FOCUS PRESS 282

ARTICLES DESTACATS

(1) Entrevista al tinent general Francisco José GAN PAMPOLS a Jot Down (juny 2022):  «Soy pesimista, la idea de que Ucrania va a ganar a Rusia expulsándola de su territorio creo que es irreal» 

(2) Article d’Étienne BALIBAR a L’Hora de Nou Cicle (2-07-22):  Sobre la guerra d’Ucraïna, nacionalisme, imperialisme i cosmopolítica

(3) Entrevista a Catherine BELTON a elDiario.es (4-07-22): “Estamos pagando el precio de los lazos económicos que Alemania y Reino Unido construyeron con Putin” 

(4)  Article de Timothy SNYDER  a Frankfurter Allgemeine Zeitung (27-06-22): Germans have been involved in the war, chiefly on the wrong side 

(5) Article de Ramón GONZÁLEZ FÉRRIZ a El Confidencial (2-07-22): Cuatro cosas que no sabemos (y cuatro que sí) sobre la nueva guerra fría

(6) Article de Xulio RÍOS a CTXT (30-06-22): OTAN: ¿qué piensa China?

(7) Article de Roger SENSERRICH a Four Freedoms (2-07-22): El tribunal imperial 

(8) Article d’Esteban HERNÁNDEZ a El Confidencial (6-07-22): Las causas del hundimiento de la izquierda: la pista que nos dejó Andalucía 

(9) Reportatge de Carlos PRIETO a El Confidencial (2-07-22): La muerte de la burguesía periférica en España: “Solo quedan 4 familias”

(10) Article de José Antonio y Miguel Ángel HERCE a Revista de Libros (6-07-22): Certezas e incertidumbre

(11) Article d’Ana CARMONA a El País (5-07-22): La agenda política de Cataluña

(12) Reportatge de Pau LUQUE al “Quadern” de El País (2-07-22): Estopa, Creu de Sant Jordi des de la perifèria de la perifèria

(13) Article de Dominique SCHNAPPER a Telos /1-07-22): Éloge du compromis

(14) Entrevista a Leon WIESELTIER a Letras Libres (14-06-22):  “La identidad es el principio, pero no es nunca suficiente, y no puede ser el fin”

*****

GUERRA A UCRAÏNA

El curs de la guerra

 Article de The Economist reproduït a La Vanguardia (2-07-22): Cómo ganar la larga guerra de Ucrania  Por más que el territorio perdido sea difícil de recuperar, Zelenski puede demostrar la inutilidad de la campaña de Putin … La guerra larga, de entrada, favorece más a Rusia, pero Ucrania recibe armas que pueden revertir su desventaja  … Si Rusia pierde terreno en Ucrania, es posible que la disidencia interna aumente y Putin tenga problemas … Forzar a Ucrania a una mala paz supone aceptar una amenaza rusa permanente

Entrevista al tinent general Francisco José GAN PAMPOLS a Jot Down (juny 2022):  «Soy pesimista, la idea de que Ucrania va a ganar a Rusia expulsándola de su territorio creo que es irreal» [1] No hay guerras blancas ni oscuras, las guerras son guerras (…) “Nos hemos centrado excesivamente en las operaciones militares y perdemos el foco de lo que realmente pasa en Ucrania. Este país ahora mismo es un Estado semifallido. No controla una parte importante de su territorio, su sistema de producción está prácticamente paralizado, tiene negada la exportación de materiales y recursos a través del mar Negro y tiene que ser subsidiada permanentemente por la comunidad internacional, su día a día se está basando en ayudas externas. Recibe ingentes cantidades de material, armamento, equipos, asesoramiento e información, pero lo está pasando muy mal. Ha tenido pérdidas notables, el nivel de destrucción es elevado, las infraestructuras críticas como puertos y aeropuertos, instalaciones de almacenaje, etc., una gran parte están destruidas y otra gran parte no se pueden emplear. La viabilidad del Estado ahora mismo es muy baja.
La situación militar, al margen de que esa primera inmensa ofensiva inicial que hizo la Federación Rusa, que utilizó hasta once direcciones distintas, doscientos mil efectivos, en un frente de dos mil kilómetros, que es una barbaridad, ha tenido resultados muy desiguales. Conocemos el fiasco del intento de cerco de Kiev, que acabó en desastre para la Federación Rusa, que tuvo que replegarse. En la zona de Járkov ha venido a pasar lo mismo. En Donetsk, como llevaban en guerra desde 2014, hay frentes establecidos, trincheras, fortificaciones, es una guerra más complicada y con escasa movilidad, con mucho empleo de apoyos de fuego, artillería, aviación y helicópteros y escasos avances. En Lugansk, que también era así, la Federación Rusa ha debido volcar más esfuerzos sobre el terreno y ha avanzado más, estamos escuchando nombres como Sverdonetsk, el sur de Izum, Popasna… donde Rusia está tratando de cerrar la herradura para tener un frente más continuo y, si tiene la posibilidad, embolsar unidades ucranianas para destruirlas, aunque en esta zona se están replegando.
Donde más éxito ha tenido Rusia fue, al principio de la ofensiva, en el sur. Conquistó una capital de verdad, Jarson, llegó a cruzar el Dniéper, se asentó sobre su orilla oeste y tomó la central nuclear de Zaporiyia, que sigue manteniendo, se acercó a Nikoláiev, pero no llegó a Odesa. Con la toma de Mariúpol, después de noventa días de combate, llegó a afianzar ese corredor que conecta continentalmente Crimea con el resto de la Federación Rusa. Todo esto a costa de muchas pérdidas humanas, muy importantes de material y un continuo descrédito ante la comunidad internacional no solo por las acciones que está realizando, por la violencia que está empleando, crueldad en muchos casos, también porque la pretendida efectividad del ejército de la Federación Rusa no ha resultado ser tal. No es ni lo potente ni lo ágil ni proyectable que se suponía” (…)

Conseqüències econòmiques

Article de The Economist reproduït a La Vanguardia (5-07-22): ¿Podrá Europa mantener encendidas las luces este invierno?  Las instalaciones de almacenamiento de gas de la Unión Europea estarán a dos tercios de su capacidad a finales de octubre, por debajo del objetivo del bloque comunitario de unas cuatro quintas partes … Precios en Francia: El megavatio-hora, a una media de 197 euros en mayo frente a los 15 euros de hace un año … Un factor decisivo: La medida en que China se recupere de la covid-19 y absorba más GNL

Debats

Article d’Étienne BALIBAR a L’Hora de Nou Cicle (2-07-22):  Sobre la guerra d’Ucraïna, nacionalisme, imperialisme i cosmopolítica [2] Text original a  Commons.ua   (13 de juny de 2022) (…) “La primera definició que podem donar és aquesta: és una guerra d’independència de la nació ucraïnesa. Això fa possible les comparacions amb les guerres d’alliberament antiimperialistes del segle XX (com Algèria o Vietnam), o fins i tot amb la constitució de les primeres nacions modernes que es van separar dels imperis britànic, espanyol i otomà. És cert que Ucraïna, que era una “república federal” a la Unió Soviètica, s’havia independitzat formalment el 1991, quan es va dissoldre la Unió Soviètica. I va ser reconegut per la comunitat internacional. Això és crucial, perquè caracteritza inequívocament la invasió russa com una violació del dret internacional. D’una banda hi ha una agressió, de l’altra hi ha una resistència. Tanmateix, la propaganda russa deixava molt clar que la independència d’Ucraïna no era acceptada com a fet consumat al marge de l’“imperi” al qual havia pertangut durant segles la major part del territori ucraïnès, i que havia ontinuat existint durant l’època comunista malgrat els principis democràtics proclamats per la Revolució d’Octubre. Per tant, es pot dir que els ucraïnesos estan lluitant ara per la seva guerra d’independència, després de la qual, si guanyen, l’existència de la nació ja no es disputarà. Però això s’aconsegueix a costa d’enormes destruccions i patiments.
La referència a la continuïtat del domini imperial a l’espai “eurasiàtic” que va des de l’oceà Pacífic fins a la frontera amb Polònia i fins i tot més enllà, i especialment als efectes de la revolució russa, ens obliga a considerar també la guerra des d’un angle diferent i en una etapa diferent. La desproporció de forces (i destruccions) és enorme, i hi ha algunes diferències constitucionals importants, però com les guerres a Iugoslàvia dels anys noranta aquesta “guerra d’independència” també pertany a la categoria de les guerres postcomunistes, que sorgeixen de la l’enfonsament dels antics “estats socialistes” a Europa, i el fracàs de la seva “política de nacionalitats”, que al final només va intensificar els nacionalismes hostils (inflamats encara més per les polítiques salvatges d’”acumulació primitiva” neoliberal. Això crida l’atenció sobre el fet que, en la perspectiva d’un segle, aquesta guerra no és només una guerra europea, que oposa pobles europeus, estats-nació europeus i, al seu voltant, estructures de poder i aliances europees, sinó que és una continuació, o un nou episodi, de la tràgica història de la guerra civil europea que va començar amb la Primera Guerra Mundial, va ser remodelada per la Revolució d’Octubre, després per l’aparició del nazisme a l’Alemanya derrotada, amb la seva xarxa d’aliats feixistes a tota Europa; i després la Segona Guerra Mundial i la Guerra Freda, fins que el “teló d’acer” es va esfondrar l’any 1989. És una història tràgica, plena de canvis de règim, destrucció i restauració de nacions, genocidis, massacres i dominacions totalitàries, les traces de les quals no estan completament liquidades. Si veiem la guerra actual des d’aquesta perspectiva, la “guerra total” que es fa actualment a l’est d’Ucraïna i l’èxode de milions de persones no estan de cap manera justificades, però són menys sorprenents. Es tracta d’una repetició d’un patró existent, que s’havia oblidat massa fàcilment, perquè se suposava que els problemes subjacents estaven “resolts”.
Tanmateix, aquesta segona definició condueix immediatament a una major ampliació de l’àmbit on inserir la guerra. Les guerres europees del segle XX també van ser “guerres mundials”, o “guerres mundials”, amb un espai més o menys “central” atorgat a Europa. Jo diria que la guerra actual és més aviat una “guerra globalitzada”, o que està en camí de convertir-se en una “guerra globalitzada”, encara que de caràcter “híbrid”, en la qual moltes parts del món, les seves estructures polítiques i les seves poblacions hi són implicats de manera asimètrica. Això sorgeix del fet que els bel·ligerants immediats són part d’aliances globals que donen suport i es pot dir que fan una “guerra per subrogació”. Atesa l’actitud ambigua de la Xina en el conflicte, això és especialment cert pel que fa al “bàndol occidental”, per descomptat. Sense fluxos permanents d’armes i informació, l’exèrcit ucraïnès amb tot el seu valor no podria resistir l’assalt rus. I Occident també està duent a terme una “guerra econòmica” contra Rússia. És molt significatiu que, mentre que Rússia nega oficialment que està fent una guerra, qualificant-la d’ “operació militar especial” (com en les guerres colonials del passat), Occident també nega que estigui implicat en una guerra, però parla de “sancions“. Sobretot, el que és important aquí és el fet que la combinació de destruccions provocades per la guerra, el bloqueig imposat a les exportacions de blat i altres productes agrícoles i les repercussions de les sancions en l’economia global, obre la perspectiva dramàtica d’una escassetat d’aliments que amenaça poblacions del Sud Global amb fam: ells també estan ara “en guerra”.
Per últim, hi ha una quarta determinació de la guerra que no es pot deixar al marges: la possibilitat que esdevingui una guerra nuclear. Aquesta inquietant pregunta va ser plantejada per Jürgen Habermas en un article recent que va suscitar una polèmica a Alemanya. Molts comentaristes creuen que l’ús d’armes nuclears a la guerra és un instrument de “xantatge” per part del règim rus. Altres suggereixen que la invasió russa és una “guerra colonial amb paraigua nuclear“, que obliga a l’altra part (la coalició occidental, unificada sota l’OTAN) a limitar la magnitud de la seva ajuda i l’abast de la seva intervenció. Però això prescindeix d’un punt, que té a veure amb el fet que un “ascens als extrems” mai es pot excloure en una guerra total si no acaba amb un clar avantatge d’una banda, i el fet -encertadament subratllat per Günther Anders o Edward Thompson en l’època de la Guerra Freda- que l’existència (i la magnitud) de les armes nuclears crea possibilitats catastròfiques que no estan controlades pels règims polítics i els seus líders. “L’exterminisme“, per dir-ho en paraules de Thompson, no és “impensable“.
Tornem, doncs, a la necessitat de decidir com jerarquitzem en els nostres judicis aquestes dimensions heterogènies que, tanmateix, no són independents. La meva posició -fràgil, ensóc conscient-, és que hi ha una urgència immediata de donar suport a la resistència del poble ucraïnès, que es fa en nom de la independència de la seva nació, no perquè la independència nacional sigui un valor absolut per se, sinó perquè és clarament el seu dret a l’autodeterminació allò que se’ls va negar, i perquè són víctimes d’una guerra criminal a escala massiva. La seva derrota seria moralment inacceptable i tindria conseqüències polítiques devastadores en l’ordre internacional. Però aquest suport no ha de ser un suport cec” (…)

Entrevista a Catherine BELTON a elDiario.es (4-07-22): “Estamos pagando el precio de los lazos económicos que Alemania y Reino Unido construyeron con Putin”    [3] Belton, corresponsal en Moscú, ha pasado años entrevistando a oligarcas, ex agentes del KGB, opositores y oficiales del entorno del líder ruso para su libro ‘Los hombres de Putin’, recién publicado en español … Putin ha sido capaz de manipular hasta cierto punto y canalizar una gran cantidad de fondos hacia partidos de extrema derecha y partidos de extrema izquierda para perturbar nuestras democracias … Creo que en algún momento habrá una reacción violenta, pero podría ser dentro de dos, tres o cuatro años porque la economía de Rusia estará cada vez más aislada … Hasta la elección de Trump había esta sensación en Occidente de que la corrupción rusa era solo corrupción rusa y que no importaba. Los banqueros y gobernantes creían que podían hacer la vista gorda …Putin calculó mal, como parece hacer una y otra vez con Ucrania, donde cuando interfiere directamente solo aumenta la resistencia de los ucranianos a convertirse en parte del redil de Rusia.

