los frutos de la negociación de Esquerra con el PSOE y Podemos para la formación del Gobierno de Pedro Sánchez. Si finalmente Junts la ha aceptado ha sido porque carece de fuerza para hacer que el independentismo retome el unilateralismo. Pero probablemente eso no baste. Una de las condiciones para el éxito de cualquier negociación es la solidez de las posiciones y los objetivos de cada parte. En esta ocasión se trata de dos coaliciones de Gobierno. Entre el PSOE y Podemos, por un lado, y entre ERC y Junts por el otro. Lo que Junqueras y Puigdemont debieran conseguir es una nada fácil unidad de posiciones de los independentistas para las negociaciones con Sánchez, la reunión de septiembre y su posterior desarrollo”.

Article de Francesc-Marc ÁLVARO a La Vanguardia (8-07-21): Dos capitans, cap general La rivalitat tòxica entre Puigdemont i Junqueras els afebleix a tots dos … “Què separa Puigdemont i Junqueras? Principalment, el passat recent i la manera com cadascun l’explica i el projecta. També els separa l’estratègia (que no deixa de ser el resultat de com llegeix els fets d’octubre del 2017 cada líder) i l’experiència personal davant la punició de l’Estat: un acaba a la presó i l’altre a l’exili; les perspectives són tan di­ferents que els consensos de fons esdevenen impossibles. També els separa el llenguatge que empren. Així mateix, la política a Madrid i la relació amb el Gabinet espanyol marca una ratlla. Finalment, més que la ideologia en sentit estricte, el que els allunya són les respectives cultures polítiques, així com el fet que un té experiència institucional (alcaldia de Girona) i l’altre és un professor que arriba, de retruc, a dirigir unes sigles històriques. Els dos capitans, en canvi, estan units per l’objectiu de la independència, pel Govern (on els seus partits són socis), per la repressió de la justícia espanyola i –el factor més important– per les expectatives de les bases de l’independentisme, que celebren la reunió d’ahir a Waterloo. El mite de la unitat –que ha sobrevolat el procés des del primer dia– xoca amb la realitat d’una pugna infinita per construir un gran partit que concentri tots els votants que anhelen la secessió. Puigdemont i Junqueras pretenen construir el mateix projecte: una versió catalana de l’Scottish National Party (SNP), força que a Escòcia aglutina gairebé tot l’independentisme. Això seria un fet si es donés una absorció o una fusió entre ERC i Junts, hipòtesis avui improbables. El que hi ha a Catalunya és un empat entre dos partits mitjans, avui amb predomini republicà, arran de les últimes eleccions autonòmiques i generals. Un SNP català donaria lloc, en teoria, al sorgiment d’un general de l’independentisme, que seria el líder incontestable que ara no existeix. La rivalitat tòxica entre Puigdemont i Junqueras els afebleix a tots dos, i frena les possibi­litats de l’independentisme en general. Madrid mira i espera: la divisió actual afavoreix els interessos de l’Executiu espanyol”.

Article de Lluís BASSETS a El País (5-07-21): La reconstrucción ya ha empezado Los Mossos de Esquadra, una institución que llegó a suscitar dudas y a estar en peligro, han hecho ya sus deberes en la recuperación del autogobierno tras la crisis de 2017 … El compromiso con la legalidad constitucional es esencial para recuperar la confianza de los ciudadanos … La policía catalana actúa como una estructura de Estado, pero del Estado democrático y constitucional … “El fragor de la política y de la propaganda ocultan el trabajo lento y callado de quienes se dedican a reconstruir sin que nadie les preste atención, algunos incluso antes de que empezara a desmoronarse todo. Son los mejoradores, raramente protagonistas de nada, quienes se dedican a esta tarea. El lamentable protagonismo público que consiste en llamar y retener la atención lo poseen normalmente los empeoradores. A ellos les corresponde amplificar los desastres, las noticias falsas, las amenazas, todos los puntos de atención que han venido a sustituir a las noticias de siempre. Si antes eran las novedades las que cotizaban, ahora bastan unas buenas y escandalosas manipulaciones, insultos o falsedades a la hora de conseguir lectores. Conviene aclarar que la distinción entre estos modestos mejoradores y los estridentes empeoradores es de uno de los más admirables y olvidados mejoradores que tiene Cataluña, como es Raimon Obiols, que fue secretario general del PSC. En la reconstrucción están todos los que han sido capaces de seguir trabajando y cumpliendo con su deber en mitad de tantos disparates, aunque ni siquiera les haya pasado por la cabeza que la tarea a la que se dedicaban tenía este efecto reconstructivo sobre nuestras maltrechas instituciones …”