Entrevista Christopher CLARK a elDiario.es (3-07-22): “No hay analogía alguna entre 1914 y la guerra en Ucrania”  El autor de ‘Sonámbulos’, el influyente libro sobre el origen de la Primera Guerra Mundial, dice que los alemanes se equivocan al hacer esa comparación como excusa para no involucrarse más y que, en general, el mundo “se parece cada vez más al siglo XIX”

Article de Timothy SNYDER  a Frankfurter Allgemeine Zeitung (27-06-22): Germans have been involved in the war, chiefly on the wrong side   [4] Jürgen Habermas defends the German Chancellor’s hesitating attitude towards Ukraine. But his historical errors minimize Germany’s responsibility for the current state of affairs. An answer to Habermas (…) “Habermas’s portrayal, Germany did not do much of anything these last thirty years. Habermas mentions in passing the „failure of German governments“ to avoid dependence on Russian oil and gas. But that was an active German choice, when plenty of others were available. The decision to abandon nuclear energy was baffling; the decision to build NordSteam 2 after Russia invaded Ukraine in 2014 was scandalous. These German choices, had disastrous consequences. The choice to depend upon Russian energy exports also compromised German political discussion. For all of his attention to discourse, Habermas seems not to have noticed this. German policy choices of the twenty-first century mean that, even today, Germany is financing Russia’s war of destruction. So long as that is true, Germans cannot claim to be uninvolved in the war. They have been involved, chiefly on the wrong side.
Discourse is important. Talking things through can be very important in politics. In this sense Habermas has always been right. But he has always been wrong (in the Historikerstreit of the 1980s as he is now) to draw a German national border around discussions. In the discussion of the Holocaust back then, as during the discussion of Ukraine right now, Habermas errs in thinking that German common sense is to be trusted, and that emotional voices from the east can only disturb a rational German elite. No sensible national discourse can take place within an exclusively national container. In particular, every country with a colonial history must attend to the voices of people who have been colonized. As a former colonial power in Ukraine, and as the economic partner of the current colonial power in Ukraine, Germans were doubly obliged to listen to Ukrainians, ideally before the war, and at the very latest in the days and weeks after the war broke out. This simply did not take place.
For Habermas, a major problem in German political life is that critics of German policy are too shrill. But those critics were correct. Germany came to the brink of making the kind of mistake that its neighbors will never forget. Habermas is deeply wrong in his assessment of the duty of the intellectual in a time of war. In his labors to referee the German discussion, he misreads contemporary history, sets aside recent German failures in Russia policy, excludes unfamiliar perspectives, and categorizes ethical argument as image or emotion. Discourse is important, as Habermas has always argued, because it can generate the concepts and values that enlarge a sense of solidarity and responsibility. But this is only possible when the past is present and the other is heard. What Habermas has done is to direct German discourse away from the realities of past and the possibilities of the present and towards national self-regard. In so doing, he has delayed German reckonings with the past, wasted time when important decisions need to be taken, and helped bring Germany to the threshold of another moral collapse”.

ASSEMBLEA DE L’OTAN

Anàlisi d’Andrea RIZZI i Bernardo de MIGUEL a El País (3-07-22): La OTAN se rearma ante un nuevo mapa de amenazas: análisis de su nueva estrategia punto por punto  La cumbre de Madrid ha cristalizado un profundo cambio que aboga por reforzar “significativamente” la defensa, y declara a Rusia como “amenaza” y a China como un desafío que pone en peligro intereses y valores de la Alianza … Concepto estratégico OTAN 2022 (Text íntegre: OTAN 2022. Concepto estratégico)

Article de Ramón GONZÁLEZ FÉRRIZ a El Confidencial (2-07-22): Cuatro cosas que no sabemos (y cuatro que sí) sobre la nueva guerra fría   [5] Ese fue el principal mensaje de la cumbre de Madrid celebrada esta semana. A un lado, está Occidente y al otro China y un Estado cada vez más irrelevante en términos comerciales, pero muy importante en términos militares: Rusia … 1. Sabemos que la OTAN ha asumido que nos encontramos en una Guerra Fría. 2. No sabemos qué papel tendrá la cultura en este nuevo choque de valores. 3. Sabemos que la nueva situación requerirá un gasto público mucho mayor por parte de los países occidentales. 4. No sabemos si esta guerra fría hará que nuestro bloque, Occidente, se vuelva más de izquierdas o más de derechas. 5. Sabemos que los adversarios interiores del establishment occidental se aliarán con el otro bando. 6. No sabemos cómo es una guerra fría en la que los dos bloques son tan interdependientes económicamente. 7. Sabemos que muchos países del mundo no están cómodos con la idea de entrar en una nueva guerra fría. 8. No sabemos qué papel ocupará España en esta nueva realidad geopolítica

Article de Carlos SAMITIER REVILLA i Carlos RUIZ MATEOS a Agenda Pública (4-07-22): La Otan del día después: claves tras la Cumbre de Madrid  (…) “Unidad aliada sí, pero ¿hasta cuándo?
La postura consensuada y mostrada por todos los aliados es una muy buena noticia, pero pasará su prueba de fuego cuando se requieran tomar decisiones políticas que refrenden los acuerdos de Madrid. Ya no sólo por la deriva iliberal que han tomado países como Hungría o Polonia, sino porque también EE.UU., principal contribuyente a la Alianza, sigue un proceso similar. La Administración Biden se enfrenta a un ciclo electoral que, a priori, le será desfavorable: tan sólo uno de cada cuatro estadounidenses aprueba su gestión, según la última media de encuestas de RealClearPolitics. Este clima, unido a factores como las recientes sentencias del Tribunal Supremo (que derogan derechos adquiridos para interrumpir el embarazo, la libertad religiosa o la investigación sobre el asalto al Capitolio), ahondan en una brecha que está partiendo en dos a la primera potencia mundial.
Los estadounidenses volverán a votar este noviembre, en las elecciones de medio mandato (midterms), y en noviembre de 2024, en las presidenciales. En ambos hitos es cada vez más probable la victoria de un Partido Republicano huérfano de liderazgo desde la Presidencia de Trump, pero que cuenta con líderes similares al perfil del millonario como Ted Cruz o Ron DeSantis, dispuestos a continuar con la agenda interrumpida en 2020. Como consecuencia, aparece un horizonte que puede desembocar en un menor compromiso estadounidense en la Otan, en el que la recuperación del discurso del reparto injusto de las cargas financieras de la Alianza deje indefensa a Europa frente a las amenazas descritas en el concepto estratégico” (…)

Article de Nathalie TOCCI a Agenda Pública (1-07-22): La era de la posguerra fría ha terminado  Los europeos hemos vivido en la ilusión de una paz perpetua. Ahora nos vemos obligados a despertar y a encontrarnos que no estamos preparados para la amenaza directa que representa Rusia

Article de Lluís BASSETS a El País (2-07-22): El lenguaje que Putin entiende  Hasta la cumbre de Madrid, los europeos no habían conseguido hablarle al líder ruso con una sola voz y sin vacilaciones en el idioma de la fuerza (…) “El lenguaje con el que la OTAN está hablando quizás no sirva todavía para que Putin dé por llegada la hora del alto el fuego, de la diplomacia y de la paz, pero el lenguaje de la debilidad con el que Europa le había hablado hasta ahora, y con el que grandes mayorías en muchos países siguen hablando, difícilmente lleva a la paz y sirve, en cambio, a la guerra larga que quiere Putin e incluso puede servir a su victoria final”.

Article de Jesús A.NÚÑEZ VILLAVERDE a El País (1-07-22): La ‘nueva’ OTAN vista desde Europa  La Alianza sale encantada de Madrid, pero la UE no puede decir lo mismo. Queda claro que los Veintisiete no se sienten suficientemente protegidos y que el objetivo de la autonomía estratégica queda lejos

Article d’Andrea RIZZI a El País (2-07-22): En busca de un lugar para la Unión Europea en el mundo  Hay que elegir entre un mundo bipolar, de democracias contra autocracias, o multipolar, apostando por una voz propia. Quizá lo más lógico es cerrar filas con las democracias y frenar, desde dentro, los instintos más extremos (…) “¿Qué es más acorde a nuestros intereses? ¿Y a nuestros valores? Toda respuesta es legítima, pero algunas premisas tienen poco debate posible. Uno: negarse a suministrar armas a Ucrania para que se defienda se parece mucho a abandonar a su suerte a una mujer agredida por un matón que no tiene ninguna intención de negociar y parar. Dos: pertenecer a la OTAN es un seguro de vida, y algunos sustancialmente no han pagado la cuota y han chupado del bote. Que haya quienes piensen que, por su situación territorial, no necesitan el seguro es tan miope como olvidar que pertenecemos a una comunidad de valores por la que un golpe en un lugar es un golpe a todos y, además, que de ciertos polvos vienen grandes lodos. Si no hubiese la OTAN, ¿alguien se atreve a descartar un ataque de Putin a los bálticos? ¿Hubiese la UE defendido a los bálticos? Tres: confiar en las buenas intenciones de países como Rusia o China es una ingenuidad.
Hay que decidir dónde situarse. Probablemente, el lugar más lógico es en el bando democrático de forma inequívoca, preparándose para lo peor, demostrando unión entre democracias hacia fuera, y moderando desde dentro de ese bando los impulsos reactivos más extremos”.

Article de Maciej STASIŃSKI a El Confidencial (1-07-22): Polonia, gran ganadora de la cumbre OTAN: refuerzo del flanco este y nueva base de EEUU   El Gobierno polaco sale reforzado de la cumbre de la OTAN de Madrid, donde se alcanzó un compromiso para reforzar el flanco este europeo y logró un acuerdo con EEUU para instalar una base militar fija en el país

Article de Xulio RÍOS a CTXT (30-06-22): OTAN: ¿qué piensa China?   [6] Beijing no deja de recordar que, con sus anteriores expansiones hacia el Este, la alianza no ha logrado hacer de Europa un lugar más seguro … La tendencia a la exacerbación del pulso hegemónico será difícil de conjurar mientras China se reafirme en un sistema alternativo de gobierno  … La OTAN se rearma de forma alarmante pero es a China a quien se acusa de elevar preocupantemente su nivel de gasto militar (…) “¿Cómo puede responder China al envite? Frente al ascenso de la seguridad en la priorización de valores e intereses de Occidente, también en China es previsible que esta suba enteros, aunque sin trastocar en lo fundamental el rumbo seguido hasta ahora. Esto significa que China evitará repetir el viejo error soviético y caer en la trampa de sumarse a una suicida carrera de armamentos, que seguirá estableciendo y fortaleciendo relaciones pragmáticas de asociación pero no alianzas en sentido estricto, y que la lógica del desarrollo seguirá imperando sobre cualquier otra. Matizando el viejo aserto revolucionario de Mao de que “el poder nace del fusil”, esta China cree más en la efectividad global de la capacidad de proyección de la influencia a través de la economía.
Cabe, pues, esperar de la diplomacia china, en la medida en que el curso de la pandemia lo permita, un mayor activismo orientado a expandir su presencia y a generar contradicciones entre los países occidentales, sobre todo entre EE.UU. y Europa, que siempre concibió como un contrapeso estratégico necesario en su concepción multipolar post-hegemónica.
En el volátil contexto internacional actual, la solidez trazada mediáticamente estos días se antoja frágil mientras que la cohesión china tenderá a expresarse nuevamente, sacando partido de la interdependencia establecida con numerosos países y de esa voluntad de no escatimar esfuerzos para materializar sus principales proyectos internacionales estratégicos, que el G7, por cierto, tendrá difícil emular. Y a cada anuncio rimbombante que hagan los líderes occidentales (desde la Build Back Better World a la Nueva Asociación para la Infraestructura y la Inversión Global), su falta de implementación efectiva dañará más su propia credibilidad ante los hipotéticos beneficiarios, realmente escépticos desde hace años.
En otro orden, a las puertas del XX Congreso del PCCh, la declaración de la OTAN supone un aliciente más para la continuidad de Xi Jinping al frente de los destinos del Partido y del Estado. Cierto que la diferenciación entre “amenaza” y “desafío”, a propósito de la conceptualización de China, podría tener cierto recorrido interno para favorecer a quienes abogan por una moderación de las políticas interna y exterior del país, pero lo más plausible es que la pulsión nacionalista se mantenga e incluso se refuerce en paralelo al diagnóstico de Xi: “vienen cambios nunca vistos en un siglo y es indispensable garantizar la unidad y la lealtad al liderazgo”. Abrir fisuras relevantes en eso no será fácil desde el exterior. Ni siquiera para la OTAN”.