Anàlisi demoscòpic de Carles CASTRO a La Vanguardia (4 i 5/07/21): Solo un 23% ve el referéndum como solución   La sociedad catalana se inclina cada vez más por una mejora de la financiación para superar la crisis territorial … El amplio apoyo a una consulta en Catalunya está condicionado a que su celebración se acuerde con el Estado … Casi la mitad de los contrarios a la independencia apoya los indultos … Tres millones y medio de catalanes respaldan las medidas de gracia a los presos independentistas, según una extrapolación del último sondeo de GAD3 …El respaldo tácito a la ruptura política con España se mantiene en torno a los dos millones de ciudadanos … El rechazo al perdón suma un millón y medio de electores contrarios a la independencia y a 200.000 secesionistas … Los opuestos a la secesión pero a favor de los indultos suponen el 38% del voto al PSC y el 15% a ERC en los comicios del 14-F 

Paper de Lucía MEDINA/María FREIXANET: Quan el procés es trobà amb la pandèmia. Informe d’explotació de resultats del Sondeig d’Opinió Catalunya 2020 de l’ICPS. ICPS. Barcelona, 2021 [9]Conclusions: “Primer, l’augment al suport per la independència comença a produir-se a partir de 2007, però no és fins 2012 quan arriba al seu moment més àlgid, que coincideix amb el gir independentista de CDC. De llavors ençà, a Catalunya conviuen per ordre d’importància numèrica independentistes (38,1% en 2020), autonomistes (25,9%), federalistes (19,4%), i en menor mesura regionalistes (8,5%), evidenciant que les preferències territorials de la ciutadania són mes variades del que es podria pensar … Segon, quan s’aborda la independència de manera dicotòmica, independència sí o no, si en 2018 es partia d’una situació pràcticament d’empat, dos anys més tard la balança es decanta a favor dels partidaris de continuar formant part d’Espanya: el 51,3% de l’electorat front el 41,8% que desitja la independència … Tercer, quan es demana als independentistes per les seves expectatives de futur respecte al procés s’hi detecta una presència important d’actituds possibilistes o pragmàtiques que confien en l’assoliment d’una solució intermèdia en forma d’un acord amb l’Estat per dotar Catalunya de més autogovern (el 41% en 2020), postures que conviuen alhora amb un cert fatalisme en la mesura que decau la confiança en la consecució de la independència (que passa del 33,3% en 2017 al 19,3% en 2020), i creix la percepció que el procés acabarà essent abandonat (16,2% en 2017 i 23,8% en 2020) … Quart, l’impacte de la pandèmia i la pèrdua conseqüent de centralitat del procés s’aprecia millor quan s’examina l’evolució de les actituds i la participació polítiques d’independentistes i no independentistes. Augmenta el desinterès per la política, es parla menys de la independència de Catalunya fora del cercle familiar, i es participa menys en accions relacionades, com manifestacions, signatura de peticions o manifestos, i donacions. També s’exhibeixen menys insígnies i símbols. No obstant, la disminució en la implicació política és més accentuada en el cas dels independentistes, primer perquè els contraris a la independència –a banda de la bretxa en la mobilització que els separa dels independentistes– ja havien començat abans a desinteressar-se del conflicte i a implicar-s’hi molt menys; segon, per les dificultats per la participació política en un context d’emergència sanitària, i tercer, per la pròpia dimensió de la pandèmia, que canvia l’ordre de les preocupacions … Cinquè, l’anàlisi per separat de les característiques socials que predisposen a mostrar-se favorable o contrari a la independència semblen corroborar la imatge àmpliament compartida de quins són aquests factors. A grans trets, tenen més probabilitats de ser independentistes les persones que han nascut a Catalunya amb un progenitor com a mínim també autòcton, les que compten amb estudis superiors, les que parlen principalment català a casa, les que viuen en municipis petits i les que pertanyen a la classe de servei de tècnics i professionals … Sisè, quan es tenen en compte al mateix temps totes les característiques socials analitzades per conèixer el seu efecte net s’observa que l’origen i la llengua d’ús habitual a casa eliminen o disminueixen la influència de varis d’aquests factors, precisament perquè part del seu efecte provenia del fet que, com en el cas dels municipis amb menys de 10.000 habitants, el que estava actuant al darrera no era la circumstància en sí de viure en aquestes localitats, sinó el pes de la llengua vehicular i del lloc de naixement dels seus habitants. Parlar en català demostra exercir un efecte molt més gran en la probabilitat de ser independentista, superior al d’altres factors, i fins i tot més rellevant que el de la procedència, tot subratllant la importància socialitzadora de les polítiques dels diferents governs de la Generalitat … Setè … L’efecte de la ideologia sobre la inclinació o no a favor de la independència apunta al desplaçament de l’electorat nacionalista cap a l’esquerra, mentre que l’efecte del sentiment de pertinença indica la divisió entre dos grans blocs: d’un costat, els qui tenen una identitat exclusiva o predominantment catalana, més predisposats a la independència, i de l’altre, els qui tenen una identitat dual o més aviat espanyola, més inclinats a rebutjar-la. D’altra banda, la forma que adopta l’efecte d’aquests dos factors aporta novament indicis d’una certa equiparació entre esquerra i independència, i dreta i unionisme, una equiparació, a bastament difosa des de l’independentisme, que condiciona les opcions estratègiques dels actors polítics i el vot de part de l’electorat … I vuitè i a l’últim, l’evolució dels sentiments identitaris i del suport a la independència assenyalen l’important entrellaçament existent entre ambdós elements en la mesura que les preferències per un Estat independent impulsen i estimulen el creixement de les identitats catalanes, i aquestes identitats reforcen al seu torn el desig per la independència. Aquest lligam entre independentisme i adscripcions identitàries pot semblar redundant, però el que està indicant és la seva politització a partir de l’estratègia llargament desenvolupada, tant des de les institucions públiques com des d’organitzacions de la societat civil, de minimització de la identificació amb Espanya, i d’afermament de la identificació amb Catalunya, vinculant-la en un primer moment amb demandes d’ampliació de l’autogovern, i més recentment amb la cerca de la independència …”

CASADO PORTA AL PARTIT POPULAR AL LÍMIT ESTIMULAT PER LA IL·LUSIÓ DEMOSCÒPICA: CONFRONTACIÓ TOTAL AMB EL GOVERN I RADICALITZACIÓ IDEOLÒGICA … 

Comentari de Teodoro León GROSS a El País (2-07-21): El extraño viaje de P.Casado El líder del Partido Popular ha hecho un curso político quizá no impensable, pero sí extraño … “La evolución de Casado a lo largo de este curso que va llegando al final, con aquel viaje al centro girado en dirección opuesta, parece obedecer a una lógica estrictamente oportunista una vez que el espacio de Ciudadanos queda disponible. Además de frenar a Vox, para limitar su espacio, probablemente Casado crea que ha de marcar también al PP de Madrid, léase Ayuso, bendecida por Aznar como gran esperanza blanca: “la figura política más relevante de España”. En Madrid sin duda hay un aznarismo sociológico, pero, desde la Galicia de Feijóo a la Andalucía de Juanma Moreno, hay otro PP. Casado, sin embargo, parece asumir que el PP de Madrid es el PP de España dentro de España… Aquel Casado de octubre fue elogiado vivamente por el líder del grupo popular europeo, Manfred Weber (“España necesita un líder de centro sin alianzas con fuerzas radicales que solo buscan la división”), y tuvo el acompañamiento del empresariado, con Garamendi y Bonet elogiando la moderación. Hoy Casado está enfrentado a los empresarios y cada vez más lejos del centro. En las encuestas, eso sí, bien”.

Comentari de Xavier VIDAL-FOLCH a El País (5-07-21): A Casado se le pone cara de Rivera Lo del líder del PP es un misterio. Solo se explica porque un zascandil (sabemos quién) le ha engatusado convenciéndole de que el país va directo a la ruina … “A Pablo Casado se le pone cara de Albert Rivera. Hay dos maneras de pifiarla con el calendario político, esa esencia del poder, el tempo. Una es llegar tarde, cuando ya acabó la misa: se llama tardanza. La otra, aspirar demasiado pronto, cuando nadie te espera: la precipitación. Es lo que acabó con la vida política —y quizás con el partido— de Rivera“.

Reportatge de Jesús RODRÍGUEZ a El Pais Semanal (4-07-21): La fórmula Ayuso Isabel Díaz Ayuso repite como presidenta de Madrid. Hace dos años casi nadie la conocía y hoy es una líder de la derecha. Poco convencional, más una estrella mediática que una política al uso. Su determinación: derrocar a Pedro Sánchez. Su ambición es mayor que su ego. Admiradores, detractores y ella misma dan claves para entender el seísmo que agita la política española