Article d’Alicia GARCÍA HERRERO a El País (2-07-22): Ucrania y Taiwán, en el tablero de Biden y Xi   Ninguno de los dos líderes tiene la partida ganada en su afán por conquistar la hegemonía mundial, pero está claro que seguirán moviendo sus piezas, en las que la reina es Asia y no Europa

Article d’Ana FUENTES a El País (1-07-22): Perder el sur global  La pandemia, y después la guerra, nos han devuelto a la época de los bloques y Rusia y China llevan mucho

Article de Fernando VALLESPÍN a El País (3-07-22): ¿Es posible disentir de esta retórica belicista?  La cesura que se ha producido con el anterior mundo conocido es tal, que todas las voces son bienvenidas a la hora de encarar estas nuevas incertidumbres. Lo que debería asustarnos es lo contrario (…) “Ahora que tanto celebramos —aquí sí encaja el término— la recuperación de ese “nosotros” occidental encarnado en los principios de la democracia y los derechos humanos no podemos olvidar que la discrepancia es uno de sus elementos sustanciales. Sería necio perderse en discusiones bizantinas con los bárbaros ad portas, pero de ahí a enrocarse en un discurso único va un buen trecho. Qué quieren que les diga, estoy con la posición del Presidente Sánchez —o de la oposición— ante este conflicto ucranio, pero no me parece mal que encuentre voces discrepantes en su mismo Gobierno. La cesura que se ha producido con el anterior mundo conocido es tal, que todas las voces son bienvenidas a la hora de encarar estas nuevas incertidumbres. Lo que debería asustarnos es lo contrario”.

Article de Cristina MONGE a infoLibre (3-07-22): Tres cuestiones que la OTAN no ha resuelto y la izquierda debe afrontar  El principio de realidad no permite ahora grandes proclamas de “OTAN sí” u “OTAN no”, y menos si se está en el Gobierno. Ni salidas laterales diciendo que la sociedad española necesita una renta básica y no una guerra (…) “Las decisiones tomadas en la cumbre de la OTAN y las que de ahí derivan confirman que entramos en un momento de economía de guerra. Si el día 24 de febrero, cuando Putin invadió Rusia, todos empobrecimos de inmediato, hoy sabemos que el problema irá a más. La inflación desbocada avanza un futuro preocupante que lo será más o menos en función de, al menos, cinco factores:
1. Cuánto dure la guerra.
2. Cómo se gestione la crisis energética.
3. Qué medidas de protección social se tomen para las clases bajas y medias, con las reformas fiscales que deben llevar aparejadas.
4. Cómo se aborde la crisis alimentaria en África y la migración consecuente.
5. Hasta qué punto las sociedades europeas acostumbradas al bienestar sean capaces de soportar lo anterior” (…)

ESTATS UNITS

Article de Lluís BASSETS a El País (3-07-22): Una democracia agonizante  Estados Unidos regresa a su peor pasado en derechos y en medio ambiente gracias a los jueces nombrados por Trump (…) “Con una sociedad en permanente guerra civil cultural y profundamente dividida, incluso geográficamente, y un sistema político bloqueado, Estados Unidos está perdiendo la batalla del prestigio y de la ejemplaridad como país que ha pretendido en este último siglo dirigir el mundo libre. Quizás no sean Putin y Xi Jinping quienes derroten a la democracia sino la derecha republicana”.

Article de Paul KRUGMAN a “Negocios” de El País (3-07-22): Locos, cobardes y el golpe de Donald Trump  Lo que ocurrió en las elecciones de 2020 fue, con diferencia, lo peor que ha hecho un presidente de EE UU (…) “Docenas de personas pertenecientes al Gobierno de Trump o próximas a él tenían que saber lo que estaba pasando; muchas seguramente tenían conocimiento de primera mano de al menos algunos aspectos de la intentona golpista. Y, sin embargo, solo unas cuantas confesado lo que saben. ¿Y qué hay de los republicanos del Congreso? Casi con total seguridad, muchos, si no la mayoría, son conscientes de la magnitud de lo ocurrido. Al fin y al cabo, el asalto al Capitolio puso sus vidas en peligro. Así y todo, 175 republicanos de la Cámara votaron en contra de crear una comisión nacional sobre la insurrección del 6 de enero, y solo 35 lo hicieron a favor.
¿Cómo podemos explicar este abandono del deber? Es probable que, incluso ahora, los fervientes adoradores del “Hagamos que Estados Unidos vuelva a ser grande” constituyan una minoría entre los políticos del Partido Republicano. Casi con toda certeza, por cada Lauren Boebert o Marjorie Taylor Greene hay varios Kevin McCarthys, arribistas pero no locos, devotos servidores del partido más que fanáticos. Sin embargo, el ala no loca de los Republicanos, con tan solo un puñado de excepciones, ha hecho todo lo posible por evitar cualquier rendición de cuentas por el golpe fallido. Lo cual me ha hecho pensar en la naturaleza del valor y en cómo las instituciones interceden por el valor… o la cobardía” (…)

Article de Joseph E.STIGLITZ a “Negocios” de El País (3-07-22): Cómo puede EEUU perder la nueva guerra fría  Hasta que no hayamos demostrado que merecemos liderar, no podemos esperar que el resto de países nos sigan (…) “Pero un país en guerra necesita una estrategia, y Estados Unidos no puede ganar una nueva carrera entre grandes potencias solo; necesita amigos. Sus aliados naturales son Europa y las otras democracias desarrolladas de todo el mundo. Pero Trump hizo todo lo posible por alejarlas, y los republicanos (que todavía están completamente atados a él) han dado amplios motivos para dudar de que Estados Unidos sea un socio fiable. Además, Washington también tiene que ganarse la buena voluntad de miles de millones de personas en los países en desarrollo y emergentes; no sólo para tener los números de su lado, sino también para garantizarse acceso a recursos críticos” (…) “Estados Unidos sabrá hacer los mejores bombarderos y sistemas misilísticos del mundo, pero en este pulso no nos servirán de nada. Por el contrario, tenemos que ofrecer a los países en desarrollo y emergentes ayuda concreta; comenzando con la suspensión de derechos de propiedad intelectual sobre todo lo relacionado con la covid-19, para que esos países puedan fabricar vacunas y tratamientos por sí mismos. Igual de importante, Occidente debe lograr que su sistema económico, social y político vuelva a ser la envidia del mundo. En Estados Unidos, el primer paso es reducir la violencia con armas de fuego, mejorar la regulación ambiental, combatir la desigualdad y el racismo y proteger los derechos reproductivos de las mujeres. Hasta que no hayamos demostrado que merecemos liderar, no podemos esperar que otros nos sigan”.

Article de Pedro SORIANO MENDIARA a Agenda Pública (30-06-22): Paisaje después de una derrota  (…) “Los conservadores han conseguido su actual mayoría en el Supremo apostando fuerte en los momentos decisivos: bloqueando la sustitución del juez Scalia por parte del presidente Obama en 2016, haciendo uso de su mayoría en el Senado, o aprovechando el error no forzado de la juez Ginsburg al no retirarse cuando debía y regalarle su asiento en el Tribunal al presidente Trump al fallecer en 2020. Los jueces más viejos de la mayoría conservadora, Thomas y Alito, tienen 74 y 72 años, y no se retirarán voluntariamente bajo un presidente demócrata salvo que la salud o la muerte les obliguen a ello. Si los demócratas quieren poder sustituirles, deberán ir a votar no sólo en las presidenciales, sino también en las elecciones de medio mandato, para mantener el Senado y la Presidencia en manos demócratas. No hay atajos, y se necesitarán años de esfuerzos sostenidos para corregir esta situación”.

Article de Roger SENSERRICH a Four Freedoms (2-07-22): El tribunal imperial   [7] Cuando el tribunal supremo toma el control del sistema político (…) “Activismo judicial. El supremo, así por libre, este año ha redefinido la separación iglesia-estado, regulación medioambiental, todo el sistema de justicia en reservas indias, leyes sobre armas de fuego y aborto. En todos estos casos, pegando patadas entusiastas a su propia jurisprudencia. Si os gusta la seguridad jurídica, buena suerte, porque nada está a salvo.
Lo más grave, y pernicioso, es que todo esto no lo hagan respondiendo a leyes recientes. No estamos ante el caso de legisladores estatales o federales aprobando una ley extraña hace 2-3 años que acaba siendo derogada poco después. Las sentencias anteriores son una combinación de jueces “pescando” casos que iban contra leyes en vigor desde hacía décadas para cambiar su jurisprudencia, o respondiendo a leyes nuevas obviamente inconstitucionales bajo la doctrina existente para volarla por los aires. Esta clase de activismo judicial ha hecho que el supremo, y no el congreso o el presidente, controlen gran parte de la agenda política del país este año.
Esto sería alarmante si el supremo se dedicara a jugar a los bolos con la legislación que obsesiona a los cuatro cristofrikis del ala evangélica del GOP, pero el problema es que están dando señales de querer ir más allá. Esta semana han anunciado qué casos van a tomar en consideración a partir de otoño, y en la lista hay dos que pueden redefinir el sistema político de Estados Unidos casi por completo – destruyendo la democracia en el proceso” (…)

Article d’Argemino BARRO a El Confidencial (2-07-22): Olvídese de la ideología: lo que sacude a Estados Unidos es una guerra de religión  (…) “Mientras los izquierdistas gritan a los cuatro vientos sus inmaculadas virtudes, atiborrándose de likes y retuits que luego se quedan en nada, los acólitos de la derecha llevan décadas avanzando silenciosamente en las leyes y los tribunales. A no ser que uno le prestara atención, este avance ha pasado desapercibido hasta hace unos cinco años. Ahora sus ideas echan raíces en las instituciones.
El catalizador último de la derecha cristiana fue Donald Trump. Su popularidad entre los votantes evangélicos se mantuvo superior al 80% durante años, un apoyo que el magnate necesitaba y que le hizo entregarles todo aquello que estos querían. En sus cuatro años de mandato, Donald Trump decretó descuentos fiscales para las iglesias, permitió a las instituciones sanitarias negarse a aplicar ciertos procedimientos (el aborto) con base en sus creencias y congeló los fondos a los estados que obligaban a las aseguradoras a cubrir las operaciones de interrupción del embarazo. Derogó también la regla de la Administración Obama que permitía a las personas trans usar el baño que se adecuase a su identidad, entre otras medidas.” (…) “La mala noticia es que estas dos parroquias, la izquierdista y la derechista, viven un apasionado romance. Sus feligreses se levantan y se acuestan pensando en el otro, en el adversario, que no deja de confirmar una y otra vez los más recalcitrantes prejuicios; que Estados Unidos se ha convertido o bien en un vacío marxista-posmoderno donde los valores esenciales están siendo dinamitados, o bien en una dictadura patriarcal blanca que nos mandará de vuelta al siglo XVI. La buena noticia, por el contrario, es que se trata de dos minorías: dos grupúsculos que han sabido trepar hasta lo más alto de la montaña y cubrir con su alargada sombra las perspectivas políticas de un país desmesurado”.

Article d’Ian BURUMA a La Vanguardia (5-07-22): Católicos contra la Constitución  La Corte Suprema de los Estados Unidos derogó el derecho constitucional al aborto (…) “El peligro de introducir una agenda religiosa en la política o el derecho no se limita a que debilite la autonomía de las instituciones seculares: también vuelve imposible el debate político razonado. Por supuesto que la política no es ajena a las cuestiones de valor. No hay nada de malo en que un político, o un jurista, crea que los valores religiosos son importantes. Pero cuando la ortodoxia religiosa adquiere primacía sobre cualquier otra consideración, hay un problema grave.
El filósofo israelí Avishai Margalit ofrece una descripción sucinta del problema en su libro On Compromise and Rotten Compromises. En “política lo mismo que en economía», los intereses materiales están «sujetos a negociación; todo es negociable; mientras que en la visión religiosa, centrada en la idea de lo sagrado, lo sagrado es innegociable”.
Por eso la situación en la que está hoy la política en Estados Unidos es tan peligrosa. La izquierda secular y la derecha religiosa están trabadas en una guerra cultural cada vez más
intensa en torno de la sexualidad, el género y la raza, donde la política ya no es negociable. Cuando eso sucede, las instituciones comienzan a desintegrarse, y están sentadas las bases para los demagogos carismáticos y la política de la violencia”.