Article de Manel PÉREZ a La Vanguardia (4-07-21): “Puñalada por la espalda” El recurso a la ‘puñalada’ permite a políticos y jueces escurrir el bulto de sus responsabilidades … El mundo económico abraza el optimismo, no juega a fabricar un falso enemigo y abrir otra crisis … “La tentación de aplicar una estrategia semejante anida en la mente de líderes como Pablo Casado, con seguridad en la de José María Aznar. Sería culpa del actual Gobierno el fracaso exterior de la justicia y su reflejo en el interior, en forma de revocación de sentencias. Y ello pese a que las bofetadas en este frente comenzaron antes de que este Ejecutivo hubiese entrado en funciones y la idea de los indultos estuviera sobre la mesa. Fue cuando Mariano Rajoy era el presidente y gobernaba el Partido Popular. Basta recordar la detención y posterior liberación del expresident Carles Puigdemont en Alemania (2018), o los rechazos a las extradiciones en Bélgica de los exconsellers Lluís Puig, Meritxell Serret y Toni Comín (2018). Las ventajas para los promotores de esa línea de acción son evidentes. Oscurece hechos y comportamientos. Las sentencias no las dictan los políticos sino los jueces, pero estos no actúan en el vacío, la contaminación ambiental y social y la relación con el poder ejecutivo forman parte del campo de juego. Con la puñalada del indulto, unos se esconden detrás de los otros y nadie asume la responsabilidad de un curso político y judicial que estaría claramente fracasado, una desacertada respuesta a la mayor crisis política española desde la recuperación de la democracia. Carga el peso del descrédito sobre quien busca minimizarlo, por ejemplo desactivando con los indultos el impacto emocional y político de una corrección europea, y permite a los promotores de la leyenda inhibirse del coste de cualquier medida que busque reducir la tensión en el país, que se presenta así siempre como una concesión al enemigo. Supone también un desafío corporativo a cualquier intento de reforma y modernización del poder judicial, tarea siempre pendiente de la democracia española, estigma estructural que no se sabe de qué manera acometer, como pone de manifiesto el sainete de la renovación de sus órganos de gobierno. Y una de las claves de la competitividad de una economía avanzada, no solo en referencia al ámbito mercantil o contencioso; también el penal. Sin embargo, la implementación de semejante relato ha tropezado con algún obstáculo imprevisto. Por ejemplo, la reacción de los empresarios, primeros interesados en destensar la situación, a las puertas de la recuperación y pendientes de la llegada de los fondos europeos. El mundo económico – Antonio Garamendi, Josep Sánchez Llibre, Javier Faus, Ana Botín, Pablo Isla, José Manuel Pallete, lo han dicho en público– hace una lectura optimista de la situación. No parecen estar por la labor de crear una nueva crisis institucional para mal cerrar la anterior. Las élites del país deben decidir si se decantan por un porvenir de choque sin fin, prolongado una crisis que ya dura más de una década, excitando las bajas pasiones nacionalistas para escurrir el bulto de sus errores pasados. O por la senda de explorar una salida conciliadora que tranquilice a la ciudadanía y a Europa y aborde reformas políticas que aporten estabilidad a una economía que encara retos enormes tras dos crisis casi empalmadas”.

Comentari d’Enrique GIL CALVO a El País (6-07-21): Golpistas No se puede separar legalidad y democracia, porque esta no puede sobrevivir sin aquella … “El ilegal comportamiento de la cúpula del PP es tan golpista, en menor escala de magnitud, como el de la cúpula secesionista. Al menos, si entendemos el golpismo en sentido amplio como aquel abuso de poder ejecutado por las autoridades que utiliza ilegalmente la fuerza de la ley para esgrimirla con impunidad contra sus adversarios a fin de blindar su ocupación del poder. Un golpismo institucional, el de populares y separatistas, que muestra claras analogías en sus tres componentes delictivos: el mismo recurso a la corrupción, tanto privada (casos Pujol y Bárcenas) como partidista (casos CiU y Gürtel); la prevaricación, al instrumentalizar los poderes públicos (la Policía y los tribunales en el caso del PP, el Parlament en el secesionista) para vulnerar la legalidad; y la obstrucción de la justicia, pues ambos utilizaron su poder ejecutivo para ocultar información y destruir pruebas que pudieran incriminarles revelando su violación de la ley. Es la inversión de la rule of law: un golpe antidemocrático en toda regla contra el Estado de derecho. Sin embargo, entre ambos golpismos opuestos existen sensibles diferencias. Los secesionistas siempre han dado la cara, cometieron sus delitos exhibiéndolos ante la vista del público y después los han reconocido con orgullo e insolencia. Su golpismo es pues de tipo ostentoso y arrogante. En cambio, la cúpula pepera ejerció su golpismo en la clandestinidad con opaco secretismo, sin dar jamás la cara y negándose a reconocer sus delitos contra toda evidencia: un golpismo inconfesable y clandestino. Lo cual implica muy distinta catadura moral, lo que revela un cinismo sin escrúpulos. El mismo que demuestran bloqueando las cuatro instituciones judiciales que controlan para blindar su impunidad con el falaz pretexto de “reforzar su independencia”, y por eso vetaron la elección para el CGPJ del juez que firmó su sentencia condenatoria por el caso Gürtel. ¿Cabe cinismo mayor que coaccionar a los jueces en defensa de la independencia judicial? De ahí el lapsus freudiano en que incurrió Casado desde la tribuna del Congreso al separar legalidad y democracia, cuando esta no puede sobrevivir sin aquella”.