ECONOMIA GLOBAL

Reportatge de “Negocios” de El País (3-07-22): La economía mundial se desinfla: así es la crisis que viene  La inflación ha trastocado todos los planes. Las subidas en los tipos de interés traerán, como mínimo, una notable desaceleración en el ritmo de crecimiento … UNIÓN EUROPEA: La zona euro vuelve a caminar en la cuerda floja …ESTADOS UNIDOS: Los precios ahogan al país del pleno empleo … REINO UNIDO: La City barrunta nubarrones …CHINA: Al dragón le crecen los achaques mientras lucha contra la covid

Article de José Moisés MARTÍN a “Negocios” a El País (3-07-22): La tentación de la ‘reaganomics’  Las bajadas de impuestos del expresidente de EE UU no solo no aumentaron la recaudación, sino que dispararon el déficit (…) “Buena parte de los postulados de la “economía de oferta” han sido desacreditados por la evidencia, hasta tal punto que George Bush la denominó “economía vudú”, y el premio Nobel de Economía Paul Krugman caracterizó a sus seguidores como zombis. Los mediocres resultados de las políticas de austeridad de hace una década certificaron la inviabilidad de esta formulación de política económica para garantizar un crecimiento equilibrado y socialmente inclusivo. En definitiva, no encontraremos muchas respuestas desde ese lado.
La mala noticia que acompaña a esta reflexión es que, si la economía del ajuste, la privatización y la desregulación no ofrece resultados positivos, tampoco tenemos muchas más herramientas en el arsenal habitual de política económica para hacer frente a la crisis actual, y las que tenemos tendrán efectos sociales: la única manera de responder a una crisis de oferta como la actual es, a corto plazo, ajustando la demanda agregada, y esto conlleva un coste social difícilmente aceptable para los gobiernos. La otra opción viable, la de las reformas estructurales, tendría efectos a medio y largo plazo, pero difícilmente a corto. Así que tenemos un grave problema de formulación de política económica. Los bancos centrales tienen algo más de margen para actuar, pero con limitaciones, como las que hemos visto para el Banco Central Europeo, obligado a combinar el control de precios con la estabilidad financiera, en un difícil equilibrio que conlleva subir tipos y asegurar que las primas de riesgo no se despegan tanto como para amenazar la integridad de los mercados. No hay, por lo tanto, mucho margen. De lo que estamos seguros es de que volver a los años ochenta sería un error”.

Article de Xavier VIDAL-FOLCH a El País (3-07-22): Combatir la inflación sin enloquecer  Urge el Mecanismo contra la fragmentación Norte-Sur, sin imponer condiciones fiscales exorbitantes a los más débiles (…) “En conclusión, solo pueden subirse los tipos si se evita que las primas enloquezcan. Así que la frontera del alza está en que no perjudiquen la cohesión del área euro. En que las primas de riesgo no se disparen. En que no se repita la cruel crisis de deuda soberana del Sur de 2010 y 2011” (…)

REGNE UNIT

Crònica de María RAMÍREZ a elDiario.es (7-07-22): Boris Johnson dimitirá tras ser forzado por su Gobierno y su partido  El líder ‘tory’ se encontraba sumido en una crisis política tras una cascada de dimisiones por varios escándalos, desde las celebraciones que se saltaron las reglas de la pandemia hasta la gestión de las acusaciones de acoso sexual contra un diputado conservador

Article de Guillermo ÍÑIGUEZ a Agenda Publica (7-07-22): Boris Johnson dimite   (…) “Más allá de su dimisión, sin embargo, la crisis terminal que atraviesa su Gobierno no es más que el resultado de tres fenómenos que se vienen observando desde hace años.
En primer lugar, el efecto corrosivo que procesos soberanistas como el Brexit tienen sobre los partidos políticos que los encabezan: tras Cameron y May, Boris Johnson será el tercer primer ministro en ser tumbado por unos tories que transmiten un claro agotamiento político e ideológico. En segundo lugar, las consecuencias de tener representantes políticos que desprecian las convenciones jurídicas y políticas que rigen las democracias contemporáneas: el fin de Johnson no ha llegado por errores programáticos, sino cuando sus diputados han dejado de reírle las gracias y han comenzado a hacer frente a sus mentiras. Por último, los problemas de la tan alabada Constitución británica, incuestionablemente eficaz en tiempos normales, pero peligrosamente frágil en situaciones tan excepcionales como esta.
Faltan por aclararse muchas cosas: quién le sucederá en el cargo, y cuán dañado saldrá su partido. Pero pase lo que pase, la caída de Boris Johnson ―caótica, tragicómica y, ante todo, eminentemente british― habrá sido un fiel reflejo no solo de sus tres años al frente del Gobierno, sino de la interminable crisis política que atraviesa Reino Unido tras el Brexit”.

ESPANYA

El futur de la legislatura

Entrevista a Pedro SÁNCHEZ a El País (3-07-22): “Vamos a hacer fijos a 67.000 sanitarios en España” “Quieren que los progresistas nos demos por vencidos. No lo vamos a hacer” … “Hay un alto riesgo de que la guerra de Ucrania se cronifique” … “Defendemos la migración ordenada”

Article de Benoît PELLISTRANDE a Telos (29-06-22): Espagne: la droite aux portes du pouvoir? (…) “Le bipartisme de retour. L’autre enseignement du scrutin du 19 juin est l’effondrement des gauches alternatives. Divisées, elles ont concouru sous deux listes. Teresa Rodríguez, leader historique de Podemos en Andalousie, obtient un misérable 4,6% (2 sièges) quand en 2015, elle avait fait entrer le parti au parlement avec 15% des voix et 15 sièges et qu’en 2018, elle obtenait 16% des voix. Concurrencée par Por Andalucía (7,7% et 5 sièges), Teresa Rodríguez a payé cash la division des gauches. Cela complique singulièrement le panorama de la gauche « radicale » espagnole. Depuis le départ de Pablo Iglesias du gouvernement, en mars 2021, pour tenter sa chance lors des élections régionales de Madrid, Yolanda Díaz, vice-présidente du gouvernement et membre du Parti Communiste, s’active à recréer une nouvelle offre. Elle se heurte aux résistances des « historiques » de Podemos, notamment Irene Montero et Ione Belarra, membres, elles aussi du gouvernement. Cette confusion de la gauche radicale pénalise ses perspectives électorales.
Plus encore, les divergences manifestées au sein même du gouvernement (ainsi le sommet de l’OTAN à Madrid provoque-t-il des manifestations auxquelles participent certains responsables gouvernementaux tandis que la présidence du gouvernement entend en faire un succès diplomatique propre !) affaiblissent la cohérence du projet général des gauches. Pedro Sánchez doit affronter l’usure du pouvoir mais aussi le délitement de son projet premier de rassemblement des gauches.
Dans ces conditions, les vieux partis traditionnels montrent leur capacité de résilience. Le PP comme le PSOE disposent de relais institutionnels grâce à leur implantation locale qui les restaurent progressivement comme seules alternatives de gouvernement.
Les élections générales sont prévues au plus tard en novembre 2023. Quinze mois qui pourraient modifier bien des équilibres dans le monde instable qui nous entoure. Entre l’inflation qui menace les foyers et les incertitudes géopolitiques (augmentées en Espagne par le tournant marocain de sa diplomatie et la crise avec l’Algérie), l’environnement demeure volatile. Mais l’impression dominante est bien celle d’une fin de cycle et d’une réhabilitation électorale en cours du Parti populaire”.

Article de Lola GARCÍA a La Vanguardia (3-07-22): Una tardor freda  Apujar la despesa militar xoca amb UP i ERC, però Sánchez ho pot ajornar (…) “Sánchez no té ningú que s’arrogui les declaracions comprometedores i suporti el que és impopular per preservar el cap. Sánchez ho protagonitza tot, sigui bo o dolent. També el desgast del Govern. Els oripells internacionals li proven. En aquest escenari s’espavila amb naturalitat i ha recuperat cert pes d’ Espanya a Europa, que s’havia perdut des de feia anys. Però a casa tot és més prosaic.
Els socis d’ Unides Podem han deixat que el president gaudís de la festa de l’OTAN en pau i els seus comentaris no han enterbolit la cimera. Ara caldrà veure en què es concreta l’augment de despesa militar a què s’ha compromès Sánchez, ja que serà difícil que n’obtingui suport al Parlament. De tota manera, l’anunci té truc, ja que es tracta d’assolir un 2% del PIB per a Defensa (ara és d’un 1,2% aproximadament) el 2029. Això significa que el pròxim pressupost pot augmentar lleugerament aquesta partida, però no substancialment.
Per algun motiu el CIS de març ja preguntava per aquesta qüestió. Un 47,3% estava a favor d’incrementar la despesa militar per afrontar “futures amenaces”. Un 34,4% pensava que el pressupost de defensa s’hauria de quedar com està i un 12,2% creia que calia reduir-lo. Amb aquestes dades, Sánchez ha obert el debat sense riscos, però és espinós per a UP i ERC, a qui els és difícil explicar als seus votants aquesta mesura en un context d’inflació galopant.
La inflació serà la qüestió important del que queda de legislatura. Per això, Sánchez ha acceptat l’impost sobre les companyies energètiques, que haurà de negociar amb els aliats per aprovar-lo al Congrés, ja que s’aplicarà a través d’una llei, no pas d’un decret, per donar-li més seguretat jurídica.
Transcorregudes les primeres setmanes de solidaritat amb Ucraïna, les opinions públiques a Europa començaran a notar a la tardor els efectes de la guerra a les seves butxaques. Alemanya ja llança el missatge de racionament energètic. El fred pot portar una tardor calenta. Si el conflicte d’ Ucraïna es prolonga, el cost de la vida serà el principal enemic de Sánchez, el factor que pot perjudicar el seu govern a les eleccions”.

Article de José María IZQUIERDO a elDiario.es (5-07-22): Urge vicepresidencia política  Carece Sánchez de esa ayuda absolutamente necesaria. Por un lado, poner orden en el propio Gobierno y evitar, o en su caso apagar, los demasiado frecuentes incendios con Echenique o Belarra. ¿Y quién toma las riendas de responder con firmeza y eficacia a las provocaciones de esta derecha de tan montaraces modos?

Enquestes

Enquesta de 40dB per a El País (4-07-22): Feijóo aventaja a Sánchez en votos y escaños por primera vez  El PP desplaza al PSOE del primer puesto tras las elecciones andaluzas … Los populares prosiguen su escalada, con Vox a la baja, y superan en un punto al PSOE … Solo uno de cada cuatro españoles valora las medidas del Gobierno   … La inflación desbanca al paro como primera preocupación

Comentari de Belén BARREIRO a El País (4-07-22): Nuevas divisiones  La situación para los partidos de la coalición de gobierno empieza a ser preocupante, aunque la ventaja electoral del PP además de muy estrecha no es transversal, al menos no todavía (…) “Más allá de los apoyos sociales de los dos partidos grandes, los populares cuentan, por ahora, con tres ventajas. Primero, el PP es el partido más votado entre los ciudadanos de centro, aunque no se trate aún de una victoria afianzada (en esta legislatura, el voto a los dos grandes es zigzagueante entre los moderados). Segundo, el PP moviliza a bastantes más votantes en la derecha de lo que lo hace el PSOE en la izquierda (también Vox moviliza más que Unidas Podemos). Y, por último, en este momento tan crítico en el que el auge de la inflación azota a tantos hogares, tal y como refleja el estudio de 40dB. para EL PAÍS y la Cadena SER, el voto al PP no depende de la situación económica del encuestado, pero sí lo hace el apoyo al principal partido en el Gobierno: conforme empeora la situación financiera de los entrevistados, menos votos recaba el PSOE, al mismo tiempo que crece la probabilidad de abstenerse” (…)

Anàlisi de Kiko LLANERAS a El País (4-07-22): ¿La clave de la encuesta? Suben los votantes del PSOE yendo al PP  Según el sondeo de 40dB, alrededor del 8% de los socialistas de 2019 dicen que ahora votarían por los populares (…) 1. El PP tiene a favor la tendencia. 2. Es el segundo partido con más votantes fieles. 3. El PP recibe el grueso de las fugas de Ciudadanos. 4. El PP parece sacar votos también del PSOE 5. El equilibrio de bloques sigue derechizado. 6. La derecha roza los 176 escaños también según 40dB

Enquesta d’IMOP-Insights (20-06/1-07/22( per a El Confidencial (6-07-22): Feijóo se dispara y PSOE y Podemos se hunden en plena crisis de la coalición  El Gobierno sufre un fuerte castigo que se agudiza tras las andaluzas. La coalición sumaría 118 escaños, 37 menos que en 2019. El voto útil lanza a los populares y desinfla a Vox … Bildu rentabiliza los pactos con Sánchez y empata con el PNV en escaños … El 22% de los que votaron a Abascal en 2019 hoy volvería al PP en unas generales

Article d’Esteban HERNÁNDEZ a El Confidencial (6-07-22): Las causas del hundimiento de la izquierda: la pista que nos dejó Andalucía   [8] Hay varios factores que explican la caída en intención de voto de las fuerzas de PSOE y UP, algunos coyunturales y otros más profundos. La pregunta es si estamos ante partidos con capacidad de reacción … PSOE y UP obtendrían 118 escaños, 37 menos que los que suman actualmente, y dos menos de los 120 que hoy tiene el PSOE de Pedro Sánchez … Un PP que apunta hacia una mayoría sustancial, y que tiene un aire más moderado, resulta atractivo como paraguas para la lluvia … No se percibe una dirección decidida en el Gobierno; más bien parece sortear los problemas como puede y según van llegando … Lo que Díaz ha dejado entrever en el anuncio de Sumar recuerda a 2015 y a la campaña diseñada por Errejón para las generales de 2016

Política de defensa i seguretat

Article d’Enric JULIANA a La Vanguardia (3-07-22): Postals de l’Atlàntic Nord  Els ciutadans aproven en un 71% l’èxit d’imatge de la cimera de Madrid … Sánchez ha demostrat que políticament no és home mort després de les eleccions andaluses … Satisfacció ciutadana pel ‘bon estil’ d’un esdeveniment que ens anuncia una vida pitjor

Article de Lluís FOIX a La Vanguardia (1-07-22): L’elogi de Biden té un preu  Sánchez no podrà mantenir un govern amb veus discrepants en seguretat i defensa

Article de Xavier VIDAL-FOLCH a El País (5-07-22): Corregir a Belarra  Si la ministra persiste en su benevolencia con Putin y pretende votar contra el Presupuesto del Estado, o la disuade Díaz, o Pedro Sánchez tendrá que indicarle una puerta o un consulado

Article d’Enrique GIL CALVO a El País (5-07-22): El Gran Retroceso  La nueva estrategia de la OTAN no es una imposición del imperialismo yanqui, como quiere creer la paleoizquierda, sino que solo es una reacción provocada por la previa agresión del tirano ruso (…) “Pero este Gran Retroceso no es una imposición del imperialismo yanqui, como quiere creer la paleoizquierda, sino que solo es una reacción provocada por la previa agresión del tirano ruso. El único culpable del Gran Retroceso es el despotismo oriental teorizado por Marx, que lo consideraba la gran fuerza regresiva de la historia. Por eso, para escapar de la policía prusiana no huyó a Moscú ni Pekín, sino que se refugió en Londres escribiendo sus crónicas en The New York Times, por considerar a esos dos países los líderes del progreso histórico. Pues Marx no podía sospechar que un día EE UU caería bajo el despotismo trumpista que hoy anida en el Tribunal Supremo, pero que puede retornar al poder en 2024, y entonces Europa quedará inerme y aislada.
Por eso hay que reaccionar. Hay que contener al despotismo oriental para no caer bajo su férula, como exige el principio de reciprocidad teorizado por Axelrod con su axioma del toma y daca o tit for tat (que resuelve en teoría de juegos el dilema del prisionero), demostrando que si no se responde a un agresor con su misma moneda volverá a atacar. Por eso hay que rearmarse y gastar el 2% para contribuir a la defensa común sin hacer de gorrón dejando que nos defienda el primo americano (como demuestra el dilema del polizón o free rider, también central en teoría de juegos). Pero eso no quieren saberlo en UP, cuya ceguera histórica les impide ver más allá de su estéril sectarismo. Sólo el ministro Subirats, el único politólogo lúcido que queda en ese campo, ha sido capaz de reconocer la realidad, aceptando la subida del gasto militar para contener al despotismo oriental. Y quizá lo sepa ver Yolanda Díaz, aunque hasta ahora no se haya pronunciado. El resto de la izquierda paleolítica opta por rendirse ante el despotismo oriental, atrapada como está en su trauma originario del referéndum de la OTAN”.

Article de Carles CASTRO a La Vanguardia (3-07-22): L’OTAN sí, les bases també  La invasió d’Ucraïna no ha fet augmentar l’elevat atlantisme dels espanyols, però sí la seva preocupació per la defensa … El suport a un augment de la despesa militar espanyola ha crescut 30 punts després de l’agressió russa … Més d’un 80% vol que Espanya continuï a l’OTAN, una xifra que triplica la de fa gairebé quatre dècades

La frontera de Melilla

Reportatge de Ladislao J.VARO i Luis SEVILLANO a El País (3-0722):  ¿Qué sucedió en la frontera de Melilla? El paso a paso de la tragedia  EL PAÍS reconstruye con testimonios, imágenes y vídeos geolocalizados el último y mortal intento de un grupo de jóvenes africanos de llegar a España

Article de Borja MONREAL a Agenda Pública (30-06-22): A esto sabe el chantaje  El “extraordinario trabajo” de la Gendarmería marroquí se traduce en cuerpos amontonados, cabezas rotas y pechos sin vida

Article d’Irene CASTRO i Íñigo ADÚRIZ a elDiario.es (1-07-22): La inmigración, asignatura pendiente del Gobierno  La Fiscalía investiga la masacre de Melilla, días después de que la Justicia condenara al Gobierno por las devoluciones de menores en Ceuta. El trato a los migrantes constituye uno de los motivos de fricción en la coalición

El poder judicial, el Tribunal Constitucional …

Article de Soledad GALLEGO-DÍAZ a El País (3-07-22): ¿Será verdad? ¿El silencio de los jueces ante tanta sospecha de participación política de tantos colegas se debe a que temen por su carrera? (…) “Cabe esperar poco del Partido Popular para ayudar a sacar a los ciudadanos de estas terribles dudas, pero cabría aún esperar algo más de los propios jueces. ¿No les agobia, no les quita el sueño, la posibilidad de que se instalen estas dudas entre los ciudadanos? ¿Es un desatino esperar que ellos, los jueces, manifiesten su indignación por el bloqueo de su órgano de gobierno, que sean ellos, los jueces, quienes exijan el castigo de aquellos de sus colegas que o bien han sido terriblemente incompetentes en la instrucción de casos de corrupción, en uno u otro lado, o bien tienen demasiados intereses ajenos a su profesión?” (…)

Article de José Antonio MARTÍN PALLÍN a El País (4-07-22): El Tribunal Constitucional: entre el Derecho y el no Derecho  No es muy digno que dos magistrados participen en una maniobra de hondo calado político que además rompe con los antecedentes jurisprudenciales que se venían observando en las anteriores renovaciones del organismo (…) “En el caso de que se consume el desatino de utilizar el Pleno del Tribunal para consumar el despojo efectivo de la posibilidad del Gobierno de turno para designar autónomamente los dos magistrados que le corresponden, asistiremos a un episodio más de la peligrosa participación de los tribunales, en este caso, del Tribunal Constitucional, en las guerras políticas que deben quedar al margen de sus estrictas funciones jurisdiccionales. Antes de que se haga efectiva esta confabulación, existen resortes para abortarla. El presidente del Tribunal constitucional y el magistrado Narváez son los llamados a dejar sus puestos. Su participación y votación en el Pleno a favor de la tesis Fuenteovejuna, es decir todos a una, Gobierno y Consejo, están clamorosamente viciadas por concurrir una causa de abstención que también rige para los magistrados del constitucional. Tienen un interés directo y personal en permanecer en sus cargos y al parecer e indirectamente, un deseo sospechoso de contribuir a las maniobras políticas del Partido Popular.
La Ley Orgánica del Tribunal Constitucional les recuerda que deben ejercer su función de acuerdo con los principios de imparcialidad y dignidad inherentes a la misma. No me parece temerario intuir que ambos magistrados no se pueden sustraer al impacto que la decisión que propugnan produce en su ámbito personal, en la credibilidad del tribunal y en la esfera política. Las normas que resguardan la necesaria independencia e imparcialidad de los tribunales consideran como una falta disciplinaria muy grave, la inobservancia del deber de abstención a sabiendas de que concurre alguna de las causas legalmente previstas, es decir interés directo o indirecto en la cuestión se somete a debate. En estas condiciones, no considero muy digno participar en una maniobra de hondo calado político que además rompe con las tradiciones y los antecedentes jurisprudenciales que se venían observando en las anteriores renovaciones del Tribunal Constitucional”.

El Tribunal Constitucional i la llei de l’avortament

 Article de Joan Josep MORESO a elDiario.es (7-07-22): Scotus y nuestro Tribunal Constitucional  Si el Tribunal Constitucional español considera adecuada la argumentación de la Corte Suprema de los Estados Unidos, entonces debería ratificar la constitucionalidad de la Ley (…) “A continuación, me propongo poner de manifiesto, si alguna lección para España queremos obtener de esta decisión, que el nervio de la argumentación de la Corte vindica la constitucionalidad de la regulación española contenida en la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, recurrida ante nuestro Tribunal Constitucional y ya más de doce años esperando una resolución. La ley española, como es sabido y dicho de modo muy sumario, establece que el aborto no será punible, cuando cuenta con el consentimiento de la mujer embarazada, si tiene lugar durante las primeras catorce semanas, un plazo ampliable a veintidós semanas cuando haya un grave riesgo para la salud o la vida de la madre o cuando existan en el feto anomalías graves o enfermedades extremadamente graves e incurables. Pues bien, la doctrina de SCOTUS aplicada al caso español permite obtener, sin ningún género de dudas, la conclusión de que dicha Ley está plenamente de acuerdo con la Constitución. Como en los Estados Unidos, tampoco la Constitución española dice nada de manera explícita sobre el aborto, entonces –según esta doctrina- quien tiene la autoridad para regular el aborto son los representantes electos. En 2010, fue una decisión de nuestras Cortes Generales la que llevó a la aprobación de la Ley, una Ley por otro lado más restrictiva que lo establecido en Roe. Es más, el Partido Popular -a través de cincuenta de sus Diputados en el Congreso- promovió un recurso de inconstitucionalidad contra varias de sus disposiciones más relevantes, sin embargo aunque gobernó casi siete años, los primeros cuatro en mayoría absoluta, no derogó ni reformó –más que en un aspecto no crucial, aunque tampoco irrelevante, consistente en exigir la autorización de los padres parta el aborto de las menores de edad- esa Ley, como podía hacerlo. Recordemos que un borrador que preparaba el Ministerio de Justicia, cuando la cartera era ocupada por Alberto Ruiz Gallardón, no fue nunca tramitado en el Consejo de Ministros y, al parecer, acabó provocando la dimisión del Ministro.
Por lo tanto, si el Tribunal Constitucional español considera adecuada la argumentación de la Corte Suprema de los Estados Unidos, entonces debería ratificar la constitucionalidad de la Ley.” (…)

Monarquia

Article de Víctor LAPUENTE a elDiario.es (5-07-22): Cómo modernizar la monarquía española  Para que ejerzan su función arbitral en la sombra, los monarcas deben no sólo ser impecablemente ejemplares, sino parecerlo. Está pues, en las manos del rey Felipe, así como de los partidos políticos mayoritarios, hacer que la monarquía sea vista como elemento modernizador o, por el contrario, como un privilegio arcaico

El declivi de les burgesies perifèriques

Reportatge de Carlos PRIETO a El Confidencial (2-07-22): La muerte de la burguesía periférica en España: “Solo quedan 4 familias”   [9] La crisis de la burguesía catalana como culminación del agotamiento histórico de las burguesías regionales (de Andalucía al País Vasco) que una vez fueron locomotora del país  … “Las olas arancelarias convirtieron a España en el país europeo más proteccionista. Ahí empezó la decadencia andaluza” … “La burguesía andaluza nunca tuvo la fuerza colectiva de la burguesía vasca y catalana. Ni la fuerza del actual nacional-madrileñismo” … “La burguesía tradicional vasca no consiguió saltar del todo a la nueva economía” … “La influencia de ETA sobre el declive de la burguesía vasca es fatal” … “El salto de la industria al turismo y al ladrillo le sentó mal a la burguesía catalana como le sentaría mal a cualquier sociedad” … “La burguesía catalana ha tendido a sobrevalorar su capacidad de influencia en Madrid” … “Se trata de una sociedad frívola que vive del patrimonio que le dejó el abuelo” … “En términos políticos, Artur Mas ha sido el peor político catalán desde el Compromiso de Caspe”

Evolució econòmica

Article de José Antonio y Miguel Ángel HERCE a Revista de Libros (6-07-22): Certezas e incertidumbre   [10] (…) “En este marco, generado básicamente en los largos meses que determinó una terrible pandemia, que se pudo afrontar con confianza una vez vacunada la población, las economías desarrolladas pudieron acelerar una cierta normalización ya en la primera mitad de 2021. La economía española afrontó este reto con adaptaciones en materia laboral, por las que millones de trabajadores salieron de los ERTE para reincorporarse al empleo efectivo, como se destacaba antes al mencionar que la tasa de paro desanduvo rápidamente el camino de la cima de abril de 2020.
La recuperación del empleo, que todavía daba muestras firmes en los datos conocidos este lunes pasado, acompañada de mejoras en la calidad de aquel (empleos indefinidos, básicamente), que todavía han de revelarse como mejoras estructurales y no meros efectos transitorios de las reformas laborales recientes, constituye otro de los contundentes datos que están caracterizando la salida de la Covid-19.
Datos, todos ellos, con luces y sombras, pero que, de no haberse cruzado con la secuencia que vamos a narrar a continuación, darían la impresión de que la economía española, poco productiva y aquejada de problemas de décadas que la política no ha sido capaz de resolver, estaba superando con relativo éxito la durísima prueba de la Covid-19.
La secuencia a la que nos referimos es una especie de «bajo continuo», grave como debe ser y disonante, desgraciadamente, de la melodía principal de salida de la Covid-19 experimentada hasta hace poco.
En la segunda mitad del año 2021 todos descubrimos los inesperados problemas de la ruptura de importantes cadenas de suministro globales, justo a medida que la demanda global se recuperaba de los confinamientos. Una demanda global que de ninguna manera superaba a la de la situación pre-pandémica, pero que aquí y allá presionaba fuertemente sobre una capacidad productiva y de encaminamiento global de la producción que, repentina e incomprensiblemente para muchos, estaba colapsada. En Europa, en ese mismo otoño pasado, las redes centro-orientales de gasoductos y materias primas energéticas presentaban problemas y rupturas que solo las mentes más calenturientas habrían atribuido a las intenciones secretas de Putin de invadir algún país de su órbita geográfica. Los precios generales ya estaban subiendo en la OCDE en los últimos meses del año pasado, con un rumor sordo que, esta vez sí, llevó a muchos analistas a evocar episodios muy lejanos de crisis-energéticas-que-traen-inflación-y-estancamiento.
Y en la primera mitad de 2022, ya vencida, el tono dominante del marco económico global lo han dado las consecuencias económicas de la invasión de Rusia y la guerra de Ucrania. Inflación de dos dígitos, más persistente de lo que se pensaba, y escasez de materias primas alimentarias y energéticas, que ceban la inflación y el desabastecimiento en países ni beligerantes ni cercanos. Y, en estas, los Bancos Centrales más importantes del mundo empiezan a hablar de «subidas de tipos», que ya están aquí (los EE. UU.) o a la vuelta de la esquina (Euro Zona).
Si todavía escuchamos mensajes oficiales de que el empleo va muy bien, que lo va, dentro del régimen de paro masivo y empleo poco productivo en el que funciona el mercado de trabajo español, ya empezamos a escuchar avisos acerca de los trimestres difíciles y complejos que nos esperan. Especialmente porque estamos sentados en una montaña de deuda, cuyo coste de servicio (intereses) va a aumentar.
El bajo continuo de los acontecimientos de fondo de los muchos meses transcurridos desde que se acabó el verano del año pasado ha terminado por imponer una perspectiva para la que hay que prepararse, porque no nos acompañan demasiadas virtudes estructurales. Por buenos que sigan siendo algunos datos (afiliación, reservas veraniegas), ya se han instalado en nuestra mente algunas palabras y expresiones que reflejan que la partitura ha cambiado, como inflación, subidas de tipos y recesión. Las certezas han dado paso a una descomunal incertidumbre ante lo que vendrá después del verano. Mala cosa”.