Article d’Antoni PUIGVERD a La Vanguardia (7-07-21): Justificar la violència Casado i el “retruécano”: “helada y laboriosa nadería”, diria Borges  … La frase de Casado sobre la guerra té, tanmateix, una certa gràcia formal. Respon a la figura retòrica del quiasme, que en el barroc espanyol va ser popularitzada amb el nom de “retruécano”. Un joc verbal que contraposa dues frases formades amb les mateixes paraules però en sentit invertit (“democràcia sense llei, llei sense democràcia”). En un poema del llibre El otro, el mismo , el gran Borges ataca sense misericòrdia el moralista barroc Baltasar Gracián: “Laberintos, retruécanos, emblemas, / helada y laboriosa nadería, / fue para este jesuita la poesía, / reducida por él a estratagemas”. Borges, normalment generós, és molt injust amb Gracián, que ara torna a ser llegit com un dels grans. En canvi, Casado sí que podria aprendre la lliçó crítica i versificada de Borges: “No hubo música en su alma; solo un vano / herbario de metáforas y argucias”.

Article d’Ángel MUNÁRRIZ a infoLibre (3-07-21): La victoria de “los moas”: el revisionismo alcanza la cúspide de la derecha española  [10] El discurso del líder del PP culmina un proceso que arranca con Aznar en La Moncloa, cuando la derecha mediática y política reacciona al auge del movimiento memorialista con la promoción de un grupo de autores despreciados por la comunidad académica encabezados por Pío Moa … El historiador Francisco Espinosa destaca que el respaldo mediático de la prensa derechista explica el éxito político y comercial de una fórmula que recicla mitos descatalogados de la historiografía franquista … Casado, que traspasa la equidistancia y se adentra en la justificación del golpe, entronca con una corriente revisionista europea, analiza Julián Casanova … El investigador sobre educación Enrique Díez señala que la deriva es posible por décadas de “tabúes” en las aulas sobre la Guerra Civil y la represión

DEBATS SOBRE ELS DRETS CONSTITUCIONALS

Article de Tomás de la QUADRA-SALCEDO a Agenda Pública (5-07-21): La terrible confusión entre limitar y suspender derechos Porque “el efecto de no poder salir de casa (o el toque de queda) por causa de la pandemia bajo la alarma no tiene nada que ver con el efecto de no poder hacerlo por causa de la suspensión de derechos durante el estado de excepción a que se refiere el artículo 55 de la CE”, toca aclarar las cosas

Article de Manuel ARAGÓN REYES a El País (6-07-21): ¿Alarma o excepción? La función del Tribunal Constitucional El ordenamiento jurídico español permite ambas declaraciones. Las garantías del estado de excepción son incluso superiores al de alarma, por lo que debe huirse de cualquier consideración anclada en el franquismo

Crònica de José María BRUNET a El País (3-07-21): El Constitucional fija las líneas rojas del derecho a la protesta El tribunal de garantías establece unos límites a la libertad de expresión y manifestación al avalar la condena del Supremo por el asedio al Parlamento de Cataluña … “El cerco al Parlament no se pareció al asalto al Capitolio del pasado enero, ni tuvo las mismas fuentes de inspiración ni los mismos propósitos y resultados. Pero en ambos casos se logró paralizar una institución parlamentaria. ¿Es más digna de protección la protesta cuando tiene acento social, cuando el que se manifiesta lo hace contra las desigualdades? La tesis de la Audiencia fue que “cuando los cauces de expresión se encuentran controlados por medios de comunicación privados resulta obligado admitir cierto exceso en el ejercicio de las libertades de expresión o manifestación”. El fallo añadía que para muchos la protesta es el “único medio” por el que “expresar y difundir sus pensamientos y opiniones, el único espacio en el que puede ejercer su libertad de palabra”. El Constitucional ha puesto pie en pared en este punto clave, bien es cierto que con un considerable nivel de disidencia interna, puesto que la sentencia se aprobó por siete votos a cuatro. El tribunal de garantías ha coincidido con el Supremo —que anuló en 2017 la absolución inicial de los implicados— en que determinados excesos no se pueden tolerar. La libertad de expresión, ha dicho el Constitucional, es “garantía del disentimiento razonado”, pero no ampara “la forma exorbitante e intimidatoria” de la protesta consistente en el asedio a un Parlamento … ¿Con qué y con quién hay que quedarse? La respuesta del Constitucional ha sido que en los sistemas de democracia representativa existe una vía intermedia, que consiste en proteger “los derechos de participación política”, de modo que se garantice el derecho a la protesta, pero con exclusión de las fórmulas “innecesariamente coercitivas”. Este tipo de debates ya se produjeron en el Constitucional cuando tuvo que examinar los recursos contra la ley de seguridad ciudadana. Habían surgido iniciativas como las que llamaban a rodear el Congreso que preocuparon al Gobierno, entonces en manos del PP. Ahora el Congreso de los Diputados tramita una proposición de ley para reformar la que es también conocida como ley mordaza. Unidas Podemos negocia con el PSOE derogar el artículo 36.2 de la norma, que sanciona “la perturbación grave de la seguridad ciudadana que se produzca con ocasión de reuniones o manifestaciones frente a las sedes del Congreso, el Senado y las asambleas legislativas de las comunidades autónomas, aunque no estuvieran reunidas”. Es posible que una modificación de esa ley suponga cambios en el enfoque del Constitucional. Al fin y al cabo, este fallo ha resuelto un caso concreto, en el que lo determinante para las condenas no fue el hecho de la protesta, sino lo que el tribunal ha calificado como “un clima de tensión física”, en el que hubo “confrontación personal” de los imputados con los diputados, y “conductas objetivamente capaces de incidir sobre quienes trataban de acceder al recinto, parcialmente bloqueado” para ejercer su “función parlamentaria representativa”.