Article de Raymond TORRES a “Negocios” de El País (3-07-22): IPC, de la negación al riesgo de sobrerreacción  Ante la persistencia del shock geopolítico y energético, la respuesta monetaria y fiscal no puede ser cortoplacista (…) “Una estrategia gradual, que pasa por aceptar que la inflación superará el objetivo durante un cierto tiempo, es por tanto preferible. Sin duda la gradualidad contiene riesgos de persistencia de la inflación, y de pugna permanente por la recuperación del poder adquisitivo. Pero ese sería el precio a pagar por la preservación del crecimiento.
La persistencia del shock también sugiere un cambio de paradigma de la política contra la inflación de los gobiernos. Hasta ahora, las principales medidas se justificaban por el carácter pasajero del encarecimiento de la energía. Las subvenciones generalizadas a los hidrocarburos que se han extendido a través del continente, o el recorte de IVA energético, se traducen en bajadas puntuales de IPC —como hemos visto en junio en Alemania—. Pero no podrán doblegar la tendencia ni ayudarán a reducir la dependencia energética. Se requieren por tanto medidas estructurales, como el estímulo al ahorro energético, el apoyo al transporte público, o la reforma del mercado eléctrico” (…)

Informació de Cinco Días (4-07-22): España crea 116.000 empleos en el segundo mejor junio de la serie histórica  El paro baja en 42.409 personas y se firman 783.595 contratos indefinidos

Article de Jordi SEVILLA a El Periódico de España (4-07-22): Inflación, desigualdad y pactos  La pobreza severa lleva creciendo tres años seguidos (…) “Mi impresión es que tanto los Gobiernos como el BCE están contemplando esta inflación como algo temporal y muy vinculado a la guerra. De hecho, como vimos la semana pasada, todas las instituciones coinciden en señalar un apreciable proceso de desinflación a partir del último trimestre de este año y durante el año próximo.
Eso explica las tímidas reacciones del Banco Central -hasta la fecha- apenas consistentes en adelantar un poco el calendario ya anunciado de retirada de compra de deuda pública y el anuncio de subida de los tipos de interés oficiales en 0,25 puntos, a partir de julio. Si el elevado patrón de inflación mostrado en junio en España es equiparable a lo que ocurra en otros países de la eurozona, no sería descartable que la subida fuera mayor, incluso de 0,50 puntos.
Los gobiernos, incluido el nuestro, están diseñando medidas dirigidas a reducir el alza de algunos precios, sobre todo mediante rebajas fiscales, y, sobre todo, a compensar rentas, especialmente a los más desfavorecidos. Pero se excluyen, de momento, medidas anti inflacionistas típicas como acciones dirigidas a corregir los ‘shocks’ de oferta y a reducir demanda, como un pacto de rentas.
No sé. Pero si como se recuerda, la situación se parece al ‘shock’ del petróleo de finales de los 70 del siglo pasado, resulta oportuno señalar que aquella crisis fue abordada, en España, con un gran pacto nacional, político y social, conocido como los Pactos de la Moncloa. Igual no estaría mal reeditarlos ahora, ¿se imaginan?”.

CATALUNYA

El futur de la taula de diàleg

Article d’Ana CARMONA a El País (5-07-22): La agenda política de Cataluña   [11] La inoperancia práctica de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat exige reconducir la situación y que ERC asuma una actitud pragmática que le permita separar los deseos de la realidad y tomarse en serio sus responsabilidades (…) “Establecidos los márgenes rectores de la actuación de la mesa, la realidad ha puesto de manifiesto su inoperancia práctica. Y es que la ausencia de implicación efectiva por parte de los actores llamados a dialogar ha condenado al fracaso a este instrumento, despojándolo del sentido que justifica su existencia. Es cierto que las circunstancias adversas que han acompañado su andadura han actuado como importantes factores de desincentivación de cara al despliegue de actividad sustantiva. Inmediatamente a continuación de su creación irrumpió la pandemia y la gestión de la crisis de salud pública acaparó, monopolizándola, toda la atención de los poderes públicos. Con la recuperación de una cierta normalidad, tuvo lugar una reunión en septiembre de 2021 que, a pesar de constatar la distancia astronómica entre las posiciones defendidas por ambas partes, puso de manifiesto el interés recíproco por mantener abierta la vía de un diálogo en punto muerto. Más recientemente, el escándalo Pegasus y la confirmación de que distintos líderes independentistas, incluido el presidente Pere Aragonès, habían sido víctimas de un espionaje cuyo origen no ha sido todavía aclarado, ha generado una situación de alta tensión entre los gobiernos que, tras anunciar la Generalitat la suspensión de los encuentros previstos, ha devuelto a la mesa a su habitual limbo.
Con la mesa aparcada sine die, la compleja situación económica y social en la que se encuentra inmersa Cataluña exige reconducir la situación. Más concretamente, realizar un esfuerzo por reordenar prioridades, concentrando la gestión política en asuntos que inciden directamente en el bienestar de la ciudadanía. Un ejemplo palmario en este sentido viene de la mano del incumplimiento por parte del Estado de las inversiones en Cataluña que, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Hacienda, se sitúa en un 36% de lo previsto. Reivindicar activamente que tal obligación estatal se cumpla debería ocupar un lugar destacado en la agenda de la Generalitat, extrayendo el máximo partido a las posibilidades que ofrecen tanto la mesa de diálogo, en tanto que foro político al más alto nivel, como la comisión bilateral, en su condición de instancia de colaboración intergubernamental. Y lo mismo cabe decir en relación con la necesidad de actualizar el obsoleto sistema de financiación autonómica, lo que permitiría superar los desajustes y deficiencias estructurales que penalizan a distintas comunidades autónomas, entre ellas de forma destacada a Cataluña. Una tarea de impulso en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera que, sin el concurso catalán, resulta de hecho misión imposible.
Aunque renunciar a las aspiraciones de autodeterminación y amnistía por parte de las fuerzas independentistas hoy por hoy resulte inaceptable, ello no debería impedir a quien está al frente del Ejecutivo catalán, muy en particular a Esquerra Republicana, asumir una actitud pragmática que le permita separar los deseos de la realidad y tomarse en serio sus responsabilidades. Adoptar una actitud proactiva ante el Gobierno central tanto en la mesa como en otros foros de colaboración y diálogo, situando en primer término los graves problemas estructurales que afectan la gestión de la comunidad (inversiones y financiación) y exigiendo compromisos y respuestas concretas, permitiría avanzar en la senda de una cierta normalización. La actitud inflexible adoptada por Junts funciona claramente como una pesada losa en el terreno institucional que, asimismo, proyecta sus efectos frente al electorado independentista, especialmente sensible a sus reivindicaciones emblemáticas. Ahora bien, sin ignorar la complejidad de las dinámicas internas del escenario independentista, hay que insistir en la idea de que trabajar activamente para lograr del Estado medidas que permitan mejorar la calidad de vida en Cataluña debe ocupar el primer lugar en la agenda de la Generalitat. Transmitir tal orden de prioridades a la ciudadanía, también”.

Jordi Pujol vol redimir-se

Entrevista de Josep CUNÍ a Jordi PUJOL a Ràdio Barcelona (1-07-22): “Em dol que em diguin corrupte. Ni jo, ni en general els meus fills, no hem prevaricat ni res d’això”  L’expresident de la Generalitat parla a l’Aquí Cuní: “No he cobrat ni una pesseta. No tot ha anat prou bé, ho admeto, però per la gran majoria de la meva família posaria la mà a al foc”

El cas Borràs i les seves conseqüències

Article de Josep Maria MARTÍ BLANCH a El Confidencial (1-07-22): El ‘momentum’ Laura Borràs: llegó su hora  No debería haber duda de que en pocos días Laura Borràs tendría que dejar de ser la segunda autoridad de Cataluña

Article de Francesc-Marc ÁLVARO a La Vanguardia (4-07-22): De sacrificis i de deixar llast  El cas Borràs evidenciarà que els 74 escons d’ERC, Junts i la CUP no són una majoria eficaç (…) “La gesticulació de Torra amb les pancartes no va enfortir Junts i va acabar sent un veritable llast, com reconeixien els seus dirigents en privat. Què passarà amb la gesticulació sacrificial de Borràs quan arribi l’hora de la veritat? Pot acabar sent també un llast per al partit que disputa a ERC l’hegemonia independentista? De moment, posarà en evidència que els 74 escons d’ERC, Junts i la CUP no són una majoria ni estable ni eficaç. En segon lloc, obligarà Turull a fer equilibris per no subordinar els interessos del partit a la sort judicial de la presidenta. I, en tercer lloc, qüestionarà el discurs més modulat (i pragmàtic) que els juntaires han d’emetre de cara a les municipals.
Per reblar el clau, el clima s’enrarirà encara més entre els tres partits independentistes,i l’episodi distraurà el Govern –poc o molt– en un moment que cal centrar-se en els efectes incerts de la crisi”.

Article d’Antoni PUIGVERD a La Vanguardia (6-07-22): Tripijocs o ‘lawfare’?  Des de Banca Catalana, interessos de país i conveniències es confonen (…) ” El lawfare , això és, la instrumentalització de la justícia per combatre els adversaris polítics, és la principal acusació general de l’independentisme a l’Estat. Veurem què opina el Tribunal Europeu de Drets Humans del judici als líders del procés. Però en el cas de Borràs estem parlant de gestió pública. Si realment l’independentisme està plantejant un torcebraç a l’Estat, ha de tenir clar que qualsevol error humà dels seus líders pesarà sobre la causa política. En aquest cas, els indicis de corrupció hi són. Amagar la corrupció (o els gravíssims errors de gestió) amb la senyera, ja ho va fer Jordi Pujol amb Banca Catalana. Potser allà començava la gran confusió entre interessos del país i conveniències personals.
És evident que la fragmentació de factures per concedir contractes de l’administració a amics o corruptors és un mal estès i poc investigat. Però això no excusa que la ILC de Borràs hi hagi caigut. També el cas dels fabulosos negocis de les mascaretes és molt estès, com s’ha vist a Madrid. Però els atacs que va rebre la presidenta Ayuso per causa del seu germà contrasten amb el silenci sicilià en el cas dels 20 milions per les vendes de mascaretes d’una empresa fantasmagòrica que va cobrar gràcies a una empenteta de Quim Torra. El president Aragonès va trivialitzar aquest escàndol. “Ho tornaríem a fer”, va dir, barrejant ideals i misèries d’una manera que ni la mateixa Ayuso podria superar”.

Article de Jordi MERCADER a Crónica Global (7-07-22): La caída de Borràs y la reconversión de Junts en CDC  (…) “La caída de Borràs se intuye inevitable, a menos que ERC vuelva sobre sus pasos. Y una vez Borràs sea condenada por corrupción, el resurgimiento de CDC con el nombre de Junts será cosa de coser y cantar. El secretario general Turull seguirá inhabilitado por una larga temporada, lo que obligará al partido a la bicefalia con el candidato a la presidencia de la Generalitat. Es pronto para saber el nombre del candidato, pero las apuestas están encabezadas por el conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró. El regreso al pasado se presenta como con toda claridad, incluidos sus claroscuros; su triunfo tendrá unas consecuencias en la política catalana y en los resultados electorales difíciles de precisar ahora mismo. Un Junts dominado por el viejo espíritu convergente (con todo lo que ello supone) pondrá en peligro la tendencia de ERC a ocupar el espacio del pragmatismo e incluso el PSC podría ver amenazado su caladero de votos del català assenyat que ha hallado refugio en los socialistas ante tanto desvarío de los suyos. Pero esto es avanzar demasiado, primero habrá que certificar la caída de Borràs, aspirante a liderar el puigdemontismo sin Puigdemont”.

D’un temps, d’un país … Els Estopa

Reportatge de Pau LUQUE al “Quadern” de El País (2-07-22): Estopa, Creu de Sant Jordi des de la perifèria de la perifèria   [12] Els germans David i José Manuel Muñoz són el grup català que més discos ha venut … El meu institut era Estopa, com molts instituts de la perifèria de la perifèria, com els de l’extraradi de Barcelona … En un concert el 2000, Estopa van ser uns demiürgs socials que, a diferència d’altres demiürgs, fugien de la solemnitat (…) “En la gran roda del capitalisme, les vides de la gent de barri són substituïbles. Només una sobredosi de teo¬ria i pedanteria, o de fanatisme provocat per la hiperideologització política, podria fer pensar que Estopa no en són conscients, d’això. El sistema polític i econòmic en vigor veu les vides d’aquestes persones com si totes fossin exactament la mateixa, i és aquesta la raó per la qual les considera intercanviables. Per a la gent que té la paella pel mànec, cada una de les vides de la perifèria de la perifèria no té res d’especial, tot són còpies humanes indistingibles, cromos de carn repetits. I Estopa, en lloc d’atacar frontalment aquesta despersonalització forçada, mira de salvar el que tenen en comú les persones de la perifèria de la perifèria: una forma de vida. I ho fa cantant. I cantant reconforten. I reconforten amb alegria.
Estopa sempre va tenir sentit del temps. A ‘La raja de tu falda’ canten “Era el verano del 97 y yo me moría por verte”. Tenint en compte que estava gravat el mateix any 1997, parlar de l’estiu del 1997 com si es tractés d’un passat remot i mític és una barreja de trapelleria i saviesa de barri. Però potser també és alguna cosa més. Aquell retrat oral —no és un retrat escrit, és un retrat oral i musicat— de la perifèria de la perifèria, aquell conjunt d’històries mundanes, seria capaç de transcendir, en el sentit que Estopa connectaria tant amb la generació anterior (recordi’s les seves col·laboracions amb Serrat o Sabina o, la millor de totes, amb Albert Pla cantant ‘Joaquín el necio’) com amb la generació posterior: C. Tangana i Alizzz —el músic i productor del mateix C. Tangana, que per cert és de Castelldefels, perifèria de la perifèria— han confessat en alguna ocasió que es moren de ganes de fer algun projecte junts amb Estopa i, de fet, fa uns mesos van aparèixer al concert d’El Madrileño al Sant Jordi.
Després d’aquella maqueta de 1997 han aparegut molts més discos d’Estopa. I ells han ampliat el radi de la perifèria de la perifèria: aquest any 2022, sense anar més lluny (però anant molt lluny), han tocat a Orlando i Miami, entre d’altres llocs. Estopa han incorporat colors i olors al seu públic, però segueixen sent i cantant històries de barri, perquè el barri, per més que alguns s’entestin a petrificar-lo, canvia de colors i olors però continua sent barri.
Confesso que cada vegada que escolto la maqueta —i l’escolto tot sovint— recordo d’on vinc. I quan un recorda d’on ve, automàticament passa a saber cap a on no vol anar, que sempre és més decisiu que tenir clar on es vol anar”.

BARCELONA

Entrevista a Josep ACEBILLO a L’Avenç nº 492 (juliol/agost 202): Josep Acebillo, urbanisme, canvi d’escala i complexitat  «En arribar a l’Ajuntament, vam substanciar una tesi que semblava agosarada, i és que realitzant molts projectes urbans d’escala reduïda podríem obtenir resultats semblants als que obtindríem fent pocs projectes de gran escala.»
«L’anomenada “acupuntura urbanística” va funcionar uns anys, però tenia uns límits: llavors ens vam adonar que calia una certa cirurgia. Era una qüestió d’escala i de complexitat més grans, d’infraestructures i no solament d’arquitectures. I llavors van arribar els Jocs Olímpics.»
«La ciutat, a més d’integradora en un context d’identitats diverses i de promotora d’igualtat d’oportunitats, ha de ser autònoma, quant a proveïment d’aigua, d’energia i de recursos alimentaris i socioeconòmics en general.»
«He qualificat l’Eixample, avui seriosament amenaçat, com a “districte neoterciari de Barcelona i Catalunya”, i si l’Eixample decau —i decaurà si no manté una estructura adequada de mobilitat—, tota l’estructura socioeconòmica de la ciutat se’n ressentirà.»
«L’Oriol Bohigas no va formar part de l’urbanisme municipal, ni durant el llarg període en el qual Maragall va ser l’alcalde, ni en el període de Joan Clos. Una cosa és reconèixer l’enorme lideratge que l’Oriol va tenir en la gestació del nou procés urbanístic de Barcelona i una altra consolidar un relat històric fictici.»
«La Maria Aurèlia Capmany se’m va endur a París, a veure teatre, perquè volia fer una cosa semblant al Mercat de les Flors. Quan vaig veure aquell Shakespeare, li vaig dir que no sabia d’on trauríem els diners, però que ho faríem!»

TEATRE

Article de Lluís PASQUAL a El País (4-07-22): Peter Brook, el gran árbol del teatro del mundo  Fruto de las mejores poéticas de la escena, guardián del fuego, el creador hizo su lugar el mundo y su espectador el ser humano (…) “Y ya que he hablado de llama y de fuego, quiero acabar con una preciosa historia oriental que me contó en una de las mesas del humilde restaurante del teatro de Les Bouffes du Nord, su refugio parisino, mesas que compartían actores y espectadores, antes o después de una función: En un monasterio hindú, perdido en mitad de la maleza, vivían unos monjes, entre ellos uno del que nadie conocía su voz. No se la había oído nunca hablar, y todos le atribuían la más profunda sabiduría y el mayor conocimiento. Cuando estaba a las puertas de la muerte, los demás monjes le pidieron que hablara para poder conocer esa verdad que nunca había pronunciado. El anciano monje pronunció sólo una palabra: “Fuego”. Y en ese momento el monasterio ardió. Ese ha sido siempre, para mí, el teatro de Peter Brook”.

Entrevista a Lluís PASQUAL a La Vanguardia (3-07-22): “Barcelona es va convertir en un lloc inhabitable per a mi”  El director català va rebre el dijous el gran premi del Festival Internacional de Teatre Clàssic d’Almagro … La sortida del Lliure: “Me’n vaig anar a Madrid però podia haver estat una altra ciutat; continuo sent molt franctirador i solitari”

PENSAMENT

Article de Daniel CAPÓ a The Objective (5-07-22): Los siete principios del liderazgo  «Un líder ordena y ejecuta, pero también sirve y respeta el conocimiento ajeno; se rodea bien y sabe rectificar» (…) 1.- El liderazgo es servicio, no autoritarismo ni capricho. Su objetivo consiste en servir a un país y a sus ciudadanos, por lo cual la humildad debería ser la primera virtud del político.
2.- El liderazgo empieza cuando asumimos nuestra responsabilidad. «Los líderes –escribe Sacks– no se quejan, no culpan a los demás por sus fracasos y no esperan a que algún otro solucione los problemas. Los líderes actúan y asumen su responsabilidad».
3.- El liderazgo se basa en una visión de futuro que proporciona una dignidad moral a nuestros esfuerzos. «En la Biblia –leemos en Lecciones sobre liderazgo–, sólo la gente mala persigue el poder por sí mismo. Los buenos evitan esta tentación».
4.- La forma más depurada de liderazgo es la enseñanza. Enseñar significa guiar y dar ejemplo, pues nada resulta más educativo que la ejemplaridad. Un gobierno prudente transmite prudencia. Un gobierno meritocrático cultiva la meritocracia social. Un gobierno que ama la cultura eleva a sus ciudadanos con buenas bibliotecas, escuelas y museos. Pero cabe hacer otra lectura de este principio que nos remite a la cualidad del dirigente y a su necesidad de seguir estudiando. No hay gran estadista que, a su vez, no sea un hombre culto que medita en los libros el sentido de los tiempos. Es lo opuesto al líder que se guía sólo por la demoscopia o por una serie de papers, más o menos académicos. Cánovas del Castillo, Gladstone, Disraeli, Jefferson, Lincoln, Azaña o Churchill vivían entre libros. No es casual.
5.- Un líder debe confiar en su pueblo. Al igual que un padre confía en sus hijos cueste lo que cueste y pese a quien pese, al igual que el anciano padre de la parábola esperaba con paciencia el retorno del hijo pródigo, también el verdadero gobernante sabe que su pueblo siempre es capaz de mucho más. El miedo, la inseguridad o la desconfianza no construyen nada perdurable.
6.- Un líder necesita un determinado sentido del ritmo. Ni demasiado rápido ni demasiado lento. Aconseja el rabino Sacks: «Saber liderar requiere un equilibrio delicado entre la impaciencia y la paciencia. Si vas demasiado rápido en tus reformas, la sociedad se resistirá. Y si vas demasiado lento, la ciudadanía caerá fácilmente en la complacencia».
7.- Todos estamos destinados a liderar. Según nuestro autor, la principal verdad del pueblo judío es sentirse llamado a ser una nación de líderes. Lo cual, traducido a términos universales, significa sencillamente que todos nosotros estamos también llamados a dejarnos guiar por estos seis principios: paciencia, confianza, cultura, visión, responsabilidad y servicio. A los que yo añadiría, el coraje, el valor y la esperanza”.

Entrevista a Daniel INNERARITY a El País (5-07-22): “Es inadecuado pensar que controlamos a los gobernantes” “Los algoritmos son conservadores y nuestra libertad depende de que nos dejen ser imprevisibles” … “Debemos pensar qué cosas hacemos los humanos bien y qué cosas hacen bien las máquinas, y diseñar ecosistemas que saquen los mejores rendimientos de ambos” … “El concepto propiedad es inadecuado para referirse a los datos, que son un bien común” … “Detrás de procesos aparentemente automatizados hay personas interviniendo sin que lo sepamos” … “En esa transición laboral es posible que vayamos a tener un nuevo tipo de conflictos sociales” … Si el algoritmo no contempla un escenario abierto, no permitirá la innovación y nos robará el futuro … El filósofo pone en marcha una nueva cátedra de Inteligencia Artificial y Democracia para diseñar “un diálogo en el que humanos y máquinas negocien escenarios aceptables” para aprovechar lo mejor de ambos mundos

Article d’Andreu JAUME a The Objective (3-07-22): A vueltas con la banalidad del mal  Hannah Arendt evidenció algo que sigue siendo insoportable: la misma cultura que había conseguido definir el imperativo categórico había permitido la fabricación de cadáveres … Arendt intensificó su interés por la cuestión del juicio, de la interior ley kantiana amparada tan sólo por el enigma estelar … También Hannah Arendt, en Eichmann en Jerusalén, se había preguntado acerca del misterio de dos jóvenes campesinos húngaros que se negaron a colaborar con los nazis y fueron ejecutados (…) “Más allá, en fin, de la superficialidad publicitaria y periodística, la obra de Hannah Arendt en su conjunto seguirá siendo una guía imprescindible para tratar de entender qué le ha ocurrido al hombre en la modernidad. Sus preguntas nos acompañan junto a las de otros autores que empezaron a observar lo mismo. Elias Canetti, por ejemplo, sondeó la aparición de una nueva forma de relación con la muerte. Los montones de cadáveres, dijo, habían sido un espectáculo antiguo, pero los «musulmanes» –los espectros vivientes de los campos de concentración– constituían una nueva e insoportable visión. Antes Thomas Mann, en Doktor Faustus (1947), había rastreado el origen acústico del nuevo mal. El compositor Adrian Leverkühn vende su alma al diablo a cambio de renunciar a todo lo terrenal y celestial. Y ya Kafka había anunciado que una nueva vergüenza se apoderaría de la humanidad, cuando Josef K. es asesinado mientras grita «wie ein Hund!», «¡como un perro!», la beastly death de Joyce. Se entiende muy bien que Giorgio Agamben, el filósofo que con mayor ambición, rigor y competencia ha estudiado estos asuntos (véase sobre todo Lo que queda de Auschwitz (2000), tercer volumen de Homo sacer) haya calificado Eichmann en Jerusalén como «el libro más valiente y desmitificador sobre el problema del mal».