PENSAMENT POLÍTIC

Article de Daniel INNERARITY a La Vanguardia (3-07-21): La ficción política A medida que la política se convierte en espectáculo, ha de ser entendida y juzgada como tal … El escepticismo y la credulidad deben estar equilibrados para entender la lógica de la política … “¿No podría estar ocurriendo que buena parte de nuestra insatisfacción con la política se deba a que no la interpretamos adecuadamente y esperamos de ella verdad y objetividad en vez de movilización y pertenencia? Del mismo modo que hemos tomado conciencia de la ficción y nadie lamenta que sus ­personajes no hayan existido o se describan escenas inmorales, necesitaríamos algo así como un desco­dificador para la política en virtud del cual pudiéramos interpretar adecuadamente, no en su estricta litera­lidad, los gestos y discursos desplegados en el escenario. ¿Y si la verdadera educación para la ciudadanía fuera algo semejante al desarrollo de una capacidad para entender la lógica de la representación política, su carácter de escenificación, mejor o peor, pero en cualquier caso algo que no puede ser tomado al pie de la letra? Un ciudadano que ha entendido de qué va la política se implicará en los asuntos comunes y tomará partido, pero desarrollará también una mirada escéptica y desdramatizada ante los dichos de los figurantes. Deberíamos tomarnos con la seriedad que se merece, pero no más, las bravuconadas fascistas, las expresiones de individualismo reaccionario, la gravedad de quienes se sienten ofendidos y humillados con demasiada facilidad, la afectación fingida… Solo esta actitud nos permitirá reconocer cuándo las amenazas van en serio y los gritos de auxilio de quienes se encuentran de verdad en peligro.La política es una acción representativa en el doble sentido del término, como delegación y también como exhibición. Más que constatar hechos o medir objetividades, de lo que se trata es de generar expectativas, formular promesas, dramatizar para movilizar en un determinado sentido, ganarse una confianza, teatralizar el miedo, la ilusión y el rechazo. Como cualquiera habrá podido constatar, la política es cada vez más una escenificación: el personaje está por delante de la ideología, el decorado es más importante que las de­cisiones, todo es un “problema de comunicación” y los relatos son los verdaderos hechos. Algunos actores políticos lo denuncian y se erigen en defensores de la seriedad y la objetividad, lo cual no deja de ser otra forma de postureo. Hacer el ridículo es la peor equivocación. Parecer un comediante de Monty Python es mucho peor que ser un malvado. El mayor riesgo para un personaje político es resultar inverosímil, por ejemplo cuando promete o denuncia; el énfasis, la hipérbole, el tono épico o la afectación son entonces los procedimientos más socorridos, pero no suelen lograr que recupere la credibilidad. A medida que la política se convierte en un espectáculo, ha de ser entendida y juzgada como tal. Comprender el funcionamiento de la política equivale a comprender el fun­cionamiento de estos códigos. Cuando el principal recurso para convencer es la exageración, el escenario se llena de gestos radicales tras los que no hay ningún pensamiento radical, objetivos sin plan, declamaciones sin consecuencias, indignaciones fingidas y mucha impostación. Esto no significa que todo lo que se diga y se haga en el escenario de la política valga lo mismo. Todos los personajes de la ficción son inventados, pero no todos nos resultan igualmente creíbles. Algo similar ocurre en la política, donde cada cual elige el nivel de dramatización que quiere, pero puede equivocarse y que su crítica resulte exagerada o no consiga generar la confianza que pretende …”

Article de Raimon OBIOLS a política&prosa nº 34-35 (juliol-agost 2021): Hirschman, Colorni, Lluch i les petites idees [11] … “El mètode de les «petites idees» de Colorni, que Hirschman seguí al llarg de tota la seva obra, i que recorda molt la manera de treballar de Lluch, no sols és fecund, sinó que pot evitar errors. Oposant-se als que veuen en tot conflicte una font d’inestabilitat i problemes, Hirschman afirmava que la tensió del conflicte pot ser un motor de canvi, innovació i progrés real. El «miracle democràtic» consistia en el fet que, en comptes de ser un element de desagregació i paràlisi, el conflicte podia ser un instrument de ciment i de progrés. Calia, però, «vigilar l’ús de termes dramàtics per no introduir confusions», centrar-se en els fets, evitar la grandiloqüència sobre identitats essencials, i evitar el recurs victimista al «mal que ens han fet» els altres. Hirschman distingia entre «conflictes divisibles» i «no divisibles»: els primers són «constructius» i els segons «destructius»; els uns actuen «com a lligam», els altres «com a dissolvent». Els conflictes no divisibles són destructius per tres raons: són estrictament binaris («sí o no», sense alternativa) i per tant difícilment negociables; reforcen els que creuen que la victòria passa per l’agreujament extrem de les contradiccions (el «com pitjor va, millor»); i creen ferides i cicatrius d’ultratge, incomprensió i decepció. Els historiadors de demà hauran de prestar atenció especial a aquests aspectes a l’hora de valorar els anys del procés a Catalunya, i en particular a la seva història íntima, amb la seva collita de ruptures i frustracions personals. La catàstrofe prèvia. Un cas extrem de conflicte no divisible és la nostra darrera Guerra Civil, que Carles Cardó va veure venir, el 1933, amb la seva «teoria de la catàstrofe prèvia». L’atribuïa a les dretes espanyoles i a la seva política d’exclusió total («o nosaltres o ells») amb l’objectiu d’un xoc fatal com a solució expiatòria, catàrtica i definitiva. Era, deia Cardó, una «filosofia pueril» que excitava els «instints primaris» i podia dur a la «follia col·lectiva». Així fou. Aquesta teoria l’hem vist retornar a Catalunya i exasperar-se a Espanya (del «Váyase» d’Aznar al «Lárguese» de Vox). La Transició fou, al contrari, un procés de conflictes divisibles (Lluch fou un arquetip d’aquell enfocament). Sabia que en les democràcies, sempre imperfectes i conflictives, les polítiques del tot o res creen situacions perilloses, eventualment violentes, i sobretot tòxiques (perill, violència i toxicitat no són sinònims).  La Transició es verificà en un context perillós i més violent que no es diu, però salubre. Els conflictes s’abordaren de manera divisible i el sentit transaccional dominà tant en les opinions del ciutadà del carrer com en la majoria dels centres de poder. Aquell esperit derivava, tristament, del record de la Guerra Civil i dels llargs anys del franquisme. Les excepcions foren aleshores el «bunker» franquista i ETA, que féu un mal immens, no únicament pel sofriment de tantes morts –entre les quals, la de Lluch–, sinó perquè tendí a amalgamar el reconeixement plurinacional amb la idea d’un conflicte indivisible i tràgic. Les polítiques catalanistes, amb les seves diferències i matisos, coincidiren aleshores a evitar sistemàticament el cul-de-sac maximalista. Es volia modificar una relació històricament injusta amb una lògica constructiva, divisible: l’assoliment i l’expansió progressiva de l’autogovern, la normalització lingüística, la unitat civil, l’emulació i l’excel·lència, el reconeixement plurinacional, una maduració federalista a Espanya i a Europa. Teníem la confiança que aniríem produint canvis, tant en les situacions reals com en les percepcions i els sentiments, que augmentarien els beneficis comuns i garantirien el respecte recíproc. La involució de les dretes espanyoles i la torrentada del procés han interromput, no sé fins quan, aquelles estratègies de temps llarg. Ens convé que retornin, amb enfocaments com els de ColorniNo t’amaguis darrere de conceptes transcendentals, no diguis que el teu fet personal no importa»), de HirschmanPer què no se’ls va ocórrer a Mahoma i a la muntanya trobar-se a mig camí?»), o de LluchSóc ‘equidistant’ d’ambdós nacionalismes i, per tant, adversari si no enemic d’ambdós»)”.