Article de Branko MILANOVIC a Letras Libres (6-07-22): Marx y Keynes  Marx era un historiador que creía que la economía da forma a la historia; Keynes, el más inteligente asesor del poder. ‘El Capital’ es la Biblia del capitalismo; la ‘Teoría General’ es ‘El Príncipe’ para la gestión económica del capitalismo (…) “Permítanme ilustrar la diferencia entre el largo plazo de Marx y el corto plazo de Keynes en dos conceptos en los que nuestros autores parecen hablar de lo mismo: “los espíritus animales” y “el ejército de reserva del trabajo”. “Los espíritus animales” fue, como es sabido, la idea que Keynes introdujo para explicar las decisiones de inversión de los capitalistas; estos no se guían la mayoría de las veces por el cálculo exacto de las ganancias y pérdidas esperadas, sino que actúan según su instinto (“espíritu animal”), y si, por la razón que sea, ese instinto cambia, la economía puede experimentar expansiones o contracciones repentinas de la demanda. Joan Robinson menciona cómo este incentivo ampliamente irracional (en sentido estricto) para invertir es similar al punto de vista de Marx, según el cual los capitalistas qua capitalistas siempre se esfuerzan no solo por conseguir el máximo beneficio sino también por reinvertirlo. Para Marx, solo se convierten en capitalistas cuando no consumen el beneficio sino que lo reinvierten. La acumulación es (para usar otra famosa cita) “Moisés y todos los profetas”. En ambos casos vemos que el incentivo para invertir viene dado desde fuera de la economía propiamente dicha: a través de repentinos estallidos de optimismo o pesimismo, o por la definición de lo que podemos llamar “el espíritu capitalista”. Pero en el caso de Keynes, el concepto se utiliza para explicar las fluctuaciones a corto plazo; en Marx, es el rasgo definitorio de toda la clase, y por lo tanto obviamente a largo plazo.
O tomemos el “ejército de reserva del trabajo”, que se contrae y se expande a medida que la actividad económica aumenta y disminuye. Es muy similar al desempleo cíclico que juega un papel tan importante en Keynes (en realidad, se podría decir que motiva todo el libro). Pero el “ejército de reserva” de Marx es una característica siempre presente, y por tanto a largo plazo, del capitalismo. Los capitalistas lo necesitan para disciplinar el trabajo, y si, en algunos períodos, el ejército de reserva se reduce, disminuyendo así el poder relativo de la clase capitalista, inmediatamente se ponen en marcha fuerzas que lo devolverán a la vida: las inversiones que ahorran trabajo. En Marx, el ejército de reserva nunca puede desaparecer. En cambio, en Keynes, el desempleo cíclico debe reducirse idealmente a cero. Es algo que el capitalismo, gestionado con criterio, puede eliminar. De nuevo, los horizontes son diferentes: para Marx, es la característica estructural a largo plazo, para Keynes, es la interacción a corto plazo entre las variables económicas clave” (…)

Article de Raimon OBIOLS a L’Hora de Nou Cicle (5-07-22): Deures d’estiu 2 (Víctimes, màrtirs equivocats, menjar fulles)  “No m’agraden els que es fan passar per víctimes. Vinc d’una època on queixar-se estava mal vist. Es lluitava sense exhibicionisme ni lamentacions. He conegut gent (Miguel Núñez, Ramon Rubial i tants altres) que van patir tortures, pallisses i anys de presó sense queixar-se, sense parlar d’ells mateixos; sempre amb un somriure, com si no hagués passat res. Ara es multipliquen els exemples contraris: la queixa i la victimització són un element dominant de l’actual narcisisme mediàtic. Es multipliquen els selfies victimistes. O víctima o res. El “pateixo, per tant tinc raó” substitueix el “cogito ergo sum”.
Màrtirs equivocats
Encara m’agraden menys els que es fan passar per màrtirs. Els victimistes i els falsos màrtirs no sols no mostren cap respecte per les víctimes i els màrtirs de debò; els traeixen en la mesura que se n’aprofiten.
Les víctimes veritables, per desgràcia, abunden. El món n’és ple. De màrtirs n’hi ha menys, però n’hi ha. Ara bé: el fet de ser-ho no implica forçosament tenir raó (ve al cap el comentari de Nietzsche: “El to amb què un màrtir proclama allò que considera veritable ja expressa un nivell tan baix de probitat intel·lectual, una incomprensió tan obtusa de la qüestió “veritat”, que no cal refutar mai un màrtir»).
Hi ha molts màrtirs que son màrtirs equivocats. El principal problema no es planteja quan no tenen raó, sinó quan estan disposats al sacrifici propi i al dels altres, per innocents que siguin; quan esdevenen botxins (les Torres Bessones, el Bataclan, Charlie Hebdo, la Rambla de Barcelona, i un llarg i tràgic etcètera)” (…)

Article de Dominique SCHNAPPER a Telos /1-07-22): Éloge du compromis   [13] “La démocratie est un régime fragile dans lequel on contrôle la violence des passions humaines par des échanges de mots et par des négociations entre des personnes dont aucune ne peut imposer sa seule conception et sa seule volonté sans tenir compte de celles des autres. Mais le compromis entre des propositions différentes traduit aussi la complexité des réalités humaines, la légitime diversité des points de vue sur la vie en commun, l’impossibilité de prévoir les événements et les conséquences imprévues des décisions qu’adoptent les gouvernants” (…) “La radicalité exerce une fascination indiscutable. Elle est romantique et nous sommes tous plus ou moins romantiques. Rien ne sidère autant qu’une proposition radicale, l’extrémisme impressionne et suscite l’adhésion plus que la modération et la prise en compte du réel avec ses ambiguïtés, ses complexités, ses hésitations, ses résistances. Dans le débat qui a secoué le monde des socialismes, entre les révolutionnaires et les réformistes, les gardiens de la « vieille maison », pour reprendre l’expressions de Léon Blum en 1920 au moment de l’éclatement de la CGT et du schisme entre socialistes et communistes, apparaissaient comme des pisse-froids, des peureux, des réalistes incapables de penser le monde nouveau, de l’imaginer, de lui donner un sens, de l’enchanter. Il est vrai que l’être humain a besoin de donner un sens à son existence qui dépasse son quotidien. La réalité, comme la rationalité, sont volontiers déconsidérées, condamnées comme « froides », sinon « glaciales ».
Or, l’art et la capacité de gouverner démocratiquement peut être défini comme l’art et capacité de négocier et de trouver des compromis acceptables, c’est-à-dire qui sont acceptés – c’est la définition même de la légitimité politique. Ce ne sont pas nécessairement les meilleurs pour les idéalistes, mais ce sont ceux qui établissent la paix sociale parce que personne ne se sent non-considéré, non reconnu. Respecter la dignité de chacun est une contrainte de l’ordre démocratique.
On ne peut s’en tenir à une idéologie si l’on définit par là l’affirmation passionnelle, portée par des messages simplifiés, saturés par la certitude de détenir la vérité et d’agir au nom du Vrai, du Juste et du Bon – ce qui implique de ne pas entendre l’autre, renvoyé sans appel et sans discussion à l’erreur, à l’injustice et au mal. Refuser la contradiction et le débat, au nom du Bien absolu est dangereux, c’est « corrompre » l’esprit démocratique au sens que Montesquieu donne de la corruption des régimes.
Le compromis désigne, par un terme connoté de manière péjorative, l’échange noble qui depuis Athènes se nomme la « délibération », notion qui a récemment repris de la fraîcheur par la conception du « débat rationnel » dans l’espace public par Habermas. Les pourparlers doivent remplacer la violence pour arriver à un accord. Les joutes médiatiques et les formules à l’emporte-pièce qui marquent ce qu’on appelle encore des « débats politiques » n’en constituent trop souvent que des formes dégradées.
L’espace public, c’est le lieu où s’élabore la décision collective par les échanges d’un débat rationnel. Le compromis, ou la délibération, ou la conversation, implique d’écouter et d’entendre les arguments de l’autre et de leur faire une place à condition qu’ils ne remettent pas en question les principes essentiels qui fondent l’ordre démocratique, la liberté et l’égalité de tous les citoyens, donc de leur dignité. La politique démocratique, c’est l’art de la délibération, donc du compromis.
ll ne faut pas en conclure pour autant que tout est possible ni que tout se vaut, il ne faut pas céder au relativisme absolu qui menace l’esprit démocratique et débouche sur le nihilisme. Les compromis doivent aussi connaître leurs limites. Ils ne doivent pas céder devant les principes fondateurs de l’ordre démocratique”-

Article de Coradino VEGA a “Babelia” de El País (6-07-22): Max Aub, el escritor español que mejor contó la experiencia de la guerra y los refugiados  Se cumplen 50 años de la muerte del autor de ‘Morir por cerrar los ojos’ y ‘Diario de Djelfa’, que optó por no inventar en su obra sino por dar testimonio del exilio y la dimensión internacional que tuvo la guerra civil española … Debido a su lugar de nacimiento y la ciudadanía de su madre, que era además de origen judío, Aub podría haber optado por el pasaporte francés, pero prefirió conservar el español hasta su muerte

Entrevista a Leon WIESELTIER a Letras Libres (14-06-22):  “La identidad es el principio, pero no es nunca suficiente, y no puede ser el fin”   [14] Es un intelectual influyente y a menudo polémico, y un escritor singular, perspicaz y profundo. Ahora dirige la revista ‘Liberties’. En esta entrevista habla del trabajo del editor, de sus orígenes y de su cancelación, y de sus ideas sobre la cultura y el liberalismo (…) ” La política de la identidad es un error y se practica más entre los progresistas. Una de las diferencias centrales entre liberales y progresistas es que en cuestiones de derechos y libertades civiles, y ahora hablo de la situación en Estados Unidos, los progresistas preferían basar esos derechos en la política de la identidad, en celebraciones de la diferencia o celebraciones de identidades particulares. Los liberales prefieren basar los derechos y libertades civiles en principios universales que obviamente respetan las diferencias. Pero consideran que las similitudes entre los diferentes son el cimiento de la justicia, la tolerancia y la equidad, y se preocupan si les parece que subrayas demasiado las diferencias. No hay duda de que la celebración de la diferencia es una de las actividades primarias del fascismo. Así que los liberales y los izquierdistas, o si prefieres los progresistas, tienen enfoques distintos de la política de la identidad, y desde mi punto de vista, aunque es honorable respetar la identidad propia y cumplirla, no es el logro más alto que puede alcanzar un ser humano. En cierto momento debes hacer que tu propia tradición sea extraña para ti. Y uno debe entrar en el mundo más amplio. Cuando lo hace, lleva consigo su tradición. No estoy a favor de los casos más drásticos y no respeto a la gente que no es otra cosa que sus raíces. Los seres humanos no somos plantas. Y si somos plantas, somos más que raíces. Las plantas tienen ramas y flores y hojas. La identidad es el principio, pero no es nunca suficiente, y no puede ser el fin” (…) “Lo que tenemos es una lucha para las generaciones venideras, en la política y en la cultura. Me preocupa más la lucha cultural que la política. Porque políticamente puedes elegir a otro presidente. Biden fue elegido: un milagro, pero lo elegimos. Pero no hay elecciones para la cultura y no puedes legislar la cultura. No hay un tribunal supremo para la cultura que te diga qué debes hacer. La lucha política es contra la derecha etnonacionalista, la lucha cultural es contra la izquierda progresista. Uno debe estar en ambas a la vez. Algunos te dirán que precisamente porque tienes la amenaza política de la derecha no puedes luchar con la izquierda. Pero eso es lo de estar a la vez contra McCarthy y contra Stalin. Uno debe luchar ambas batallas a la vez. No mucha gente lo hace en este país. Tienden a elegir una batalla, la que les parece más importante. Así, para algunos lo woke es el mayor peligro que afronta la república, y escriben cosas extrañamente comprensivas con políticos xenófobos, etnonacionalistas y supremacistas blancos. Y otros que creen que el peligro es el fascismo están dispuestos a tolerar toda suerte de supresiones a la libertad de expresión. Pero nunca hay un solo peligro. Ojalá fuera así de fácil. Es lo de los paquetes ideológicos, que postulan que hay un solo paquete y una solución y que todo encaja. Esa visión consistente y omniabarcadora es la visión más iliberal que podemos imaginar”.

LLIBRES

 Anthony BEEVOR. Rusia. Revolución y guerra civil (1917-1921). Crítica. Barcelona. 2022.  Entrevista de Guillermo ALTARES a Anthony BEEVOR a El País (3-07-22): “La guerra de Ucrania puede desatar una catástrofe global”… El investigador publica su nuevo libro, ‘Rusia. Revolución y guerra civil’. “El terror y la crueldad son elementos esenciales como arma de guerra”, sostiene en una entrevista

Patricia CIFRE-WIBROW. Giro cultural de la memoria. La Guerra Civil a través de sus patrones narrativos. Peter Lang. Berlin, 2021. Ressenya de Severiano DELGADO CRUZ a Conversación sobre la Historia (6-07-22): Giro cultural de la memoria. La Guerra Civil a través de sus patrones narrativos.

Jordi IBÁÑEZ FANÉS. Infern, Purgatori, Paradís. Tusquets. Barcelona, 2022. Entrevista a Jordi IBÁÑEZ a El Triangle (3-07-22): “Tinc una relació neuròtica amb el periodisme”

Nuccio ORDINE. Tres coronas para un rey. Acantilado. Barcelona, 2022. Article de Xavier AYÉN a La Vanguardia (5-07-22): “La guerra lo destruye todo”…  Nuccio Ordine analiza las recetas pacifistas de Enrique III de Francia … “El diálogo entre fanáticos y moderados de un mismo bando no es posible, pero entre moderados rivales sí”

Diego SÁNCHEZ ANCOCHEA. El coste de la desigualdad. Lecciones y advertencias de América Latina para el mundo. Ariel. Barcelona, 2022. Entrevista a Diego SÁNCHEZ ANCOECHEA a El Confidencial (6-07-22): El círculo vicioso que va a convertir España en una nación de Latinoamérica…  Catedrático de Oxford y experto en América Latina, está convencido de que, si no cambiamos de rumbo, nuestros hijos vivirán en sociedades muy parecidas a las que él lleva años estudiando

León ZANATTA. Fidel Castro. El último “rey católico”. Edhasa. Barcelona, 2021. Ressenya de Jordi CANAL a Letras Libres (1-07-22): Fidel, el redentor titánico… Lo que ha sucedido en Cuba después de Fidel es inseparable de los relatos forjados a lo largo de las décadas. Una nueva biografía del dictador y una investigación sobre la violencia estatal en la isla permiten profundizar en un país que necesita recuperar la memoria.