LLIBRES

Emilio LAMO DE ESPINOSA (coord.). La disputa del pasado. España, México y la leyenda negra. Turner. Madrid, 2021 … Presentació d’Emilio LAMO DE ESPINOSA: “Tiempos de memoria, tiempos de olvido, tiempos de reconciliación 

George PACKER. Last Best Hope. America in Crisis and Renewal. Farrar, Straus and Giroux. New York, 2021Article de Ramón GONZÁLEZ FÉRRIZ a El Confidencial (8-07-21): Estas son las cuatro ideologías que pugnan por el poder en EEUU (y ya están en España)  [12]  América libre: según este relato, Estados Unidos se forjó gracias al individualismo de hombres y mujeres acostumbrados a luchar por sí mismos, a levantar sus proyectos sin ayuda del Gobierno, como hicieron los pioneros en las llanuras. Personas conformadas por la moral cristiana y las convicciones conservadoras. Es el relato del republicanismo optimista que ve en el libre mercado la solución a casi todos los problemas. “Los americanos, que siempre han sabido que la burocracia excesiva es el enemigo de la excelencia y la compasión, quieren un cambio en la vida pública; un cambio que ponga al Gobierno a trabajar para la gente”, dijo Ronald Reagan, la encarnación de esta versión de la historia. “Aspiran a la visión de una América mejor, la visión de una sociedad que libera la energía y el ingenio de nuestra gente al mismo tiempo que muestra compasión por los solitarios, los desesperados y los olvidados”. Esa compasión no pasaba por las ayudas estatales —mucho menos si se destinaban a grupos que no las merecían—, sino por poner a todo el mundo a trabajar y a competir.  América lista: son hombres y mujeres que han ido a buenas universidades, viven en grandes ciudades y se sienten cómodos en un mundo globalizado. Son liberales progresistas: tienen convicciones feministas, antirracistas y creen que el Gobierno tiene un papel relevante a la hora de asegurar que nadie acabe en la pobreza o marginado. Pero, en esencia, son meritocráticos y consideran irremediables los cambios tecnológicos y culturales y, por lo tanto, que haya gente que se quede atrás. Viven obsesionados con que sus hijos no sean los perdedores de ese proceso y no caigan en lo que consideran las lacras de la clase baja: “La comida procesada, la obesidad, el divorcio, las adicciones, las estafas en internet, los sueldos estancados, la creciente morbilidad”. De modo que harán todo lo que esté en sus manos para llevarlos a las mejores escuelas, rodearlos de amigos parecidos a ellos, pagar clases extraescolares, leerles cuentos por la noche. Es la América para la que Obama es el ejemplo de que, pese a todos sus problemas, el país puede mejorar, puede ser justo sin dejar de ser competitivo. –América real: una vieja tradición tan vieja como Estados Unidos afirma que el país de verdad, y su compromiso democrático, está en la “gente común que trabaja con las manos”, no en las élites tecnocráticas y artificialmente intelectualizadas. Para conducirse en una democracia no hace falta “ningún conocimiento especial, solo la sabiduría inherente del pueblo”, dice este relato. La hostilidad manifiesta hacia la aristocracia, presente en los orígenes de la Constitución, “se convirtió en una suspicacia general hacia quienes tenían una educación y eran sofisticados. Los ciudadanos más formados, en realidad, estaban menos capacitados para liderar: los mejores políticos procedían de la gente ordinaria y seguían siendo fieles a esta”, dice Packer. Se podía ganar dinero sin traicionar con ello la pertenencia a esa clase de gente común y seguir encarnando sus valores. Siempre y cuando, eso sí, no se pensara que la riqueza concedía privilegios o hacía a alguien distinto de los demás. Es la América de Sarah Palin y Donald Trump: puede que no fueran grandes gestores, pero su primer compromiso político consistió en aplastar la arrogancia de las élites tradicionales y marginarlas del Gobierno. Y eso es preferible a todo lo demás.  América justa: todos estos relatos de lo que es y lo que debe ser América tienen su atractivo, piensa una generación más joven de estadounidenses que va ocupando puestos en la universidad, el mundo editorial y los medios de comunicación. Pero todos se construyen sobre la opresión: primero, la esclavitud; después, el machismo; en última instancia, el propio capitalismo. La historia de América es una historia de injusticia y violencia que luego el poder edulcora: en realidad, ideas como la objetividad, la racionalidad, la ciencia o la libertad individual son formas de explotación. Todo, absolutamente todo —desde los libros que se consideran clásicos a la manera en que se trabaja o se hace el amor— es fruto de la opresión. Esa opresión es física, pero también las palabras hieren, también las narraciones son herramientas para infligir sufrimiento, y por eso no hay que tener demasiada piedad con quien las utiliza para marginar y humillar. Antes de pasar a cualquier otro asunto, América debe sanar esa inmensa herida, cueste lo que cueste. Solo entonces se podrá pensar en hacer política de otra manera. Es la América ‘woke’, que considera que los progresistas liberales son unos vendidos”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.